Traductor :

sábado, 31 de marzo de 2018

Educación, fábrica de mentiras

Nunca voy a entender, por qué decimos que no nos gusta que nos mientan.

Si desde niños nos enseñan a mentir. Pues se nos regaña, reprende, castiga, al ser sinceros.

Ejemplos:

A mí me fue muy mal, cuando le dije a un tío que parecía espantapájaros. Y lo parecía, ¡créanme!

O cuando a aquella amiga de mamá, bruja, con aquel horrendo atuendo.  Si solo la escoba le faltaba para serlo.

¡Uf! ¡No saben, cuando pedí más pastel en aquel cumpleaños! Me obligaron a decir siempre que no quería más de lo que fuera en casas ajenas, así lo deseara en el alma.

La educación, las buenas maneras,  son un cúmulo de falsedades, mentiras. Es la fábrica de hipocresía... que supuestamente reprobamos.

Nunca voy a entender por qué nos desagrada que nos mientan, si nos desagrada más la sinceridad.

Porque de inicio, nos mentimos sobre nosotros constantemente. Muy pocos aceptamos nuestros defectos. Muy pocos hacemos algo por corregirlos, aunque nos disguste e incomode tenerlos.
Nos exigiría mucha voluntad y compromiso, "¡uf! Qué flojera. Ya no estoy para eso."

Hay que responder a las preguntas, lo que deseen escuchar, para ser educados y considerados, o sea: mentirosos, hipócritas. Porque la persona que nos pregunta,  desea reafirmarse y no precisamente saber la verdad... la sabe.

Incluso si preguntara. Una respuesta sincera adversa, nunca será bien recibida. La soberbia la llevamos por delante. ¿Tú quién te crees para decirme lo que sé de mí, aunque me moleste ser así?

Y regla de oro del buen convivir. Jamás se nos ocurra opinar sobre lo que no se nos ha preguntado, ni por "su bien." Eso siempre se tomará como mala intención, ofensa, envidia, mala leche, ignorancia, falta de comprensión o de solidaridad.

¿Recuerdas alguna verdad que dijiste por la que te reprendieron de niño?

jueves, 29 de marzo de 2018

Enseñando monedas

Con niños de primer grado, la profesora cuando está  enseñando monedas y billetes...

Saca un billete de 20 pesos y pregunta a los niños si han visto al personaje en otra parte, que si saben quién es.


- ¡Sí!, ¡Mi mamá tiene un cuadro de él en la casa! Está con la Virgen de Guadalupe... un poco más joven, dice un niño muy contundente y contento de saber.

... Extrañada la maestra de que haya quien tenga la imagen del personaje histórico Benito Juárez, en pared de su casa, le pregunta a la mamá, si es verdad.

- ¿Que qué? No. Lo que tenemos es una imagen de San Juan Diego con la Virgen.


martes, 27 de marzo de 2018

Estela

- ¿Qué ven tan entretenidos? Les pregunto a unos niños vecinos que estaban acostados en el parque, por donde pasé.

- A un ángel que anda esquiando. ¿Allá...  lo ve?

- No es un ángel esquiando, es la estela de un avión.

- Me ignoran y siguen viendo el cielo y al retirarme:

- No me gusta la vieja...

- ¿Por?

- Por verdadera.  Sí es un ángel, ¿verdad? ¿Qué Estela? Ninguna Estela conocemos.

- No, ninguna. No le hagas caso. Los viejos dicen muchas verdades que no.

* Tienen razón... debí ver lo que ellos veían.


sábado, 24 de marzo de 2018

Diálogo serrano

- ¿Qué es el viento?
- Es cuando el cielo sopla.
- ¿Está enojado?
- ¿Por qué lo crees?
- Porque quemaron el bosque. Sopla muy caliente y bufa.
- Bufan los árboles... El cielo no se enoja.
- ¿Porque allí está Alma Grande?
- Sí. Por eso.
- Quiero que se meta a bañar Alma Grande... y apague las llamas.
- Cántale, para que lo haga.
- ¿Y su agua me cura este enojo?
- Desde que le cantes.

