Traductor :

lunes, 27 de diciembre de 2010

El desgaste de las palabras


La Real Academia Española, ya no sabe que medidas tomar, ante el desgaste que hemos hecho los mexicanos de la lengua. Tantos eruditos entregados a su labor, que echamos a perder con nuestro estilo de vivir.

Por ejemplo, antes en México, era muy insultante decirle a alguien: Cínico, impúdico, hipócrita, negligente, desalmado, deshonesto, criminal, desvergonzado, ratero, sicario, delincuente, corrupto, inmundo, esbirro, espurio, defraudador, tramposo, simulador.

Todos esas palabras no suenan a nada ya. Se les dicen continuamente a quienes encarnan esos adjetivos, para avergonzarlos y que rectifiquen sus conductas, pero ellos como si nada.

Al contrario, creen que es elogio y hacen cosas más graves, muy sonrientes, alimentándose del repudio, siguen pasando por encima de todos, concentrados solo en la forma de joder al prójimo y alcanzar sus fines personales.

Siempre tienen la manera de hacer algo peor, para sorpresa general, de forma que en esta tierra insólita, los buenos ya están pensando que son los malos, pues cualquier conducta apegada a la ética, se está haciendo inusual e increíble. Se persigue a los buenos y se aplaude a los malos.

Después de exhaustivas dilucidaciones, sobre las aplicaciones del español en las circunstancias mexicanas, en que no pudieron llegar a ningún acuerdo, dado que usamos el idioma al revés; un día antes del cierre de la nueva edición del diccionario, llegó algún miembro de la RAE:

-Nada nos cuesta aceptar Naco como mexicanismo, si ¡total! es como sinónimo de mexicano.

-¡Ta Chido Güey!, contestaron los demás integrantes y votaron para aceptar esas tres deplorables palabras.

-¿No ofenderemos a los mexicanos con eso? surgió un miembro más conservador.

-¡Nombre We! Si a los mexicanos no les ofende nada. Que no ves todo lo que les hacen y ellos felices.

Están pensando para la próxima revisión, incorporar como verbo Naquear… Yo naqueo, tu naqueas, él naquea, nosotros naqueamos, vosotros naqueáis…

Luego que terminen las celebraciones del Bicentenario, querrán deslindarse de los mexicanos en definitiva, precisamente por lo Nacos que somos.Terminarán aceptando mejor el mexicano como idioma independiente del español.

Creo que no lo hicieron por respeto al orgullo mexicano de nuestra Independencia, en pleno teatrito gubernamental, porque si les representamos algunas ventitas de diccionarios.

Los de la  RAE,  ahora si ¡se la llevaron! qué bueno que ya no está Carlos Montemayor, no creo que le gustara que se aceptara esa naquez ¡Mmm! y ¿ser de Parral?



jueves, 23 de diciembre de 2010

Guango camina con miedo



No es que esté enfermo, ni lesionado. Mi perro, está un poco viejo… sí, pero se conserva muy jovial, con la vida de burgués que se da, desde que cayó en blandito conmigo. Es de esos seres a los que todo les cae del cielo, no sufre incomodidades, ni ha tenido que pelear por nada más allá que su mal carácter, cuando tiene que despertar antes de las 11 de la mañana, su hora habitual.

Cuando algo extraordinario sucede, fuera de su horario laboral, yo debo hacer el rondín… así lo pactamos y, si no le comento, o le pido ayuda, él ni una oreja levanta. Tiene bastante claro el papel de cada uno en casa. Guango lleva la vida que yo no podría darme nunca, tan solidaria siempre con otros. Me dijo un día, que yo soy más perro que él. Lo estoy considerando.

Últimamente, le ha dado por comer nopalitos, o cualquier cosa con ajo o cominos. No le gustan, pero sabe que son buenos para disminuir el colesterol, purificar la sangre y activar el metabolismo.

Me inquieta mucho, que ya no quiere salir a pasear, no obstante es su pasión. Cuando sabe que lo haremos, se entusiasma igual que siempre, casi me arrebata el collar para ponérselo él solo.

Salimos y va a la delantera, muy decidido, reconociendo cada lugar, él dirige la caminata a su antojo, habrá quienes nos miren y piensen que el perro saca a la señora a pasear. Y aciertan, porque me lleva brincando cercas, rodeando postes, afrontando rottweilers cuando nos sorprenden y librando matorrales. Nos detenemos a que imprima sus grafittis líquidos en cada árbol, camino al parque. Me encarga que le indique si le ha faltado alguno.

De repente, aunque vayamos a buen paso, se detiene, hace alto total, se le erizan los pelos del lomo y con mucha discreción voltea la cabeza, hacia la acera de enfrente, sin decidirse tampoco a cruzar. Trato de continuar, lo animo, el sigue aparentando indiferencia, pero hasta lloriquea. Casi lo arrastro. En ciertas calles definitivamente no da ni un paso, se sienta, se yergue, muestra colmillos, en actitud de ataque, pero todo tembloroso.

Con tanto miedo que me lo contagia. Es muy pequeño. Pero nunca lo ha sabido, como  todos lo de su raza chihuahueña, siempre tan valiente y bueno para echar pleito con cualquiera y por lo que sea. Mordió tres veces al despachador de gasolina que tres veces le dijo: ¿Serías capaz de morderme? Hasta que aprendió el señor a no hacer preguntas tontas.

Al hijo de Erika, lo ahuyenta antes de que se acerque, no soporta que se burle de su nombre, que en su lenguaje, Guango es mejor que Boby. Se jacta de que el mundo está lleno de Bobys y un solo Guango. No sé, nunca he ido por el mundo preguntando: Oiga señor, señora, ¿conoce algún perro que se llame Guango? El hijo de Erika, odia que Guango esté más mimado que él. No solo él, tiene una larga fila de detractores, por pura  envidia.

Aprecia mucho al voceador, lo espera desde que viene muy lejos, hasta es capaz de despertar temprano por recibirlo, cuando el señor sabe que ciertas noticias no pueden esperar a las 11, en que Guango ya esté de buenas.

Le ladra muy emocionado, pero cuando llega, no le da mucha entrada, porque también lo bromea mucho y no le gusta que nadie se divierta a costa suya. Sin embargo, nada le quita su percepción de que el voceador es un gran tipo. Le valora que ya nos trae las notas bien resumidas, para irnos al grano en cuanto recibimos el ejemplar.

Por un tocino o por una perrita de pelo ensortijado, sería capaz de cualquier cosa, pero ya probé, sin resultados. Con todo y lo caro que está el tocino, me dispuse a yo comer cualquier cosa, para comprárselo y hacer la prueba, pero ni así puedo lograr que camine por donde ha habido matazones. Y la semana pasada mejor fingió no ver a una coquetísima y perfumada yorkshire terrier, que seguirla por un callejón, que era el sitio predilecto para sus devaneos, por la privacidad. No es de esos perros que anden publicando sus conquistas por todas partes. O, ¿Será bueno darle aparte del tocino, jalea real?

