Traductor :

jueves, 18 de agosto de 2016

Obrera

Doce horas o quince...
Se me tuercen los dedos,
se me retuerce la espalda,
hasta que ellos solos
 se vuelven a destorcer,
porque se acalambran,
y se desencajan, 
huesos que se evaporan
y se van
¿A dónde se me van
los huesos
si yo creo que sigo aquí?
Después, nada, 
está todo dormido,
muy dormido todo me está.
Polvo de telas, 
mugre de telas,
goma de telas,
químicos de telas,
apesta, 
apestan las malditas telas.
Ruido, rruido, rrruido, rrrr
taladran las máquinas,
A coser, a coser...
Rrr, erre con erre cigarro,
qué calor. 
Aguanta, aguantaaaa,
qué penumbra.
Que aguantes 
sin equivocación.
«¡Ni una pieza mal
o te la voy a descontar»
¿Cuántas malditas veces
me lo habrás dicho este mes?
Al revés, al derecho,
el hilo se rompe otra vez.
Y mis huesos te gritan:
¡Pinche Explotador! 
—¡Calla, ca-lla-te, 
que ái viene el patrón!
¡Que te calles ya!

56 comentarios:

  1. Y lo peor es que es real. Y lo peor es que, muchas de las veces, el que cose es un niño o una niña en un sótano sombrío y mugriento. ¡Usureros!
    Un abrazo,amiga.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Y lo peor es que es solo una parte de esas historias.
      Un abrazo grande! Gracias.

      Eliminar
  2. Yo por eso no coso. Me da mucho stress. Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Afortunada eres, te deseo que sigas ajena a esa realidad.
      Un beso.

      Eliminar
  3. Esclavos en 2016.
    Los ricos cada vez más ricos.
    Los pobres cada vez más pobres.

    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Esclavitud... y que solapamos de mil maneras.
      Un abrazo.

      Eliminar
  4. Gostei muito deste seu poema, Sara. Parabéns.
    Abraço.
    Pedro.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegro, Pedro. Es muy doloroso.
      Un beso dulce.

      Eliminar
  5. Y lo malo es que esa esclavitud la fomentamos después los consumidores.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ah, claro!!! Los consumidores llevan su buena parte de complicidad, unos por ignorancia, otros por ignorantes.
      Gracias! Un abrazo.

      Eliminar
  6. Uf!
    Esa es una esclavitud terrorífica de estos tiempos... :(
    Besos y salud

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Terrible, Genín!!
      Atroz exterminio de los más pobres.
      Un beso.

      Eliminar
  7. ¡Tremendo! Yo ya miraba la esclavitud a otro nivel. Ya no del por el hombre. Pero seguimos igual.

    Besos Sara.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sólo le han ido cambiando de nombre. Pero sigue existiendo.
      Muchos besos, Aída.

      Eliminar
    2. No te he visto por mi blog Sara.

      Besos.

      Eliminar
  8. Por aca los sindicatos no se lo permitirian
    Cariños

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegra muchísimo saberlo!! México es un país muy maquilador, nuestra gran corrupción en las autoridades, permite muchas cosas imperdonables a las compañías extranjeras, que quedan sin regulación normal, además que por ley les otorgan muchos privilegios, como por ejemplo, no permitir la formación de sindicatos y si los hay, los corrompen.
      Además, es grande la necesidad de un sector importante, que acepta lo que haya de trabajo. Como sucede en tantos otros países maquilladores. Es un asunto demasiado complejo, como para entenderlo desde un país tan superado como el tuyo, tendrías que verlo.
      Un abrazo!

      Eliminar
  9. Yo no resistiría mucho así, ojala nadie tuviera que vivir de tal forma.
    Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es muy difícil de aceptar una realidad así, porque no vivimos esa circunstancia. Pero tristemente esas cosas existen todavía. La globalización ha intensificado la explotación de los pobres. porque también han aumentado los pobres.
      Un beso.

      Eliminar
  10. Lastimosamente el plan de cada día.
    Besitos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Así es, manita. Realidad que se padece en algunos países. Gente que es explotada en todos los sentidos, para beneficio de unos cuantos. Me rebasa esa situación, sufro mucho al saberlo.
      Un beso, querida.

      Eliminar
  11. Y lo peor es que los consumidores contribuimos a esa explotación, porque pocas veces exigimos que lo que compramos no esté hecho con mano esclava. El segundo hombre más rico del planeta dicen que es Amancio Ortega (Zara), sus trabajadores que confeccionan la ropa que muchas veces compramos ¿ cuántas horas trabajan y qué salario tienen?. Todos o muchos somos responsables de esa explotación, una lastima ..
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Claro que también somos responsables, deberíamos boicotear a todos los exploradores. No comprarles un solo producto jamás.
      Un beso.

      Eliminar
  12. Al paso que vamos, no tendremos que ir al 3º mundo para ver algo así, las condiciones laborales están degenerando a marchas forzadas por nuestros lares.
    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ojalá no tengas que irte al tercer mundo para ver algo así, es muy lamentable lo que sucede. Y mi deseo es que no pierdan en tu país, su buen nivel de vida.
      Luchen mucho por ello.
      Un abrazo.

      Eliminar
  13. Buscador comenta:

    Esto jamás se parará. El dinero es el rey allá por donde vayas...El poderoso se aprovecha de quien no tiene nada.
    Conozco a quien no tuvo nada y con su esfuerzo hizo fortuna ¿qué ocurrió? muy sencillo se aprovecha igual del pobre...
    Aqui tenemos un dicho sobre aquel que antes no fue rico y dice...No hay nada peor que un pobre rico, y es cierto.

