Traductor :

martes, 21 de agosto de 2018

36 fierros

Decidió finiquitar su negocio, para irse a vivir con mayor libertad y paz, a un pequeño pueblo. Algo que siempre soñó.

Realizó las gestiones legales y rápido le compraron hasta el equipo y mobiliario. Trató de regalar los artículos de escritorio, pero nadie los quiso. Solo eso quedaba de su actividad de muchos años.

Con la ilusión de su ya cercana nueva forma de vida y en broma, los etiquetó con precios ínfimos. "Mañana Dios dirá qué debo hacer con eso... a la basura, de seguro."

En cuanto llegó esa mañana,  entró un anciano muy afectuoso, quien con un agrado y paciencia, como si de obras de arte se tratara, revisó cada artículo e hizo la suma: "36 pesos". Sí, eso dio la cuenta.

Desamarró un pañuelo que contenía exacta la cantidad en monedas de 1 peso.

Con una sonrisa que no sabría describirla. Amorosa, seria lo más justo, expresó: "Aquí tiene... 36 fierros", con el gesto gustoso de cerrar una estupenda negociación.

"Me será muy útil todo...
Le deseo mucha suerte, aunque no la necesitará, pues le irá muy bien a donde va", y partió.

El protagonista no le había informado que se iría, ni a ninguno de los compradores, mucho menos a familiares o amigos, para no recibir opiniones que lo hicieran dudar.

Guardó esas monedas en un pañuelo suyo, como un símbolo de fin y comienzo. Y  en recuerdo del anciano, que le hizo sentir con su presencia, tan agradable emoción.

4 años después, una noche en que se sentía feliz y muy satisfecho de su decisión, llegó a su casa un niño, suplicando con llanto su ayuda... había perdido su dinero en la escuela y no tenía para pagar el autobús hacia su casa, en un pueblo cercano. Le contó que pasó toda la tarde tocando puertas, recibiendo solo desprecio.

- ¿Cuánto necesitas, hijo?

 - "36 fierros."

El protagonista informó por teléfono a la familia del niño, le dio algo para que comiera en el trayecto a la central de ómnibus, pues habrían de apresurarse a alcanzar la última salida y pagó con las 36 monedas su pasaje.

El niño en la despedida, mostró la misma sonrisa extraordinaria del anciano.

. . .

*Fierros, para referirse a pesos, una expresión muy antigua, que ningún niño podría conocer ¿Casualidad?

* 36 es un signo muy radical en el I Ching.

* Fueron en la misma fecha los dos sucesos.

* disculpen que me quedó muy extenso y que no he visitado

40 comentarios:

  1. Bonita historia. Un ciclo cerrado con unas monedas en prenda.
    Besos.

    ResponderBorrar
    Respuestas
    1. Gracias, Alfred. Un abrazo como esas sonrisas, que te abarque total.
      Un abrazo.

      Borrar
  2. Hola Sara, no te disculpes ya que es precioso el texto, ojala ese ejemplo cundiese, el mundo seria mucho mejor para todos ya que cada vez vamos todos a la nuestra sin mirar al que tenemos al lado.

    Besos.

    ResponderBorrar
    Respuestas
    1. Muchas gracias, mi querida Pilar. Ojalá que sí.
      Un gran abrazo.

      Borrar
  3. Un misterioso suceso que deja la impresión de algo sobrenatural que premia las buenas acciones, me parece, una hermosa historia amorosa, Sara, un abrazo!

    ResponderBorrar
    Respuestas
    1. Gracias, María Cristina. Coincidencias que nos dejan pensando en algo más.
      Un abrazo.

