Traductor :

jueves, 7 de noviembre de 2019

De precauciones

Versión femenina:

Acompañé a mi amiga, a retirar dinero de un cajero automático.

Me quedé afuera, vigilando...  Desconfié de un hombre que llegó enseguida.

Entonces, pensé en cómo evitar su robo, inspirada en las películas de artes marciales. Es muy simple, lo he visto muchas veces... Medio giro hacia atrás y patada al cuello. Calculé su estatura. ¡Sí, puedo derribarlo! Él me miraba con insistencia, pero disimulé tan bien, que jamás podría intuir mi sorpresiva defensa.

El hombre, se puso muy nervioso, cuando ella iba a salir y nos miraba alternadamente.

Yo, muy discreta tomé la posición estratégica de ataque. Pero al salir mi amiga, el hombre, entró muy apurado a la cabina.

Nos fuimos y le conté a ella, mi sospecha. Miramos varias veces, para cerciorarnos de que no nos siguiera.

Versión masculina:

Por poco y no retiro el efectivo, solo había una mujer antes en el cajero, pero me pareció una eternidad, porque afuera estaba una mujer, que hubiera jurado que quería atacarme. Se veía muy... loca, desquiciada.

Sentí tal miedo, que entré casi corriendo a la cabina, donde me encerré. Cuando estaba por llamar al 911, vi que se alejaba junto con la otra mujer. De seguro pretendían: una, amagarme y la otra, vaciar mis cuentas.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...