Traductor :

viernes, 17 de mayo de 2019

Insistió

Muy temprano cada día, de lunes a viernes, Elio, sale cargando una silla plegable, agua y alguna fruta.

Camina tres kilómetros hasta una frondosa sombra, al lado de una parada de transporte colectivo,  donde abre su silla para sentarse en ella y con cálida actitud, saluda o saca plática a quienes van o llegan.

Ya hasta tiene amistades, después de varios meses, en que solo le respondían con indiferencia, silencio, algún insulto o gesto de desprecio.

Insistió en hacerlos sentir importantes para alguien, en apartarlos del teléfono durante esos ratos, en escuchar y aligerarles preocupaciones o pesares.

Regresa satisfecho, con muchos temas nuevos para compartir con su esposa, que lo espera linda, llena de alegría y también con mucho qué contarle, tras ese periodo de espacio individual. La misma mujer que ya estaba muy gruñona y que lo juzgó de loco, cuando él le dijo lo que haría, el día que el médico y todos los pronósticos a su edad, le advirtieron que no volvería a caminar normalmente después de la operación.

Elio se rehabilitó por completo, en su poderoso afán por llegar a ayudar a ese colectivo lo más lejos de casa, en vez de confinarse a la inmovilidad y dependencia. Relegó su circunstancia a segundo plano, hasta olvidarla en definitiva. 

- Sabes, mujer... Voy a montar un taller de... de cualquier cosa o de muchas cosas en el portal. Y una área de juegos. Conozco infinidad de chicos que pasan todas las tardes solos, pegados a las computadoras y... No me mires así. No estoy loco y no me dirás que no, incluso tú podrías ayudarme en mil aspectos. Hay tantísimo que debemos enseñarles. Están sedientos de atención. Tú verás. Será muy divertido. No te aceptaré negativas.

- ¿Y si incluimos teatro o danza también? Respondió ella radiante.

sábado, 4 de mayo de 2019

Continuación y fin de vaguedad

La lluvia despertó a Marino casi al amanecer, era sábado.  Sigiloso, fue a preparar café y regresó con dos tazas. Daría lo que fuera por conservar siempre esa dicha de observar a Juana mientras dormía. Se sentó en el sillón junto a la ventana. La lluvia, el café, ella... nada más qué pedirle a la vida.

Ella despertó casi enseguida,  con un gesto muy tierno, al verlo contemplándola de igual manera.  Él se acercó, la besó con gran dulzura y le dio su café, que ella aceptó gustosa.

- ¿Qué crees, mujer? Tuve una pesadilla terrible... discutíamos no sé porqué y me perseguías furiosa empuñando un paraguas, querías matarme. Me echabas de la casa muy violentamente. Pero no conforme seguías detrás de mí, por muchas calles, en una gran ciudad que no conozco. Calles y más calles, eran interminables, ganas sentía de volar...

- Y yo soñé que teníamos 5 hijos... y me dedicaba solo a criarlos, no trabajaba, ¡imagínate!. Estaba algo abrumada, quizá frustrada.

- ¿Cuántos? ¡Qué locura!

Rieron a carcajadas.

- Falta mucho para eso, y solo un hijo, dos máaaximo... Pero, falta mucho.

- Mucho tiempo que falta, reafirmó Juana.

- Vamos a pasear, bajo esa lluvia. Dale, Juana, vamos.

- ¿De verdad? Sí, sí, claro que vamos. Y si quieres hasta cantamos I'm singing in the rain, cantaba ella, mientras se vestía.

- Pero sin paraguas... regresamos hasta que nos empape.

La cabaña vibró entera con la sonoridad de sus risas. Y así fue el comienzo de ese primer fin de semana juntos en la montaña, donde decidieron vivir hasta... hasta que se pueda. Con las intenciones de que siempre, aunque nunca se sabe a ciencia cierta, que el amor es más arte que otra cosa y la vida juntooos... una especie de juego donde cambian las reglas a cada paso.  

