Traductor :

miércoles, 26 de junio de 2013

La tragedia de los gordos



Cuentan los aldeanos, que todos nacieron iguales, pero que un día les cayó una maldición.  A unos pocos de ellos, se les presentó la ocasión de comer en demasía… todo tipo de manjares, como si el mundo se fuera a acabar, hasta que ya no pudieron parar: se hicieron adictos a comer. Y dicen que desde entonces, no descansan, pues lo único que les importa, es ser más y más gordos. Obsesionados, ellos.

Paradójicamente, exigen a las mujeres de su propiedad, para conservar su sitio preferencial, ser bellas, divertidas, jóvenes, y principalmente: ¡delgadas! Ellas, les complacen en todo, se hacen adictas a los lujos que les otorgan los gordos, con que palian cualquier desdicha, que ellos les causan. Pues ellas, también, un día probaron y ya no pudieron detenerse.

Cuando los gordos se divierten con las otras o los otros, pues de tanto probar, llega el momento en que todo les sabe igual; las mandan a ellas, para que no estén de oquis, a hacer “obras caridad” hacia los flacos. Flacos a los que ellas detestan, lo mismo que los flacos a ellas; pero es como compran prestigio y condecoraciones, para las fotos de diarios y revistas del glamur, para que sus gordos puedan engordar más aún. 

Esa es la tragedia de la aldea. Los flacos dependen de ellas, ellas dependen de los gordos, y los gordos de los flacos; para poder, gracias a ellos, seguir engordando más y más y más. Ese triángulo, se transforma en círculo, haciendo que todos los habitantes de la aldea corran como hámsteres, en la rueda de la que ninguno logra salir disparado, pues es la misma rueda, que entre todos se esfuerzan por mantener girando y de la cual nadie quiere realmente bajarse.

50 comentarios:

  1. SARA querida!!

    Parabéns pelo belíssimo trabalho.
    Sinto tua falta no coração tagarela.
    Abraços
    Sinval

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Sinval! Por allí voy a visitarte y deleitarme con tu sitio.
      Besos.

      Eliminar
  2. Sara, muy buen escrito. Los unos se aprovechan de los otros, igual que en la vida real.
    Besitos

    ResponderEliminar
  3. Como dice Vero,como en la vida real.
    abrazos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Qué triste es... verdad Fiaris?
      Abrazo fuerte!

      Eliminar
  4. La comodidad cria habito.

    Siempre hay salidas pero ...... es mas comodo vivir de los demás.


    Cariños

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Y los demás de los otros, y así. unos dan pataletas y otros se acomodan, pero siguen en la rueda, sin llegar a nada!
      Y para ti, obviamente mucho cariño!

      Eliminar
    2. Si observas mesuradamente el entorno mundial,veras que costara mucho.....aún.....el concierto de sentires que toquen todos para el mismo lado.

      Cariños

      Eliminar
    3. Será prácticamente imposible... Es muy desesperanzador. ¡Snif!
      Abrazp!

      Eliminar
  5. Respuestas
    1. Y nos gusta cruda, por que si no.. desde cuando ya la hubiéramos cocinado!
      Gracias Chomp! Un abrazo!

      Eliminar
  6. Esa es la cruda realidad, entonces ¿Cómo no odiar sus rostros pervertidos, sus placeres siniestros, la muerte que germinan? Si son verdugos de la propia vida.

    ResponderEliminar
  7. ¿Cómo no odiar tanta perversión, mi paisana querida? Cómo no?!! Cuando te leí, me enteré que estábamos sobre los mismos.
    Un gran abrazo para ti, Ella.

    ResponderEliminar
  8. Me gustó mucho la historia, muy bien contada y con gran mensaje.

    Saludos querida Sara.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, querida Pluma Roja. Es un comentario estimulante.

      Eliminar
  9. Oligarcas más esclavitud más caridad cristiana es igual en el Planeta.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Cierto! nada efectivos para el mejoramiento, muy efectivo para los fines de los más insaciables.
      Besos.

      Eliminar
  10. Qué fuuera de lugar me siento: ni gorda ni flaca...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Qué bueno, me alegro mucho... eres libre!!!
      Besos.

      Eliminar
  11. Una aldea que padece esa enfermedad que está tan de moda"la globalidad" todo es global según se mire con ojos de flaco o de gordo.
    Me ha gustado como has conjugado dentro de una historia ficticia otra historia real, mis felicitaciones.
    Besos de gofio.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Gloria! Poquitos cada vez más gordos y los demás cada vez más flacos.
      Y con miel también!!!