Madre e hijo cantaron. Llovió y se apagó el incendio, al niño se le curó el enojo y a la madre la tristeza.

miércoles, 21 de marzo de 2018

Gracias por participar

Estimados asistentes, ¡amigos!, ¡compañeros! Gracias por su presencia y entusiasta participación, en esta colosal manifestación, que acabamos de concluir.

La siguiente se llevará a cabo el día viernes a las 15:00 en este mismo lugar. Todavía no definimos sobre qué asunto nos manifestaremos, porque aún se encuentran en la mesa de negociación los patrocinadores.

Pero les informaremos por los mismos medios... así que procuren estar atentos y llegar con puntualidad, para el ensayo general, a fin de elevar cada vez más nuestro nivel de audiencia. Pues también tendremos cobertura internacional.

Recuerden llegar con toda la inconformidad, indignación, coraje y dramatismo que les sea posible, para que  el movimiento parezca auténtico y articulado por los ciudadanos  No falten Los esperamos ¡Gracias!


sábado, 17 de marzo de 2018

Alma perdida

Cuentan que...

Había feria en el pueblo y decidieron ir en familia. Para el menor de los hijos, era la primera vez que asistía. En una época en que todavía todos se conocían, era seguro dejar a los niños divertirse en libertad,  vigilándolos a distancia, sin que corrieran ningún tipo de riesgo.

Así fue que el niño no paró de explorar de lado a lado toda su novedad. Subiendo a los juegos y participando en los puestos y entretenimientos que había.

Para regresar, el padre lo pescó a la carrera y lo depositó en brazos de la madre, hubiera sido imposible convencerlo de otra forma. El niño se durmió al instante, como era de esperarse. Pero, al día siguiente siguió dormido. Después de un tiempo razonable, trataron de despertarlo de mil formas, pero el niño no respondía. 

Muy alarmados, pensando que estaría gravemente enfermo, buscaron al curandero, quien después de revisarlo y de cuestionarlos, los hizo ir a donde había estado la feria. Tomó al niño en brazos y lo llevó a donde el padre le indicó que lo había recogido el día anterior. Después de un breve ritual y de un diálogo que no alcanzaron a escuchar quienes presenciaron, el niño despertó en perfectas condiciones. 

... Fue tan rápido como se lo llevó su papá, que el alma del niño se le había quedado allí extraviada. 

*Leyenda rarámuri que leí hace tiempo, muy resumida... bueno, no la pude resumir más, jeje. 


lunes, 12 de marzo de 2018

Motivación

Un motivo para la acción, eso dice esa palabra y es fuerza de vida.

Un relámpago que evidencia el horizonte humano e incendia todo sufrimiento, hasta dejarlo en cenizas.

¿Un motivo para la acción?
Ser uno de los que pudimos  amanecer en este lunes... una gran  fortuna, a decir verdad.

Motivación suficiente para  encontrarnos con la alegría.

Impulso para elevarnos ante los obstáculos y abismos.

Con un motivo, la acción es decidida y valiente.

* que todos tengan motivación hoy. 



jueves, 8 de marzo de 2018

Mi homenaje

Hoy es un buen día para agradecer a todos los hombres que me marcaron para siempre.
A mi padre exigente, radical, que muy tempranamente me dijo: vestida así no sales, bájale a la falda y súbele al escote.... maquíllate, pero no te pintes.  A esta hora no vas. Eso no te permitiré hacer... no por mí, sino porque a ti, hija, ¡NO TE CONVIENE y punto!
A mis dos hermanos, con quienes al pretender medir fuerza física en alguna trifulca casera, siempre salí más lastimada que ellos.
A mi tío macho que un día me dijo, si esa mujer luce, viste, habla, fuma, bebé, se comporta como puta, es que es una puta.
Al maestro de primaria que quiso sobreparse y no lo logró, porque mis manos se volvieron rocas para golpearlo y mis piernas se convirtieron en alas, para llegar desde la biblioteca hasta mi casa con mi madre, de un solo jalón.
Al jefe aquel, que no me promovió a un mejor puesto, porque no quise acostarme con él. Y razón por la que renuncié a mi puesto, inferior a mi capacidad.
Al desconocido que estuvo a punto de golpearme cuando lo insulté de coche a coche por rebasarme indebidamente. A los mecánicos, que presenciando, acudieron esa vez a salvarme.
A mis parejas, que hartos de mi prepotencia y feminismo mal entendido, me los hicieron trizas de un solo trancazo.

