Traductor :

martes, 7 de octubre de 2014

Hombrecito


Sigue el agua desgarrándose, en cada vaivén que la azota contra la arena
-antes roca, después muro de hormigón-
aterrorizada por el hombrecito, que de una sola tarascada, acaba con todo el "ciclo productivo"
-antes vida
del océano entero.

Arroja el agua su lamento y cual si fuera anzuelo, engancha por su angustia a un poeta solitario, que por solitario, ¡pobre poeta! es el único que percibe su dolor. Y juntos los dos
-agua y poeta-
cabriolean desesperados, tratando de retener al menos sus sueños, ya casi moribundos 
 -también-
Los pájaros, otrora los más temibles en ese mismo escenario, los contemplan con lástima,¡algo que detestan!
-la lástima, porque siempre que fueron objeto de ella, más hubieran querido respeto
 un instante antes de ser abatidos por otros hombrecitos.

Con estruendo,                         -los pájaros-
emiten su último suspiro
-aunque parezca pleonasmo, así ellos me pidieron que quede escrito, por la magnitud de su vergüenza y pena-
deseando que llegue por lo menos hasta un caballito de mar, desinformado, en calidad de caricia o de un "te quiero" resarcidor.



* * *
Noticia:  Mueren millones de peces 


50 comentarios:

  1. Los poetas sufren los dolores de todo.
    Es peor que una maldición.

    Besos.

    ResponderEliminar
  2. Que mar furioso!. Me transmitiste toda esa ola de sufrimiento.
    saludos

    ResponderEliminar
  3. Ese mar se trago ayer a dos surfistas, y la culpa no la tienen nunca el mar. El respeto es siempre mejor que la lástima, la lástima hiere. Un abrazo preciosa

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Qué pena Ester, cuánto lo siento. Es imponente el mar. Pero hasta él nos tiene miedo, que todo lo destruimos y nada respetamos.
      Abrazo grande.

      Eliminar
  4. De todas maneras, yo le tengo mucho respeto al mar, cuando se enfurece es muy temible y se cobra muchas vidas :(
    Besos y salud

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Respeto redoblado que no se puede jugar con él... mucho desastre.
      Besos, Genín.

      Eliminar
  5. Fuerza del mar como fuerza de tu poeta, un abrazo poético.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Muchas gracias preciosa. Te abrazo con fuerza!

      Eliminar
  6. El mar es muy bello pero, al mismo tiempo, impone mucho respeto.
    A veces, pasa de la serenidad a la agitación.

    Muchos besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Cierto, tiene su mal carácter en ocasiones. Yo le temo aunque me fascina contemplarlo.
      Muchos besos.

      Eliminar
  7. El poeta es mar y su furia, es pez y su espada, es amor, sueño, locura, es la dulce melodía del viento o el atronador silencio que todo lo destruye.
    El poeta muere con cada suspiro y renace a la vez en cada verso.
    ¡¡¡Mil besitos como estrellas de mar mi siempre adorable Sara!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No me atrevo a agregar ni una sola palabra, a esto que has dicho de una manera tan profundamente sentido y con semejante belleza, mi Raquel. Muchas gracias por esa enorme sensibilidad que tienes. Solo pedirte un favor... que nunca cambies.
      ¡¡¡Mil besitos para ti, con estrellas de mar, de cielo y de anís!!!

      Eliminar
  8. la sensibilidad del poeta es algo terrible. todo hace daño. Todo inspira, hasta la fuerza de un mar que cuando se enfurece no cree en nada ni nadie.

    saludos
    carlos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Y tú, Cuasi, lo sabes sobradamente, has nacido de mar, en el mar y por el mar. Por eso tus escritos son con ese ritmo y fuerza, que a veces arrebata y otras veces acaricia, o lo que te propongas al escribir.. Nunca abandones ese elemento que es parte de ti, o tú parte de él, para que sigas habitando en la belleza de lo que conoces tan bien, desde que abriste todos tus sentidos.
      Te dejo un beso, Carlos.

      Eliminar
    2. Eso es cierto... aunque te tengo en remojo, Cuasi. y toy muy nojá contigo. cuando se me baje lo apache-taino, te lo diré.
      Un abrazo.

