Traductor :

lunes, 6 de mayo de 2013

Casa de jueves



 

Llegaron al viejo barrio de un pueblo, dos elegantes señores, que pronto dieron con dos  hermanas viudas,  para que les rentaran alguna de sus propiedades. Estaban en su tienda, una tejiendo olvidos manoseados, y la otra descosiendo encuentros extintos, en la hora cero de una tarde que transcurrió con aires inusuales para estar ya tan entrado el verano. 

A Carmelina, con solo mirar los fuertes brazos de uno de ellos, se le escapó un destello de vida en mirada, que reprimió, cuando Isadora se le adelantó a hacer el trato, inducida por la liberación de veintitrés recuerdos, a través de la voz áspera del otro. Recuerdos que guardaba bajo llave en una petaquilla de madera.  Así que no dudó en entregar las llaves. Recibió por adelantado, lo correspondiente al alquiler de dos años, por lo que a precio de la casa más precaria, les destinó la casa grande.

Ellos explicaron con simpática grandilocuencia, “que llegaban a la ciudad por negocios, y solo utilizarían la casa para descansar y reunirse con amigos los jueves,  alguna fiestecita y nada más… todo tranquilo, con tal de no andar por allí, exponiéndose, en un lugar con fama de peligroso y siendo ellos de fuera”…

Las hermanas felices resurtieron la tienda, renovaron aires e ilusiones, y encontrábanse planeando unas cortas vacaciones, cuando fueron aprehendidas, por ser propietarias del establecimiento clandestino de giros negros,  en la casa que reactivó a las hermanas, comercios y vecinos del apolillado barrio.

-¡Desgraciados! –Exclama Isadora, muy apenada y molesta-

-No te aflijas Isa… Que esto sin duda será más divertido que lo que teníamos, por lo menos daremos de que hablar, no neguemos los cargos, Jajaja!! –Contesta Carmelina, encantadora-

36 comentarios:

  1. Una forma de revitalización, después de tanto aburrimiento.

    ResponderEliminar
  2. Muy buen relato: Por un tiempo las hermanas salieron de la rutina.
    Me gustó.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. me alegro Josefa... cosas de la vida, jajaja!

      Eliminar
  3. Hola Sara, un buen relato. Cuando la vida se queda en recuerdos, aparece la sorpresa de cambiarla aunque sea con tal precio.
    Sor.Cecilia

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Precio que Carmelina quiso pagar encantada de la vida, con tal de salir de su rutina y de su "nada". Triste, pero puede suceder.

      Eliminar
  4. A Carmelina le priva el que "hablen mal de nosotras, pero que hablen". Vanidad y modo de estar.
    Un relato amargo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Te aseguro que hasta se arregló especial para las fotos, jajajaja!
      Si que es amargo!

      Eliminar
  5. Esas hermanas, creo que a vos te quedan los olvidos y a mí lo de aquellos encuentros extintos...
    Lo demás, no nos reconozco.
    Excepto en que estamos dando que hablar, de eso no hay que dudarlo.
    Antes de leer esta entrada te envié mail. Me sorprendió la coincidencia o la causalidad, mi querida vecina del alma.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajajaja! Por eso, no te permitiré que este fin de semana me salgas de nuevo vecina que no te apuntas para salir a bailar y ser las reinas de la pista de baile otra vez... Si finalmente, de todo se entera el mundo!
      SD
      p.d. Te contesté... me divertiste mucho.

      Eliminar
  6. Sara, cuando nos quedamos atrapados en el pasado, y queremos mejorar la calidad de nuestra vida. Nos enfocamos en las cosas que no pudimos lograr. Y es entonces, cuando ya no somos capaces de cambiar una situación, nos encontramos ante el desafío de cambiarnos a nosotros mismos.
    Un cariñoso abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Esa es una reflexión muy sabia. Por eso es muy importante vivir cada minuto con intensidad, porque la vida es muy breve y ha de ser muy triste irnos sin una trayectoria interesante...
      Abrazo con cariño también!

      Eliminar
  7. La rutina mata, lentamente, pero mata...
    Besos y salud

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. De una y otra forma, ya ves. Entonces, mi querido amigo, este fin de semana, ponte lindo que nos vamos a sacar brillo a las pistas de baile!!! Pasamos por ti, Alicia y yo y no podrás negarte!!!! Jajajaja.

