Traductor :

martes, 8 de junio de 2010

Oferta de Empleo

A ocupar: Diferentes puestos de Gobierno en México.
Requisitos Mínimos Indispensables:

Escolaridad: Mínimo Maestría en Ciencias Sociales y Administrativas, o equivalente.

Inglés: 100%

Chino: Básico

Dialecto(s) predominante(s) de su Estado: Nivel Intermedio.

Grado de cultura: elevado.

Dominio Computacional Avanzado, manejo adecuado de redes sociales y de su temepramento también en redes sociales, así como por parte de toda su familia. Que no desprecien e insulten al pueblo.

Manejo de Medios de Comunicación: Prudente.

Edad: 30 a 70 años.

Estado de Salud: Óptimo.

Condición Física: Inmejorable.

Apariencia: Ejecutiva de alto nivel en actos de representación, casual en jornadas de trabajo de campo.

Disponibilidad absoluta para trabajar y para viajar.

Comunicación: Abierta, respetuosa, amable, clara, sencilla, sin expresiones coloquiales ni ofensivas hacia nadie cuando sienta impotencia o cuando le lleguen a agredir.

Pueden aplicar mexicanos nativos o por naturalización de cualquier parte del territorio con dos años de residencia comprobable en el Estado para el que concurse.

Se requiere para la conducción de cada estado, un profesional honesto, sincero, trabajador incansable, que gobierne con estricto apego a sus funciones.

Con amplia experiencia en ISO, Six Sigma y todas las certificaciones de calidad del mercado mundial actual.

Que sea tolerante, incluyente, condescendiente, empático, proactivo, asertivo, firme y respetuoso.

Con gran capacidad de escuchar, hasta lo inaudible, refiriéndonos con ésto, a los dolores que la frustración ya no permite expresar y las quejas de las que ya no se habla, para descubrir cuando algo está mal y reorientar esfuerzos.

Con solvencia moral comprobable, preparación intelectual y capacidad para dirigir en forma equilibrada y manejar con eficacia los recursos económicos del Estado (los cuales serán auditados constantemente).

Debe saber aliviar al pueblo; en momentos de crisis, guiar espiritualmente en momentos de angustia y contar con alternativas de solución de todos los problemas de un Estado que recibirá en situación deplorable.

Alta fidelidad hacia los ciudadanos, comprometido por el bien común, las 24 horas y los 365 días del año.

Que sea el primero en respetar la Constitución y todas las leyes vigentes y no buscar cambiarlas a su conveniencia para buscar más poder, permanencia en el mismo o controlarlo todo.

Autodisciplinado, con alto sentido de urgencia y resolución de problemas y/o conflictos sociales.

Preventivo, mirando el panorama del estado, para adelantarse a todos los sucesos, con soluciones positivas y prudentes, aún a costa de su propio sacrificio.

Con presencia y respuesta inmediata ante cualquier situación o contingencia que ponga en riesgo la integridad de la sociedad, en el lugar propicio.

Que se concrete a realizar sus funciones antes de evaluar las funciones de otros, para que no pierda el tiempo en “dimes-diretes”.

Extremadamente creativo y prudente. Con capacidad para ser el líder de la vida, el bienestar y la paz de todos los habitantes del Estado.

Mente lúcida y una cultura muy amplia, con disponibilidad absoluta hacia su gestión, no hacia los aduladores que le propongan grandes negocios personales.

Conocimiento profundo en campo, de la realidad de su territorio de competencia, capacidad de análisis social, enfocado al logro de metas prioritarias.

Trabajo constante de sus dos hemisferios cerebrales en el triunfo, para aprender a levantarse con oportunidad y entereza de la caída, cuando las circunstancias le sean adversas y pueda volver a comenzar sin temor a equivocarse, continuando con mayor fuerza y sabiduría, por la experiencia adquirida.

Dispuesto a brindar su persona por el rescate de la economía, paz y bienestar del pueblo.

Persona muy objetiva, analítica o deductiva según sea el caso y resolutiva.

Visionario para saber que es lo que va a hacer y adonde nos quiere guiar, ya que si no se sabe el rumbo, difícilmente podremos nosotros los gobernados, saber a que atenernos.

Lealtad para anteponer nuestras necesidades a las del partido que lo postuló.

Que no olvide las raíces y la cultura de los ciudadanos, con respeto a cada zona.

Que nos busque financiamientos blandos y oportunidades de mercado para nuestros áreas productivas, en vez de enseñarnos a producir lo que él se haya comprometido a exportar en sus viajes por el mundo.

Que a los encarcelados se les regenere y se les prepare académica, psicológica y moralmente, para reintegrarlos a la sociedad a su salida, en vez de hacerlos trabajadores de maquila, sin goce de un salario desde su reclusión.

Debe tener y mantener obligadamente, un carácter definido y estable, talento empresarial, perseverancia; firmeza en sus decisiones; imaginación y espíritu de luchador innato.

Conciencia de que su gestión tiene a la historia como juez y a los ciudadanos como testigos y que ésto marca a toda su descendencia, dejándoles secuelas irreparables cuando no se gobierna con principios y valores.

Que piense y actúe mejor que sus antecesores, sin juzgarlos, porque el pueblo lo contratará como gobernador no como juez.

Que no renuncie bajo ninguna circunstancia al cumplimiento del deber y que sea incansable. No se confunda incansable con insaciable, que se escriben casi igual. Y, que sepa remover de inmediato a los funcionarios que no cumplan con sus obligaciones y funciones.