                        FIN


*Ay sí, no podía quedarse en drama el culebrón. 

jueves, 2 de mayo de 2019

Continuación de vaguedad

Y... resulta que la relación de Juana y Marino, se había enfriado bastante. Los 5 hijos pequeños y el sinfín de actividades de su crianza, salirse de trabajar para atenderlos, hizo que Juana dejará de ser la misma de la que él se enamoró. Aunado a más compromiso por parte de Marino en la empresa, para proveer lo que antes entre los dos... En fin, eso suele ser así.

Bueno:
Esa tarde Juana sintió una punzada en el corazón, esa sensación de inseguridad y desasosiego, al terminar de colocar las cortinas que acababa de coser, cuando la tarde, la llamó a contemplar la puesta de sol, espléndida, después de la llovizna, incluso había arcoiris.

Desde la altura de su departamento, pudo ver a una pareja radiante, encantadora que iba muy divertida.  Una pareja perfecta, abrazados y compartiendo paraguas. (Ni sé porqué, pues la lluvia era de ideas y no de agua, pero ya el lector cogió por ese rumbo y por ahí me voy yo también,  dócil me ajusto a su imaginación).  Suspiró Juana al verlos,  proyectándose a un pasado reciente, con su Marino.

Pero al observarlos, oh, oh, el encanto se disolvió... ¡Era él! Justo allí, por su calle. Su Marino con otra mujer. Y además bellísima. Juana se desplomó... o zapateó con rabia... o arrancó las cortinas y lanzó el jarrón contra la pared... o lloró. No sé qué hizo. Pero...

Ya se imaginarán el tango* cuando el susodicho llegó, "muy cansado de tanto trabajo", pero con brillo en los ojos, sonrisa boba, evasivo, sin hambre, blabla...  muy lejos de la facha y actitud de quien viene exhausto del trabajo. (Él nunca imaginó que la linda señorita vivía a la vuelta de su casa y menos que Juana, siempre saturada con sus labores, fuera a descubrirlo en su mágica aventura).

* Nota: No tenía continuación, pero el comentario de María Cristina dio pie, por eso asterisco en la palabra tango, pues ella es de Argentina. Y ya, que cada quien le dé el final de su elección, porque conociéndome, ¡yo los divorcio, que ya me siento indignada con el hdp Marino!!
: )

lunes, 29 de abril de 2019

Vaguedad

En una tarde cualquiera de abril, sin precisar la época; un hombre que cruzaba un tramo de su destino, sin grandes planes ni pretensiones, al llegar a una esquina, gracias a la precipitación intempestiva de una "lluvia de ideas", se vio precisado a compartir su paraguas, con una linda señorita, que aguardaba el verde del semáforo, para cruzar.

Tal parece que ella andaba por las mismas que él, sin grandes objetivos, ni compromiso alguno, que aceptó sin más el caballeroso gesto, para no ser salpicada por esa lluvia.

Pero ya juntos, se convirtió en tormenta, porque dos piensan más que uno y decidieron seguir andando con gran imaginación, llenando renglones y muchas páginas de vivencias muy creativas,  hasta que completaron su cuento; que por cierto, yo no cuento porque no es de buena educación, indagar y divulgar vidas ajenas.

lunes, 22 de abril de 2019

Ver

"Ver para creer."

Pero,

"No hay peor ciego, que el que no quiere ver."

Abre los ojos y maravíllate, que siempre es posible...  aún enmedio de la adversidad (Sin autoengañarte con lo que veas). 

Muy dicho, muy repetido, desde el origen. Básico y primario,  lo sé.  Pero la felicidad no requiere de complejidades.

Tener vida es portentoso motivo para el agradecimiento. Siéntelo, tras el agradecimiento por todas las experiencias, la felicidad llega a habitarte.

viernes, 19 de abril de 2019

Dadas las condiciones

Está listo el barro, para modelar al nuevo hombre*: simple, humilde, con mayor capacidad de amar y memoria de consecuencias, siempre presente en su conciencia (para no repetir errores).

Con un corazón, como rubí encendido, intenso, muy luminoso; que lo guiará hacia lo constructivo.

El barro ya está listo, para que surja el hombre* de amor, con mayor elevación (Ya ha habido suficiente caos),

No viene a suplantarnos, podremos ser nosotros.