      Borrar
  4. Una historia hermosa donde todo puede ser realidad, gracias.
    Abrazo

    ResponderBorrar
  5. No que va!
    No te quedó extenso, al contrario, yo quería saber mas de los dos personajes de la historia, porque para mi viejo y niño eran uno solo, y a lo mejor, si se le sumaba uno mas, seguiría siendo uno solo, pero la historia es tuya, no te la voy a plagiar...jajajaja
    Besos y salud

    ResponderBorrar
    Respuestas
    1. Jajaja... eres adorable, amigo. En momentos cruciales, aparecen seres muy especiales. Los angelitos son terrenales, así me parece a mí.
      Fuerte abrazo. Cariño para Chary.

      Borrar
  6. Bonito y original relato aunque me he quedado con ganas de saber más......tendrás que escribir otro capítulo.Besicos

    ResponderBorrar
    Respuestas
    1. Sí estaría bueno explicar más... veré si puedo describirlo.
      Besos, preciosa.

      Borrar
  7. Bonito relato Sara, tiene misterio y se hace corto. Espero que la historia la sigas escribiendo, es interesante.

    Un cálido abrazo

    ResponderBorrar
    Respuestas
    1. Gracias, Caty... déjame ver si lo logro, pues daría para un par de detalles significativos.
      Abrazo grande.

      Borrar
  8. Hola Sara , es un relato muy bonito , y digo yo no sería igual que una cadena de favores , y al final no volverían las 36 monedas al anciano ? te deseo una feliz noche , besitos de flor.

    ResponderBorrar
    Respuestas
    1. Muy probablemente fueron a manos del anciano.
      Besitos para mi Flor.

      Borrar
  9. Interesantisima historia,cariños.

    ResponderBorrar
    Respuestas
    1. Gracias, Fiaris. Igualmrnte. Mi cariño en este saludo/Abrazo.

      Borrar
  10. me gustó así de fácil
    good night que duermas bien

    ResponderBorrar
  11. Que buena historia Sara. Me gustó lo que dijo Flor, hacer una cadena de favores. Un texto que después de un día pesado me hizo sonreír.

    Un abrazo.

    mariarosa

    ResponderBorrar
  12. Se hizo un buen uso, bonita historia, saludos.

    ResponderBorrar
  13. Bonita historia.
    Misma sonrisa, mismo importe...
    Todo un misterio.
    Un abrazo.

    ResponderBorrar
  14. Precioso el relato y muy sugerente, en realidad da mucho para pensar y tratar de buscar otros finales igual de atrayentes.
    Besos

    ResponderBorrar
    Respuestas
    1. Hay momentos que suelen ser mágicos, aunque tratemos de encontrar explicaciones lógicas.
      Uu abrazo hasta tu lugar de veraneo.

      Borrar
  15. 😎😘😗🌟🌟🌟 sigo de vacaciones. 🍦🍦
    Emotiva historia.

    ResponderBorrar
    Respuestas
    1. Qué dicha. Goza de esas vacaciones totalmente.
      Muchos besitos de anis.

      Borrar
  16. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderBorrar
    Respuestas
    1. Llénate en este descanso de las mejores vistas de cielo. Colecciona estrellas.
      Abrazo.

      Borrar
  17. Si...un misterio que solo la vida dará su respuesta

    gracias

    ResponderBorrar
    Respuestas
    1. Un dar y recibir en momentos cruciales.
      Siempre llega a alguien a decirnos, no estás solo.
      Un abrazo muy grande.

      Borrar
  18. Respuestas
    1. Muchas gracias, Trini. También recibe mis buenos deseos.
      Un abrazo.

      Borrar
  19. Respuestas
    1. Muchas gracias Boris. Una gran alegría me trae tu visita.
      Un abrazo.

      Borrar
  20. Bom dia, Sara !
    Há quanto tempo não nos visitamos !
    Que conto misterioso, Amiga.
    Parabéns e um carinhoso abraço, aqui
    do Brasil !
    Sinval.

    ResponderBorrar
    Respuestas
    1. Cierto, Sinval. Mucho tiempo ha pasado. Muchas gracias por alegrarme con tu amable visita.
      Un abrazo sincero.

      Borrar

¡Gracias por tu comentario y tu alegría!