Traductor :

sábado, 20 de octubre de 2018

No murió de frío

Hablan por hablar y hacen daño. Han dicho que el poeta, murió de frío. Qué va.

Con la pasión con que escribía, pudo sucederle que:

Le explotara alguna sílaba enloquecida. O,
que se le clavara alguna tilde envenenada.

Pero ¿de frío? ¡No!

Pudo ser, que esa noche, se le amotinaron todas sus musas, celosas entre sí, hambrientas de exclusividad y en el jaloneo, lo desintegraron.

O, que ellas de acuerdo, lo colmaron de alipuses y amor, hasta encenderle el corazón, consumiéndose todas con él, en la hoguera de su última estrofa.

Pero, ¿morir de frío, el poeta que incendiaba renglones con su pluma? ¡Jamás! Que no hablen, quienes no conozcan sus poemas.

Murió el poeta a causa de un exceso de amor y musas, en su noche más alegre de invierno. Esa es mi versión, que repetiré hasta que se haga verdad. Simplemente, porque no se vale  que un poeta...

40 comentarios:

  1. Respuestas
    1. Los poetas deben morir dentro de sus poemas. No de otra forma.
      Besos, Susana.

      Eliminar
  2. Y un día llegará en que la noticia en el recuerdo será que murió por exceso de amor y musas y así lo trasmitirá Wikipedia, un abrazote Sara!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Y él podrá entregarse a descansar cómoda y plácidamente.
      Un gran abrazo, María Cristina!

      Eliminar
  3. Respuestas
    1. Esperemos que allí el dolor de la desventura no exista.
      Besos.

      Eliminar
  4. Tu versión me convence. El romanticismo muchas veces llega al filo de la muerte. Tampoco creo que fuera de frío, tienen el corazón caliente.
    Abrazos azules.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí que comprendes también, que de frío, imposible, siendo poeta. No podría ser.
      Un abrazo azul y estrellas.

      Eliminar
  5. Seguramente tienes razón :)
    Besos y salud

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por tu incondicional apoyo, en el caso en cuestión.
      Besos de anís.

      Eliminar
  6. Quizás tengas razón y no haya muerto de frío. Quizás ni haya muerto y siga vivo en sus sonetos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Manuela, tu versión es todavía más acertada. Allí debe estar de seguro, más vivo que nunca.
      Un abrazo.

      Eliminar
  7. Pues si tú lo dices, y de esa forma tan razonable, seguro que no murió de frío.......el final me ha dejado con ganas de seguir leyendo.Besicos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Charo. De cualquier otra cosa, menos de frío. No es congruente.
      También yo quisiera saber más...
      Besos en copos de nieve.

      Eliminar
  8. Si incendiaba renglones con su pluma, imagina que se le terminó el combustible y las musas no le dejaron salir de casa, así que el pobre murió de inanición.
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Podría ser, Jubi. Tú versión tiene lógica y está bien sustentada. Será cosa de ahondar en la indagatoria. :)
      Besos.

      Eliminar
  9. Una manera de ver la realidad muy acertada...
    Ojalá que el frío del ser humano no hiele su corazón.

    Besos

    ResponderEliminar
  10. Estoy de acuerdo, no murió de frío, el sentimiento se le atragantó, se le mezclo el que nacía con el que moría. pero el poeta no murió, sigue vivo entre nosotros. un abrazote

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ester, qué bueno que me abres los ojos. ¡Claro! Eso es lo más factible. Y que nunca muera, si su poesía es buena.
      Besos.

      Eliminar
  11. Hola Sara, los poetas nunca mueren ya que nos queda para siempre su obra, me ha encantado tu relato, aunque en la realidad a mas de uno le pase eso.

    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La poesía difícilmente es el medio de vida, para muchos poetas, por más grandes que sean.
      Besos.

      Eliminar
  12. Más de uno murió en ciertas circunstancias seguro, sobre todo en ciertos tiempos, un feliz domingo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. De seguro. Muertes muy, digamos... injustas. Y da tristeza cuando nos enteramos de alguno.
      Igualmente, lo comienzo ahora, un abrazo.

      Eliminar
  13. Excelente, representa la pasión por la escritura! Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, María José. Me gusta mucho tu interpretación.
      Un abrazo.

      Eliminar
  14. Tienes razón , cuando hay tanto calor en los escritos de un poeta o escritor es imposible morir de frio
    besinos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No tendría lógica, que muriera de frío. Contra su naturaleza.
      Un abrazo.

      Eliminar
  15. Una declaración de principios que suscribo :)
    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. En asuntos poéticos, tu firma es de enorme valor.
      Así que muchas gracias.
      Un abrazo.

      Eliminar
  16. Alguien que puede expresar sentimientos a través de la poesía, no puede morir de frío ..
    Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sería una muerte absurda, contra su naturaleza.
      Un abrazo grande.

      Eliminar
  17. Un poeta se muere de amor, pero de frío...no.

    mariarosa

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Así es, María Rosa. La conclusión será esa. Que murió de amor. :)
      Un abrazo.

      Eliminar
  18. Eso eso, exceso de amor, mínimo un poeta que tiene la miel en sus pensamientos puede morir de frio ;) besossss Sara.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Murió de exceso de amor, ¿estás de acuerdo?
      Gracias. Un abrazo.

      Eliminar
  19. Qué grande el poeta, morir entre musas en una hoguera de amor, genial amiga.
    Abrazo

    ResponderEliminar
  20. Me parece una versión mucho mejor. Yo también creo en ella.

    ResponderEliminar

¡Gracias por tu comentario y tu alegría!

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...