Traductor :

jueves, 29 de marzo de 2012

Restitución, de Federico Balart


Estas pobres canciones que te consagro,
en mi mente han nacido por un milagro.
desnudas de las galas que presta el arte,
mi voluntad en ellas no tiene parte:
yo no sé resistirlas ni suscitarlas;
yo ni aun sé comprenderlas al formularlas;
y es en mí un lamento, sentido y grave,
natural como el trino que lanza el ave.
Santas inspiraciones que tú me envías,
puedo decir esposa, que no son mías:
Pensamiento y palabra de ti recibo;
Tú en silencio las dictas; yo las escribo.

Desde que abandonaste nuestra morada,
de la mortal escoria purificada,
transformado está el fondo del alma mía,
y voces oigo en ella que antes no oía.
todo cuanto, en la tierra y el mar y el viento,
tiene matiz, aroma, forma o acento,
de mi ánimo abatido turba la calma
y en canción se convierte dentro del alma.
Y es que, en estas tinieblas donde me pierdo,
todo está confundido  con tu recuerdo:
¡Sin él, todo es silencio, sombra y vacío
en la tierra y el viento y el mar bravío!... *

(*Equivale a un tercio de la extensión total)

Autor: Federico Balart 
(Pliego, Murcia 1831-1905)

Su biografía: http://es.wikipedia.org/wiki/Federico_Balart

* Cuando leo trabajos como este, lamento mucho la involución artística en la que estamos fletados. ¿Qué nos ha pasado? ¿Será necesario regresar a una lámpara de petróleo, un pliego de papel y una pluma de oca? La tecnología le dio al traste a la creatividad, me parece... ¿Qué opinas?

miércoles, 28 de marzo de 2012

El Papa en "México siempre fiel"

Llegó el Papa Benedicto XVI al lugar que calificara “México siempre fiel” Juan Pablo II y, muy pronto comprendió, porque quiso tanto a esta patria. Así como los mexicanos comprendimos porque Juan Pablo II confió mucho en él. 

Reseñaron todo lo concerniente en los principales diarios del mundo, pero muy poco se ha dicho sobre la mutua conquista, entre el pueblo mexicano y el Papa, a través de un contacto muy cercano, amable, cálido y alegre, durante su estancia, que será inolvidable. 

El Papa rompió en muchas ocasiones, el programa establecido de horarios y dispositivos de seguridad, para acercarse todo lo posible a la población, emocionado con la hospitalidad que si conocía por referencia, pero nunca la había sentido.

Su visita brindó beneficios a México, que proyectó su excelente capacidad para trabajar organizadamente y de turismo receptivo. Se recibieron cerca de 4 millones de visitantes en Guanajuato, que generaron una derrama económica doble a la suma gastada, tanto en la atención del Papa y en lo que se destinó a la restauración de ciertos sitios del patrimonio turístico, como El Cristo Rey del Cerro del Cubilete, que recibe miles de visitantes diariamente.

Lo más digno de ser destacado, fue que se reforzó la fe espiritual y la fe en sí mismos de los mexicanos, en lo se puede lograr con respeto, unión y mucho trabajo bien enfocado. Haciendo más asequible la solución de nuestros problemas, por todos conocidos, que tanto han disminuido nuestra moral y carácter de lucha.

Fue muy estimulante ver a la gente como una gran familia en las calles nuevamente, de pie, sin preocupación alguna: rezando, festejando, bailando, cantando, aclamando, gritando; como hacía mucho tiempo no era posible, por culpa de la delincuencia.

Acariciamos la posibilidad de volver a ser tan libres y felices como siempre fuimos, al revitalizar nuestra fe, que es un factor primordial, ya que poseemos todo lo adicional necesario, como son: capacidad para el trabajo, solidaridad, voluntad y creatividad.

