Traductor :

lunes, 22 de abril de 2013

Nuestra responsabilidad





Nos influye mucho, la gente que vamos encontrando en nuestro andar.  Así como a veces son unos verdaderos ángeles, otros que bien pueden llevarnos directo al despeñadero, aun sin nuestro consentimiento, por muchas razones, pero principalmente porque poseemos algo que a ellos les falta. Creo que sí existe el factor suerte.

Nadie debiera hacernos daño sin nuestro permiso, pero no nacemos con la suficiente sabiduría  como para impedirlo y aun teniendo la intuición más aguda, no siempre podemos impedir caer en las trampas que nos tienden. Pues son tantas las caras que la maldad puede adoptar, que no es nada fácil defendernos oportunamente, sin conocerlas. 

No todo mundo nace y crece en un ambiente sano y amoroso. Hay muchas personas que no pueden tener infancia, a quienes sus circunstancias les llevan a una adultez prematura, llenándoles de sufrimiento y responsabilidades; lo que les impide conservar la ternura, pureza, nobleza y candor, entre otras características de la niñez. 

Quizá no sirva mucho este razonamiento para borrar moretones, cicatrices o traumas, pero si conocemos el origen de su perversidad, en cierta forma podemos comprenderles.  Y al hacerlo, el rencor o resentimiento va anulándose, hasta perdonarlos. Lo que no significa que volvamos a convivir con ellos como antes, pero sí que les vamos a liberar mucho peso, del que ya solos puedan estar cargando por ser como son.  

De todas formas a cada quien se le llega la hora de su cosecha y no nos corresponde a nadie, ejercer presión sobre la cosecha ajena, sino ocuparnos de eliminar a diario, la hierba mala que nos vaya naciendo en nuestra alma, para no caer en los mismos errores que señalamos en los que nos han herido. Eso sí es responsabilidad propia.

36 comentarios:

  1. Esto de los sentimientos es un tema muy dificil, por instinto tratamos de que no nos hieran y a menudo somos esquivos porque tenemos miedo a intimar , querer, y que recibamos una patada que no buscamos en absoluto, normalmente cuando nos hacen daño tendemos a mantenernos alejados de demasiadas personas, sabemos que reduciendo el número, por lógica habrá menos probabilidades de que nos dañen, pero no es solución porque además lo hacemos en el área que últimamente nos han dañado, pero abrimos otras con lo que aumentamos los riesgos y así podriamos estar indefinidamente sin realmente dar con la fórmula eficaz que nos reste dolor, así que al final sigues como siempre, como eres en carácter, ya el subconsciente se encargará de la protección, muy complicado... :)
    Besos y salud

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tocaste muchos puntos importantes sobre el manejo que hacemos al tratar de protegernos de los siguientes trastazos, después de haber recibido algunos... y sí, es algo muy complicado... además cada quien tiene su personal proceso de maduración. Cuando ya nos conocemos a fondo, y sobre todo cuando ya nos gusta o al menos aceptamos nuestra manera de ser, ya le resultará a cualquiera más complicado hacernos daño. Sin embargo hay tantas formas de destruir y tanta locurita por donde quiera, que no siempre depende de nosotros el poder evitarlo. Pero tampoco Juana tiene por qué pagar los platos rotos de su hermana. Hay que seguir abriéndonos a nuevas personas. Aunque pueden fallar... es muy grato si acaso nos llegan a sorprender y no lo hagan... ¿Son los menos? quizá, pero los nuevos intentos ilusionan y las nuevas ilusiones alegran ¿no? Ya ves, yo te anduve rogando y después de mucho, has iniciado amistad con esta maravillosa mujer, que nunca te arrepentirás de haber confiado en llegar a mi casa, jajaja!
      Un beso, Genin!

      Eliminar
  2. Pues ciertamente nuestra responsabilidad es cuidar de nosostros mismos y no permitirnos el lujo de hacer daño.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es tal como lo dices, así de fácil. De nuevo te expreso mi admiración por tu gran capacidad de concreción. Gracias por tu comentario tan acertado.
      Te dejo un abrazo sincero!