Así que ahora salimos a pasear, mitad de camino lo llevo a pata y el resto en los brazos, con cara de “así me gusta pasear a mí”, pero jadeante, con taquicardia y los pelos del lomo erizados. Él me va indicando, donde pisa el suelo y donde no. Por si acaso, yo también simulo aplomo y miro hacia el mismo lado que Guango, cuando dice que hay que hacerlo. Así los dos, muy interesados en cualquier insignificancia, menos en lo que aterroriza… a Guango.

No sé si sea cierto que los perros vean a seres de otros niveles, no se si eso exista, porque ya no sé si lo que veo sea real, pero Guango dice que si, que huele a muerte, que los ve. Que lo lleve a pasear y que lo proteja donde sienta miedo y que de regreso, le dé aunque sea un trocito de tocino, porque le alivia bastante el susto y luego nopalitos con ajo y cominos, para no engordar. Que es buen remedio de perros.

Lo complazco, deseando que me esté tomando el pelo, o que esté bien informado, hasta entendería su rara amistad con el voceador, porque no quiero que si se trate de miedo a las ánimas descuartizadas y en pena deambulando Chihuahua, como se dice que pasa a quienes mueren violentamente. No quiero agregarme terror a lo sobrenatural, al que ya siento naturalito por tantos vivos que deambulan en este Estado de impunidad y cinismo.

miércoles, 22 de diciembre de 2010

Cerillitos de Esperanza


No me sorprende porque los mexicanos estamos viviendo en los subterráneos del infierno. Muchos seres andan apresuradísimos, buscando los aliños para el pavo, entregados al cien por ciento por cuál guarnición, o cuál  vino, será el idóneo. Comprando el último regalito. Si usan la vajilla de la herencia familiar, o si ponen las últimas copas que compraron, que si  combina más el mantelito de lentejuelas, o el de "Santo Clos" bien convencidos de que la Nochebuena, es solo saciarse y rellenar sus vacíos, para no enterarse de nada.

Dios quiera que Dios exista, que a través de esos cerillitos encendidos en el sitio del crimen, eleve muchas conciencias más, porque desde todas las ciudades del orbe, ya los ven como llamaradas de Napalm en México, por su Chihuahua de mujeres descuartizadas y el cansancio de la tolerancia de un pueblo vejado.

Por las mujeres que la sociedad linchadora del paisisto descalifica, por ser pobres  como pirujas, putas, basura, escoria, etiquetando así a las trabajadoras, productivas,  por gusto o necesidad,  en su mayoría obreras, explotadas por empresas o maquiladoras infernales,  acosadas, abusadas sexualmente, madres solas, engañadas, engatusadas y atrapadas... Qué si por error, las encuentran, tiradas en los basureros, muertas por supuesto, de ellas solo queda una cruz color de rosa.

Quiero no perder la esperanza de que  las "llamitas y letreritos" con mala ortografía y mala letra, de gente que "no tiene nada que hacer", o de "la gente de segunda", de "gente que no tiene que perder y por eso se alborotan,"  De los sin voz, de los sin derechos, de los invisibles, estremezcan las conciencias.

Porque en verdad, esto es tan grave, desde que todos estamos perdiendo dignidad humana, integridad ciudadana, como resultado de que hace mucho tiempo que se perdió la vergüenza, la decencia y la solidaridad.

Que valiente Marisela, de hacer todo lo que tu hiciste sola, que nadie disminuya tus méritos como luchadora social y como activista, gracias por despertar a poquísimos chihuahuenses hasta hoy, para decir que ¡Ya Basta!, como tú lo gritaste a tantos oidos sordos e indiferentes a tu dolor, porque ellos no tenían tu problema.

Poquitos hasta ahora, ya están demostrándote abiertamente la gran pena por tu violenta partida; velándote, haciéndote un homenaje, para despedirte. Fue tanto el miedo que les provocaste que ni siquiera te permitieron un funeral normal, y te enterraron de urgencia por tanta amenaza, por el atropellamiento cruel de tus derechos, de gran mujer, comprometida, solidaria con los demás, con toda la gente que estuviera en situación vulnerable. 

¡Que rabia!, que moriste y de esa forma, para encender llamitas de conciencia, de quienes no tuvimos el honor de ser tus amigos. Tu nombre y tu lucha no se olvidarán jamás, ni tu sangre vertida en nuestra banqueta de la muerte. Por más que la laven, allí seguirá siempre. Seguiremos otras mujeres levantando la voz, para demostrarles que no somos, ni cosas, ni desechables. Así como los que sean hombres hombres.

¡Cerraste a lo grande los festejos del Bicentenario! justamente frente a Hidalgo. Donde no ha cambiado nada, en el mismo sitio donde a él también lo acabaron, por las mismas luchas, por los mismos problemas y con los mismos gobiernos cobardes y cínicos.

Ojalá que logres despertar a todos los mexicanos, aunque se vea tan difícil, para hacer la Revolución de conciencia, justicia por tu crimen y que tu familia tenga el apoyo y la protección que necesita ¡Ya!

En ciudad Juárez hay 10 mil huérfanos y ahora Marisol, la hija de Rubí, nieta de Marisela.

lunes, 20 de diciembre de 2010

Pueblo Mexicano Avestruz




Siento una pena muy profunda, por lo enfermos y debilitados que nos tienen en Chihuahua y todo México. Tragedia que se borra con una nueva tragedia… y otra… y otra.

Todavía no empezamos a llorar un suceso, cuando ya estamos recibiendo algo peor. Hecho, tras hecho, solapados desde la base del Estado.

Es imperdonable, que quienes están obligados a velar por nuestra seguridad y bienestar, sean los más responsables de nuestras desgracias.

Increíble, que sigan perpetrándose accidentes, como el de Puebla, por la corrupción entre Pemex y empresarios criminales, que ordeñan ductos de combustible, para enriquecerse ilícitamente. Robos que llevan décadas en todos los Estados y que es del conocimiento general.

Inconcebible, que en ciudad Juárez a quien más se le tema sea al ejército, a las autoridades y a los gobernantes. Y que sean las mujeres, solas, las que se den valor para mantenerse soportando y pidiendo a gritos a la humanidad entera justicia.

Inverosímil, que un niño en Juárez de segundo año de primaria, murió ahogado por lo que comía, en el recreo, auxiliado inútilmente por otros niños, ante la ausencia irresponsable e incompetente de los supuestos profesores.

Inadmisible, que fallezca una semana después en Chihuahua otro niño de kinder, ahorcado en un columpio, durante una fiesta, también ante la ausencia de cualquier adulto.

Inaudito, que los Sindicatos sigan existiendo y más fortalecidos, para perjudicarnos a todos los mexicanos, defendiendo a tanto criminal.