Nuestro corazón se dulcificó y no sería justo negar que ha sido un suceso muy trascendental, merecedor de profundo agradecimiento y reflexión, porque fue una visita con bastantes efectos positivos. 

                         Cristo Rey del Cerro del Cubilete

miércoles, 21 de marzo de 2012

Crónicas de la Muerte Dulce

Agradezco enormemente a mi amigo, el escritor español, Jose Vte. García Torrijos, por invitarme a participar en su proyecto literario:"Crónicas de la Muerte Dulce", que ha creado a partir de su blog "Ya que digo".

Quien por cierto está por presentar, ya muy pronto, su libro "Despertar", que sin duda tendrá un gran éxito. Así que les invito a estar muy pendientes de cuando salga a la venta, porque conociendo su estilo y sensibilidad, no hay que perdernos ese deleite... ¡Ya estoy ansiosa de tenerlo en mis manos!

Esta semana publicó mi pequeña aportación, que enlazo aquí, a ver qué les parece. Acepto y pido críticas, pues el objetivo es que mi trabajo quede a nivel, con su prometedor proyecto:



martes, 20 de marzo de 2012

Como ríos


Ante tantas pobrezas, úrgenos a todos atacar la apatía, sacudir la comodidad, descender al polvo. Rehuir la soledad del satisfecho, para ingresar a la solidaridad de los insatisfechos, salir de uno mismo para encontrarnos con los otros.

Vayamos como ríos, humedeciendo con el aliento durante nuestro trayecto, representando vida para todo lo que encontremos a nuestro paso, porque esa agua es para darla, no para retenerla, y tener más, no es a título de propiedad privada, sino de servicio colectivo. 

"Io ho quello che ho donato" ("solo tengo lo que di", Gabriel D'Annunzio). Quien no sabe dar, ni darse, no sabe ser humano. Y, nunca presumamos de los servicios ni de nuestras buenas obras. Pues la entrega y la generosidad no es opción, sino obligación.

lunes, 19 de marzo de 2012

Los malos tiempos




 Guango y Getru, oyeron a alguien decir, que ya pasarán los malos tiempos. 

Llevan varios días vigilando la calle, para asegurarse de verlos pasar...

Estaré muy alerta a sus ladridos informativos. Su seguridad me tranquiliza, nunca se equivocan.

sábado, 17 de marzo de 2012

Baratijas y perendengues



Corremos y aceptamos el precio que sea, por satisfacer las necesidades que nos creamos... convertidos en devoradores de chácharas, baratijas y perendengues, con tal de lograr "el ideal nivel de vida"... siempre relativo e insaciable; que en realidad no es vivir mejor, sino con más presión, compromisos y yugos; viviendo menos, porque se disfruta menos.

El verdadero nivel que más nos acerca a la felicidad, no está en los extremos, sin en el punto medio, en lo que los romanos nombraron dorada mediocridad. Que nos permite asistir a nuestra cita con el río, la montaña, el bosque, la playa, las nubes, las flores salvajes, en cualquier momento, con quienes amamos, sin ningún remordimiento por dejar tareas a medias.

Las cosas van y vienen, los tiempos se ajustan y las oportunidades las inventarás, con toda tu pasión, después de disfrutar de todo eso, para lo que nunca hay tiempo. 

Descansa, relájate, ríe, sueña, solo o en tu mejor compañía y, deja que la magia se despliegue con naturalidad, pues las soluciones y respuestas, están en tus manos, tu mente y tu corazón... solo que nunca has tenido tiempo para ver todo lo que posees y que es demasiado.

No sufras por baratijas y perendengues, obtén lo fundamental que tienes dentro. Te llegó el momento.

 *Te comparto,  mi filosofía rústica para circunstancias difíciles, con la que vivo desde hace ¡un buen tiempito! "No necesitamos lo que perdemos", ¡grábatelo!

jueves, 15 de marzo de 2012

Para olvidarte


Ocuparé mi hoy,
mi mañana y mi pasado mañana,
para olvidarte.

