Traductor :

martes, 16 de abril de 2019

Circo de pánico

Sobre la línea del horizonte, avanza el hombre,
ejecutando las más peligrosas suertes.
Lleva a la vieja usanza del funámbulo, su sombrilla, 
Pero esta es una sombrilla 
hecha de ego. 
Mismo elemento
que le borró el suelo
que tenía bajo sus pies, 
desde hace mucho tiempo,
quizá desde el siglo pasado.
Ego que le hizo creer que la cuerda floja también era poca cosa para él. 
Las hormigas, aplauden a rabiar. Para distraerlo y que caiga. Sí,
esperando que caiga... 


28 comentarios:

  1. Respuestas
    1. Aclaración. Entiéndase hombre como ser humano, no como un individuo. Cambia mucho el sentido.
      Besos.

      Borrar
  2. La omnipotencia crea estos destinos, un abrazo Sara!

    ResponderBorrar
    Respuestas
    1. Sí, Cristina... vamos la humanidad a derrumbarnos con tanta soberbia.
      Un abrazo.

      Borrar
  3. Tod@s tenemos mucho ego pero algun@s mueren de ego. ¡Feliz Semana Santa!

    ResponderBorrar
    Respuestas
    1. Hablo en general, del hombre = a ser humano. En donde cabemos todos.
      Un abrazo.

      Borrar
  4. El equilibrio cuesta mantenerlo, por muy alto que tengas el ego al final acabas cayendo y siempre hay algún despiadado aplaudiendo.
    Sin querer salió con rima.
    Besos estrellados.

    ResponderBorrar
    Respuestas
    1. El ser humano, está agarrado y sostenido de su ego, pierde el equilibrio por supuesto, se cree superior a todo, más que si fuera Dios, al que agrede constantemente, sin ser más que las hormigas, a las que pisa y son ellas quienes terminan devorándolo.
      Un cielo lleno de estrellas y dos besos.

      Borrar
  5. No me agradan las personas que tienen el ego demasiado alto y que no se dejan alcanzar por nadie, prefiero a los que van caminando a ras del suelo.Besicos

    ResponderBorrar
  6. De todo vamos aprendiendo...aunque eso nos tiene patas arriba ...

    ResponderBorrar
  7. Para reflexionar amiga,cariños.

    ResponderBorrar
  8. Hay un exceso de ego en el ser humano y la caída aún es más dolorosa.
    Besos

    ResponderBorrar
    Respuestas
    1. Así es, Conxita. Cambiará, tiene que evolucionar.
      Un abrazo.

      Borrar
  9. El que sube como palmera cae como coco... decía mi abuelo.

    Un abrazo.

    ResponderBorrar
    Respuestas
    1. Sabio era tu abuelo. Por eso eres tú tan sensible.
      Un abrazo.

      Borrar
  10. Las hormigas siempre están más abajo ya sea por merecimientos propios o porque otros vuelan por encima de sus capacidades.

    ResponderBorrar
  11. Caeremos amiga, y las hormigas se darán un festín.......saludos

    ResponderBorrar
    Respuestas
    1. Ya vamos cayendo, Sandra. Las hormigas nos sobrevivirán, son más organizadas y solidarias.
      Un abrazo.

      Borrar
  12. Hola mi Sarita guapa el ego es una cosa malisima para quien lo lleve en su alma , hay muchas personas así caeriamos todos al asfalto ..si lo primero fuese el el ego y después la personalidad que no se pierda nunca besitosssssssss

    ResponderBorrar
    Respuestas
    1. Hay que ir poniendo al ego bajo control. Que si lo dejamos, nos devora.
      Un abrazo grande.

      Borrar
  13. Ay el ego, siempre tan mal consejero.
    Abrazo!

    ResponderBorrar
    Respuestas
    1. Si permitimos que nos crezca, puede convertirse en nuestra perdición.
      Besos.

      Borrar

¡Gracias por tu comentario y tu alegría!