Traductor :

martes, 31 de enero de 2012

Si has podido...

superar muchas pruebas muy fuertes: pérdidas,  rupturas, crisis de todas, malos gobiernos... con un cigarrillo encendido... 

Entonces:

¡Seguramente puedes dejarlo! 

Pues, el cigarrillo es tan insignificante, a comparación de todo eso. 



Te engancharon asociándolo con: belleza, dominio, liberalidad, sensualidad, inteligencia ¡Realización! 

Con imágenes de la gente linda, como Carolina: 



 Záfate, ¡es más fácil de lo que crees!

Lucha por evitar la enfermedad, pues te sentirás muy culpable y arrepentido de tu irresponsabilidad. 

Nadie está exento, pero fumando es más probable.


¡Sólo tienes que apagarlo ya!

                  
¡Sí puedes!

Y sin comprar productos, ¡no dejes que sigan enriqueciéndose a costa tuya! 

Yo pude, ¡tú puedes!... Porque:

¡Tenemos voluntad! 



Esto es mejor

¡Sin adicciones... Libre!

domingo, 29 de enero de 2012

Yo soy prole...


Yo soy prole, y no votaré por Enrique Peña Nieto, para presidente de México. 

Soy firme, digna, pulcra, elegante, discreta y cortésmente, integrante del pueblo. 

Merezco respeto y mejores condiciones de vida... ¿Y tú?

jueves, 26 de enero de 2012

Fusión, Juana de Ibarbourou



Mi alma en torno a tu alma se ha hecho
un nudo apretado y sombrío.

Cada vuelta del lazo sobre humano
se hace raíz, para afianzarse hondo,
y es un abrazo inacabable y largo
que ni la muerte romperá ¿No sientes
cómo me nutro de tu misma sombra?

Mi raíz se ha trenzado a tus raíces
y cuando quieras desatar el nudo,
sentirás que te duele en carne viva
y que en mi herida brota sangre tuya.

Y con tus manos curarás la llaga
¡y ceñirás más apretado el nudo!

Su nombre: Juana Fernández Morales, a quien dieron el título de "Juana de América", Juan Zorrila de San Martín y Alfonso Reyes entre otras personalidades de la literatura. Gran poetisa uruguaya (1892-1979), Ibarbourou por su marido.

* Imposible pensar en una de estas cuatro poetisas, sin relacionar a las demás, que sin duda se influenciaron muy fuertemente entre sí: Sor Juana Inés de la Cruz, Alfonsina Storni, Gabriela Mistral y Juana de Ibarbourou. Por esa razón, hice la secuencia y no precisamente con sus versos más famosos, sino en los que creí más sentidos.

martes, 24 de enero de 2012

Yo no tengo soledad, Gabriela Mistral


Es la noche desamparo
de las sierras hasta el mar.
Pero yo, la que te mece,
¡yo no tengo soledad!

Es el cielo desamparo
si la luna cae al mar.
Pero yo, la que te estrecha,
¡yo no tengo soledad!

Es el mundo desamparo
y la carne triste va.
Pero yo, la que te oprime,
¡yo no tengo soledad!

* Lucila de María del Perpetuo Socorro Godoy Alcalaya, mejor conocida como Gabriela Mistral (1889-1957), chilena, trasciende su amor casi místico a la humanidad y en especial a los niños, a la madre y a la tierra americana y sus paisajes que tan bien cantó en sus "Rondas" maravillosas.

sábado, 21 de enero de 2012

Si dejas de fumar, te sentirás:

Muy triste, desnudo, molesto, nervioso, solo, tembloroso, angustiado, desolado, sediento, hambriento, somnoliento… sin energía ni para abrir los ojos por la mañana, irritable, sofocado con el menor esfuerzo físico, incomprendido, vulnerable, débil… Te sentirás, en una sola palabra  ¡enfermo!

