Traductor :

viernes, 10 de junio de 2016

Infalible programación

Recibo instrucciones de ciertos personajes oficiales en el extranjero y regresó a México.

Llegamos y desciendo del avión. Hay sol.
Al pie de la escalinata, alguien coloca rápidamente el maletín que debo entregar. Me inclino a recogerlo y pasa una sombra. Es una águila, que viene hacia mí.

No puedo o no deseo esquivarla. Al acercarse, veo que se transforma en ¡Mi cabeza!! viene girando.
 
Sin alterarme,  toco mi parte superior y efectivamente me falta... Pero mi cabeza llega y se me coloca de un golpe indoloro. en ese sitio donde por lo regular había solido llevarla antes.

Grito un Ah, Arg, o algo parecido por el impacto, y me siento en la cama súbitamente, como Linda Blair en El Exorcista y apago por reflejo el reloj despertador, que ya empezaba a proferir sus insoportables alaridos.

* En la noche previa, me había programado para despertar más temprano "a como fuera".  Será bueno en lo sucesivo que solo me programe la hora, sin condicionantes.

28 comentarios:

  1. Inquietante, durante unos días voy a vigilar el despertador. Abrazos

    ResponderEliminar
  2. Que tipo de despertador tienes, es por mirar en casa, no sea que tenga que tirar alguno. :)
    Besos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No fue culpa del despertador, todavía no sonaba.
      Besitos.

      Eliminar
  3. Ese a como sea fue fatal! Mejor ser prudentes, buenísimo Sara, un abrazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hay que tener cuidado en lo que pedimos, lo bueno es que quizá andaba en muy malos asuntos, ya despierta sentí más miedo por el maletín, jajaja.
      Un fuerte abrazo.

      Eliminar
  4. Hablando de programarnos... siempre despierto un minuto antes de que suena esa cosa que tanto odio llamado despertador... sin decir que tengo la alarma cada diez minutos, digo por si las dudas jajaja saludos Sara

    ResponderEliminar
  5. Yo también tengo muchas alarmas diferidas puestas, y al paso de los días, me voy acostumbrando, ya sea a apagarlas en automático o a no escucharlas, así que cuando es vital la levantada,o más temprano, tengo que programarme.
    Besos, Susy.

    ResponderEliminar
  6. Respuestas
    1. Ah, pero desperté, a como diera lugar!!, jajaja. Soy muy mala para despertar, mana y los despertadores me arrullan, gasto demasiada energía en el día y cuando duermo soy un lirón u oso hibernador.
      Besos.

      Eliminar
  7. ¿Hay algo más odioso que un despertador? lo odio a diario. Solo me gusta cuando tengo que madrugar para salir de viaje.
    Besos, Sara

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A mí también, y esos días uno despierta antes de que suene, con la motivación que traemos.
      Besitos, Chelo Cielo.

      Eliminar
  8. Vaya pesadilla.
    Yo me despierto siempre antes que el despertador.
    A mí no me gana...

    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Te envidio!! A mí se dificulta muchísimo. Entregada a Morfeo, se me dificulta regresar a la realidad. Que brazos más lindos que los de Morfeo, soy su amante, pero no lo divulgues plis.
      Besito.

      Eliminar
  9. La próxima vez no programes la preocupación de tu mente y descansa, necesitas la energía para cuando despiertes.
    Programa sólo el despertador y deja que cumpla su función.
    Ya respondí tu pregunta de la entrada anterior.
    Un abrazo.
    Ambar

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sucede que los despertadores no siempre me hacen despertar. Me arrullan.
      Un beso.

      Eliminar
  10. ese despertar te lo regalo amiga,abrazote.

    ResponderEliminar
  11. Mejor no programar y esperar que las pesadillas no te despierten de esta manera tan radical
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Se suspende la programación, jajaja. Fue una pesadilla fuera de serie.
      Un beso

      Eliminar
  12. Hay pesadillas y pesadillas...

    La pierna de plástico Nº 9 de un mercadillo

    No había nada comparable a ella. Hacíamos el amor cada fin de semana a escondidas en la habitación. Todos los sábados por la tarde me esperaba desnuda en mi imaginación… y su pierna era irresistiblemente perfecta… No sé el porqué, pero quedé atrapado por ella. En mi memoria durante la semana aparecía el resto de la maniquí y su pierna como algo mágico y verdadero a la vez; una pierna perfectamente imperfecta que me llamaba al sexo. Cada Jueves pasaba por el mercadillo y me paraba delante de un puesto donde todo eran señoras menos yo, y me dedicaba a examinar el género concienzudamente... La pierna número nueve. Sí, esa era la que me enseñó a dar besos al aire recreándome en la imaginación mientras me revolcaba solo en la cama como un poseso. Más de una vez quise secuestrarla y arrastrarla por detrás de aquel furgón; poseerla y hacer del erotismo un arte para amar el plástico. Durante toda la semana la esperaba con impaciencia hasta que llegaba el jueves...y allí estaba: inconfundible entre sus hermanas gemelas; con un toque erótico que me volvía loco...siempre quise tocarla y abrazarla pero no encontraba la manera. A veces me hacía el distraído y al pasar por su lado arrojaba una moneda al suelo: Era el momento perfecto para acariciarla, tocar esa pierna con ese tobillo que daba la sensación de bailar un eterno tango o un baile de cancan al estilo del viejo oeste. Pero no la tocaba por miedo a sufrir múltiples orgasmos en público. Desde que la vi mi vida ha cambiado por completo. Solo tomo comida plastificada y gominolas por aquello de la goma. Incluso he excavado una especie de zulo en el cuarto de baño de casa para que sólo sea mía...solo mía...!!!que deseo más lujurioso!!. Apenas duermo, he dejado de ir a la oficina, no visito a los amigos y tampoco me tomo mi cubata de ron con coca-cola. Ella esta presente en mi pensamiento y no sé lo que voy hacer. Ayer la fotografíe con la cámara de mi móvil y ya he cargado cuatro veces la batería. Apago la luz del cuarto y aparece en la pantallita como una actriz de cine a la que yo, me entrego al onanismo puro y duro.
    No se lo que hacer doctora.--¿Doctora?---¿Me escucha doctora?(abre los ojos tumbado en el diván y ve una falda, unas piernas, unas medias. Las medias de su amor. Se lanza por ellas y del golpe se vuelve a caer de la cama. Su mujer enciende la luz y le dice...!!!Manolo!!! Estoy seriamente preocupada contigo. Te dije que no tomaras mas enfermos mentales en tu consulta porque te afecta muchísimo.

    ResponderEliminar
  13. El despertador me avisa puntual cuando lo necesito pero yo siempre le tomo la delantera. Me anticipo a él.

    Y también, a veces, tengo pesadillas.

    Besitos. Feliz fin de semana

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Qué bueno despertar así. Envidio ac quienes despiertan con faciliad.
      Un beso.

      Eliminar
  14. Vaya pesadilla!!!!
    Pero igualmente te deseo un hermoso fin de semana!!!!!
    Cariños

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Igualmente, Abu. Siempre te deseo felicidad sin límites.
      Un fuerte abrazo.

      Eliminar
  15. Hola Sara, paso a saludarte y espero que estés bien. He estado unas semanas ausente, pero todo se acaba y de nuevo comienzo a disfrutar de vuestras publicaciones.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Qué alegría, Conchi, muchas gracias por avisarme, se te extraña mucho cuando no estás!!
      Un fuerte abrazo.

      Eliminar

¡Gracias por tu comentario y tu alegría!

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...