No volveré a recordar tu cara,
ni tu risa, ni toda esa vida,
que pareció tan breve.

Tal vez sea incongruente,
tanto como el hecho
de que debemos terminar.

Déjame explicarte,
una o un millón de veces,
que no es mejor así.

Ven para que sepas
que usaré todos mis días,
en olvidarme de tu existencia.

miércoles, 14 de marzo de 2012

Las abejas


Las abejas hicieron fiesta,
porque el calor ya llegó.
Muy temprano las oímos,
a todas ellas cantar.

Con esmero, las obreras,
los manjares ya terminan,
para halagar a su reina,
con sus viandas favoritas.

Muy coquetas lucen todas,
incluso las más diminutas,  
con caritas relucientes,
y vestidos impecables.

Gozan las abejas sin parar,
 por el buen clima muy airosas,
jugando y volando todas,
al mismo son y compás.

martes, 13 de marzo de 2012

Escuchar


No me quieras, que nada puedo ofrecerte (besándola) al conocerla… le expresa sincero. 

Ella, se pierde en su abrazo, en sus ojos, sus manos, y el calor, del experto y “modesto”.

Me encanta su sencillez (piensa) y le cede su piel y sus besos.

Nada te puedo ofrecer (al  acariciarla) mientras fuma… le dice de nuevo.

Ella, le regala sus ilusiones, sus sueños profundos, nuevos y los mejores. 

Nada te puedo ofrecer (sosteniendo su cara con ambas manos)… ratifica muy bajito, rozando con sus labios su oreja. 

Ella, al recibir ese aliento afrutado, se ciñe a su cuerpo y decide enlazar su destino al de él, dándole su amor total y su vida. 

Nada te puedo ofrecer  ¡Nada te puedo ofrecer!  (retumba en su mente, el indómito eco)… ¡Me lo dijo, el cínico! Chilla, y se queda abrazada a la ausencia.
                                        
*Sobre advertencia no hay engaño.

domingo, 11 de marzo de 2012

Luna llena


Jugando  te dije:
“Aquí en mi barrio,
inventamos la luna llena”.

Y que un beso en su presencia,
desplegaba en los amantes,
un encantamiento irreversible.

Nos besamos antes, por mil lugares,
con lunas nuevas, menguantes,
llenas o crecientes…

Probamos nuestra superficie total,
en otros sitios antes,
logrando solamente despedidas.

Al besarme, cuando te dije el secreto,
“sobre la luna llena en mi barrio”,
se conjuró el presagio. 

En ti, al fin nació el amor.
Pero me perdiste, solo por mi culpa.
Hoy te suplico: ¡Ya deja en paz a la luna! 

*Ironizando un poco, sobre las constantes alusiones a la luna por los enamorados. Su defensa, pues no será grato recibir tanto peso, de decisiones que no le corresponden, ni le incumben y ni le importan ¿o si?

viernes, 9 de marzo de 2012

Mi madre

De niña,
temía crecer,
dejar mi hogar.

El mundo giró y giró
y en cada vuelta
cambié y crecí.

Hoy vuelve el calor
de mi madre y
su mejor imagen.

Mi modelo
con yerros y aciertos
que asimilé.

Y añoro... entre tantas cosas más.
su olor a sábado
 y yo a su lado.

jueves, 8 de marzo de 2012

Día de la mujer



Que la mujer
exista, piense, sienta, hable, actúe, ¡goce!…
Sin necesitar permiso del hombre.

Que no tenga nunca más,
un día específico, para ocupar un espacio
porque todos ya asumen que lo tiene... ¡inalienable!

Que la mujer…  ¡sea!
Así viva en una ranchería ignorada
o en una gran ciudad, de todos los continentes.

Que la mujer despierte
y nunca más permita, lo que ella no decida
sobre su cuerpo, su mente o su alma.