* "Hombre", en el significado amplio de "ser humano."
En el post anterior, hubo confusión, por eso hago la aclaración.

martes, 16 de abril de 2019

Circo de pánico

Sobre la línea del horizonte, avanza el hombre,
ejecutando las más peligrosas suertes.
Lleva a la vieja usanza del funámbulo, su sombrilla, 
Pero esta es una sombrilla 
hecha de ego. 
Mismo elemento
que le borró el suelo
que tenía bajo sus pies, 
desde hace mucho tiempo,
quizá desde el siglo pasado.
Ego que le hizo creer que la cuerda floja también era poca cosa para él. 
Las hormigas, aplauden a rabiar. Para distraerlo y que caiga. Sí,
esperando que caiga... 


sábado, 13 de abril de 2019

Queridas

Las amigas, un regalo del cielo. No cabe duda...

Por teléfono:

- Hola, ¿qué haces?
- Nada... ando triste, quiero estar sola y en silencio para cavilar y saber qué me sucede... Necesito eso: soledad y silencio.
- Ahí voy para acompañarte y que me cuentes qué te pasa ¿?
🌸 🍀 🌸

- ¡Feliz cumpleaños! (Con canción y todo)... hum, sé que te enoja que te feliciten en tu cumpleaños, pero... cómo dejar de felicitarte.
- Sí, desde hace 20 años que te vengo diciendo que no me agrada que me feliciten en mi cumpleaños.
- Sí, sé que te enoja... pero a  mí me gusta felicitarte. ¡!
🌸🍀🌸

- Hice un delicioso platillo vegetariano que quiero compartirlo contigo.
- Sabes que no me gusta lo vegetariano.
- ¿Estarás en casa, para llevártelo? ¡¿!?
🌸🍀🌸

Se les adora, pero hay que tener paciencia : )
Y ellas más, supongo. Yo no soy fácil.

martes, 9 de abril de 2019

Atemporalidad

Desapareció el tiempo, y, los seres pudieron vivir sus procesos libremente. Sin la medición, se acabaron las presiones en definitiva, y como efecto colateral, fue el fin de una extensa serie de problemas que eran insostenibles, como la competencia por llegar primero.

Pero siguió viva la posibilidad de envejecer, quien quisiera hacerlo, igual rejuvenecer o mantenerse como estuviera.

Sin medición de tiempo, el cómo vivir, era solo cuestión de actitud.

Ya no más impuntuales, ni rezagados, ni impacientes, ni estresados, ni siquiera melancolías. Las profesiones cambiaron. Los deportistas jugaban con mayor gracia y perfección, hasta cansarse, sin cronos dictador. Y así, todas las demás actividades.

Se acabó lo de: a qué hora... desde el año en que... cuando cumpla más años en esto o lo otro...  que ya se te hizo tarde y no alcanzaste, que todavía no... Que el viaje será largo y los tiempos de conjugación de verbos.

Pero¿qué creen? Tampoco fueron felices y desarrollaron un gran vacío e impotencia por la falta de complicaciones y decepciones. Pues ya no podían ni tan siquiera sufrir por el incumplimiento de un "te amaré por siempre", pues "siempre" cambió por "te amo." ¿Cómo tan fácil?... están ideando la manera de encontrar nuevos problemas en la atemporalidad.

viernes, 29 de marzo de 2019

Al ras del suelo


A estas alturas, debemos ser una sola raza: la humana. 
Pero, ah, ejercen una fuerza brutal por clasificarnos, nacionalizarnos y, 
separarnos. 
Cuando las verdaderas luchas, la existencia misma, nos exige que estemos unidos. 
Y, lo estamos... en papel, en pantalla. Nos amamos. 
Hasta en tanto no nos toquen algún detalle mínimo de nuestro peculiar grupo de procedencia, que nos convertimos en bestias xenófobas y se jode en un tris,
todo el romanticismo de los dos primeros renglones. 

miércoles, 27 de marzo de 2019

La carreta


Cuanto más vacía va la carreta, más ruido hace.

