Traductor :

viernes, 30 de septiembre de 2016

Dichorología hoy

"A palabras necias... oídos sordos."

Ya no opera. Se sustituye por:

"Al necio... Cáele a palos, antes de que emita sonido alguno."

                                         *Besitos

domingo, 25 de septiembre de 2016

Es curioso

Hay generaciones a las que les toca que ya todo está hecho. Hay individuos, a los que todo les llega con facilidad. ¡Qué afortunados!
Sin embargo, no noto en ellos tanta satisfacción, como la de aquellos individuos, a los que todo les ha costado demasiado esfuerzo.
Sí yo pudiera formar a una generación, no les tendría la mesa puesta. Les motivaría a que construyeran desde la mesa.

                          ¡Feliz domingo!

miércoles, 21 de septiembre de 2016

Abrázame chiquito

*De niños, pero no infantil.

Santiago la trae muy de malas, desde que su madre trabaja doble, porque ese nuevo marido tan fuerte y más joven que ella, no salió muy bueno para ello, que "Lo discriminan por sus tatuajes" de pies a cabeza, que el niño sabe que son demonios prometiéndole salirse de esa piel para devorárselo en cuanto se descuide. Preferiría vivir en la cárcel con su padre, al que extraña horrores. Pero le faltan años. Se echó la culpa de un fraude de la madre de Santiago, para que estuviera más protegido y bien cuidado, siendo tan pequeñito.

Santiago anda careciendo de casi todo, de domingo a jueves y el viernes y sábado se olvidan aún más de él, porque hay fiesta... sí hay dinero para eso. Es cuando su padrastro se pone de muy buen humor. Llega mucha gente a casa.

Santiago, cuando ya el ambiente está en su apogeo y ve a su madre tan feliz, se escabulle en su triciclo, hasta la esquina donde hizo un amigo. El perro enloquece de emoción al verlo.

Santiago lo abraza con toda su fuerza y le dice: "Abrázame chiquito, tú no me estorbas, no me tengas miedo, yo te cuido y te voy a cantar hasta que te duermas", y permanecen abrazados, hasta el domingo cuando se va la gente de su casa, muy a su pesar... Porque sabe que los monstruos, con que se queda solo, lo van a devorar.


sábado, 17 de septiembre de 2016

Malditos recursos

¡Agárrense poetas!
Que está noche
liquidaré a las estrellas...
Ya sé que solo tirando
fuertemente,
de una esquina del cielo,
—como cualquier mantel—
se caen todas y se hacen polvo [Ya lo sé-e.

Ni busquen a la luna... Ya los niños juegan fut con ella.

A los luceros, cometas, luciérnagas, pájaros, mariposas y flores,
joyas y pedrería,
ya los tengo secuestrados.

No les dejaré bichos de colores, ni fragancia,
ni jardín, ni río, ni mar,
ni montaña, ni cascada.
Adiós paisaje.
Olvídense de todo eso y,
desgranen
lo que piensan, lo que son,
lo que sienten o sintieron el día más grandioso y feliz
o cuando les destrozaron el alma,
cómo fue que odiaron,
a quién  y por qué...
Quiero saber todo.
Cómo aman, pero así,
solo con el corazón.
sin todos esos
malditos recursos,
que no me permiten
ver su esencia.

Háganlo,
bañados en lágrimas, sangrando, afónicos,
con el pecho reventándoles.
O, vestidos de carcajadas
y entusiasmo,
si les está yendo bien.

Y reír.
Y llorar.
Y vivir lo que los obligó
a escribirlo.
Y creer juntos,
lo humanos
que todavía podemos ser,
en este mundo tan...
sin madre.
...
                  * Y yo, además sin Él.


lunes, 12 de septiembre de 2016

Inaudito

Con el éxito en una mano y la felicidad en la otra,  me sentía invencible, infalible, en la cima, con todos mis anhelos cumplidos... Pero en un parpadeo, caí hasta el fondo.