Lo que me estremece por completo, lo que me hace arder el pecho, que ya me lo  carboniza; lo que me está taladrando la cabeza y mi ser completo, con una fuerza nunca antes sentida, ni siquiera imaginada; es ver a un pueblo entero cobarde, escondido, callado, que no siente nada, que no actúa indignado, haciendo sus preparativos del festejo de navidad.

Ver a los mexicanos con la cabeza enterrada como el avestruz, para fingir que no pasan cosas graves, esperando que milagrosamente se resuelvan los problemas, dejándose arrastrar dóciles por la simulación de las autoridades que no trabajan por nosotros y si por su lucimiento personal.

¿Acaso no se han enterado que nos tienen en una cacería descarnada, que nos están extinguiendo?

Si la muerte nos está persiguiendo a todos, hay que exigir, antes de que nos alcance y laven en el instante, nuestra sangre derramada.

viernes, 17 de diciembre de 2010

Anoche descansó en paz, la paz y la justicia de Chihuahua


Te dejamos sola, pensando que lo tuyo no era nuestro
Marisela Escobedo, Madre de Rubí
¡Descansa en Paz!



Anoche descansó en paz, la paz de Chihuahua, junto con ella se incineraron los restos de la justicia, el apoyo, las buenas decisiones, la solidaridad, la protección, hacia  nuestra raza tendida en las banquetas. 

Pueblo al que se le cierra la boca que exige, ¡a rafagazos!, donde ya la conciencia se achicó, cuando sicarearon nuestra esperanza. 

¡Dolor y consternación perenne! 

¿Alguien sabe el celular o el correo electrónico de Dios? 

Acabó la pobreza de los mexicanos...Eliminando a los pobres

jueves, 16 de diciembre de 2010

Marcelo, El Niño de la Flor


 

Con cara de ángel, maneras innatas bastante afeminadas, Marcelo de 7 años, no entiende porqué es malo que a él le gusten los maquillajes, hacer manualidades, ayudar a ordenar la casa y usar los zapatos de tacón de su madre y su hermana. Le gusta que las mujeres usen medias, adora sentir esa suavidad.

Más pequeño, a las mujeres, que visitaran su casa con vestido y medias, en cuanto se descuidaban, les acariciaba las piernas. -¡Qué bárbaro! Va a ser tremendo Marcelo -¡Sí! tan mujeriego como su padre -Y con esa carita, ¡será guapísimo! –Con lo que le gusta manosearnos, es tan precoz, tendrá todas las mujeres que quiera.

No sabe porqué su padre lo cintarea casi a diario: “Te voy a hacer hombre a punta de chingazos, cabrón”. Ni porque los compañeros de la escuela le gritan mariquita, mariquita eres una mariquita y no quieren juntarse con él en el recreo, pero si lo buscan cuando hay que hacer trabajos en equipo, tareas o explicarles las materias.

Es el mejor alumno de la clase, si no fuera por su alto rendimiento, ya lo hubieran expulsado de la escuela.

Sueña con ser un gran cirujano cuando sea grande y artista plástico o músico. En cuanto llega de la escuela, come y hace su tarea, para irse de inmediato a sus clases de pintura y piano.

Desea llegar a tener una casa con enorme jardín, para cultivar las mejores especies de flores. El se encarga del cuidado de las macetas de su madre. Adora las aves y las mariposas. Cuenta con tanta vitalidad y gusto por todo lo que hace, que sus ojos se iluminan cuando platica de lo que sueña lograr.

Un día cualquiera, su profesora, junto con otras dos, se encuentran calentando tamales y preparándose café, en la oficina de la subdirección, minutos antes del recreo. Llega Adriana, con su amigo Marcelo llorando:

– Maestra, maestra. Los muchachos golpearon a Marcelo, ¡mírelo… pobrecito!

Sin voltear a mirarlos, saca sus tamales del microondas –Ahora, ¿por qué te golpearon Marcelo?

El niño, sigue llorando y se adelanta Adriana. Por esto maestra, entrega una cajita de maquillajes de ojos destrozado. Se los sacaron de su mochila y entre todos los niños golpearon, pero lo defendimos las niñas y se los pisotearon.

-¿Qué te he dicho Marcelo?, ¡eso son cosas de mujeres! Los niños deben jugar a las luchas, al fut bol. Váyanse, váyanse al recreo y no me vengan con tanto chisme o les pongo un reporte. ¡Aprende a defenderte!, ¿No te da vergüenza que las niñas te defiendan?, ya les dije Adriana, que no lo defiendan, el tiene que aprender a portarse como hombre. Poco que le falta a este y ustedes ayudándole.

Adriana abraza a Marcelo y salen de esa oficina, se sientan en un escalón de la escalera, donde los alcanzan las demás niñas.
–No te preocupes Marcelo, no les demuestres tu coraje.

 –Ya no llores Marce… Yo mañana le pido a mi mamá otros maquillajes, tú tienes que enseñarnos a maquillarnos.

–Si,  para mi cumple, todas iremos de princesitas y tu nos dirás como lograrlo.

–Gracias muchachas, no se que haría sin ustedes, les dice el niño.

–Lo mismo que de nosotras sin ti. Tú eres el mejor amigo del mundo. Te queremos tanto Marce.

– ¿Amigos por siempre?

– ¡Amigos por siempre!, se abraza todo el grupito.

Las profesoras se quedan disfrutando su refrigerio y carcajeándose de Marcelo.

– ¡Pinche maricón! ya me tiene colmada con tanta jotería, les comenta su maestra.

– ¡Ay! yo no se que haría si a mi me saliera un hijo maricón.

Siglo veintiuno, aprobación de matrimonios entre parejas gay en México y así se cría, educa y trata a los niños, en sus hogares y en sus escuelas.

¡Cuánto nos espantamos! al ver “Ponchis”, “Barbies”… Sin ver los constantes actos de  desprecio y odio que reciben, por parte de toda la sociedad quienes son homosexuales, pobres, discapacitados, huérfanos, etc. O, hijos de parejas inadecuadas, odiados desde antes de nacer.

¿Será por eso, que muchos niños encuentran más amor y comprensión en las pandillas, que se conforman como verdaderas y sólidas familias?

La perversidad es el resultado de la masa social perversa, con el más peligroso disfraz que es la perfección.

Sociedad, Gobierno: Seguimos con 10 mil huérfanos en ciudad Juárez… Huérfanos de guerra. 

  

miércoles, 15 de diciembre de 2010

La Morenita del Papa



Al atardecer el pasado sábado 11 de diciembre, se paralizó el tráfico en una intersección con la calle Independencia. Me orillé y apagué el motor del vehículo, dispuesta a esperar a que se regularizara.

Se trataba del desfile de peregrinos, con destino al Santuario de Guadalupe, mucha gente, se situó a la orilla de la calle, para observar a los caminantes. El sonido de tambores, sonajas, cánticos y rezos me estremecieron.