      Eliminar
  9. aprecciate much your blog kisses albert

    ResponderEliminar
  10. Y cada uno de nosotros tiene su cuota parte de culpa.

    Cariños

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sin duda Abu, somos unos pequeñitos demasiado perniciosos.
      Un abrazo especial.

      Eliminar
  11. Nací junto al mar, pero le tengo mucho respeto a los abismos.
    A través del mar mi saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Un saludo que me llegó en un sueño muy plácido, porque tistemente no tengo playa en donde vivo, pero eso no me exime te evocarlo e imaginarlo siempre que lo deseo.
      Muchas gracias, Armando. Un abrazo de mar.

      Eliminar
  12. ¡Hola,Sara!

    Ya no te voy a decir que es bello, porque lo sabes de sobra... ¿Te digo la verdad? Me hiciste erizar la piel...

    Adoro el mar, porque me trasmite paz,tranquilidad,me renueva, bla,bla,bla... Pero le tengo un gran respeto que vamos, y porque no se nadar, :) pero cuando se enfada se cobra muchas vidas ya sean de los peces o humanas...

    Y el comentario de la Sra.Ester me ha gustado.

    En fin, buen día que lo pases de lujo.

    Saludos cálidos en la distancia

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Y tú me emocionas siempre que llegas por tu amistad tan cálida, espontánea y elocuente. Eres una niña hecha de alegría y amabilidad.
      Así como me emocionas con las entradas de tu precioso blog. Muchas gracias por ser así y por estar tan cerca.
      Un abrazo de mar hasta la playa más cercana.

      Eliminar
  13. y qué no, no siendo abismo, causa respeto medular
    ay, mar,
    mar de confusión , frase hecha
    mar altivo y soberbio , sin embargo frágil y sensible a las tropelías humanas que soporta como imprescindible recurso vital.

    Mal Muy mal lo estamos haciendo conél.
    Milagro, exista pléyade de poetas que lo canten.Y aun lo encantyen!!!

    besos abrazos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias PMPilar, por el mar de belleza que siempre nos obsequias con tus palabras, tus silencios, tus versos, que son tan musicales, originales y contundentes. Milagro que existas y más milagro poder disfrutar de lo que dices, siempre.
      Muchos besos de mar para ti.

      Eliminar
  14. Me encanta el mar, para mi es como una gran señora que hay que respetar.
    Y cuando se enfada, es peligrosa

    Escribes de maravillas Sara.
    Un beso grande

    Isa

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Isa, eres muy amable. Y más que atinada esa comparación... así es doña Mar. La mar. Y no hay que provocar su furia, tenemos que aprender a respetarla, porque no lo hemos hecho y cada vez defiende sus derechos con más coraje.
      Un gran beso anisado y de mar.

      Eliminar
  15. Amo el mar pero este impone respeto,abrazos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ojalá ¿verdad mi Fiaris? que impusiera un gran respeto, un respeto definitivo y empezáramos a quererlo y a cuidarlo como merece, pues es la vida. Atentar contra él es atentar contra nosotros mismos.
      Un abrazo con mi cariño de mar y anís.

      Eliminar
  16. Así como tantos hombres son capaces de honrar su vida, hay tantos otros que logran destruirla atacando su tierra de mil maneras, bellísimo poema alertador,un abrazo Sara!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hemos ido destruyendo con tremenda arbitariedad toda la bondadosa naturaleza, de la que vivimos. Demasiado pequeños y grandemente destructores. Es una pena, porque lamentamos los desastres, pero no frenamos nuestras prácticas.
      Un abrazo muy sentido, María Crisitna. Muchas gracias por venir y por tu comentario.

      Eliminar
  17. A veces nos olvidamos de su terrible poder, dualidad hermosura y crueldad, el mar es traicionero aquí en las islas lo sabemos..
    un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es terrible sentir su furia... ¡qué sustos tan grandes da!... es terrible lo que a él le hacemos con nuestra permanente irresponsabilidad humana., que acabamos con todo lo que tocamos.
      Ico: Un abrazo fuerte entre olas, hasta tu playa más cercana.