La ciudad que era bella, tranquila y segura, se me convirtió en un infierno. Con las manos vacías, fui un fantasma y el entorno me rechazó con crueldad.

Al ser tan inapreciable, me inmaterialicé y enloquecí. Me acorralaban las almas en pena, por los callejones de los barrios. Sobre mi columpio invisible, me resigné al miedo constante y a la nada.

No tengo idea del tiempo que transcurrí en ese trance, ni cuánto perdí, pero se me escaparon los matices y la oscuridad borró sin resistencia alguna, todo vestigio de lo que fui.  

Llegué a existir en un estado en que la muerte era rutina, así como la ceguera y la enfermedad; en donde las llagas del cuerpo, dolían más intensamente que las del mundo entero; los muertos cobijaban más que los vivos; la gente se quedó muda y petrificada, de tanto aguantar y el fuego consumió todos los buenos actos e intenciones. Habitando en los dominios de la maldad, luchando contra todo tipo de vicisitudes.  

Allí la conocí, al final del negro y el silencio tan rotundos. Al otro extremo de la noche, en donde ya ni el miedo pudo sobrevivir. Allí estaba ella,  sola y esperándome.

Acostumbrada ya a desconfiar, de entrada, no me agradó, pero sus palabras y su voz suave y acompasada, me serenaron, internándome en un letargo hipnótico, en que seguí todas sus instrucciones, de manera silenciosa, obediente, muerta, durante días, meses o... quizá nunca. Deambulé de su mano por algo parecido a una ciudad desierta, entre sombras, que yo jamás hubiera imaginado y que iban absorbiendo todas mis penas, miedos y angustias.

Hasta que subrepticiamente, como una ola que estrellara en mi pecho, me regresó el sentido, al decirme: ¡Confía, mírame, asómate a mis ojos!

Allí estaban mi luz, mi cuerpo, mi mente y mi vida, que ella me hizo entrar a recuperarlos, de tal forma que no podría explicar. 

Luego, aquella anciana, me abrazó como una madre y con sus dos manos, tomó mi mano derecha, para darme tres semillas y me la selló con un beso, igual que el roce de una mariposa. 

—Te serán imprescindibles para seguir, tú sabrás el momento propicio para usarlas o regalarlas a quien identificarás de inmediato que las necesita. Y las podrás dar todas las veces que tu corazón te lo pida porque te serán repuestas cada vez.   

—¿Quién eres?

—Dorotea, me llamo Dorotea.

—Gra... No termine de agradecerle, cuando ella ya había desaparecido. 

Amanecí junto con el día, radiante, llena de amor, con muchos sueños y aquellas semillas infinitas en mi puño. 

* Esta historia continúa en el blog amigo: 

PASOS ENCONTRADOS  

Gracias, amigo ibso, de Camino a utopía por invitarnos a colaborar en tu iniciativa



jueves, 8 de septiembre de 2016

Que

Que te olvide,
que ya no te ame,
que valgo mucho...
Y me dan terapia.

Que eres pasado,
que deje fluir,
que viva el presente
y me abra a lo nuevo.
¡Vaya! Como cambiar de coche.

Si amarte pasado,
es divino efluvio de vida,
alegría y fuerza, en presente,
para reunirnos en futuro,
así se nos acabe está vida
y todas las que sean
necesarias, hasta lograrlo.

sábado, 3 de septiembre de 2016

Carcome

Carcome la ausencia,
la ausencia que invade
de silencio,
silencio que abarca los espacios,
espacios que no ocuparás
jamás.
Jamás, un intangible,
que yo todavía no comprendo
¿Por qué aún me ocupas todo el corazón? 
Corazón, me corroe y me consume... tu ausencia,
ausencia inexistente,
inexistente porque aquí estás
cada vez que respiro.
Y cada vez que respiro,
ya no está conmigo
tu respiración,
aunque la imagine
y eso me haga sonreír,
como cuando fue. 



Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...