Me sorprendió aún más, ver la enorme cantidad de personas del desfile, madres con dos o tres niños, hombres, jóvenes… Todo tipo de gente. Entregados a su marcha de fe a prueba de cualquier calamidad. Cantando, danzando y rezando con tanto fervor, por la paz y concordia de Chihuahua y de México.

Otras personas en silencio, tal vez prometiendo, agradeciendo o pidiendo perdón. En éxtasis, esperanzados, seguros de que la Virgen de Guadalupe les cumplirá. Obedientes a que si no les cumple, es porque ella considera que así es mejor.

Cuántas veces, las personas ante la falta de soluciones tangibles, sobre sus asuntos desesperados, depositan en la Virgen, Dios o  Santos, toda la tramitología de sus problemas, los que muchas veces podrían resolverse, con decisión, fuerza de voluntad diálogo, negociación o solidaridad.

No me opongo a la fe de ninguna manera, soy bastante creyente;  pero si creo que las adicciones se superan en un centro de rehabilitación y un proceso de fuerza de voluntad profundo y muy doloroso, que la ignorancia se combate estudiando, que la pobreza trabajando, las injusticias denunciando y exigiendo.

La gente aguanta todo tipo de abusos, agacha la cabeza y se deja derrotar, sin hablar, sin pedir, sin tramitar, sin exigir. Somos los mexicanos una raza de dejados, derrotados y muy sufridos, porque nos gusta lamentarnos, justificarnos con las dificultades que la vida nos va presentando, para inmovilizarnos, para no generar cambios, precisamente porque todo cambio  nos exige trabajo y mucho compromiso.

Esperamos con mucha pasión que las cosas cambien y sin movernos, esperamos que la Virgen cumpla y satisfaga todos nuestros deseos y  necesidades. No dudo que se hayan registrado tantos milagros, están documentados. Pero si creo que muchas de las soluciones, nos corresponde a nosotros generárnoslas.

Yo le pediría a la Virgen Morenita, tan amada también por Juan Pablo II, que nos despierte a la realidad nacional. Para que cada uno asumamos  y cumplamos nuestra función correspondiente a cabalidad. Para que no halla más gente sufriendo sin hablar, que denuncien lo que está mal, que quienes pueden resolver lo hagan ya. Sería un verdadero milagro.

domingo, 12 de diciembre de 2010

Si faltara Chabelo



Qué mente tan enferma la de quien inventó que Chabelo había muerto. La ovación tan prolongada del público del Teletón hacia él, un día después de ese rumor, me hizo reflexionar sobre lo que él significa.

Xavier López ha consagrado toda su vida al personaje del niño mexicano. Ha sido el “cuate” de todos los niños, durante cerca de 50 años.

Ni siquiera concebimos que pueda existir el hombre detrás del personaje. Cuando le hemos escuchado en entrevistas, hasta nos ha sorprende que pueda tener voz de adulto y una vida fuera del niño. Lograrlo, ha de ser un esfuerzo muy complejo que le exige demasiada disciplina.

Ha dicho "que se ha dedicado a lo que más le gusta, por lo que no lo considera un trabajo". Sin embargo, qué responsabilidad tan descomunal ser Chabelo, ya que por la edad del personaje, viene siendo como el hermano mayor de todos los niños pequeños y modelo a seguir. Condición que le  obliga a ser muy prudente, no solo en su programa, sino en todas sus actividades cotidianas, pues al ser tan famoso en mexico y el mundo, está siempre expuesto en una vitrina de cristal.

Se requiere de mucha congruencia y equilibrio entre la persona y el personaje que interpreta y demasiado amor hacia la infancia; sector tan sensible, receptivo, exigente e importante, para brindarse con esa misma entrega domingo tras domingo, gracias a la cual mantiene su aceptación y cariño.

Xavier López, deberá vacacionar, comer, divertirse, salir de compras y todo lo que desee hacer, respetando el mito de Chabelo, guardando la compostura siempre. Cuidando su imagen, también quienes constituyen su entorno social más cercano.

Él es como los mejores lugares turísticos, que aparentemente no cambian, al resultar igual de fascinantes, aunque se visiten muchas veces, la magia envuelve igual que la primera vez. Lo que en realidad es justamente lo opuesto. Significa, mantener un arduo trabajo de evolución, al ritmo de los cambios de las épocas, para que lo percibamos como si fuera el mismo. Sin esa innovación constante, hubiera caducado en la primera generación transcurrida.

Creo que su mayor éxito es su equilibrio, para poder conducirse como si no supiera el tamaño de fama que tiene, con la misma humildad y condescendencia, como lo vimos la primera vez, y  estar siempre dispuesto a contribuir en cualquier acción por el beneficio de los niños.

Xavier López debe poseer una capacidad superior, para desprenderse de emociones negativas y mantener su alma tan joven, que le permite conducirse con tanta soltura y empatía, no obstante las malas noticias de nuestro país, ante tanta decadencia social, que les está arrebatando el alma a los chiquitos.

Y con una voluntad a prueba de todo, para que su niño interior y niño personaje, nos impidan verle las arrugas al hombre de 75 años de edad, que ha madrugado todos los domingos, durante 50 años, dejando todos sus asuntos personales fuera del escenario, para aparecer con la mejor actitud, a enseñarles a los niños a ser niños y a los adultos, que los niños están para jugar y divertirse sin ninguna preocupación.

Aunque ya se haya ganado la inmortalidad. Necesitamos que viva muchos años más, porque él es de lo mejor que han tenido los niños de siempre y es insustituible. ¡Chabelo no se catafixia!

viernes, 10 de diciembre de 2010

El Recreo con Rita




Delicada, con gracia, Mónica, una niña de 9 años, durante el descanso, charla animada con sus amigas preferidas, sentadas las tres en una banquilla de cemento en el patio, mientras reparten sus refrigerios en partes iguales,  para probar de todo.

- ¡Moni! ¡Mónica!, llega Ismael corriendo, ¡Anda! ¡Rita otra vez!

Muy asustada, da su bocadillo a una de sus amigas y corre hacia su salón. -¡Rita!, tranquila, aquí estoy chiquita, tranquila, ya, ya, ya. Se agacha y abraza a Rita, que se encuentra en el suelo, con todo y que es mucho más alta y corpulenta que ella, limpia sus lágrimas, le acaricia su cabeza, sin evitar tocar las partes donde no tiene cabello.

–No lo hagas Rita, ya no te arranques más el pelo, no te lastimes, ¡júramelo! Grita, escupe, insulta, avienta todo lo que tengas cerca, patea, lo que quieras, pero no te lastimes a ti.

Rita se encoge más y se deja mecer por Mónica, en un autismo compartido. Mónica continúa hablándole con suavidad. – ¡Llora Rita!… no te aguantes, saca todo lo que sientas… Yo te cuido... No está sola.