Todas esas sensaciones allí están, pero las has encubierto o disfrazado ¡encendiendo cigarrillos! desde que te sentaste en la antesala de tu muerte, por la que hasta pagas una cuota de dinero diaria,  provocándote enfermedad, aunque las sustancias excitantes del tabaco, inhiban esos  síntomas.

¡Es muy fácil dejar de fumar! Enciende tu último y mientras se va consumiendo, dile: “Tú no me vas a lanzar al abismo, eres demasiado pequeño como para dominarme, controlarme y destruirme”. Y cuando lo apagues, con toda suficiencia: “Soy mucho más fuerte que tú, hoy te desaparezco de mi vida, no permitiré que nada ni nadie, me ordene hacerme daño”

Al fumar… creemos que no seremos capaces de hacer nada sin ese enemiguillo oloroso y traidor entre los dedos, o entre los labios, al que hemos disfrazado de amigo, para auto engañarnos.  También creemos que con ese enemiguillo insignificante, somos los súper invencibles. ¿Por qué no mejor considerarnos simplemente NORMALES? ¡No necesitamos ser los súper nada! Tan solo con eso, ya restamos bastante carga a nuestra competitividad enfermiza.

Los primeros 2-8 días, no serán precisamente placenteros. Sentirás todo eso que describo o algo más, pues a cada quien le afecta de manera diferente, debido a muchos factores. Pero de que afecta no hay duda. No es verdad que te sientes de maravilla de inmediato. ¡No! Para nada es verdad. 

Transcurren muchos días, semanas, meses, en que hay que soportar una serie de síntomas bastante desagradables, por el proceso de desintoxicación... ¿Qué mejor evidencia de que se estaba intoxicado? 

Pues venden con el tabaco, una gran cantidad de sustancias agregadas con tal de crearnos una adicción casi imposible de afrontar. Tal vez si fuera solo tabaco, no sería tan nocivo, lamentablemente no es puro. 

No seas marioneta de los productores de cigarrillos. Ni tampoco de los laboratorios e intermediarios que ahora están rellenándose los bolsillos con los chicles y parches y cualquier tipo de estupidez que no sirven más que tú voluntad y tú decisión. 

Libérate, sé solo tú quien mande en tu organismo y tu ser: íntegro, total, absoluto; en tu pensar, sentir, respirar, vivir, convivir y gozar. 

Goza de la libertad de no tener adicciones ¡No seas marioneta de nadie!… Es algo que debes hacer solito o solita, de tajo, de último cigarrillo, nada de plazos, ni paliativos, ni del "poco a poco"...Cuando estamos atrapados en esa “costumbre” o adicción, somos capaces de justificarnos de cualquier forma, hasta con argumentos científicos, con tal de seguir atrapados aspirando el veneno engañoso. 

¡No te morirás, ni te arrepentirás por decidirte a apagar tu último cigarrillo ahora mismo! Sin embargo ¡ES TÚ DECISIÓN! y solo tú decides como vivir.

* Hace 7 meses dejé de fumar. Es la mejor decisión que he tomado en mi vida. ¡Gracias Jabo, Chus, Fernando, José Vicente, Mariluz, Susana Terrados, Hada Saltarina, Ibso y todos quienes me alentaron! Cada uno sabe la parte que le corresponde de mi agradecimiento infinito.


Si en realidad quieres dejar de fumar, lee esta entrada para lograr la fuerza que requieres

viernes, 20 de enero de 2012

Rebeldía, Alfonsina Storni

 

Amo todas las auroras y odio todos los crepúsculos.

¡Qué hermosas las sendas
que no tienen fin!...
¡Qué hermosos los días
que no tienen noche!
¡Qué hermosas las cosas 
que nunca se hicieron!...

Las columnas truncas,
los vasos trizados,
las líneas no rectas...
¡Lo que no se rige
por orden expreso!...

Ir como las barcas
que no tienen remos...
¡Ir como las aves 
que no tienen nido!
¡Ser algún capullo que no se adivina!
¡Poder algún día
quebrar con la marcha
de las cosas hechas!