Autor: Kavanarudén, en su poema "La carreta vacía *

* Según nos informa nuestro amigo querido Emilio Gil de la Hoz (Jubi), al compartirnos un extracto en su comentario. Los invito a leerlo a quienes acaso, como yo, no lo supieran.

¡Muchas gracias por tu valiosa aportación, Jubi! Pues lo he escuchado desde hace tiempo y creía que era un antiguo refrán popular.  Estaba cometiendo un plagio involuntario. ¡Aough! Qué pena siento. Investigaré más acerca del poeta y de su obra, de quien hasta el momento apenas sé que firma con seudónimo.

¿Y tú querías descansar de blogs, Emilio? ¡Por Dios! Si a diario nos vas ilustrando. Conoces mucho y no dejas de investigar más. Un honor y una dicha estar cerca de ti.

lunes, 25 de marzo de 2019

El arte de la guerra, versión adaptada infantil

Con el permiso de Sun Tzu...

Un tablero de ajedrez, con todas sus piezas en posición.

Un niño vigilando la puerta de la habitación.
Un niño árbitro, contador  y recolector.
Dos niños en posición de arranque. ¿Listos? ¡Fueraaa!

Lanzamiento de peones, alfiles, caballos, torres, reyes y reinas, sobre el cuerpo del contrincante, respetando partes vitales y prohibido llorar. El primero que termine con sus piezas y atine la mayor cantidad sobre el contrincante, es el ganador. Festejan con fanfarrias, corriendo y brincando alrededor de la mesa que sostiene el tablero, o según, Pero a tiempo de que el encargado de la vigilancia de la puerta, desde su atalaya diga sigilosamente, eh, ahí viene, ahí viene.

Entra la señora con vasos de limonada y palomitas. Cuando ya todo está en total orden y aparentan que están iniciando la versión clásica de partida de ajedrez.

La señora los vuelve a dejar solos y retoman su versión de competencia...

Luego de muchos relevos, terminan recogiendo y comiendo las palomitas desperdigadas por doquier, exhaustos, entre caballos, alfiles, torres y reyes, a medio morir.

Jaque mate.


sábado, 23 de marzo de 2019

Llegas

Llegas al fin, después de tanto esperarte: cálido y amable,
único e irrepetible, como todo lo que existe, por más expandida que esté la manía por lo igual. Monótono, mentiroso igual, imposible igual, inexistente igual... Si ni dos gotas de agua son iguales. Además para qué, cuál sería el beneficio y para quién. Yo no quiero igualdades, inconvenientes igualdades, qué tal sí les da por verme igual y me quieran cargar el lomo. De por sí... que el rasero ha sido bastante injusto ya.  No, no somos iguales, favorablemente. Bendita sea la diferencia, que agradezco desde mi alma.

... Llegas, envuelto de primavera, muy decidido a ofrecerme tu esencia, toda, entera, para mi ínfima persona. No sé si merezco toda-esta-tan-demasiada-bondad-tuya. Pero la recibo encantada y te digo ¡Gracias! primer sábado, puerta primaveral. Que me regresas a lo que es para mí "vida con toda la mano."  Con fruta y libertad,  pájaros cantores y cagones, sonrisas y sudores, flores en exceso, silvestres y exóticas, bajo cualquier sombra de álamos y magnolias. Hasta los gatos podrían simpatizarme hoy, con todo y sus... tan... vintage cursis miaus. Sí, exprésense gatos también, que los veré diferente a partir de hoy. Los incorporó y los acepto. Discúlpenme el haber sido tan odiosa con ustedes, que son cursis, pero muy bellos. Ya no les diré cursis. En mi corazón emocionado hoy cabe todo sin prejuicios ni distingos estúpidos.

Ah, sábado... Llévame de tu mano a explorar toda esa  maravilla que me has traído con el mismo amor con que te he estado esperando, durante lo que ya parecía interminable invierno. Voy a disfrutar de ti como lo que eres. Sábado esplendoroso, único e irrepetible.  🌸🌺🌻🍀

martes, 19 de marzo de 2019

El que nace pa' tamal...

del cielo le caen las hojas.  El que nace pa' maceta, nunca sale del zaguán. Dichos populares.