Así duran casi todo el descanso, hasta que Rita se conforta – ¡Gracias Moni! dice Rita en un susurro. – ¡De nada, no me agradezcas Rita! –Ya te perdiste del recreo por mi culpa. – No le hace Rita, tú me necesitabas, entre dos es más fácil. Ya estás mejor, ¿verdad? Rita le contesta moviendo la cabeza.  – ¡Gracias!

Los niños de su salón dicen:

Que Mónica es la alumna más destacada de la clase y la única persona de toda la escuela que ayuda a Rita, en sus crisis de pánico, agresividad y llanto, desde que mataron a su papá frente a ella.  Y aunque no es su amiga cercana,  se las arregla para ayudarla cuando lo necesita.

Que todos huyen de Rita muy asustados cada vez que se pone como loca y acuden a Mónica para que resuelva la situación.

Que tratan de que la maestra no se entere, porque ella estruja, ofende y avergüenza a Rita, frente a todos los niños y les tiene prohibido, atenderla. –Mientras más caso le hagan, más berrinches hará, es una la lepa chantajista y malcriada ¡Déjenla sola, hasta que se le pase! ¡Ignórenla! Siempre que la maestra interviene Rita se siente más mal.

A la directora no acuden porque le tienen miedo, los regaña siempre, por cualquier cosa, ha expulsado a 60 niños este año y los tiene amenazados a todos.

Desconocen como viva Rita en su casa, pues nadie se junta con ella, porque es muy difícil aguantarla. No conocen a la mamá, solo a la abuela que es quien la lleva a la escuela.

Rita se controla al máximo sus reacciones, pero sus sentimientos la asaltan cuando no hay nadie. Sabe que solo cuenta con la mano de Mónica.

Pactaron los niños, resolver sus problemas entre ellos, en secreto, hasta que puedan.

La sociedad considera que por seguridad de los niños es bueno mantener las escuelas “a puerta cerrada” y confían en la solvencia moral que los maestros les aparentan.


Padre, Madre, ¿conoces el trato que tu hijo recibe en su escuela? Platica con él o ella, si lo escuchas, siempre te dirá la verdad. Visita periódica y sorpresivamente su escuela, tienes el derecho, no pueden impedírtelo, constata que las cosas estén funcionando bien. Involúcrate en la dinámica escolar.

Cuando existan quejas sobre tu hijo, cuando te llegue lesionado, platica con tu hijo y verifica los hechos con los demás niños que hayan estado presentes en los incidentes. Haz amistad con los padres de los niños del salón de tu hijo. Denuncien todo lo que esté mal. No permitan que los maestros les intimiden, no les tengan miedo. Ellos son quienes deben cuidarse de cumplir a cabalidad su función ante a la sociedad. Existen muchos maestros con conductas sumamente reprobables.

miércoles, 1 de diciembre de 2010

Madre Teresa nos espera

¡Gracias Madre!

Si hoy amaneciste vencido, sin respuestas y sin saber dónde obtendrás un poco más de futuro, ¡acércate!

Si crees que tus problemas no tienen remedio, que ya nada vale tu esfuerzo, ¡te hace falta verla!

Si amaneciste con un hueco, en donde tenías sentimientos, no pienses que ya te perdiste, ¡acude a ella!

Si todo lo que vives te hace llorar, necesitas que ella te alivie, pero si ya no sabes llorar, lo tuyo es muy urgente, ¡búscala!

Si el terror te tiene de rodillas, levántate con ayuda o solo, como puedas, no lo pienses, no pretextes ¡visítala!

Si ya compraste armas también, seguro de que es mejor defenderte así, ¡te urge verla!

Si ya vociferas, insultas, maltratas, odias y deseas ver también muertos a los culpables, a los indiferentes, a los creadores de nuestro caos: a los que apuntan, a los que disparan, a los que permiten y a los que no actúan, ¡corre a ella de inmediato!

Si te corrompiste y no quieres ver cuánto dañan tus permisos, es un deber que vayas ¡Ya!

Si estás indiferente, o fingiendo que todo está bien, porque a ti no te ha pasado nada malo todavía, ¡ve para que te enseñe a solidarizarte!

Si eres el empresario, que crees que has perdido tanto, que ya no puedes dar, ¡ve y permite que ella lije los callos de tu corazón!

Si eres delincuente, del tamaño que seas, ir con ella ¡Es vital! Para que te diga como perdonar a quienes te lastimaron tanto, para vengarte así.

Ella ama sin juzgar. Porque conoció la calle más que todos nosotros, buscando a los más pobres de todos los pobres, nos encontró en espíritu.  Sabía lo mucho que la íbamos a necesitar.

Destinó al padre Angelo, para hallarnos a los chihuahuenses tan pobres como estamos por dentro. Tan pobres como nunca lo fuimos y trascender su obra en nosotros.

Vino a conducirnos en nuestra absoluta oscuridad y que conoce perfectamente ¡Cumplamos su deseo! Si no has ido, ¡ve! Si ya fuiste, ¡vuelve a ir! Lo necesitamos... ¡Hasta que aprendamos!
 
Madre: Pide a Dios nos ilumine, para aprender a vivir, luego a amar, después a dar.
Madre Teresa de la Humanidad, se queda hasta enero en Chihuahua, para alimentarnos y despertarnos al amor. En La Casa Chihuahua, calle Libertad y Venustiano Carranza, edificio antiguo de Correos. Todos debemos verla. Entrada gratis los Domingos.

jueves, 25 de noviembre de 2010

Fumar Tabaco es Delicioso


Un día se les dio la gana recaudar más por concepto de impuestos a los  estados del mundo. Multiplicar las ganancias de los laboratorios farmacéuticos. Llenar los consultorios médicos. Incrementar ventas de compañías aseguradoras,  perfumerías, fabricantes de purificadores de aire, extractores, filtros y todo tipo de productos para eliminar el olor, rastros y partículas de tabaco, dar trabajo a  agencias de publicidad por campañas en su contra, así como a terapeutas en psicología, medicina alternativa, etc.


Entonces: Aquello que fuera permitido en todos los ámbitos, distintivo de elegancia, estatus, inteligencia, liberalidad, fortaleza, feminidad, virilidad, convivencia. Cómplice y testigo de la creación de los mejores versos, libros, arquitectura, obras de arte, inventos, tratados, convenios y momentos.

A una costumbre ancestral, con efectos curativos, relajantes, ceremoniales y hasta divinos, ahora se le sataniza. Para de esa forma, poder sacarle todo el provecho, por toda una partida de industrias reparadoras de sus efectos. Modificando su anterior etiqueta de costumbre o hábito, a la de adicción.