      Eliminar
  3. Por más que lo intentemos y por más bien que lo hagamos, nunca podremos evitar el que nos hagan daño, la agresividad es inherente al ser humano e incluso a cada ser vivo. Es la lucha por la supervivencia. La vida se devora a sí misma para subsistir y vivimos de comernos literalmente los unos a los otros. Me refiero a los seres vivos.
    No somos los reyes de la Naturaleza.
    No obstante y para prevenir nuestros propios males, me parece que la mejor defensa es el ataque.
    Nunca dejes que nadie te pise, Sara.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No somos los reyes de la Naturaleza, somos más bien su vergüenza. Pues todos los demás seres vivos nos ponen el ejemplo de sensibilidad.... Y te aseguro que no permito que me pisen. Sin embargo, reconozco que sigo creyendo en la gente. Y también te confieso que ya no ataco a nadie, pero si me defiendo cuando es necesario hacerlo. Retirarme es la mejor defensa, la mayoría de las veces. Porque hay luchas que no valen la pena entablar y robarían demasiada energía que mejor hay que usarla en construir.
      Tú tampoco lo permitas!
      Fuerte abrazo!

      Eliminar
  4. Concuerdo contigo Sara, y creo que cada mañana hay que airear y ventilar nuestra propia tierra.

    Besitos,

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Híjole, Soñadora! es que en cualquier distracción la yerba mala nos crece tan fuerte que cuesta sacarla... Así que hay que trabajar mucho para que no suceda.
      Gan abrazo!

      Eliminar
  5. Interesante este texto. Una gran reflexión y buen mensaje.

    Saludos Sara.

    Mira que llego tarde pero aquí estoy.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ni te preocupes querida amiga, que estuve muy despegada esta semana, además estás muy cerca, que antes o después no es importante.
      Un abrazo fuerte!

      Eliminar
  6. Comprender las causas por las que alguien hace daño no lo justifica ni mitiga el mal que haya procurado.
    Ojalá nunca dañáramos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ojalá! Es terrible sufrir daños, es más terrible dañar.
      Un abrazo!

      Eliminar
  7. Preciosa entrada la tuya y perdona mi poca puntualidad y apariciones por tu blog soy muy poco dado a los comentarios ya tuve problemas con uno y desde entonces prefiero ver y callar, pero tu entrada me gusta. Hoy quiero felicitar a todos los lectores en este día tan especial, día del libro y San Jorge. Desde Jaén un saludo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ah mira que lindo día es hoy!!! Aquí Miguel... podrás tener toda la libertad de expresión que quieras, no permitas jamás que alguien sin un buen criterio te impida decir lo que piensas. Hay mucha neurosis por el mundo, sin duda, pero no puedes darles el gusto de callar por que no te comprendan. Tú tienes cosas muy interesantes por decir, tanto en tu blog como en los de los demás, no dejes de hacerlo, a mi me alimenta mucho tu cercana amistad. No lo permitas quien no quiera escucharte que se tape los oídos, quien no quiera leerte que se busque otra cosa....
      Fuerte abrazo hasta Jaén!!!!

      Eliminar
  8. cuanta razon tienes, cada palabra tuya esta mañana en el cafe
    era el tema de conversacion y cuando veo estas letras digo
    las personas somos arquitectos de nuestras vidas.
    Cada uno debe ser responsable y sobre todo saber con quienes anda,
    es mucho pedir creo que si, a veces los lobos estan vestidos de corderitos y no nos dan tiempo de reaccionar solo nos toca confiar a pesar de todo el dolor que puedan causar en la vida ajena.
    feliz dia del libro

    Dios te Bendiga

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Gracias! es todo lo que puedo decirte, por un comentario tan generoso, es difícil perdonar a agresores, pero es necesario para aplacarnos y encontrar armonía personal... y que recibas también bendiciones.
      Fuerte abrazo!

      Eliminar


  9. Un felicísimo martes para ti
    día internacional del libro,
    agradeciendo...
    Que soportes mis defectos
    que toleres mis humores
    y sobre todas las cosas...
    Que sepas comprenderme!!
    ❦ ❦ ❦

    Te envío un beso
    en el susurro del viento...
    ...ya se ha ido a encontrase contigo.

    Atte.
    María Del Carmen


    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gatita escritora, gatita creativa, gatita poeta.... qué sea un felicísimo día para ti también.
      Muchos besos y mimos, mi ronroneante y cariñosa amiga!!!!

      Eliminar
  10. El ser humano puede ser muy peligroso... penoso pero cierto, un saludo.

    ResponderEliminar
  11. Como digo es la vida.
    De todo hay en la viña del Señor, y por alguna razon a cada uno nos toca vivir una parte.
    No es facil perdonar,losdaños dejan cicatrices y a veces irreparables.
    Pero no hay otro modo que levantarse y seguir andando.
    Creo que lo principal es sabernos querer nosotros mismos y mejorarnos dia a dia, lo que nos permite fortalece ante los avatares.