      Eliminar
  18. Al mar ¡un respetito! y a toda la naturaleza en general, muchos jugando a dioses se la han perdido pero cuando se cabrea de tarde en tarde (cada vez más a menudo) nos damos cuenta que somos meros secundarios en esta obra.
    Besos de gofio.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Somos hombreecitos, irrespuetuosos, irresponsables y las consecuencias de nuestros actos, los tenemos, cuando hasta al mar llegamos a colmar.
      Muchos besitos de Gofio con miel y anís.

      Eliminar
  19. Hola querida vecina.
    Estoy otra vez en el ruedo.
    Tarde un mes hasta poder comprarme una nueva computadora, ahora me tendrás que convidar de tu propio arroz porque en mi alacena no tengo nada, ja,ja.
    En cuanto a tu entrada, el mar habla, muchos olvidan y creen que pueden herirlo como se les ocurra. Tarde o temprano hará sentir su grito.
    Abrazos, Sara

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Qué alegría!!! Arroz y de todo, que tengo la alacena llena, vinos de las mejores cosechas, mucho, mucho de todo, siempre y cuando tú vengas y hornees el pan delicioso que haces, jajaja.
      El mar, se defiende, solo se defiende. No lo consideramos cuando atnetamos contra él, pero nos parece furioso cuando se defiende.
      ¡¡¡Mil besos de rancho a rancho, mi veci del alma!!!
      p.d. Cruza los dedos para que la mía aguante hasta que pueda yo hacer los cambios, que la plata por acá no se da muy abundante, jejeje.

      Eliminar
    2. Jajaja "refresh", me gusta tu comentario tan original y tan concreto.
      Besos.

      Eliminar
  20. Esos terribles y destructores “hombrecillos” son insaciables. El mar se enfurece y muestra su bravura como aviso de su extraordinario poder, pidiendo respeto y consideración. Se le debe agradecimiento.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Ayy! pero no lo hacemos. Y cuando el pide respeto enconces si lo juzgamos de la peor manera. Pobrecito el mar, es quien más nos alimenta y no dudamos en ensuciarlo y en mata a sus hijitos. Acá acban de matar millones de peces, con desechos tóxicos, que es la noticia que pegué al final. Es una tristeeeeza enorme, la que me embarga por eso!!
      Muchos besos, mi querido José. : )

      Eliminar
  21. NORMAL: LA NATURALEZA ES SIEMPRE SABIA.
    BESOS

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Flora, fauna y todos los elemenos son los sabios y a veces creo que lamentan taaaanto, en lo que nos convertimos los humanos. Somos la vergüenza de la naturaleza, no cabe duda.
      Un abrazo grande de anís.

      Eliminar
  22. Sara, gracias infinitas por tu buenos sentimientos. Yo me refería a tener en cuenta el libro, siento no haberme explicado mejor. Pero te aseguro que eso también, lo tendré en cuenta. Te digo lo mismo, ya sabes donde encontrarme, en la distancia no hay barreras solo las que nosotros las queramos poner.
    Un abrazo gigante.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No mi niña... te explicaste de maravilla, quizá yo fui la que no expresé bien lo que dije...
      traté de decir que eso son los amigos, un poco más que la propia familia, porque tenemos la libertad de escogerlos, para hermanarnos y quererlos mucho.
      .... Lo otro. Créeme que lo sé y contigo nunca ha habido ningún obstáculo para conocer tu alma. Ni tú la mía.
      Un abrazo así, gigante, muy lindo.

      Eliminar
  23. el mar que todo lo soporta...
    ni que decir...aquí en mi país Chile...el derrame d e petroleo dejó inhabilitado como a 6 caletas de pescadores ...amén de peces y aves al traste...
    ...frente a eso...poco podemos decir mas que seguir pidiendo por el cuidado que el ser humano indiferente pareciera que jamás le afectará...las generaciones futuras serán las que nos maldigan....

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es muy triste Meulen... ver a todos eso peces muertos es escalofriante, verdadera irresponsabilidad y atentado contra el mundo. No dejemos de incorformarnos, por lo menos.
      Te dejo un abrazo muy grande.

      Eliminar

¡Gracias por tu comentario y tu alegría!

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...