    Poderoso caballero es Don dinero.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El dinero corrompe, la ambición es capaz de hacer que las personas pierdan valores, convicciones, maneras de ser y de pensar. Hace insaciable al ser humano.
      Besos.
      p.d. Disculpa que por borrar el comentario que eliminaste. Borré el que dejaste sin querer, pero lo copié de la notificación.

      Eliminar
  14. así es en todos los lados

    deberían unirse los oprimidos

    ellos tienen el poder

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No se pueden unir, porque siempre están exhaustos, y sus 3 horas de descanso las usan para tratar de reponerse y regresar a su jornada.

      Eliminar
  15. Acá se ha comenzado a desmantelar la explotación, pero está tan enquistada y disimulada que llevará tiempo, una vergüenza mundial, un abrazo Sara!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Difícil!!! Después de los terribles daños que provocó doña CK. Tendrán que trabajar muchísimo para reinventarse.
      Un beso.

      Eliminar
  16. Una cruda realidad. Me parece terrible.
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Se ve como imposible frenar la explotación del hombre por el hombre.
      Un abrazo, Amalia.

      Eliminar
  17. Y la mayoría de las prendas que usamos son hechas por esas manos de niños y mayores con salarios de apenas el sustento necesario.
    Aunque real es bonito tu verso.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ojalá que fueran pagadas con el equivalente al sustento necesario. Pues ni eso.
      Un beso.

      Eliminar
  18. Un mundo tristemente corrompido Sara , lamentable. Buen texto un beso enorme

    ResponderEliminar
  19. Una realidad tremenda que por desgracia suele pasar desapercibida si no lo ves con tus propios ojos.
    Un rotundo no a la indignidad del hombre, a la explotación del hombre. Un NO al asesinato de lo que hay más humano en el hombre: la libertad.
    Para ti mi abrazo azul.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Airblue por siempre irradiar sensibilidad, agradezco mucho a la vida y al cielo, el haberte conocido y poder estar cerca de ti.
      Un abrazo muy grande!

      Eliminar
  20. Se sabe, pero, se sigue explotando impunemente.
    Denunciarlo, protestar manifestando, y más... nunca está de más.
    Y sin cansarse...
    Besos, mi Chihuahua.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Nunca debemos casarnos.
      Un beso, querida Zarzamora Salvaje!!

      Eliminar
  21. sara es triste, pero la vida por desgracia es asi, tenemosque lucar mucho para cambiar esto, un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, Icue. Hay tanta desigualdad e injusticia.
      Un abrazo.

      Eliminar
  22. Las injusticias sociales con el obrero
    a este tiempo está muy lejos de desaparecer...
    es bueno levantar la mirada pidiendo justicia social y económica
    los pocos siempre consumiendo el sudor de los muchos
    para llenar sus bolsillos...

    no a la injusticia!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias, Magdeli. No deberíamos comprar ninguno de esos artículos.
      Un beso.

      Eliminar
  23. Espero vaya todo buen.
    Te dejo un fuerte abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Amalia!! Todo bien por acá, espero contigo también.
      Un gran abrazo!

      Eliminar
  24. Cuanta explotación existe y ha existido y no se ve que se acabe. Vi un documental sobre la explotación en la India y otros países. Uno no cree que exista tal cosa porque tal vez no estamos tan cerca de esas zonas de trabajo.

    Un beso mana

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Eres sumamente afortunada al ignorar que existen aquí en México también, iguales o peores que lo que ves en la tele de otros países.
      Un beso.

      Eliminar
  25. No lo ignoro Sara, sé lo que existe en el país, mencioné el documental porque lo recordé pero de eso a que lo ignore hay un gran trecho.

    Que no lo vea de cerca porque la verdad es que en mi entorno -no hay ffábricas ni maquilas- no quiere decir que nomlo sepa.

    Nomás porque eres tú sino ya habría explotado mana.


    Chau

    ResponderEliminar
  26. Ni en mi entorno inmediato, mana. Alrededor sólo veo casas... Pero México compite con China y con India en manufactura.
    Y tú, explota cuando quieras, no porque seamos manas, te contengas. De todas formas me pareció muy gracioso y sorprendente que comentarás eso, viviendo aquí.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  27. Lo que describes, Sara, muy bien, por cierto, con alta calidad literaria, me ha hecho, la esclavitud textil ya me lo hacía y lo seguirá haciendo, reflexionar; por eso he tardado tiempo en hacer un comentario, porque creo que es algo que no se debe despachar, tan solo, con una palabra de reproche y pasar página. Creo que es un problema a observar desde varios ángulos, tratar de entenderlo en su totalidad y, cada uno, obrar en consecuencia. La dignidad de la persona, que no debe sobrevivir a cambio de su esclavitud, y el exceso consumista de las sociedades en que vivimos, creo que son elementos capitales a tener en cuenta para empezar a arreglar esta situación.

    Un beso.

    ResponderEliminar
  28. ¿Ves ahora lo importante que es tu permanecía en este mundo de blogs? Yo sí lo veo. Y valoro mucho que mi simple entrada, te valga una reflexión tan profunda, como seguramente has hecho. Es un problema demasiado complejo, como eliminar la miseria, para dar una buena educación, que los esclavos, dejen de serlo, que defiendan su dignidad.
    ¿Crees que los capitalistas lo permitan? Yo no lo creo.
    Un beso, ¡¡muy contenta de que estés!!

    ResponderEliminar
  29. Tremenda y triste realidad . Genial tus letras. un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias, Hanna. Un verdadero halago tu comentario.
      Un beso.

      Eliminar

¡Gracias por tu comentario y tu alegría!

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...