Causa revuelo general el aumento del IVA del 15 al 16 en productos y servicios y en cambio, nadie dice nada porque en el tabaco se pague más del 320% de impuestos. Pues a base de publicidad, la sociedad, tan buena para endilgar etiquetas, ya ve al fumador como un adicto, antisocial, causante de muertes ajenas, suicida, peor que  delincuente. Y, el fumador confundido y con su autoestima muy cuarteada, en vez de defender su gusto, haciendo valer sus derechos, baja la guardia y se deja vapulear, aceptando el rechazo de los no fumadores y el nuevo precio y condiciones sin protestar.

No conformes con eso, agregan a  los diseños de sus cajetillas, las fotografías más terroríficas con fondo negro y letreros enormes de que provoca la muerte y abortos; no solo de quien fuma, sino de toda su familia y seres queridos. Las niñas ahora en vez de comprar anticonceptivos o la píldora del día después, optarán por empezar a fumar. Los del movimiento emo, darketo o barroco, se sienten comprendidos al fin y a los más empedernidos fumadores les causan gracia los fetos de astracán en cuna de cigarrillos.

Al mismo tiempo, están machacando que las personas que fuman tienen menor coeficiente intelectual, que daña el cutis, que es vulgar, que envejece, que se viven menos años, que… una lista enorme de desventajas. Y, en paralelo se lanzan los argumentos a favor de la marihuana y su legalización.

Quienes no fuman, creen que hasta el olor puede fulminarlos como si fuera insecticida. Siendo que lo que dañaría sería el humo, no el olor. Los fumadores, ya tan acomplejados y marginados, por la intimidación constante; mantienen su gusto de consumir bocanada tras bocanada, esas partículas espiritosas, en lugares solitarios, apartados, ocultos, escondidos, como si estuvieran inhalando cemento, lo más lejos de las miradas despreciativas y narices fruncidas, de quienes pudieran observarlos.

Si es un acto tan legal, puesto que es principal generador de ingresos al estado por gravámenes, bien podrían los fumadores:

Exigir que el producto sea elaborado con el tabaco de la mejor calidad, sin aditivos que si provoquen daño.

Crear centros de acopio de las horrendas cajetillas, para enviarlas periódicamente en contenedores a los legisladores que las aprobaron.

O regresarlos, como hiciera el productor de los Raleigh hace tiempo en USA, antes de que les piratearan la idea los del Teletón y los de Iniciativa México, en que por cada determinado número de cajetillas remitidas, ellos donaban sillas de ruedas, aparatos ortopédicos y prótesis a quienes lo necesitaran, sin discriminar a los no fumadores. Sirviéndoles a las compañías de igual forma para deducir impuestos de manera filantrópicamente mañosa.

Mientras se organiza el gremio fumador, que al pagar tan altos precios, tiene todo el derecho de exigir; si tu fumas y te fascina hacerlo, por el momento compra una bonita cigarrera para que rechaces las imágenes que te han impuesto de manera tan arbitraria, o puedes optar por fumar unos maravillosos Cohíba, Montecristo, H. Upmann, o hasta unos Populares, que como van las cosas, saldrán mucho más baratos que los cigarrillos que hasta el mes de diciembre podrás adquirir a precio de empleado de país subdesarrollado.

Además, no te escondas, ni te dejes intimidar, es tu gusto, tu dinero, tu organismo y nadie mejor que tu sabes y sientes si te ayuda o te perjudica. Hasta ahora no nos hemos enterado de que nadie haya matado, secuestrado o extorsionado por comprarse unos Marlboro; se violente, se ponga “hasta atrás”, o pierda la conciencia de lo que hace., por unos cigarrilos de más. Pero si es notorio, con cuanta satisfacción paladean ese humo mágico, de la manera más amistosa, pacífica y placentera.

Respeta a quienes no soporten el aroma de tabaco y fuma lejos de ellos, también si puedes y lo deseas forma tus clubes, asociaciones, agrupaciones, empresas, etc. etc. “Solo para fumadores”, en donde puedan criticar y debatir, por ejemplo, acerca de la falta de tolerancia de no fumadores.

También recuerda que todo en exceso es malo y mortal, así que fuma por el gusto de hacerlo, de una manera moderada, ejercítate mucho, come equilibradamente, sin grasa, ni harinas blancas, con suficientes vitaminas, bebe bastante agua y deposita las colillas en el cesto de basura, cerciorándote de apagarlas bien y nunca fumes en la cama, si estás cansado,  pues allí si corres el riesgo del abrasador sueño eterno.

Así pensaba cuando fumaba, hasta que dejé de perder el tiempo buscando justificaciones y dejé de fumar, me ha ido de maravilla, al liberarme de esa atadura... Se vive mejor, todo es mejor!

Compay Segundo, murió a los 96 años

jueves, 18 de noviembre de 2010

¡Qué Bicentenario... Ni qué Ocho Cuartos!

¿Qué celebramos?

Si Independencia es el derecho de un pueblo a decidir sus propias formas de gobierno, de desarrollo económico, social y cultural, así como la elección de sus estructuras, y la integridad territorial, sin injerencias externas, bajo el principio de igualdad, bla, bla…

Si Revolución es cambio decisivo y profundo respecto al pasado inmediato, con resultados trascendentales en los ámbitos económico, social, político, religioso, cultural, militar, etc. Por el bien común y erradicando las fórmulas de injusticia y falta de equidad de un pueblo…

Entonces ¡No tenemos nada que celebrar! Cierto, a través de nuestra existencia nacional, hemos tenido muchos tipos de revueltas y sucesos violentos. Ya lo han estado narrando todos los doctos en historia de México. No me ocupo yo de los personajes, ni de las fechas, ni de los acuerdos y tratados, ni de quien le dijo que a quién, ni quien conspiro, ni quien lidió.

Eso ya quedó más que documentado, tanto en los libros de historia, patrocinados y editados, por los ganadores de cada contienda; como de los nuevos investigadores, que han venido desmitificando a las figuras más idolatradas, a la par de la nueva idealización de quienes estaban en la oscuridad del olvido y falta de reconocimiento, según su criterio o el de los nuevos dueños de la verdad.

Todavía no alcanzo a ver que es lo que estamos celebrando, con miles de millones de pesos (también documentado por los periodistas de investigación), en propaganda y publicidad en todos los medios de comunicación, en monumentos, ceremonias, festejos, festines, agasajos y todos los sinónimos que nos llevan a lo mismo: Bodrio, engaño y distracción. Desde Iniciativa México, hasta el bailongo más ridículo del pueblo más abandonado.

Cuánto hemos defendido en discusiones con extranjeros, al mofarse de nosotros, refiriendo la figura del par de indios dormidos, escondidos en sus sombreros y recargados en un nopal. Pero si es la “puritita” verdad.

Eso somos los mexicanos, a pesar de que los españoles tienen rasgos muy positivos y sobresalientes, así como los indígenas también. Siendo ambas razas hermosas y admirables por separado, en la mezcla se obtuvo un maridaje genético malísimo.