¡Detener la tierra!

Dos y dos son cuatro...
¿Y eso quién lo sabe?
Y... ¿si se me ocurre 
que uno no es uno?

Original, feminista y muy osada (1892-1938) Musa de Alfonsina y el mar. Su biografía

martes, 17 de enero de 2012

No es olvido. Sor Juana Inés de la Cruz

imagenesfaleroni


Dices que yo te olvido, Celio, y mientes,
en decir que me acuerdo de olvidarte,
pues no hay en mi memoria alguna parte
en que, aun como olvido, te presentes.

Mis pensamientos son tan diferentes
y en todo tan ajenos de tratarte,
que ni saben ni pueden olvidarte,
ni si te olvidan saben si lo sientes.

Si tu fueras capaz de ser querido, 
fueras capaz de olvido, y ya era gloria
al menos la potencia de haber sido.

Más tan lejos estás de esa victoria,
que aqueste no acordarme no es olvido
sino una negación de la memoria.  


* Fragmento XV de "Sonetos". 

O lo que es lo mismo:
¿Quién eres... acaso te conocí? Única con ese prodigioso talento y rebeldía (Nov1651-Abr1695) "La Décima Musa" o "El Fénix de América". Su biografía

viernes, 13 de enero de 2012

Tristezas por flores

Llorando estaba por una decepción, en un rincón alejado del patio, de la casona, misma en  donde habían vivido varias generaciones de su familia. 

Las lágrimas, provocaron que no calculara un relieve del adoquín, y casi se cae, cuando iba a  sentarse. Al trastabillar golpeó el equipal, y se desprendieron dos tachuelas,  que sujetaban el  cuero del asiento en el redondel. 

Al tratar de clavarlas con el tacón de uno de sus zapatos, notó que había algo dentro. Era un cuaderno de la abuela con recetas misceláneas, que con una caligrafía muy estilizada decía en la hoja central:

“Tristezas por flores”

Cuando haya tristeza, siembra una semilla, que cuidarás con esmero, a la que pedirás razones suficientes para olvidar y perdonar.  Al ver la flor naciente, su belleza borrará todo vestigio de malestar. 

La sola idea le animó mucho y más tratándose de una pertenencia tan íntima de su abuela. 

Sembró una semilla de geranio, en la primera maceta que encontró abandonada y en pocos días vio brotar la primera flor de un naranja muy intenso. Pero se veía muy sola. Así que fue consiguiendo semillas, hasta que llenó aquel jardín con macetitas con gardenias, margaritas, girasoles, hortensias, jazmines, nardos, rosas, claves… Cada flor le invitaba con su color y aroma a sembrar otra y otra y otra. 

Comprendió el amor que desconocía de la abuela hacia las flores, a quien no alcanzó a conocer en persona, y encontró motivos muy bellos para sonreír, aún en los malos momentos. Hizo en el patio, la morada de la felicidad multicolor y aromática, que cuidaba con la alegría de su convivencia simbólica con la abuela, cada vez que requería dosis de equilibrio. 

Cuando estaba sola la casa, las macetas jugaban mucho, en su ejercicio por catalizar las emociones negativas recibidas. Trepaban al techo para platicar, cantar, corretear o simplemente tenderse y dormir mientras se  asoleaban para mantenerse esplendorosas... Así fue como estaban un día al regresar antes de la hora habitual. En fila, muy derechitas, pero tan nerviosas tratando de disimular y sin poder aguantar sus risas.


martes, 10 de enero de 2012

Paisajitos rosas


Un payaso advenedizo, sin título legal ni jurídico para tal acción, se proclamó emperador de uno de los lugares más curiosos de un país excesivamente rico, en donde por cientos de años se habían admitido personajes como él; aunque un poco menos ignorantes, crueles y tiranos.

El rey del mundo, se alegró, los acaudalados se alegraron, los emperadores de veintitantas regiones se alegraron, los maleantes se alegraron, los ignaros se alegraron, los menesterosos se alegraron.

