Traductor :

domingo, 29 de abril de 2018

Por qué no me ven

No basta la óptima aplicación de la ley, para erradicar la violencia.

La violencia nace con mamá y papá, se alimenta en las callejones del entorno, crece en las ramas de la sociedad, se fomenta en las ventanas hacia las avenidas del exterior; con la complicidad de todos nosotros, "seres inhumanos."

Todos somos responsables, directa o indirectamente, de que los niños están creciendo solos. Y es en todos los niveles socioeconómicos, de todos los rincones del mundo.

Papá, mamá, familia, profes, vecinos, desconocidos, organizaciones, instituciones:

¿Dónde están, qué hacen tan importante, para no ver lo solitos que estamos creciendo los niños?

* Mi total solidaridad hacia la víctima del caso reciente en Pamplona y hacia las víctimas diarias de mi país (miles ya) y el mundo; de violaciones, ultrajes, maltrato en cualquier circunstancia, feminicidios y homicidios sexuales (sea cual sea su sexo). "Sexocidios". 

 

miércoles, 25 de abril de 2018

Calla y baila otra vez

Rima divina
en otra voz.
Minuto presente
otra vez.
Ritmos y melodía
en la voz más sonora
de todas:
La voz de la tierra.

Escucha, ya canta poesía,
bailemos la poesía
que nos canta.
Bailemos al son
que nos toque,
la impasible y tenaz
hilandera de vida.

Hartazgo de bailar
a ritmos obligados,
sobre tapices y alfombras
rojas, de hechos...

A veces flores, a veces vino.
Pero sangre, ¡siempre!
No pienses, siente su son,
calla y baila,
hasta desmayar,
hasta perdonar,
hasta erradicar
todo este dolor.


*No solo va de la tierra, amigos. La alegría, antes natural, hoy la tenemos que crear con mucho esfuerzo.
Mi Abrazo inmenso, infinito para las madres y familias de desaparecidos del mundo. Y de mi país, todos los días.

sábado, 21 de abril de 2018

Lo más temprano

A los pajaros, ya nada les sorprende. Han visto y conocen más que los sabios.

Pero, desde lo más temprano de los días; suben a limpiar el humo con aleteos y a suscitar que el cielo sople y vuele, las cenizas de la tierra.

Luego, desparraman trinos, con tonos y tinos perfectos, para suscitar que los relámpagos, salgan a iluminarnos.

Los pájaros, saben también, que la vida es maravillosa, porque ellos la hacen así. 


lunes, 16 de abril de 2018

Fósforo

No quiero saber que no hay remedio. Rechazo la insana cordura que frena, amordaza y ata.

Yo creo en "todos nosotros  juntos", aunque parezca un espejismo, un imposible, aunque parezca locura, enmedio de la inmensidad
letal de esta época oscura.

Yo creo que en toda esta negrura, un fósforo es luz suficiente, para alumbrar un poema de amor a la vida,
a la vida de todos.

Para exhibirlo, dentro de la gota que derramó el vaso,
por inhumano error,
made in USA,
como es su uso
con registro de marca
y derechos reservados.


viernes, 13 de abril de 2018

Es propia y personal

Si la fe en el amor, en lo trascendente, se desmorona, diluye, evapora o resquebraja; nuestra vida carece de sentido.

Pero la felicidad no entra a nosotros, por donación de nadie. Es propia y personal y la tenemos siempre aguardando a que le permitamos manifestarse. Aceptémoslo con honestidad.

miércoles, 11 de abril de 2018

Como la marea

Continuo vaivén,
a favor, beso de viento.
En contra, azote de olas
en las playas del existir,
como la marea.

Coraje para hacer
lo que mande el corazón.
Fuerza para no hacer
lo que manden los demás,
como la marea.

Rebeldía, a prueba de fuego.
¡Ay, roble! a prueba de todo,
como la marea.
y llueva, llueva al fin,
la dicha fina de abril.


domingo, 8 de abril de 2018

¡Los garbanzos!

Receta: En una cacerola cualquiera, sofríes en aceite de oliva, chile verde picado, ajo y cebolla, al gusto.  Agregas 100 grs. de garbanzos lavados y remojados, sal y agua solo a cubrirlos, a fuego alto. Al empezar a hervir, bajas el fuego al mínimo y te vas, porque tardarán bastante, si no los cocinas en olla de presión.

Pasado un tiempo, cuando notes que a "alguien cercano" se le ha quemado su comida, lo perdonas, porque "todos puede tener un descuido."

A las cuarenta, cuando un olor intenso a picante quemado llegué a ti, exclamas ¡Los garbanzos! Corres a su encuentro y se están chamuscando.

Agregas agua varias veces, porque seguirán duros. Se pinta color negro carbón. Rectificas la sal.

A otras cuarenta horas, siguen sin ablandarse del todo, pero ya ni modo. Los escurres, el caldo no podrás usarlo, es amargo. Los mueles lo más que se dejan, que no es mucho. Y optas por sobrecondimentar al estilo hummus, esa pasta rústica, para disimular el sobreahumamiento que con todo lo que agregues, seguirá siempre presente.

*También, puedes ahorrarte todos los pasos de mi receta y cocerlos en olla de presión o como sepas. Con toda seguridad de que a ti si te quedarán exquisitos.


Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...