Y así.... a muchos hombres.

Gracias a cada uno de ellos, porque me enseñaron a gestionar mis emociones de mejor forma al ponerme en mi sitio,  único que me corresponde,  el de mujer. Con el que estoy conforme, me gusta, me encanta y me fascina.

Gracias por enseñarme a no tener límites para obtener lo que desee, si me enfoco a utilizar toda mi fuerza (energía), creatividad, ternura, sutileza e inteligencia, habilidad y destreza, femeninas.
Así como a rechazar de tajo, todo lo que pueda venir por parte de algún hombre con mala intención y pueda lastimarme. Porque para aprender solo un ejemplo, caso o incidente es necesario vivir.  Y nunca acostumbrarse al maltrato.  Odio el "victimismo de la pereza y cobardía femenina" de no hacerse valer y darse a respetar, desde su papel.

Sí... existen mujeres en otras circunstancias, en otras culturas, lo sé. Y pido a Dios porque encuentren las herramientas para no aceptar, para decir no, para huir y ponerse a salvo. Que será hasta cuando ellas lo decidan y estén preparadas para no depender de ningún hombre para vivir. Que el hombre no es pretexto para la desdicha, sino un maravilloso complemento, noble, leal, tierno, protector, solidario, cuando respetamos su rol y desde ese respeto, logramos ser respetadas. No lo culpen de su codependencia comodina.

Amigos, huyan y pónganse a salvo de las hordas feministas que pululan por este día.

Amigas,  desde su rol logren todos sus sueños.  Como lo han hecho las grandes mujeres desde todas las épocas.

Sea, que al mundo hoy le hace falta madre.  Y le sobran hombres deshombrados, feminizados y mujeres hombrunas. Algo que respeto, pero no lo acepto.



martes, 6 de marzo de 2018

Mazapán

Esa pasta que resulta de moler partes iguales de miel o azúcar y nuez (de cualquier clase), almendra, piñón, cacahuate (cacahuete, maní), pepita de calabaza... con canela, clavo, anís, vainilla... Posteriormente compactada en cuadros, círculos o cualquier forma, denominada mazapán.

Que también puede ser relleno de diversas cremas, chocolate, etc, horneado y confitado o recubierto.

Fácil de elaborar en casa o más fácil aún ; ) adquirirlo en una confitería especializada, exclusiva, fina.

O, también en cualquier tienda de dulces de barrio, como este que tengo aquí, de cacahuate, sencillo, sin hornear, sin relleno, de muy bajo precio (5 pesos mexicanos) , redondo, pequeño y que me implica la única dificultad de retirarle el celofán con cierta delicadeza, para no desmoronarlo antes de llevármelo en trocitos a la boca. Hay quienes prefieren morderlo.



Pero si se desmorona antes, hay remedio, con solo apretarlo con suavidad en el mismo celofán, se compacta de nuevo y listo, jajaja.

He tenido la dicha de comer mazapanes desde siempre, sin importarme conocer su origen. Pero hoy, después de leer un poco por Internet, doy gracias a los dulceros del siglo VIII de Medio Oriente (se dice que por documentos, se atribuye a los persas) quienes lo introdujeron en Europa, y luego los españoles a América. ¡Mmm!... El mazapán es una delicia universal, con textura única, interesante historia y muy larga travesía. Además con un nombre hermoso.



Traje en caja para invitarlos, con y sin cobertura de chocolate. Yo lo prefiero sin.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...