Harto de su vida en que nunca lograba sus planes, y vaya que se enfocaba. Eso, más ciertos fracasos recientes, al ver aquel ventanal del 5o. Piso abierto, se acercó y vio al fondo, la solución.

Se lanzó... con tan mala suerte que un ejército de ángeles, lo sostuvieron y no murió. Fue un sobreviviente muy contrariado, hasta que con  terapia y tiempo encontró una razón de vivir y lo mejor, trabajar en un lugar de una sola planta.

Al responsable de dejar abierta el ventanal, no obstante era algo prohibido por el reglamento de ese hospital, ni un regaño, pues nadie lo supo. Incluso, logro un ascenso.  Ahora labora en el 7o. Piso.

jueves, 14 de marzo de 2019

Confianza

Lamentamos cuando nos suceden cosas malas, duras, desagradables, tristes. Pero, muy a menudo, seguido  de lo adverso, surge algo muy positivo que ni imaginábamos.

De los que creemos en Dios, muy pocos, tenemos la confianza de que a pesar de nuestra imperfección, Él, cree en nosotros. Y tan es así, que si albergamos esa confianza, la vida nos es más ligera, linda y suave. Nos sentimos plenos y libres y amados... Sí, por Él.

¿Qué nos podría faltar, qué nos podría llenar más que su amor?

Para qué tantas vueltas, búsquedas y complicaciones, llanamente vivir es un gran privilegio, un lujo poder estar en este plano, qué hicimos tan bueno, para que se nos permita vivir y estar en constante aprendizaje.

Me siento muy satisfecha de haber esperado, como fuera, como pude, para al fin tener plena confianza y seguridad de que cuando creemos que nada sucede, Él nos está reservando en exclusiva algo superior, que no sospechábamos cuando estábamos empantanados.

Los tiempos de Dios, son perfectos, todo sucede cuando debe ser, cuando Dios sabe que estamos listos.


domingo, 10 de marzo de 2019

Faunaseando

Grillos en el pecho y un sapo.
En la voz, un tigre.
Cero mariposas en el estómago.
Manos vacías. Manos lisas y flacas.
Ni llanto, ni risa.  Espacio. Puntos suspensivos. Espacio.
Transparente y plano vacío
y una sobra de ilusión colgando del cielo,
como tejido inconcluso
de una araña con vértigo.
"Pobre arañita inexperta, que se creyó tarántula."
Tercio de azúcar y dos de crema.
Manos en la taza de café.
Que se entibian
y se juntan,
Se vuelven mariposas
de sombra en la pared.
Y vuelan
y se van,
hasta donde sea
que puedas tú estar.


*La entrada número 1000... ya o apenas, según.
¡Gracias, amigos!

viernes, 8 de marzo de 2019

De mujer a mujer

Mujer, conócete. Establece tus objetivos, tu plan de vida y alcánzalos. Defiende tu derecho a la autonomía e independencia.  Por tanto, prepárate para no depender de nadie.
Defiende tu integridad, así tengas que hacerlo como una fiera rabiosa, cuando sea necesario. Que nadie te toque si tú no lo deseas. Demuestra tu valor y gánate con capacidad tu lugar; no con favores sexuales.

No te dejes humillar, ni lastimar jamás, pero tampoco humilles, ni lastimes a ningún hombre, ni mujer.  Que el respeto con respecto se logra mayormente.

Y la mujer cuando se respeta a sí misma, muy difícilmente permite que le falten al respeto otros.

No utilices al hombre. Defiende la dignidad de todos, la de él y la de otras mujeres... siempre que sea posible, con una estrategia conciliadora y de paz.

Aléjate de aquello y de aquellos que no te valoren o que te hagan sentir mal.

Incúlcalo en los menores.

