Traductor :

viernes, 30 de enero de 2015

El triángulo amoroso

Otra mujer, solo eso podría justificar el cambio tan radical de su marido. Demasiadas llegadas tarde, contradicciones, explicaciones extensas no pedidas, regalos sorpresivos, cansancio, distanciamiento, malhumor, escasez de dinero. 

Maye, decidió después del mensaje: "No me esperes despierta", sorprenderlo. Ya no quedaba más que afrontar.

Consiguió otro coche y a toda prisa llegó a la salida del estacionamiento de la oficina, de donde él sale apresurado y toma por la avenida que comprende la zona dorada. Se estaciona en una plaza comercial, ante la puerta de una tienda departamental, por dónde cruza, para recorrer el inmenso pasillo, hasta el extremo opuesto -con la prisa de quien llega muy retrasado a su cita- donde queda el área de restaurantes y bares. Maye, ya está segura de que será el encuentro imaginado. Aunque, él pasa indiferente y vira hacia un casino, al que entra.

-¿Para qué tanto rodeo, pudiendo estacionarse frente al casino? ¡Por supuesto que este cabrón viene a encontrarse con otra! Dispuesta a encararlos... mantiene su persecución. Ve como lo saludan con gran familiaridad y lo acompañan hacia una mesa de ruleta, con su dotación de fichas y su trago habitual.

Ella lo observa en su gana-pierde-gana-pierde, con ira y vergüenza. No sabe si hacia él o hacia sí misma. Duda en irse o, quedarse y personarse.

Pero, él la descubre antes: "Maye, no sabía que te gustaba venir al casino", de haberlo sabido antes -es su saludo-

-Mnghrgh... es qu... -ella sin poder articular respuesta, sintiéndose ridícula y expuesta-

-¡Ven amor, vamos a las maquinitas!

Con suerte de pichón, Maye gana a las primeras... tiene para entretenerse toda las noche. Él regresa a las mesas, por emociones más fuertes. Salen al amanecer.

Así continúan... Citándose en el casino, o ya esperándolo Maye dentro, a cada salida del trabajo de él, noche tras noche, que se hicieron una sola, durante los pocos meses en que perdieron absolutamente todo, por su excitante triángulo amoroso con la suerte.


miércoles, 28 de enero de 2015

Flores fétidas

Ingresé en un sueño en que rumbo a mi casa, había un nuevo camino flanqueado de flores. Me interné sin pensarlo, pues su belleza era irresistible, subyugante...  

Hasta que terminó el camino y seguí avanzando, enmedio de un paisaje infinito de flores,  yo no era capaz de detenerme, ni hubiera sido mi intención. Las admiraba, acariciaba e inhalaba profundamente su embriagadora mezcla de fragancias. 

Súbitamente se fueron marchitando, entonces yo sentí mucha angustia, pensando en que tal vez fuera por mi presencia. Luego, me alcanza una penetrante fetidez.  Brinco, huyo a toda velocidad, vuelo.... el olor a mierda aumenta hasta que...  ¡me arroja del sueño! 

4:40 hrs. Nada.... QK (la perrita) tuvo frío de salir al patio y eligió mi recámara para hacer popo. Y yo, "la ama", saliendo al patio por los enseres a menos 5 grados centígrados y aseando el piso. 

5:00 hrs. Yo, la presunta ama, riendo ya sin sueño en mi cama y tratando de entrar en calor de nuevo y de entender por qué alguna vez me comentó Genín que: "los perros esclavizan a los amos"... (Cuaz!)

11:00 QK aún no despierta.... que: "porque pasó una pésima noche con mis trajines y exageraciones".

11:30 Ella despierta... la regaño. Gran error de acuerdo a todos los manuales de educación de Cucas... eso debió ser a las 4:39 hrs. 7 horas después del suceso -ella en su ahora y su aquí- no entiende mis conflictos con el ayer inexistente en su mundo... Pero tan adormilada qué iba yo a saber de "correcciones oportunas".

11:31 QK me evade, sale al patio con aplomo campeón. Se asolea, como mereciendo y mascullando que no entiende por qué amanecí con tan mal carácter... ajena, totalmente ajena a las circunstancias.



domingo, 25 de enero de 2015

¡Me saqué la lotería!

Primeramente decidí viajar, conseguí un circuito por las ciudades de mis amigos de blog, para conocerlos en persona.... 

Llegué al aeropuerto, documenté. 

Iba a la sala de abordar. Un Chihuahua-México-Centroamérica-Sudamérica, para luego cruzar el charco, cuando... 

Un empleado: Sara O. de Anís Estrella, por acá. -Y me llevó a una inusual sala ejecutiva, Elegí un asiento aislado, para evitar que el contacto con otros viajeros, interrumpiera mis sueños y planes. Ya disfrutando de la bebida que elegí con algo de dificultad, ante una variedad infinita, con unos bocadillos increíbles, se encendió una enorme pantalla, al tiempo que se cerraba la cápsula de cristal aislante.

-Qué bien -pensé- en unas películas o a ver... qué cortas me serán todas las distancias. ¡Es padre ser millonaria! 

Voz cibernética: -Exprese su nombre y nacionalidad, para realizar la configuración respectiva.

Respondí, obediente.

De nuevo para verificar... igual, lo hice.

-Ingrese su código de acceso alfanumérico.

Busco teclado o cómo digitalizar.

-Dígalo por favor... con voz clara y pausada, no más de cinco dígitos.

Intento varios, hasta que me admite uno -yo feliz con esa tecnología-

Aparece mi blog.