Las últimas dos fracciones en poquitos meses lo odiaron, pero unos sumisos y otros ladinos, en las constantes ceremonias, le seguían alabando y rindiendo pleitesía, ante los invitados especiales de las otras comarcas, en que se ostentaban todos los  lujos imaginables.

El emperador y sus amigos, los demás emperadores, urdían la manera de reinstalar el poderío total de la monarquía infinita, que había sido abolida recientemente, después de intensas lides. Periodo en que se llevó a cabo la mayor excentricidad registrada: Pintar de color rojo todos los lugares más curiosos; rojo bermejo, carmesí, bermellón, grana, fucsia, tinto, hematíe...

Aquel lugar curioso, antes mayormente gris y café, árido, industrial y productivo, empezó a sobresalir en los buenos escaparates, por sus árboles, edificios, casas, calles y ríos en las calles… en fin: personas, animales y cosas rojos.  Rojo por allá, rojo por más acullá, rojo por todas partes. Un rojo que de tan brillante y permanente, empezó a calar:  los ojos,  la mente, el corazón, el ser completo.

Se supo hasta en las legiones más distantes.  De boca en boca, también llegaban de esas otras tierras, a llevarse testimonios y fotografías de ese lugar tan irreal y exótico, para mostrarlo a quienes no pudieran dar crédito a algo así. Creyeron que tal irrealidad no debía mantenerse. De inmediato se enteraron en el mundo y hasta en otras galaxias.

El emperador exuberante, ordenó pronto la realización de saraos, festines y comilonas, con mensajeros, representantes y todo tipo de personalidades destacadas e influyentes, nacionales, extranjeras y extraterrestres, para  hacer recorridos por todo su señorío y repartir preciados obsequios o firmar jugosos contratos de compra venta, de reventa, de import-export, con finura y condescendencia, que todos recibían con gran emoción y beneplácito.

Conforme repartía los tesoros, de aquél sitio curioso, los árboles, las calles, los perros, los gatos, la gente nativa, las palabras, se fueron decolorando y perdiendo su rojo brillante.  Mientras los visitantes acariciaban sus obsequios, absolutamente todo iba surgiendo a su paso de un color rosa sutil y delicado.

El café y el gris, quedaron de fondo para siempre, algo más desoladores. El rojo nadie lo recuerda, nadie lo vio, nadie lo olió, nadie lo temió.  El lugar curioso y ya famoso por tan curioso… curiosamente luce desde el mismo momento de la orden: "¡solo paisajitos rosas!". Rosa tenue, rosa calmo, rosa silencio, rosa soledad, rosa: ficción, imposición y alienación.

El payaso ahora es reconocido como mago adorado, cargo que perfeccionará a tope, para sentarse juntito al emperador máximo, también color de rosa, ante las bocas abiertas y rosas de todos los lacayos y súbditos, estupefactamente rosas. 

Me asomo a la ventana para disipar mi preocupación, por ver mis manos, que se me han ido coloreando de rosa mientras termino este cuentito y veo pasar a esta niña, rumbo al destino comprado.  Voy por acetona o lo que sea necesario, antes de que el espejo me grite: ¡Rosa, rosa, tú también estás bien rosa! No quiero escucharlo con su tono burlón de los últimos días.
 
Imagenes Faleroni

* Espero no haberlos agobiado con tanta inocencia de mi cuento infantil y rosa de hoy. Es cuento. Te prometí un cuento rosa, Mariluz.

sábado, 7 de enero de 2012

Estaba pequeña



La primera vez que se inconformó, era pequeña. Su maestro le dijo, ¡dígamelo por escrito, lo firma y le creo! Rápido tomó su cuaderno y escribió dos cuartillas, en lo que transcurría la clase. Dejó su inconformidad sobre el escritorio y salió al recreo. 