*Todo esto es muy trillado, palabras que parecen innecesarias de tanto verlas y escucharlas, pero en pleno siglo XXI aún esto no se entiende. Más de 3500 feminicidios en México en 2018. Me choca esta conmemoración. Me choca que se lo tomen a celebración, siendo algo tan grave. Me choca tener que decir lo que creo todas saben. Pero tristemente, no es así. Me choca que me feliciten en este día y que exista esta fecha... porque voy por la vida creyéndome dueña de todos los días que Dios me concede y no solo de este y pienso que todas igual. Pero no.


miércoles, 27 de febrero de 2019

Pasaban

Pasaban  bellezas, ternuras, dignas de ser contadas. Y pasaban. Pasaban así, muy fluidas e ignoradas, como si siempre fueran los momentos de la misma forma, como si la belleza y la ternura fueran requisitos obligatorios y continuos de la vida. Como si dentro de todo, no hubiera algo más sobresaliente que llamase la atención. Porque ya se había instaurado la costumbre de que así fuera, felicidad constante.
Pasaban ideas, pasaban sentimientos, pasaban imágenes, pasaban los días.
Y justo cuando quiso transmitir algo, todo eso que pasó, ya estaba tan ido, tan distante, tan irreconocible e irrecordable, que se vio enmedio de un silencio que no se lo desearía ni a su peor enemigo. Quería decir. Cuánto quería poder hacerlo. Pero mientras más ganas, más capas de silencio le amordazaban, asegurándose de que no fuera capaz de abrir la boca, ni de siquiera escribir una pequeña nota.  Como una maldición. Ni los pájaros que felices improvisaron anidando en las ramas aún sin recoger, que podaron despiadadamente a destiempo, le ayudaron a decir palabra alguna. Ya había enmudecido, de tanto dejar pasar. Solo pensó un profundo ¡ay! antes de soltar el llanto, ese sí muy estruendoso y escandaloso, al ver las inmensas heridas que les hicieron a los árboles que con tanto amor había cuidado. Sintió la tristeza y el dolor de todos esos árboles, sangrando en su cuerpo cada rama mutilada tan brutal y arbitrariamente.  Y con todo el horror en su piel y en sus ojos y en su corazón, escapó del lugar, para volver a hacer silencio, hasta perdonar a los culpables. Cuánto tiempo más tendrá que pasar para lograrlo y recuperarse todos.


martes, 12 de febrero de 2019

Temprano

Los boletos de la suerte, los reparten muy temprano.
                                         Amlo

* Las oportunidades no caen del cielo. Hay que ir a buscarlas y mientras más temprano, son mejores.  🍀

viernes, 1 de febrero de 2019

Tampiqueña

Era una casa tampiqueña, pero tampiqueña (tan pequeña), que para caber en ella, había que tener en orden, hasta los pensamientos.

martes, 29 de enero de 2019

Disculpen las molestias

Hermanos del mundo:

Actualmente  nos encontramos reconstruyendo, la patria bella y generosa llamada México...

Disculpen las molestias, que estas obras puedan ocasionarles.

* A quienes desestimaron las profecías mayas, les aseguro que sí tuvimos por acá, un fin del mundo y un nuevo comienzo.  : )

Falta mucho por hacer, pero por lo pronto, ya se ha recuperado la alegría y las ganas de luchar a brazo partido.

Por su comprensión, ¡Gracias!

viernes, 25 de enero de 2019

Vericuetos

Si por mucho andar que lleve, no conozco a fondo, todos los vericuetos de mis terrenos. Y en el supuesto de que los conociera, no sería más que mi conocimiento parcial y subjetivo; no el conocimiento general y verídico...

Opinar sobre un terreno ajeno, sería...

          ¡Muy imprudente!

Es Internet una máquina de revelado masivo, instantáneo y permanente de ignorancias, con efectos funestos en asuntos inportantes.

Entre pueblos, el abrazo solidario es: sin juzgar.


* Ánimo y mucha fuerza al pueblo de Venezuela y a todos los demás pueblos que están en conflicto.  
Que predomine la luz y la concordia.

** Construyamos con esta herramienta. 

miércoles, 23 de enero de 2019

Pregunta sincera

que exige respuesta sincera:

¿Eres feliz?

No respondas que por momentitos, que la felicidad nunca llega completa, que problemas, que.... nada.