Simplemente con eso,
podríamos existir también. Y celebraríamos,
cómo, cuándo, y... si acaso nos diera la gana. 
http://imagenesfaleroni.blogspot.com/

*Que el bienestar personal, no nos impida ver a las que sufren cualquier transgresión.

miércoles, 7 de marzo de 2012

La risa


Hace unos instantes le platicaba a mi amigo José Vicente, que no hay nada que no pueda vencer una muralla de buen humor y risa. Que los problemas huyen despavoridos cuando llegan ante una persona que es capaz de no tomarse tan en serio a sí misma, ni a la incertidumbre, ni a los problemas más grandes. 

Trabajé de compañera de una chica muy amargada, que más le amargaba verme todos los días con una enorme sonrisa. O que así sucediera lo que sucediera, siempre encontraba la manera de reírme, si era posible a carcajadas, ¡qué mejor! Pero nunca lograba arrastrarla a mi mundo hilarante y divertido.

Un día le pregunté: ¿Por qué eres tan amargada? ¿Por qué siendo tan joven siempre estás con ese gesto adusto, duro, impenetrable, de pocos amigos? Puntos suspensivos… más puntos suspensivos…  muchos puntos suspensivos.  Siempre que se hacen preguntas frontales y agudas, hay que dejar que los puntos suspensivos fluyan libremente.  (Pues aunque no queramos, de todas formas aparecen, jajaja) Hasta que la persona a quien le corresponde el turno, pueda romper ese flujo ensordecedor de silencio.  Momentos en que así transcurran solo unos segundos, parecen ser prolongadísimos, casi eternos.

Después de ese suplicio (Jajaja, suplicio es una palabra que usaba mucho mi mamá y que tenía muchísimos años sin recordarla, en este caso aplica muy bien). Después del suplicio en que nos envolvió el silencio por mi deseo de derrocar amarguras en la compañera. Ella me dijo: ¡Es que tú nunca has tenido problemas, por eso siempre andas con esa alegría! Si vivieras mi vida, traerías otra cara muy diferente (¡juaz!)…

Solté la carcajada más estruendosa que me hubiera oído desde siempre, cuando pude serenarme le pregunté ¿Puedes escucharme chiquilla? En un tris, le narré “mi historia del tabaco” como dijera un viejo amigo. Le platiqué los principales detalles de mis caídas y levantadas, sobre mis principales fracasos, de mis pérdidas, de mis desamores, de todo a todo.  

Como me dijera otro amigo bloguero hace poco “Tu eres una película de Fellini”. Que yo para no escudriñar mucho con el arte de Fellini, al que no conozco tanto… Lo traduje a mi modo y a mi entorno... película de “El indio Fernández” en sus peores producciones, y para colmo de bajo presupuesto (o sea un dramón, tanto, que hasta linda con el surrealismo, jajaja).

Yo veía como abría sus ojos enormes, de los que corrían lágrimas y más lágrimas, conforme yo avanzaba en mis asuntos, que como yo ya me los tenía muy masticados, más que dolor, ya me provocaban mucha risa, pues en retrospectiva, cuando se sanan las heridas, suelen ser las cosas así ¿o no?

Cuando vi que ya la estaba torturando demasiado, (pues ya tenía cara de Alex en la terapia en la película “Naranja Mecánica”, con todo lo que yo la obligué a escuchar) volví a reír. 

Se sintió muy desubicada con sus lágrimas, mirándome reír. Eso hizo el momento más cómico. Le dije: Para saber reír con todo y nuestra alma amiguita, hay que haber vivido… No conozco hasta ahora, ningún problema tan grande, tan grande, que no se sienta horrorizado ante una persona capaz de reírse de sí misma.

Luego, soltó una preciosa carcajada y me dijo: ¡Yo pensé que nunca habías tenido dificultades y eso me molestaba mucho de ti, me amargaba verte tan alegre siempre! Allí se nos abrió otra oportunidad de reírnos por mucho rato más. No podíamos parar de reírnos. 

