Traductor :

sábado, 14 de mayo de 2022

La bella mulata de Córdoba

En Córdoba, Veracruz, México, existió una joven mulata tan hermosa, tan hermosa que todos se enamoraban al verla. Era imposible ser indiferentes ante sus encantos. 

Ella, por tradición familiar, aprendió herbolaria y se hizo muy famosa por sus excelentes remedios. Así que la buscaban  muchas personas para que los curará. 

El alcalde en turno, también se enamoró y como ella lo rechazó, despechado y cruel, la mandó a un calabozo de San Juan de Ulúa, acusándola de ser bruja y de que a él mismo "le había suministrado una pócima" con la que lo hechizó. 

Un día antes de su ejecución, por la Santa Inquisición, que no podía faltar en este tipo de crímenes tan atroces de la época, la mulata dibujó un barco en la pared, con un carbón que le consiguió uno de los carceleros.

Cuando fueron por ella para ejecutarla, ella le preguntó al personal, ¿qué es lo que ven en la pared? ¡Un barco!, dijeron.

Y ¿Qué le falta?...

Ella misma les respondió, falto yo. Se metió en el dibujo y desapareció de la celda en él. 

Esa tarde, de terrible tormenta, en que ninguna nave estaría navegando en esa zona del golfo, la gente vio como se internaba un barco en el mar, a partir de la citada fortificación. 

¡Allí iba la hermosa mulata de Córdoba!

...Tal vez conozcan está leyenda, hay muchas referencias por internet de ella,  pero yo acabo de conocerla y por eso la comparto aquí. 

53 comentarios:

  1. No conocía la leyenda así que voy a leer un poco de ella.

    ResponderBorrar
  2. Es preciosa y no la conocía gracias por compartirla.

    ResponderBorrar
  3. No la conocía.
    Es una leyenda muy buena.
    Un fuerte abrazo.

    ResponderBorrar
    Respuestas
    1. Muchas historias van quedando en los lugares.
      Un abrazo.

      Borrar
  4. Interesante historia...
    Tengas un lindo fin de semana.

    ResponderBorrar
  5. Que hermoso final para el tamaña injusticia, solo falta que el alcalde acabara de verdad hechizado y fuera su sustituto en la cárcel.

    Un abrazo.

    ResponderBorrar
  6. Não conhecia essa lenda, gosto muito de lendas. Conheci o teu blog agora e gostei muito, estou te seguindo. Te convido a conhecer o meu blog e me seguir, abraços ;) https://botecodasletras2.blogspot.com/

    ResponderBorrar
    Respuestas
    1. Muchas gracias, Jeanne. Estás en casa, bienvenida.
      Por allí paso a visitarte.
      Un abrazo.

      Borrar
  7. No la conocía.
    Es bonita la leyenda y con final feliz.

    :)

    Besos.

    ResponderBorrar
    Respuestas
    1. Me gustan los finales felices, ya que los procesos de las historias son tan complicados.
      Besos.

      Borrar
  8. Muy interesante Sara, este relato de la mulata hermosa, que en la desdicha creada por el proceloso celo de un mal regente... la impulsa a navegar en la mar bravía. Gracias por compartirlo.
    Un abrazo

    ResponderBorrar
  9. Una hermosa leyenda con final feliz, Sara! Un abrazote!

    ResponderBorrar
    Respuestas
    1. Así me pareció, qué bueno que les ha gustado.
      Un abrazo.

      Borrar
  10. Una singular historia de la tradición oral de nuestros pueblos. No la conocía, pero gracias a ti por traérnosla. Saludos desde Colombia.

    ResponderBorrar
  11. Una preciosa leyenda que desconocía.
    Gracias Sara por traerla a nuestra consideración.
    Abrazos.

    ResponderBorrar
  12. Que bella leyenda.
    Como siempre la iglesia, lo que no acepta o no entiende, lo modifica o elimina, pero eso es harina de otro costal...
    Saludos

    ResponderBorrar
    Respuestas
    1. Me alegra que te haya gustado. La iglesia tiene sus errores graves.
      Un abrazo.

      Borrar
  13. Yo diría, "los conoceréis por sus actos", y tanto se puede aplicar a la bella mulata como al alcalde.
    Bonita leyenda que desconocía. ¡Gracias!

    Besos, Sara.

    ResponderBorrar
  14. Estimada Sara
    Muy hermosa y cruel la leyenda; la desconocía. Muestra el abuso de los políticos y el poder de la imaginación. Me ha agradado.
    Cordiales saludos

    ResponderBorrar
    Respuestas
    1. La mente de las poblaciones, más creativas siempre cuando más problemas tienen.
      Un abrazo.