-Elija el orden en que desea visitar a sus amigos. Mencione nombre de blogs o de usuarios.

-La Malquerida, Pluma Roja, Abuela Cyber, Alicia, María Cristina, Fiaris..... Genín, Toro Salvaje, André, Inma, Ester, Raquel, Cristina, Fernanda, Isa, José Vicente, Susana.... (y así, todos, mi gran lista)

- Bien, ya están todos localizados ¿Desea visitarlos individualmente o en grupo?

-Indiv.... no, pueden ser algunos en grupo

-Especifique, defina, elija claramente...

Especifico quiénes y cómo... ¡sorpresa que les voy a dar a todos!!!

-Espere 30 segundos, procesando. Todo correcto, operación válida... Contacto realizado, aquí tiene a todos sus amigos disponibles. Feliz estancia, dulces vacaciones, amistades largas, puede descender.... (en varios idiomas) hasta que perdí* recobré el conocimiento).

*Corrección que me parece necesaria.
 

























Fotos tomados de la red de centros
de datos de Google.




Me alegro que seamos todos de carne y hueso... ¡Sí!, ¿verdad?

sábado, 24 de enero de 2015

Es muy hermoso

... contar con su solidaridad en momentos difíciles. ¡Cuánto ayuda!


De todo corazón, les digo a todos quienes estuvieron conmigo: 

¡Gracias!


 

lunes, 12 de enero de 2015

Canción, otro poema de Emilio Prados

Si el hombre debe callar,
cállese y cumpla su sino,
que lo que importa es andar.
Andar es sembrar camino
y morir es despertar.

Quien no ponga el pie en el suelo
por temor a verlo herido,
por su propio desconsuelo
siempre será perseguido.

El pájaro está en su vuelo
como el hombre está en su andar...
y siga tejiendo el hilo
la mano sobre el telar,
que morir es despertar.


¡Gracias Ofelia, por tu risa, por tu fuerza, por tu confianza, por todo... espero volver a encontrarte!

Amigos: Ayer en un día muy soleado, el único de este invierno brumoso, se fue una amiga, cuando estaba a punto de volver a caminar, después de 23 intervenciones. Jamás se cayó su ánimo y se fue dentro de su última sonrisa. Le ofrezco este poema prestado.

viernes, 9 de enero de 2015

Alba rápida, Emilio Prados

¡Pronto, de prisa, mi reino,
que se me escapa, que huye,
que se me va por las fuentes!
¡Qué luces, qué cuchilladas
sobre sus torres enciende!
Los brazos de mi corona,
¡qué ramas al cielo tienden!
¡Qué silencios tumba el alma!
¡Qué puertas cruza la Muerte!
¡Pronto, que el reino se escapa!
¡Que se derrumban mis sienes!
¡Qué remolino en mis ojos!
¡Qué galopar en mi frente!
¡Qué caballos de blancura
mi sangre en el cielo vierte!
Ya van por el viento, suben,
saltan por la luz, se pierden
sobre las aguas...
                           Ya vuelven
redondos, limpios, desnudos....
¡Qué primavera de nieve!
Sujetadme al cuerpo, ¡pronto!
¡que se me va!, ¡que se pierde
su reino entre mis caballos!,
¡que lo arrastran!, ¡que lo hieren!
¡que lo hacen pedazos, vivo,
bajo sus cascos celestes!
¡Pronto, que el reino se acaba!
¡Ya se le tronchan las fuentes!
¡Ay, limpias yeguas del aire!
¡Ay, banderas de mi frente!
¡Qué galopar en mis ojos!

Ligero el mundo amanece.


lunes, 5 de enero de 2015

Era un niño que soñaba, Antonio Machado

Era un niño que soñaba
un caballo de cartón.
Abrió los ojos el niño
y el caballito no vio.
Con un caballito blanco
el niño volvió a soñar;
y por la crin lo cogía...
¡Ahora no te escaparás!
Apenas lo hubo cogido,
el niño se despertó.
Tenía el puño cerrado.
¡El caballito voló!
Quedóse el niño muy serio
pensando que no es verdad
un caballito soñado.
Y ya no volvió a soñar.
Pero el niño se hizo mozo
y el mozo tuvo un amor,
y a su amada le decía:
¿Tú eres de verdad o no?
Cuando el mozo se hizo viejo
pensaba: Todo es soñar,
el caballito soñado
y el caballo de verdad.
Y cuando vino la muerte,
el viejo a su corazón
preguntaba: ¿Tú, eres sueño?
¡Quién sabe si despertó!

viernes, 2 de enero de 2015

Robotseando

Me gustaba el cosquilleo de la incertidumbre, comentario tras comentario de: Soy robot, no soy robot... a ver, demuéstralo con esta serie de letras... que no alcanzo a descifrar... te equivocaste, insiste otra vez.... bueno, que al fin acerté.... ahora reconfirma y dale clic; que de repente en el proceso, se me desaparecía todo el inspirado comentario y a volver a comenzar, etc. 

Me embargaba una sensación de ser parte de la "magia ciberelectrizante". Yo, muy habitante de dosmiles en adelante, ¡eah! muy pro, pero que ya empezaban a saltárseme los chips y los circuitos.

¡Qué va!.... y ¿por qué nadie me lo dijo? que solo hay que enviar comentario, pasando por alto lo de los robotses y ¡listo! envía sin nada más, jajaja.

Nada que ver y haber con el "ser o no ser",  cada vez que se va a comentar. 

Y tal parece que siempre no soy robot... yo ya me lo estaba creyendo.


Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...