Traductor :

viernes, 24 de octubre de 2014

Los elefantes

muy contentos, empiezan a bajar de los árboles, sobre las hojas que ya están cayendo por el otoño : )



¡Feliz fin de semana!

 Autorretrato


domingo, 19 de octubre de 2014

A cada uno de ustedes

... les doy las gracias muy emocionada y con una enorme sonrisa.

Con problemas mundiales tan graves y complejos; algunos sin remedio, otros que solamente con una voluntad férrea, constante y generalizada podremos empezar a ver alternativas de solución; se nos ha ido creando una moral de apatía, desazón, tristeza, miedo, enojo, amargura, inseguridad... hasta depresión; a cada quien en diferente grado.

Tantas veces nos hemos sentido engañados, defraudados, decepcionados, que se nos mina la confianza y evitamos en ocasiones expresar nuestro cariño, amabilidad o empatía.

Pero cuando surge una ola tan cálida, como la que tuvieron hacia la entrada de José Vte., es magia... de verdad, me maravillaron. Estamos tan solos o tan acompañados como deseamos estar, pues su respuesta hizo más que evidente: la comunidad.

¡Gracias a los amigos que estuvieron!

¡Gracias a José Vte. por darnos una alegría!


sábado, 11 de octubre de 2014

Preciosa noticia



Esto me sucedió tan rápido, que igual debo contarlo antes de que se me olvide su secuencia. Me dirigía a realizar una gestión personal, en un día con nada peculiar que deba considerar, cuando al estar por ingresar al edificio al que iba, me encontré con un niño de grandes ojos, rostro expresivo y actitud tan afable que no pude pasar por alto. Sentí que me estaba esperando o que yo había ido a su encuentro, no sé bien.

-¡Vamos… entra!, me dijo. Lo obedecí y juntos cruzamos la puerta. En lo que fueran las oficinas a las que me dirigía, había una importante cantidad de imágenes y escenarios en color sepia, que me resultaban tan familiares, como sucede con los sueños y los recuerdos. 

Rompiendo mi desconcierto, me dijo: Soy Pablo… y ¡Ya tengo 10 años! Su naturalidad y soltura, aunados al orgullo de su edad, me enternecieron y, le respondí: ¡Ah! Entonces ¡Ya eres muy grande! 

-¡Sí!, y suspiró reafirmándose. 

-¿A dónde me llevas?

-¡Espera, mujer, no seas tan ansiosa! Cierra los ojos, que tengo que lograr que abras tu imaginación. Seguidamente recitó unos versos (como a manera de abracadabra), tan rápido que no alcancé a entenderlos, además su acento era muy diferente al mío.

-¡Ya puedes abrirlos!  Estamos en Valencia y en mi infancia. 

Situados ante un imponente mar, que me embelesó. Su murmullo, esplendor y vaivén, junto con el cielo en todas sus apariencias, constituyeron el marco de los sueños, juegos, travesuras, miedos, alegrías, sorpresas, “pecados”, hurtos, amores, desafíos, llantos y sufrimientos de Pablo y sus amigos; compañeros y cómplices… unidos todos por el hilo de la esperanza de salir airosos de la mala acción que el destino les había fraguado con la polio, a los niños de España y el mundo entero entre 1950-1960. 

Enfermedad que si bien fue devastadora, no pudo impedirles a sus sobrevivientes que ejercieran su condición de niños como los demás o puede ser que hasta mejor, sobreponiéndose en muchas ocasiones al nefasto trato de personas faltas de sensibilidad, mientras por otra parte se aferraban con toda su fuerza a la vida, gracias a las instituciones, bajo la tutela de piadosas religiosas y personal profesional muy capacitado; pero también con toda la rigidez que implicaba someter a una disciplina, en la rutina extenuante del tratamiento rehabilitador; razón por la cual era necesario que permanecieran en sanatorios, lejos de su familia.

El bloguero y escritor José Vte. García Torrijos, acaba de lanzar al mercado su libro “Sueños de Escayola”,  su tercer libro y primera novela que desde el título estremece, y debe ser leído por la mayor cantidad de personas posible. 

Es conmovedor y trágico, pero también divertido, ingenioso y poético, con el estilo cálido, elocuente y elegante, que ya lo distinguen.