Nos hicimos amigas y convertíamos todos sus dramas en comedias, con mis preguntas o acotaciones. Y siempre al final de nuestro diálogo divertido, estaba aguardándonos la solución, a todas luces, ¡reluciente!

Después de esa catarsis estruendosa, quién no es capaz de reconstruirse y de levantarse con más fuerza, cuantas veces sea necesario, de lo que sea…El buen humor es lo mejor de la vida, aunque la vida no siempre sea color de rosa,  jajaja. 

lunes, 5 de marzo de 2012

Las puertas


Me gustan las puertas, por paradójicas, invitan a ser traspasadas y a la vez prohíben ingresar en lo ajeno.

Hoy las empiezo a entender, cuando me entero viendo ésta, que también ellas pueden tener corazón. Quizá por eso la incongruencia de algunas, que aun de magnífica apariencia, mediante un chirrido casi imperceptible, trasmiten  su inconformidad o queja o burla o enojo. 

Otras,  que con desparpajo rechinan a todas voces, por si están contentas, por si están tristes... por si lo que sea.

También las calladitas, que así pase lo que pase frente a ellas, siempre se comportan como recién aceitadas, con su discreción elegante, guardándose para sí su gran importancia; no con falsa humildad, sino más bien integrándose a lo demás simplemente como  "una parte de"... siempre mostrando gran clase.

En el actuar, no son siempre determinantes sus estilos, materiales, diseños... quién no ha visto alguna vez, algunas muy esculpidas, pulidas y de gran diseño, rebajarse en su abrir y cerrar, como si al aceptar el ingreso se les fueran a desprender las bisagras.

O unas que siendo muy rústicas, con un proceder tan de corredizas o giratorias: suaves, cadenciosas, con la misma amabilidad de las automáticas, sorprenden a quienes suelen estereotipar. Situaciones que disfrutan desde su eje, pasando por los goznes, pernos y balines, hasta el cerrojo ¡como las que más!

viernes, 2 de marzo de 2012

Pecata Minuta

No me lo propuse... en ese sentido,  ni siquiera pensé que se materializara. Me calaban ciertos bordes de la realidad... Entonces, busqué alternativas, apoyos, ayudas, profesionales, pasé largas jornadas sumida en diversas bibliografías. Entendiendo, entendiéndome. Todo, menos ver mi corazón sangrante, sin por lo menos hacer el intento. No podría quedarme inmóvil.

Vinieron diversas técnicas, disciplinas: relajación, meditación, yoga, Tai Chi... todas ellas, que junto a todo lo demás me fueron ayudando a sobreponerme, a elevarme, a crecer... Crecí. Literalmente. 

No me preocupa, no me disgusta, solo me impide, a veces, alcanzar a tocarme los pies. Pero, existe la maña, para todo, buscándole un poco. ¿Me importa? ¡Qué va!, mientras siga parada en el mundo y pueda respirar el aire de primera mano, junto a las aves, mis más amigas.


jueves, 1 de marzo de 2012

Un adiós


Una tarde, la más lluviosa, 
ella emprendió la partida, 
quedando atrás de las nubes, 
aquel paraíso. 

Martha, su gran amiga,
su Pipo, el perro
 y su ángel: Ángeles, 
más sonrientes que nunca. 

Creyendo todos
que tal vez sería mejor,
Ellos, seguros de que sí 
y ella pensando que Ojalá. 

Ya despedida... enfilada
 y con nuevos bríos, 
vio el cielo escampado
 y suspiró. 
* De las cositas necesarias que a veces nos suceden, para ir preparando el terreno y
después disfrutar mucho por y con cualquier cosa... Cuando se entiende que todo es
temporal y mientras más lindo, más rápido se va... ¡Vaya! que es medio anecdótico  
personal... tiempo pasado.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...