Traductor :

sábado, 22 de enero de 2022

Disculpe, soy robot

Llamé para solicitar reubicación de la instalación telefónica de casa. Después de muchos minutos, de varios operadores y todas las opciones que enumeró la máquina contestadora, que todo mencionaba, menos lo que me sirviera para  mi gestión y a las muy cansadas, alguien me contestó. 

Con el gusto de ser atendida al fin, no escuché cómo se presentó quien respondió y de inmediato hice mi petición con rapidez y elocuencia (según yo) y quizá emoción... Pues cuando al fin atienden, uno ya está que brinca de gusto, con lágrimas y todo...

Disculpe, soy un robot. No pude descifrar su solicitud. Favor de repetirla clara, concreta, pausada, me respondió mi interlocutor.

Con tal de que resolvieran y como si estuviera muy acostumbrada a hablar con robots, accedí muy  obediente:

Re u bi ca ción   ca ja   ter mi nal    y   mó dem

Robot: ¿Motivo?

Yo: Baja receptividad en otras áreas de casa (en mismo modo robotizado).

Robot: Un momento por favor.

Luego de varios minutos y varios "momento por favor":

Robot: Listo, acción de mantenimiento ejecutada. Máxima velocidad. Favor de probar y reportar en caso de presentar más fallas.

Yo: Argh... pero... es q...

Robot: Disculpe... soy un robot... favor de... etc, etc. 

Yo: Todavía quiero cambiarlo, porque está en una recámara.

Robot: Y... ¿cuál es el problema?

Yo: Es dañino dormir cerca de los dispositivos electrónicos (Seguí  con pausas y perfecta dicción para robot).

Robot:  Incorrecto, información falsa... no hay registro de daños posibles. 

Yo: Eh... Pero es que blablablabla... yo quiero  de todas formas cambiarlo... (Olvidando el modo robotizado). 

Robot: Soy un robot... Favor de hablar de manera clara, pausada, etc. 

Yo: Quiero técnico venga y cambie de lugar la conexión (de nuevo en lenguaje robot, pausado, claro, etc.)

Robot: Lo siento... por pandemia no hay visitas domiciliarias ¿Algo más?

Yo: No. Gracias.

Robot: Un placer atenderle. Estamos para servirle en "tal compañía" e inició la sección de anuncios. 

Solo falta que al volver a atender a domicilio, llegue el robot correspondiente, ding, dong... A ten dien do  so li ci tud  4 3 5 6 7 1 0... 

* No me gusta. Prefiero el trato personal, que cada vez será más escaso!!!