Desde hace 3 años los políticos y los empresarios dueños del país, están celebrando el Bicentenario, para que no veamos:

Que a Ciudad Juárez lo tienen hecho mierda, y a casi todos los municipios del país, solo que aquí se nota más, porque siempre hemos sido más gritoncitos, a comparación de los demás poblados.

Que cada vez otorgan mayores privilegios a las trasnacionales, para que continúen saqueando.

Que todos los delitos siguen impunes desde la impunidad oficial, y que al haber un poco de ruido, nos inventan otro chisme conmovedor para que nuestro corazón blandísimo, resultado de nuestra cultura “telenovelera” y “ranchorámica”, como escribieran en un blog muy acertadamente; exculpemos, perdonemos, aunque nunca olvidemos y nos carcoma la impotencia, tan filosa, como las espinas del nopal en que estamos recargados.

¿Qué el IMSS nos está robando? ¡Qué nueva la traen! Si desde siempre han sido servicios deplorables, que pagamos al más alto costo, para que libremente disfruten de  sueldos y prestaciones inmerecidas, empezando por sus tres meses de aguinaldo, sus empleados déspotas, inútiles e inhumanos, quienes tratan a los derechohabientes como animales. ¿Será que los dueños de la Iniciativa México quieran imponernos otra modalidad de seguridad social?

Que no veamos a Peña Nieta muy orondo trepado en vehículos militares, ya ensayándose para saber como se verá cuando llegue. E impartiendo cursos y adoctrinamientos a todos los municipios del país desde su jurisdicción ¡¿?! (Signos de ¿what? de “mucho muy sacados de onda”)

Podríamos seguir con Pemex, Cfe, Issste, las Juntas de Aguas y todas las dependencias, bancos, aseguradoras, afores, sindicatos, escuelas, Ife, Profeco… Interminable la lista.

En este 20 de noviembre, se conmemorarán las distintas revueltas e inconformidades empezadas desde hace 200 años, sin desencadenar todavía en revolución,  o sea, en el cambio  necesario de nuestra mentalidad, porque en cuanto nos llegan al corazón o a los intereses personales, damos carpetazo a las condiciones para rebelarnos por trascendentes que sean y nos dispersamos e individualizamos. Manteniendo una crisis inalterable, que rebasa por mucho más a los 200 años multicitados.

Si los personajes de aquellos levantamientos fueron leales al pueblo, que vergüenza lo inútil que fue derramar su sangre y si no fueron leales, que vergüenza seguir estancados y hasta en retroceso.

Revolución en México, nunca hemos tenido. Seguimos dormidos, recuperándonos de “la resaca” del teatro que nos han montado, al son de “que si Adelita se fuera con otro…” y nuestros mejores corridos, con todos los rebozos, moños, trenzas, cartucheras, tequilas, tamales, pozoles, champurrados, mariachis, banderitas, por cierto, enviadas a domicilio, de la misma oficina presidencial, ¡órale! para envolver entre tanta utilería nuestra estupidez “patriotera” mexicana.

Así que adecuándonos al Bicentenario, como dijeran los mexicanos de antes… ¡Ni qué Ocho cuartos! y si alguien sabe el origen de la expresión, que nos lo explique, Y también ¿Por qué nos gusta tanto que nos den atole con el dedo?

"La Tierra es de quien la trabaja"... ¡Ajá!

lunes, 15 de noviembre de 2010

Amanecimos con diez mil huérfanos en ciudad Juárez, Chihuahua.

 Hace ya tiempo, en mi tierra se le restó importancia a lo correcto. Por ejemplo, un profesionista con tal de ganar más dinero, mintiendo, logró el control, fama y riqueza. Lo que fue confundido con  prestigio y éxito. Los demás lo imitaron y sus hijos aprendieron a  hacer trampa.

Se luchó por ser más que otros, midiendo esa superioridad por cosas materiales y comodidades, conseguidas como fuera, transcurriendo generaciones con abstracción, enajenación y deshumanización.

La satisfacción de deseos fue más fuerte que el valor de las personas. La codicia, robó el tiempo para compartir con los seres queridos, convirtiendo a seres normales y sanos, en esclavos de los imperios que erigieron.

Se inventaron todo tipo de apetitos, a partir del “poder”, en una carrera desenfrenada hacia las alturas, no importando si para ello era preciso hacer concesiones, traicionar, mentir, estafar, matar, en una competencia desquiciadora. Hasta el amor fue sustituido por el placer y a Dios por el dinero.

Los empresarios insaciables, con el consentimiento de autoridades y funcionarios de gobierno corruptos, han abusado de los empleados:

Los empleados explotados, con su estado de malestar, falta de tiempo y frustración, desatendieron a sus hijos.

Los empresarios insaciables por cuidar sus negocios, descuidaron a sus hijos.

Los gobernantes corruptos, por “cuidarse las espaldas”, ignoraron a sus hijos.

Los hijos de todos, cuando piden atención, son rechazados, ignorados, maltratados, burlados y abusados, en cualquier nivel socioeconómico. Creciendo con odio, vacío y resentimiento, en un ambiente bárbaro.

Los medios de comunicación ilustran todos los tipos de violencia y los padres no supervisan lo que reciben sus hijos por falta de tiempo, ignorancia o negligencia.

Los niños aprenden de los padres y de sus maestros, a través del rechazo, falta o exceso de tolerancia. Asunto inmoral e irresponsable, que ninguna razón puede justificar. Fuera de casa se distribuyen y difunden todo tipo de materiales, actividades y sustancias destructivas. 

Nadie actuó para contrarrestar los efectos de lo que era tan evidente, inmerso cada uno en la conquista de su mundo personal. Llegó el momento en que se sobrepasó el nivel y se derramaron las fuerzas negativas, que están tocando ya no solo a inocentes, sino a los dueños del “poder”. Pues ahora si se registraron bajas en todos los frentes, amigos y enemigos. 

Esto lo merecemos, unos por abusones, otros por dejados y arrastrados, cada quien escoja el saco que mejor le siente.

Un día cualquiera… Amanecimos con 10 mil huérfanos en ciudad Juárez, en la guerra contra la enfermedad que todos dejamos avanzar y que ante miles de síntomas previos, no reaccionamos. Entonces, ¡no es un día cualquiera! Sino la marca de una nueva época de luto chihuahuense, irreparable y vergonzoso. 

Ahora, es nuestro deber dar toneladas de amor, en todas las modalidades a nuestros semejantes, para recuperar la razón y el sentido de la vida, mientras sea nuestra. 

El amor es indispensable, como hilo unificador, que nos devuelva el respeto, la autoestima, la confianza y todos los valores que se perdieron,  por el “poder”.

Es preciso ocuparnos en establecer vías seguras y coherentes, entre familia, escuela y  niñez. Recuperar y reajustar la convivencia social, como reflejo del sistema de valores universal.

Así como no es posible separar la crisis de valores de la crisis social, no es posible mantenernos como individuos dentro de la burbuja, separados de la sociedad, por el hecho de que “todavía a mí no me ha tocado”. No esperemos a que “nos toque” para empezar a actuar y a sensibilizarnos.