¿Eres feliz?

lunes, 21 de enero de 2019

El monstruo

El monstruo, no es monstruo por gusto. Nadie elige ser monstruo. Requiere un muy largo proceso de abandono, maltrato, rechazo...

Si supiéramos su trayectoria, quizá sentiríamos más compasión hacia él, que rechazo y odio.

Si en realidad fuéramos amorosos, solidarios, sensibles, como decimos ser,  reaccionaríamos diferente ante el monstruo. Pero, el miedo, la inseguridad y la decepción, hacia otro ser humano, hacen que nos salgamos de nuestro centro. Es normal y muy frecuente.

Se dan hoy publicaciones virales, de gente monstruosa, en que inducen a odiarlos. Por lo general piden algo así: "Si eres consciente, valiente, sensible, blabla ve este video y denuncia a este monstruo de tal país." y muestran algún acto brutal.

Caen muchas personas en la trampa...  y desatan sobre alguien que ni conocen: molestia, coraje, ira, rechazo, repulsión, odio.

Hace unos días circuló un video de un mexicano, que mata a un perro. Con tanta fuerza eran los comentarios de odio en sitios de otros paises, que hasta yo, como mexicana que soy, sentí ese odio, vertido en mí. Me sentí mataperros, malnacida, moralmente inferior y todo lo que le decían.

Pronto hice mis ejercicios  "no lo tomes personal" y resolví mi sentir.

No permitamos ser utilizados para repartir odio.

Acá también exhiben actos monstruosos de otras razas... desatan por doquier un nacionalismo separatista, racista, muy enfermizo, para impedir que nos sintamos hermanos en la aldea global. "A destruir el amor."

¿Qué nos permitimos ver?
¿En qué participamos?
¿Es útil, construye, hace sentir bien, beneficiará a alguien? ¿A mí?.  Útiles filtros.

Claaaro, cada quien sabe lo que desea ver o difundir y cómo desea sentirse. Igual, como yo no debí entrar allí y tampoco sentirme insultada, sin ser hacia mí lo que decían. Pero, algo me atrajo a pesar de que soy muy selectiva y no miro basura.

Aquí en mi refugio, siempre encontrarás: ¡Peace and love!
Para guerrear, hay que estar cara a cara.

sábado, 19 de enero de 2019

El clima humano

Ayer, en muy diferentes ámbitos, todas las personas que vi estaban metidas en sus teléfonos móviles. Sentí ganas de rescatarlos. Pero ni siquiera lo intenté. Ya estaban todos perdidos.

En una antesala que tuve que  hacer, una niña a dos asientos de donde me senté, me sonreía y me lanzaba besos, que yo los atrapaba en una mano y ella reía a carcajadas y más besos me lanzaba.

- Es hermosa su hija. Qué felices y amorosos nacemos todos, le dije a su padre, sentado justo enseguida de mí.

Él, me miró molesto, por distraerlo de su teléfono y ni "ah" me dijo. Ellos se fueron antes que yo, la niña se despedía de mí con su mano. Su padre la tiraba de la otra mano, sin salirse un instante de su teléfono. Sentí pena por ella y recordé lo importante que yo era a su edad, para mis papás. Nunca hubiera necesitado andar buscando simpatía en extraños en ninguna parte.


viernes, 11 de enero de 2019

Quise empezar

el año, con un poema de amor, de alguien famoso y reconocido. El mejor poema de amor.
... No lo encontré, porque los hay (demasiados) sobre el amor hacia alguien. De innegable hermosura... pero muy limitada la descripción del amor, si se enmarca solamente en lo que se siente hacia una persona y se deja excluido a todo lo demás que existe.
Entonces, al continuar la búsqueda del poema de amor con mayor amplitud, llegaba a los discursos, a extractos o frases, de notables luchadores sociales o pensadores, a la canción de protesta, a la peña, a libros sagrados, a hechos históricos.

Mi conclusión: El mejor poema de amor aún no ha sido escrito. La esencia. Lo que signifique: "Amarnos los unos a los otros".
Porque para ello, las palabras sobran y hace falta voluntad.


Que vivas amando... como en "te deseo"  lo dijo Víctor Hugo.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...