Cuando regresaban, el maestro le dijo, la esperan en la dirección. Fue a la dirección algo nerviosa. La directora tenía en sus manos el escrito. -¿Así que usted está inconforme? dígame lo que usted haría para que las cosas funcionaran mejor, por escrito y me lo firma, para creerle. Lo hizo. Las cosas mejoraron radicalmente.

Después, peleó con su hermano. Se sintió triste, al verla llorar su madre le dijo: Dile lo que sientes por escrito y verás lo que pasa... Lo firmas. Rápido lo hizo y en cuanto su hermano leyó su nota, volvió a ser el mismo de siempre.

Anduvo por doquier, observando, escribiendo, firmando, inconformándose, escribiendo, firmando. Sintió que lápiz y papel eran su equivalente a varita mágica.  Sabía que papel firmado era más que juramento y que nadie que leyera sus escritos podría dudar de ella, ni ignorar sus apreciaciones, influía, siempre influía. Siempre algo sucedía cuando escribía. Así fue viviendo, escribiendo, viviendo, hasta crecer. 

Los problemas también fueron creciendo. O quizá, ella empezó a ver más. De inmediato tomaba hoja y pluma, y dirigía al responsable sus comentarios, sugerencias, peticiones y exigencias. Abundaban responsables y culpables. Pero aún cuando leían sus escritos, no había respuestas, ni soluciones, ni cambios. Ella, más mayor, escribía más directo, más fuerte, más firme y decidida. Todo empeoró...

Ahora, encerrada escribe cuentos infantiles, canciones y lee poesía, para no inconformarse. Se asoma de vez en cuando a su libertad. Llora. Sus escritos son muy dulces. Pero, ya no los firma, porque ella no cree que sea quien los escribe. No se conoce. No se cree. Siente coraje hacia aquél maestro, que recuerda en blanco y negro, cuando sueña... por escrito.

viernes, 6 de enero de 2012

¿Quién pueda merecerlo?



¿Quién podría decidir o escoger quien pueda merecer un feliz año 2012, o una feliz vida. 

 ¿Quién podría ser la persona “humana” con esa capacidad? 

Siendo que todos, sin excepción merecemos una vida de felicidad. Todos nacemos con ese derecho, aun cuando cada quien trace una trayectoria diferente, según las circunstancias, entorno, capacidad,  condición personal y manera de reaccionar.

¿Quién sería la persona más justa y desnuda de prejuicios, complejos,  favoritismos, estereotipos, intereses, defectos… ¡Tan perfecta! Que pudiera escoger?

“Felicidad, para quien pueda merecerlo” Es en realidad un deseo muy profundo y auténtico, de que cada vez más gente pueda serlo… Pues, la ¡Felicidad para todos! no ha sido posible, aunque ¡allí está!, flotando en el aire, a la mano, a la vista, o en el corazón, o en la mente,  no todos pueden ser capaces de capturarla y retenerla y hacerla su forma de vida.

Esas palabras, no van para discriminar: ¿Quién? ¿merecer?

Si el malo fuera feliz, tal vez no sería malo; pero, el bueno no necesariamente es feliz por ser bueno.  O el feo, o el bonito, o  el enfermo o el sano. Los manicomios contienen muchos locos muy felices.  Tampoco es una invitación a perder la cordura a quienes la tengan y así sean felices.

Es de elección personal el asumir: ¡Yo lo merezco!, yo soy quien, estoy dispuesto(a) a ser feliz, porque así lo deseo, porque me da la gana, porque no deseo vivir sufriendo. Si me abofetean, ya no permitiré que lo hagan, me mantendré a salvo, si me humillan, si me ofenden, si me marginan, si no logro lo que deseo para mi, para sentirme bien, voy a hacer todo lo que esté en mi, haciendo las adaptaciones necesarias para mi caso específico y aceptando lo que no pueda cambiar, de mi, de los demás o del entorno.