* * * *
¡Gracias, amigo! Por compartirnos la historia de todos esos niños. No dudo que tu libro sea el más importante paso que hayas dado sin muletas en tu vida. Porque creo que de esta manera te libraste al fin del sentido de ácida frialdad de los hierros, los tornillos y demás artilugios, junto con toda esa pandilla de niños que fueron tu familia durante el momento más difícil de su vida, quizá. Tiempo tan extenso, casi eterno –supongo-, que marcó positivamente tu ser para siempre, a través del sufrimiento, hasta forjarte como el hombre completísimo y extraordinario que eres. Y a la vez tan fácil de ser querido por quienes tenemos la dicha y el honor de conocerte, de tratarte y de seguirte. No sé si fuiste el Pablo de tu relato, pero sí sé quién eres en la vida real y la verdad es que eres ¡Un gran guerrero! 

¡Te felicito de todo corazón!, así como a las tres mujeres de tu familia, que son quienes te disfrutan a diario y a todo color y a las cuales respeto.

Deseo con toda la fuerza posible que esta historia pudiera ser llevada a la pantalla y que parte de sus fondos se destinaran a controlar el nuevo azote llamado “ébola”. Sería una manera de encontrarle un sentido a lo vivido por quienes se vieron afectados por la polio, desde muy temprana edad hasta la fecha, porque las secuelas son otra historia también, pero favorablemente se logró erradicar. Porfa, díganle al señor Almodóvar: que aquí hay mucho argumento a considerar (Se vale pedir).

Así que les pido encarecidamente la difusión del libro de nuestro querido amigo, a la venta en digital, por Amazon… ¡Cómprenlo también! Confío mucho en la capacidad de difusión y hermanamiento entre blogueros ¿y ustedes? 








martes, 7 de octubre de 2014

Hombrecito


Sigue el agua desgarrándose, en cada vaivén que la azota contra la arena
-antes roca, después muro de hormigón-
aterrorizada por el hombrecito, que de una sola tarascada, acaba con todo el "ciclo productivo"
-antes vida
del océano entero.

Arroja el agua su lamento y cual si fuera anzuelo, engancha por su angustia a un poeta solitario, que por solitario, ¡pobre poeta! es el único que percibe su dolor. Y juntos los dos
-agua y poeta-
cabriolean desesperados, tratando de retener al menos sus sueños, ya casi moribundos 
 -también-
Los pájaros, otrora los más temibles en ese mismo escenario, los contemplan con lástima,¡algo que detestan!
-la lástima, porque siempre que fueron objeto de ella, más hubieran querido respeto
 un instante antes de ser abatidos por otros hombrecitos.

Con estruendo,                         -los pájaros-
emiten su último suspiro
-aunque parezca pleonasmo, así ellos me pidieron que quede escrito, por la magnitud de su vergüenza y pena-
deseando que llegue por lo menos hasta un caballito de mar, desinformado, en calidad de caricia o de un "te quiero" resarcidor.



* * *
Noticia:  Mueren millones de peces 


sábado, 4 de octubre de 2014

Dadores

Podría ser
que te dé, si me das,
que te visite, si me visitas,
que te sonría, si me sonríes.
que te considere, si me quieres,
que te quiera, si me adoras. No me pidas milagros,
que soy humano... y -desconfiado- falta que te lo crea.
Y el dador, rebelde a morir,
siempre queda entre la mente
que le grita: cambia, cambia ¡No des más!
 y el corazón que le susurra: no cambies, no cambies ¡Da!
Se acostumbra, no es que aprenda... sino que
se resigna, ¡se jode! (más claro)
y da sin esperar nada a cambio, 
eso que se le dice "incondicional".
Pero ya no esperando, recibe,
por la ley de causa-efecto-causa-efecto...
que siempre se cumple.
Y no sabe cómo expresar todo ese torrente
emocional, que regenera y restaura y aviva,
el ser del dador; quien a golpe de portazos,
desprecios, adioses y demás durezas humanas,
se desacostumbró a recibir linduras.

...Cuando sucede,
regresa al centro, a la confianza,
a la esperanza de que el ser humano,
a pesar de tantas derrotas,
no ha perdido el corazón.
Al menos no todos, no todos...
Una sola persona dadora es capaz
de regresarnos toda la fuerza
que creíamos perdida...
Y cuando son una veintena,
¡qué belleza!

¡Gracias Ester Marin! Autodidacta. ¡Me sorprendiste y me emocionaste muchísimo, con tu presentación!
¡Gracias a todos los amigos que comentarion, son muy generosos!
¡Gracias José Pareja, por tu apoyo técnico tan desinteresado e importante! Vamos a ver si ya queda, jejeje.

Escapatoria


More PowerPoint presentations from Ester
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...