Traductor :

lunes, 27 de diciembre de 2010

El desgaste de las palabras


La Real Academia Española, ya no sabe que medidas tomar, ante el desgaste que hemos hecho los mexicanos de la lengua. Tantos eruditos entregados a su labor, que echamos a perder con nuestro estilo de vivir.

Por ejemplo, antes en México, era muy insultante decirle a alguien: Cínico, impúdico, hipócrita, negligente, desalmado, deshonesto, criminal, desvergonzado, ratero, sicario, delincuente, corrupto, inmundo, esbirro, espurio, defraudador, tramposo, simulador.

Todos esas palabras no suenan a nada ya. Se les dicen continuamente a quienes encarnan esos adjetivos, para avergonzarlos y que rectifiquen sus conductas, pero ellos como si nada.

Al contrario, creen que es elogio y hacen cosas más graves, muy sonrientes, alimentándose del repudio, siguen pasando por encima de todos, concentrados solo en la forma de joder al prójimo y alcanzar sus fines personales.

Siempre tienen la manera de hacer algo peor, para sorpresa general, de forma que en esta tierra insólita, los buenos ya están pensando que son los malos, pues cualquier conducta apegada a la ética, se está haciendo inusual e increíble. Se persigue a los buenos y se aplaude a los malos.

Después de exhaustivas dilucidaciones, sobre las aplicaciones del español en las circunstancias mexicanas, en que no pudieron llegar a ningún acuerdo, dado que usamos el idioma al revés; un día antes del cierre de la nueva edición del diccionario, llegó algún miembro de la RAE:

-Nada nos cuesta aceptar Naco como mexicanismo, si ¡total! es como sinónimo de mexicano.

-¡Ta Chido Güey!, contestaron los demás integrantes y votaron para aceptar esas tres deplorables palabras.

-¿No ofenderemos a los mexicanos con eso? surgió un miembro más conservador.

-¡Nombre We! Si a los mexicanos no les ofende nada. Que no ves todo lo que les hacen y ellos felices.

Están pensando para la próxima revisión, incorporar como verbo Naquear… Yo naqueo, tu naqueas, él naquea, nosotros naqueamos, vosotros naqueáis…

Luego que terminen las celebraciones del Bicentenario, querrán deslindarse de los mexicanos en definitiva, precisamente por lo Nacos que somos.Terminarán aceptando mejor el mexicano como idioma independiente del español.

Creo que no lo hicieron por respeto al orgullo mexicano de nuestra Independencia, en pleno teatrito gubernamental, porque si les representamos algunas ventitas de diccionarios.

Los de la  RAE,  ahora si ¡se la llevaron! qué bueno que ya no está Carlos Montemayor, no creo que le gustara que se aceptara esa naquez ¡Mmm! y ¿ser de Parral?



4 comentarios:

  1. ¿Naco? Eso sí que no lo había oído. Por favor, qué significa.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es una palabra que me desagrada mucho. Es un despectivo muy discriminatorio, que significa feo, de mal gusto, corriente, falto de clase.
      Se compone de la primera sílaba de las palabras:
      "Nacido corriente".
      Un abrazo.

      Eliminar
    2. Hay despectivos que son muy dolorosos. Porque, siendo un insulto individual, califican a la sociedad que lo emite.
      Un día me sentí muy avergonzado. Estuve con varios inmigrantes marroquíes. Les pregunté sus nombres y les di el mío.
      Me llamo Hasan, dijo uno; otro, Mustafá...finalmente uno dijo, me llaman Moromi.
      ¿Moromi? Nunca había oído ese nombre.
      Sí, Moromi, de "moro mierda", así es como me llaman en mi barrio.

      Sentí más pena por los españoles que por el marroquí. Sentí mucha vergüenza.

      Eliminar
    3. Totalmente de acuerdo. La ofensa hiere más a quien la emite.
      Damos a los demás, lo que traemos, lo que somos. Proyectamos nuestra miseria... o riqueza.
      Un abrazo.

      Eliminar

¡Gracias por tu comentario y tu alegría!

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...