La tarea inmediata es apoyar a esos 10 mil huérfanos, más los hijos tuyos, míos y los de cualquier vecino o desconocido, que serán el resultado de lo que hoy hagamos por ellos.



lunes, 8 de noviembre de 2010

La Esencia de Pocoyó



Pocoyó es adorable… Su principal objetivo, como el de cualquier niño, es ser feliz y jugar. En compañía de sus amigos Pato, Elly, Loula, Pajaroto y Pajarito, a través del juego, va descubriendo el mundo, las sensaciones que le provocan sus  hallazgos y la manera más conveniente de convivir con los demás.

Zinkia Entertainment, su casa productora, española, ha logrado vender sus  dos series de cincuenta y dos capítulos cada una en cien países. Han ganado premios en abundancia y ya es todo un concepto, cuya marca cotiza en la bolsa de valores.

Tan sólo en YouTube, en el mes de mayo de este año, aquellos capítulos que tenían un record de 500 mil entradas, ya registran veinte o treinta millones de visitas ¿Impresionante no?

Ese nivel de aceptación, me permite creer que los niños, todavía aceptan lo más simple, que los hace reír, emocionarse e identificarse; sabiéndose protegidos, comprendidos y estimulados por los demás. Como centro del mundo que son, o debieran ser.

Sin embargo, muchos adultos opinan que los niños de hoy, son diferentes a los niños del pasado. Yo creo que hoy sus padres y madres, los someten a rutinas aceleradas, lo que junto con las hostilidades del entorno, les afecta enormemente. Por ello hay niños con ansiedad, gastritis, colitis, alergias, neurosis y un sinfín de síntomas más, como alerta de su rechazo hacia lo que están recibiendo.

También creo, que si cada padre y cada madre o tutor, los aman, cuidan y están pendientes de lo que reciben del entorno, los niños pueden reforzar sus recursos psicológicos y emocionales, para digerirlo,  aprendiendo además a discriminar lo que no les conviene.

Es cierto que los niños ya no pueden estar ajenos a la información sobre los peligros a los que estamos todos expuestos. Por ello, hay que explicarles los acontecimientos con la verdad, pero con el suficiente cuidado, para disminuir el impacto negativo.

Un niño bien informado, que sepa evitar situaciones de riesgo, no necesariamente perderá su capacidad para jugar y reír.

Pocoyó es una creación muy oportuna, para divertir a los niños, y para que los grandes recordemos el objetivo primordial de vivir, que es la felicidad. Pues en ese personaje está plasmada toda la esencia infantil, que no debemos perder con los años, ni con las vivencias desagradables. 
¡Sí podemos reconstruir Chihuahua!

miércoles, 3 de noviembre de 2010

La Casa de Las Flores, en Chiapas.

San Cristóbal de las Casas, Chiapas. México


Claudia Castro es una mujer muy rebelde, de esas excepciones encarnadas que no pueden aceptar los “ni modo”, “así es la vida”, ¿qué se puede hacer? Expresiones tan comunes para esconder la mediocridad, la cobardía y la parálisis, ante la desventura de nuestros pueblos, con nombre de miseria.

Esa circunstancia que deriva, todas las versiones de marginación, discriminación, intemperie, hambre, analfabetismo, ignorancia y maltrato, para someter y vapulear a los seres más vulnerables de nuestro México amado: Las mujeres y los niños.

Es difícil aceptar que detrás de un país tan hermoso, se escondan los crímenes más inaceptables, por la carencia de ética de los responsables de la aplicación de las leyes,  haciéndolas invisibles… Inexistentes. Como esas mujeres y niños, rechazados y despreciados.

Claudia, se encuentra en San Cristóbal de las Casas, Chiapas, entregando toda la energía de su juventud, a decenas de niños de la calle. Les ha prestado su hombro, su potencial y su alma, para que encuentren razones válidas con que aferrarse al mundo, que les ha negado alternativas desde su nacimiento.

“La Casa de las Flores” es el nombre que los mismos niños escogieron, para bautizar las paredes que los amparan, cada vez que lo necesitan. Es una casa abierta siempre para ellos. El oasis creado por Claudia, donde pueden ser niños que ríen, vibrando alto; para soñar con hadas y duendes. Donde crean castillos y construyen mañanas.

Es el sitio que acondicionaron entre todos, con más ímpetu que recursos materiales, para establecer su fortaleza impenetrable. La Casa que cierra el paso a pederastas, puchadores, chulos, padrastros, explotadores y demás representantes del corporativo del infierno, que los acechan y laceran siempre que los alcanzan.

Allí… Con travesuras, bromas o maromas, planchan las arrugas de sus almas y cicatrizan corporal y psicológicamente. El juego, el estudio, la aprobación y el amor incondicional de Claudia, les está dotando de las armas pacíficas, con las que ellos dicen “No” cada vez con más contundencia, aprendiendo en paralelo a vivir.

Sustituyen con ella a la “madre calle”, que era la única que conocían, antes de traspasar la puerta de ese remanso, hacia donde los arrojó su naufragio y su deseo oculto de salvarse. Tan felices como ellos mismos puedan aprender a hacerlo, con la madurez posible, de quienes les fue extirpada su niñez, en sesiones continuas de vejaciones.

Niñas que son madres prematuramente, Niños Trabajando en vez de  jugar

No estamos perdidos, existen Claudia Castro, Lydia Cacho… Como existió Digna Ochoa y muchas mujeres mexicanas que son madres con mayúsculas, porque pueden dar a hijos ajenos, el amor que ellos no tuvieron en sus familias consanguíneas.  Forjando los hombres y mujeres del mañana, que serán los que arreglen el desbarajuste obtenido, por tantos errores y omisiones de las autoridades y de la sociedad.

Lo comparto con tal entusiasmo, porque me enorgullece sobremanera saber que Claudia es de Chihuahua y, que su conciencia no le permitió disfrutar egoístamente de la zona paradisíaca que escogió para vivir sin ver y sin actuar. Ella contrajo un compromiso enorme, con el que se está ganando trocitos de cielo, cada vez que llora en soledad, para reciclar las emociones que le causa la injusticia, de cada caso que enfrenta con los niños que la buscan.

El link de La Casa de las Flores es: http://casadelasfloreschiapas.blogspot.com

Y, si no lo mantiene actualizado es porque está muy ocupada con los niños, que parece que le llueven a diario. Pero, si desean ayudar a su causa, escríbanle un comentario, para que la contacten. Siempre hacen falta muchas cosas para esos niños, que están aprendiendo con ella el significado de la palabra respeto ¡Aporten! Que sepa Claudia que no está sola y que todavía existen personas solidarias, dispuestas a contribuir con  obras como la que ella realiza. Ayudémosla a  impedir que esas flores se marchiten por la indiferencia.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...