Merecer a partir del propio ser, quien sea. Esa actitud podría avanzarnos muchos pasos al mismo tiempo, para acercarnos al logro, y poder desde LA FELICIDAD, tender la mano a quien no pueda por sí solo, pues aunque nos pongamos una venda en los ojos, hay infinidad de personas que necesitan ayuda para impulsarse...

Poder merecer, como un equivalente a poder ser, con un esfuerzo personal grande por lograrlo. Nada nos llega gratis, ni por muy linda cara que tengamos, depende mucho del desarrollo de la capacidad. 

El esfuerzo dedicado a ello es lo que da el merecimiento como resultado.  ¡Merézcanlo! Yo me esforzaré mucho por merecerlo, ¡ojalá que podamos!… que no quede por uno.


jueves, 5 de enero de 2012

¿Quién puede merecerlo?




Para cerrar el año, agradecí a todas las personas que han llegado a esta casita desde que la abrí, a finales del 2010 y que me han obsequiado tanto tesoro material, psicológico, sociológico, emocional, espiritual, y desee lo mejor para este año, a quienes pudiéran merecerlo...

Escribir, me apasiona y el blog me hace inmensamente feliz, más al saber que me leen, me comentan y todo eso. Se me facilita más comunicarme escribiendo que hablando. Pues por la vía oral, fácil llega el desgraciado momento en que las cosas, tratándose por ejemplo del arreglo de algún conflicto,  se encienden y terminan a gritos y portazos... muy lejos de las formas diplomáticas.

Ah, porque en persona no soy casi nada diplomática, ni blanda, ni condescendiente, soy de una franqueza y sequedad que asusta, mucha gente huye de mi lado por ese motivo, jejeje. Pero, uno que otro por escrito también jejeje (con negritas porque es estruendosa y descarada carcajada). 

Si bien, quienes se quedan, son en una relación entrañable e indestructible, a prueba de todo. Debiera presentarme con un letrero: "Para tratarme debes tener la autoestima muy bien puesta y nada de soberbia, o, primero quiéreme mucho, para que lo que te diga no te ofenda, pues la intención no va por allí, pues soy muy directa, amorosa y juguetona también... demasiado."

Me gusta la buena crítica, hacerla y que me la hagan, porque me gusta evolucionar, la crítica libra del estado vegetativo en que podríamos caer al creernos "producto terminado", Y yo, estoy tan llena de defectos y errores, que quiero mantenerme mandándolos a la papelera de reciclaje, cada vez que los encuentre o alguien me los señale. 

Hasta que un día sea tan perfecta que me diga Dios: "Vente pa' ca mija, necesitamos más ángeles", jajajaja ¡Me falta muchísisisisimo! Además estoy tan encariñada con este suelo, que si por defectos se logra, me quedo aquí defectuosísisima,"fallada",  "producto no apto ni siquiera para salir al mercado".
 
Yo no soy nada cautivadora como para hablar de mi… sin embargo, casi en todo hablo desde mi, o desde Guango o la Gertru (mis perros, jajaja): Lo que pienso, lo que creo, lo que veo, lo que a veces siento, pero también mucho de lo que me alucino. Porque lo que vemos, pensamos, sentimos, siempre está saturado de subjetividad, pues cada persona tiene su particular alucine: “Nada es como lo percibimos cada uno”, aunque nos creamos "la neta".

Si narrásemos un hecho en que participáramos varios, cada uno lo haría de manera diferente… hasta que el hecho mismo, si pudiera, muy encabronado, de tanta distorsión, viniera a tocarnos en el hombro con el dedo índice a cada quien: Oigan, oigan, yo no sucedí así. Y todavía faltaría que el mismo hecho o suceso, quisiera imprimirle algo de su propia cosecha y tampoco se autodescribiera con objetividad… por su vanidad.

Me he salido del tema anunciado "¿Quién puede merecerlo?", jejeje. Así que por  ahora me quedaré, con el multiutilizado recurso de los que no somos concretos.  Me refiero a:  ¡Continuará!...

 
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...