    Cariños

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sabia reflexión, con tu selñlo inconfundible. Gracias Abu, por lo que nos das.
      Besos.

      Eliminar
  12. Ni hacer la vida imposible a nosotros ni que nos la hagan, vive y deja vivir, como bien dices hay que ir sesgando las malas hierbas para que crezcan las buenas, Besicos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Ana... también comprender que hay personas de las que es preferible estar lo más lejos posible.
      Besos.

      Eliminar
  13. Perdón, vecina querida, ya mismo buscaré una pala y eliminaré los yuyos que dejé crecer, no fue pereza, apenas algo que tiene que ver con faltas de fuerzas.
    Imagino que tus piernas rayadas por las espinas, las que dejé avanzar, estarán clamando por que quite tanto yuyal de la puerta de chapa que nos separa.
    Tremendo abrazo.
    Te quiero.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo también te quiero vecina, hay que limpiar todo el terreno, y sacar esas fuerzas de donse sea, pero ya!
      Abrazo.

      Eliminar
  14. Muy buena entrada Sara, yo aprendí de mi santa madre a no odiar, hagan lo que hagan conmigo, y bien, como ese buen sentimiento me lo metió en el alma, vivo tranquila, aunque me hagan pupa !jaja!, me sorprendo primero,me quedo pensando y luego los mando a paseo.
    gracias preciosa
    Con ternura
    Sor.Cecilia

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, querida Sor Cecy... esa es una fórmula infalible.
      Fuerte abrazo.

      Eliminar
  15. Dar oportunidades en la vida si creemos que se las merecen, pero alejarse en cuanto nos de señales de "incompatibilidad", lo que no quiere decir alejarse de todo el mundo. Se habla mucho de perdón ¿por qué perdonar a alguien que ni se arrepiente ni se lo merece? Mientras la herida sangra nos será difícil superarlo para continuar una vida normalizada, el tiempo nos ayuda como un bálsamo, pero la cicatriz es una señal, un aviso, una experiencia de la que salimos fortalecidos para afrontar similares situaciones.
    Cariñoso abrazo Sara.

    ResponderEliminar
  16. Mucho criterio y madurez para llegar a lo que nos compartes.... muy de acuerdo con lo que nos dices. Muchas gracias!
    Recibe un abrazo igual de cariñoso.

    ResponderEliminar
  17. ¿Crees que todo lo que hacemos, pensamos o decimos perdura más allá de nuestra vida? Yo sí.
    El sufrimiento y el goce son inherentes a nuestra vida, ambos maestros sorprendentes para el que consiga librarse del miedo.
    Ser responsables de no hacer sufrir es un buen deseo pero, por lo ya dicho, algo que veo muy difícil de alcanzar.
    Creo que nuestra mayor responsabilidad es conocer nuestras propias luces y sombras, ver que son comunes en los demás y, así, aprender a vivir sin rencores, sin lastres de ningún tipo.
    Un abrazote

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hay personas que son un bálsamo, que al entrar en contacto con ellas, siempre nos hacen sentir muy bien. Qué lindo que fuéramos así ¿verdad? Y... ¿tú sabes que eres uno de esos? te lo digo, eres así. Y agradezco mucho haberte encontrado. Hay muchopor aprenderte.
      Un gran abrazo!

      Eliminar
  18. Toda la vida en sí es un misterio y el objetivo de nuestra existencia es descubrirlo. Lo que siembra recoges, pero muchas personas se centran tanto en sus pensamientos que olvidan que esas pequeñas semillas llamadas (acciones y que todos plantamos a diario), son la causa principal por la que se crea nuestra realidad.
    Sara un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Más allá del propio ombligo... hay mundo. Al despreocuparnos de nuestro ombligo, empezamos a ser parte del todo y a intercambiar vida.
      Un abrazo muy integral!!!

      Eliminar
  19. A mí me pareció una hermosa reflexión, Sara, que comparto totalmente.
    Si un día sólo nos dedicásemos a hacer el bien y dar amor, qué bien que sería todo. En 'nuestro' mundo podemos hacerlo, obvio.
    Un beso enorme.
    HD

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si damos todo el amor que sentimos, sin la tacañería de pensar que sucedería si no nos quedamos con reservas, sin preocuparnos de que lo necesitamos, en ese instante empezamos a recibir unos abastecimientos tan inmensos de amor, que no nos lo acabamos... Y ya, nada hace falta!!!
      Que beso más lindo y bien corrrespondido, "maifren".

      Eliminar

¡Gracias por tu comentario y tu alegría!

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...