Que erradique oportunamente, cualquier brote de prepotencia y vanidad de su persona, enseñando con su ejemplo, que el trabajo es una necesidad vital y no el medio de ganar dinero únicamente.

Con espíritu inquebrantable. Enemigo de la inoperancia, la vagancia y las manos cruzadas. Que nunca olvide el valor ético de cada acto gubernamental.

Capaz de realizar miles de cosas por el bien de la comunidad, dando seguridad y protección con sus decisiones, sin confundirlo con paternalismo, aunque no le expresemos nuestro agradecimiento, su principal estímulo será su conciencia. Y, su tranquilidad será, que le saludemos con agrado como un vecino más del Estado, al volverlo a ver en la calle, al terminar su contrato. Porque deseamos volver a tener el privilegio de transitar libremente, como se hacía en la antigüedad.

Conocimiento amplio de la población, la geografía y la historia de la Patria. Pero es más imprescindible que se conozca a sí mismo, con suficiente inteligencia emocional o sea manejo adecuado de las emociones.

Conocimiento sobre globalización, negociación, mercado, competencia, reactivación de la producción, desempleo, migración, marginación, pobreza, justicia, igualdad de oportunidades, reincorporación express a actividades productivas de indocumentados repatriados, etc. Que encamine todos sus esfuerzos al bien común. (**Esta frase se repite en diferentes ocasiones en estas bases, para que no se le olvide que es una constante no negociable).

Además de su aspecto personal impecable, el tono de su voz y actitud deberán ser afables con todos los que tenga que tratar; pero enérgicas e implacables con los que generan corrupción; proyección genuina de su salud física, psicológica y moral.

No es necesario que baile y cante si no sabe hacerlo, para ganar nuestra simpatía, con que se dedique a sus funciones, nosotros estaremos muy complacidos. Sin embargo, podrá hacerlo, si lo desea en la intimidad de su hogar.

Su relación con los poderes Legislativo y Judicial, deberá fluir con el mejor tinte diplomático y muy respetuoso de sus funciones, pero valiente y decidido para exigirles el respeto de la Ley.

El ejercicio del presupuesto, deberá ser como el de un buen padre de familia, que exige cuentas y obliga a todos sus colaboradores al trabajo, para poder invitar a todos los habitantes al ejercicio pleno de una vida digna.

Que en su Estado sea el primer ciudadano, ejemplo a seguir y, en el exterior sea la mejor imagen de todos nosotros.

Esa es la personalidad del gobernador que anhelamos para avanzar y dar fin al descalabro en que nos situamos por nuestras contrataciones anteriores sin madurez ni responsabilidad.

Si fuese la persona contratada, de antemano hacemos de su conocimiento que no requerimos de estatuas, ni obras tan espectaculares, Lo que realmente importa es que el pueblo gane con su contratación. Elegiremos a 3 candidatos por Estado, y en la fase final dictaminaremos su propuesta (Consultar en el portal “elecciones” las bases reglamentarias), para dar el resultado inapelable. Se hará uso del ejército, en caso de pretender organizar cualquier tipo de acto de inconformidad, que quedó tipificado como delito grave, a partir de la Ley Ciudadana vigente, artículos: 1, 12, 23, 44, 82 y 99 con todos sus incisos y apartados. Y los relacionados en el nuevo Código Civil y Código Penal Federal, que podrá acceder directamente desde el Diario Oficial.

Favor de postularse vía Internet, a través del portal trabajaen.gob, para nuestra evaluación curricular y de perfil. Le indicaremos posteriormente, en caso de calificar, el sitio donde podrá acceder a los temarios para las valoraciones teórico-prácticas, reglas, elementos y criterios de evaluación, así como las fechas de las entrevistas y la presentación de exámenes psicométricos, anti-doping, confiabilidad, honorabilidad, triangulación de referencias personales, laborales, así como la recomendación ciudadana para el puesto (no se aceptarán recomendaciones de compañeros de trabajo, ni amistades, ni familiares).

Mientras le contactamos puede consultar el diario oficial para ir documentándose sobre el temario, basándose en el mínimo reglamentario para el nivel más bajo, de cualquier dependencia, con tasa de 8 mil pesos mensuales, que pide más requisitos que los expuestos aquí y al que se somete cualquier mexicano que desee una chambita dentro de la burocracia.

Inútil postularse si no reúne estos requisitos iniciales o si cuenta con familiares o amigos que ya hayan ejercido el mismo puesto, superior, colateral o transversal.

Ofrecemos:

Nivel: Confianza A1.

Periodo de Contratación: 6 años. Podrá ser rescindido si no acredita las evaluaciones ciudadanas de competencia periódicas.

Sueldo Base: La media nacional de $ 150 000.00 mensuales, más agregados superiores a los de la ley.

Si hubiera un sistema de contratación para estos niveles, al igual que cualquier mexicano, nos ahorraríamos los partidos, las campañas, los discursos, los mítines, los viajes de gira, los bailes, los corridos, las fotitos en todos los postes de la ciudad, las comilonas, los programas de radio, los periódicos, la tele y todo lo que de nada nos sirve y en lo que se gastan miles y miles de millones de pesos, que se podrían destinar a cosas más útiles. Desaparecería el IEE, el IFE el TRIFE y todo lo que inventamos los generosos mexicanos cada vez que algo no funciona y un dineral, que bien aplicado resolvería la problemática total del país.

¡Se vale soñar!

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

¡Gracias por tu comentario y tu alegría!

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...