Traductor :

miércoles, 15 de junio de 2016

Pobrecito mi patrón...

piensa que el pobre soy yo,
Lara li lara la... La la la.

Esa canción cantaba el encargado de los inventarios, de una fábrica, cuando se daba a la tarea de alterar los registros de existencias, de acuerdo con el jefe de almacén,
el jefe de planta, los guardias y los obreros, para dar salida clandestina hormiga, de los productos que fabricaban y que vendían por ahí.

Los sábados, cuando recibían su paga, cual vil tienda de raya, él, a la salida les repartía las ganancias, para hacer justicia salarial.

Hasta que montó su propia empresa y entonces se esclavizó, porque no confío en ninguno de sus empleados.

Se hizo muy rico.

40 comentarios:

  1. Como la misma vida, Sara. "Piensa el ladrón que todos son de su condición".

    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Así es, Paco. Los dichos y refranes son reales.
      Un beso anisado.

      Eliminar
  2. Si la haces crees que todos la pueden hacer. La vida es una noria y da vueltas siempre en el mismo sentido. Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me gustó eso de la noria, se Ore muy bien.
      Un abrazo, Ester.

      Eliminar
  3. Esta es la realidad de la vida Sara.
    Podía con razón cantar pobrecito mi patrón.
    Porque piensa el ladrón que todos son de condición, no pudo confiar en nadie, tal vez entonces aprendió, si confías pierdes y si no te matas a trabajar.
    Muy buena moraleja.
    Un abrazo grande.
    Ambar

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Y se mató a trabajar. Es lo malo que tiene el dinero, que llega a gustar mucho.
      Ungran abrazo, querida Ámbar!

      Eliminar
  4. Hola Sara, como iba a confiar habiendo echo el lo que hizo, pensaba que le harían lo mismo, el dicho del ladrón viene muy bien aquí, vaya caradura tenia el "señor", pero es la pura realidad y encima tienen suerte.

    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. En lugares tan corruptos, el dinero compra casi todo.
      Besitos de anís.

      Eliminar
  5. Sara, quizás eso no sucedería si los patrones pagaran justos salarios, tuvieran gestos generosos hacia sus empleados, pobrecito el pobre que se hizo rico, un abrazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Así es, con otra cultura laboral pudiera ser diferente.
      Un abrazo!

      Eliminar
  6. Un reflejo de la misma vida, pero es lo que hay, y encima la vida le sonrío. Hay un refrán que dice, no pida a quien pidió, ni sirvas a quien sirvió.
    Sara, un cariñoso abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No conocía ese refrán, qué bien va en eso.
      Un abrazo grande, querida Cristina. Gracias.

      Eliminar
  7. Más sabe el diablo por viejo que por diablo...
    Cuando por necesidad se roba es una prueba en esta vida un poco seria que examina la conciencia. El hambre sabe más que nadie y nadie está expuesto a pasar necesidades si de una forma sucia puede evitarlo. El encargado de inventarios supongo que tendría su paga y además robaba hasta hacerse rico...como dicen es mi pueblo: No hay nada peor que un pobre rico, por lo malo que puede llegar a ser. Antiguamente existía la picaresca que se ejercía para poder comer y ejemplo es El lazarillo de Tormes pero, por suerte en mi pais todo el mundo come, hasta los vagabundos algunos tienen telefono movil y estan gordos...
    Habría que ver a ese sinverguenza de inventarios en su riqueza cuando robaba...Pajaros de mal aguero podemos ser todos en necesidades pero robar por robar, no tiene perdon de Dios.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hay quienes roban casi por deporte y se van ejercitando tanto, que cada vez roban algo más cuantioso. Como por ejemplo nuestros políticos.
      Un abrazo de anís!

      Eliminar
  8. Y así va la vida...

    El poder del dinero.

    Besitos

    ResponderEliminar
  9. Uff ese sera ladron siempre, que pena!!!!!
    Cariños

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No se quita eso verdad? Como una enfermedad crónica degenerativa.
      Un abrazo.

      Eliminar
  10. jejejeje Como se justifican los vulgares ladrones...jajaja
    Besos y salud

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Para justificaciones, las hay todas.
      Gracias, Genín... Un beso.

      Eliminar
  11. Ladrones por todas partes.
    A veces pienso que vivimos en el infierno y no lo sabemos.

    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es que sí lo sabemos, por eso sufrimos tantísimo.
      Un beso.

      Eliminar
  12. El poder del dinero corrompe a todos.
    besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Indudablemente, es necesario tener una voluntad férrea para no dejarse llevar.
      Un beso.

      Eliminar
  13. Respuestas
    1. Así mismo, pobre... Lo triste es que no todo se puede comprar, casi, pero no todo.
      Besos.

      Eliminar
  14. Riqueza al lado de corrupción.

    Ver para creer.

    Saludos Sara.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La sociedad está muy enfermita. Y los honestos se les toma de tontos.
      Besos, querida amiga.

      Eliminar
  15. cuanta realidad hay en tu escrito
    un bravo para vos

    ResponderEliminar
  16. Hola paso de visita para darte las gracias por tus visitas, ya vuelvo después de un lapsus de tiempo sin hacer visitas. Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Nany. Me alegra mucho verte de nuevo.
      Besos.

      Eliminar
  17. Aquí si aplica el dicho el león cree que todos son de su condición ... besos Sara

    ResponderEliminar
  18. Señor, ponme donde haya que de lo demás me ocupo yo.

    Feliz fin de semana.

    Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Juan Ignacio. Yo a ti te deseo un precioso fin de semana, divertido y muy feliz.

      Eliminar

¡Gracias por tu comentario y tu alegría!

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...