      Borrar
  15. Soy Rud, ignoro por qué ha salido mi comentario, como anónimo. Cordiales saludos.

    ResponderBorrar
    Respuestas
    1. Gracias por avisarme, me intrigaba el comentario anónimo

      Borrar
  16. Siempre se aprende algo nuevo... Gracias
    Un abrazo

    ResponderBorrar
  17. No conocía la leyenda, y me ha gustado mucho. He buscado en la red y he visto que aparecen muchos vídeos y textos sobre esta leyenda.
    Gracias.
    Un abrazo

    ResponderBorrar
  18. conocía la leyenda, ya que se nombra en " El relojero de Córdoba" de Emilio Carballido, un texto de teatro que representé hace 40 años. Un saludo desde Albacete

    ResponderBorrar
    Respuestas
    1. Ahhh, qué gusto saber que alguien la conozca. Y en u caso, muy a fondo.
      Un abrazo.

      Borrar
  19. Viniendo de ti tenía que ser bonita.
    No la conocía, curiosa forma de escapar, refugiándose en el mar.
    Te mando un montón de conchas de nácar en un barquito azul.

    ResponderBorrar
    Respuestas
    1. Está genial. Vayamos a navegar por todos los mares en el barquito que me has regalado.
      Un abrazo muy grande

      Borrar
  20. Gostei muito da história Sara.
    Ela devia ser mesmo muito bonita!... Muy Hermosa!!

    Un beso.

    ResponderBorrar
    Respuestas
    1. Se dice que era de una hermosura realmente sobrenatural.
      Gracias, Albino. Un gran abrazo.

      Borrar
  21. genial como siempre te felicito
    abrazo

    ResponderBorrar
    Respuestas
    1. Muchas gracias, me alegra que te haya gustado.
      Un abrazo.

      Borrar
  22. No conocía la leyenda y te agradezco que la hayas compartido Sara, la escapada fue genial.

    Abrazos.

    ResponderBorrar
    Respuestas
    1. Hola, Conchi. Me alegra que te guste. Gracias por venir a mi casita.
      Besos.

      Borrar
  23. No la conocía y me ha parecido muy interesante.
    Besos.

    ResponderBorrar
    Respuestas
    1. Me alegra que te haya parecido interesante, Rafaela.
      Besos.

      Borrar
  24. No la conocía, aquí tenemos también la Córdoba pero en Andalucía. Saludos.

    ResponderBorrar
    Respuestas
    1. Es un bonito nombre. También en Argentina y no sé dónde más hay Córdoba.
      Un abrazo.

      Borrar
  25. Hola Sara! Volto para te reler e desejar un buen fin de semana.
    Abrazo!

    ResponderBorrar
  26. Hubo una vez una chica a la que nadie en su pueblo conocían. Iba cubierta por un velo negro pero descubierta de una voz que a los hombres embelesaba...Todos pensaban que era musulmana o que por motivos de un luto, sus ojos tristes ocultaba. Desde hace mas de un año su llegada al pueblo fue un misterio. Tenía manos cuidadas y un perfume exótico que mas de una mujer se le acercaba a preguntarle. Cada tarde, cuando caía el sol por lontananza, paseaba como llevada del viento de la tarde; leve y ligera, caminaba despertando amores y envidias...Antes de caer la luz, entraba en su casa hasta el día siguiente.

    El pueblo era un mar de cuchicheos. Salían a la luz las historias mas inverosímiles pero cuando se cruzaban con ella, las voces se traducían en silencios...Una vez a la semana, varios hombres venidos de fuera la visitaban. Le llevaban comida para la semana, ropas y regalos. Paraban poco tiempo para partir de nuevo Dios sabe dónde en un coche negro.

    Pero hubo quién sí sabía con certeza de ella. La conocía de niña con pocos años y hasta habían jugado juntos. Con los años trabajados, la mirada perdida en el tiempo y su silencio, nunca se acercó a ella para saludarla pero cada noche, lloraba por la ausencia de tantos años perdida. Ella prometió ir a buscarlo. Aquel aroma de mujer, era el perfume de aquella niña que se ocultaba ahora en un velo negro...fué el primer perfume que él le regaló.

    Ella lo quería. Le encantaba escucharlo las noches de verano contándole historias que se inventaba con la facilidad de un sabio. Pero lo alejaron de ella después de una paliza y desapareció dejándole una huella en el corazón...Poco antes ella le dijo que lo buscaría allá donde estuviera.

    El día 23 de mayo. Alguien llamó a su puerta. El la abrió con un presentimiento y ella, con el velo levantado le dijo:Eres mi padre ¿verdad?. Fué entonces cuando la abrazó de nuevo.

    ResponderBorrar

¡Gracias por tu comentario y tu alegría!