      Eliminar
  12. Mil gracias querida amiga por obsequiarnos tan bella y reflexiva historia. Muchos besinos con inmenso cariño de esta amiga que siempre te lleva en el corazón.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias a ti, querida Ozna, siempre alegras mi casa con tus visitas!!!
      Fuerte abrazo.

      Eliminar
  13. Hay que amarse totalmente para aceptar (sin enloquecer) lo que fuimos, lo que somos y lo que seremos. Pero cada persona es un mundo, como dice Verónica. Como la vida misma, a eso se le llama motivo ulterior.
    Sara, un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Todavía no encuentro el fundamento del motivo ulterior, de los dueños del planeta, sin que suene ofensivo para el resto de la humanidady para que ese resto de la humanidad puedan amarles y enseñarles a amarse, para que dejen de joderlos!!
      Un abrazo fuerte.

      Eliminar
  14. Es un destino circular, el del poder de unos contra otros.
    Una historia muy reflexiva la de esta aldea que parece el espejo de una realidad.

    Un abrazo querida Sara :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. De los que pueden, los que no pueden y los que no quieren poder. Todo un círculo vicioso.
      Otro que va volanto para ti en este momento.

      Eliminar
  15. Hola lindo blog!! Es muy buena la historia!!

    Fantástico!!

    Te invito a mi blog!! Nos seguimos??

    Con AMOR eVY

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Evy, que linda... por allá voy, seguro!!
      Abrazo.

      Eliminar

  16. Somos como aves de rapiña, siempre está el fuerte (gordo) que se aprovecha del débil…así es la vida aunque no nos guste…

    Buen escrito, un cálido abrazo Sara

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Así es la vida, en todos los planos. Es triste.
      Fuerte abrazo Sneyder.

      Eliminar
  17. Siempre y por desgracia, esta y estará el fuerte que se aproveche del débil y del que se deje.
    Y así nos va y nos irá...
    Me gusta y mucho como escribes.
    Besitos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Inma_Luna! Yo quisiera y un mundo mejor, pero creo que no lo veré jamás.
      Besos para ti.

      Eliminar
  18. Genial y original! Me encantó!


    un abraxo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me agrada mucho que te guste.
      Un abrazo también!!

      Eliminar
  19. Pues a ver cómo hacemos para que los gordos de la vecindad compartan más su mate... así por lo menos, disfrutamos quizás de eso extraño que siempre los presenta como tan felices y sin frío en pleno invierno...
    Abrazos querida.
    Gracias por esta entrada, Vecina.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ves, como hasta nos sirivieron de fuente de inspiración... jajajaja!
      Gracias vecina!!!

      Eliminar
  20. HOLA SARA: ME ENCANTO TU RELATO, TODO ES UN GIRO SOBRE EL MISMO LUGAR.-
    GRACIAS POR HERMOSO COMENTARIO EN MI BLOG.-
    BESOS

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, cómo no comentarte bonito con esas entradas tan preciosas, Thony.

      Eliminar
  21. Ellos mismos retroalimentan un peligroso círculo vicioso. Excelente relato! 'Felicitaciones!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, reciban un saludo con mucho afecto!!!

      Eliminar
  22. Respuestas
    1. Gracias Fedora, por tu comentario estimulante.

      Eliminar
  23. Esta historia de los gordos amando a las flacas es tan actual.


    Un abrazo (Gracias por tus bellas palabras en mi blog)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Y de los que por sus excesos,dejan sin comer a paísies enteros.
      Son sinceras, eso espero!!
      Un abrazo.

      Eliminar
  24. Un relato que nos dice mucho de nuestra realidad.
    Gracias Sara por compartirlo.
    Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es que la realidad nos aborda a cada paso ¿verdad Gaby? es inevitable no verla.
      Un beso!

      Eliminar
  25. ¿Y alguno VIVE, o SOBREVIVE? ¿Y alguno es feliz o llena vacíos (los flacos con limosnas, las bellas con apariencias y los gordos con una suicida dependencia)?
    Todos somos o podemos ser, esta es nuestra maldición. La salvación, creo, pasa por el despertar de nuestra conciencia dormida, aquella que nos grita desde su sueño que TODOS nos necesitamos, que TODOS somos IMPRESCINDIBLES, que TODOS estamos UNIDOS, lo queramos o no.
    Precioso cuento.
    Un abrazote.

    ResponderEliminar
  26. Gracias Ibso, por imprimir tu maravilloso sello personal y tu confianza en que habrá un nuevo despertar. Esperemos que pornto lo hagamos y nos toque vivirlo.
    Besos.

    ResponderEliminar

¡Gracias por tu comentario y tu alegría!

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...