      Eliminar
  8. Varios caminos encontre entre tus letras.
    La rutina que fue desempolvada por el advenimiento inesperado.
    Y luego la confianza desbaratada en un inquilino no deseado.
    Tantos inquilinos no deseados encontramos en nuestra vida!!!

    Cariños mil

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Esto de los inquilinos ha de ser un verdadero dolor de cabeza, cuantas personas tienen unas caras de decentes y luego resulta que solo era la fachada. Me alegro de no tener propiedades para rentar.
      Muchas preocupaciones que no tengo...
      Besos.

      Eliminar
  9. Qué encantadora historia, ¡cómo las entiendo! Hay veces que apetece armar un poquito de revuelo. Yo siempre dije que quería dar la ¡susanada!...ja ja.. Besotes

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Estamos a tiempo Susana, apúntate que nos tenemos que ir a darnos una buena divertida por allí... hasta que nos amanezca fuera de casa, jajajaja! No hay que desaprovechar, para que luego no nos sorprendan.
      Besos.

      Eliminar
  10. Es lo que decía D. Jacinto Benavente y luego después Dalí: "Que hablen de mi, aunque sea mal"
    La soledad y el anonimato a veces son insoportables para algunos.
    Qué bonita esta entrada, Sara.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Y a mí que me encantan ambas!!!... Pero ya ves, hay de todo tipo de personas. Quizás las hermanas no la pasaron muy antes de enviudar y luego ya no les quedaron ganas de emprender nuevos caminos y se quedaron estáticas.
      Gracias!

      Eliminar
  11. HOLA SARA: ME ENCANTO EL COMIENZO "una tejiendo olvidos manoseados, y la otra descosiendo encuentros extintos" PARA UN DESENLACE ORIGINAL.-
    BESOS

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ne alegro mucho Thony y también el que me visites... pues tú últimamente si que te has vuelto un paseador de tiempo completo, que casi ni se te ve por tu casa. Y sabes qué? Me encanta que te diviertas mucho y que no te pierdas ninguna oportunidad de vivir intensamente.
      Besos.

      Eliminar
  12. Bonita historia, Sara.
    Por lo menos salieron de la rutina.
    Besos

    ResponderEliminar
  13. El percance vino a inyectarles vida... Ojalá que tenga buen desenlace.
    Besos Vero.

    ResponderEliminar
  14. Un cambio de vida para las hermanas y para el barrio, un nuevo tema para hablar.

    Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El hastío lleva a caminos insospechados.
      Saludos y gracias por tu comentario y visita!!!

      Eliminar
  15. Amena historia. Como la vida les cambio de un momento a otro. Asi es....


    un abraxo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Un cambio muy radical, pero que Carmina está disfrutando, tal parece.

      Eliminar
  16. Passei e gostei muito...vou ficar por aqui!
    Bjs
    Maria

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Grazie, sono felice con la vostra visita e la vostra presenza bella sul mio blog. Andrò al tuo presto.
      Prendi un abbraccio!

      Eliminar


  17. Nunca estamos solos
    cuando sabemos
    que ocupamos
    un lugar, en el
    corazón del amigo.


    Quisiera que la belleza
    de esta tarde del miércoles,
    conquistará una sonrisa
    en las colinas del viento
    para ti!!


    Un abrazo de violetas
    y un beso de poetas.

    Atte.
    María Del Carmen



    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tú eres una compañía preciosa... ¡Gracias! Un abrazo también de violetas!!!!

      Eliminar
  18. Sara un buen relato, escribirlo es todo un arte.
    Nos quedamos atrapados en un pasado que no volverá sin tener en cuenta el presente.
    Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Y tu reflexión también es un arte... El pasado no debe convertirse ni en estorbo ni en prisión.
      Que grata visita... gracias. Un beso también.

      Eliminar
  19. Bueno, por lo menos salieron de su rutina y resucitaron sentimientos! Excelentemente narrado, felicitaciones.

    Un abrazo,

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ay querida niña, que bonito comentario... ¡Gracias!
      Un abrazo fuerte!

      Eliminar

¡Gracias por tu comentario y tu alegría!

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...