Traductor :

sábado, 30 de agosto de 2014

El abuelo en el sueño de piratas



Nada más incómodo para los niños cercanos al Fuerte de San Miguel, que la temporada de vacaciones. Correr, gritar y luchar entre turistas, guías, descripciones en todos los idiomas, fotografías y más vigilantes de lo habitual, es para ellos una inconcebible complicación; que hasta les confunde sus roles designados con la moneda al aire, resultando que ya no caen al pozo de pirañas y cocodrilos solamente los corsarios, sino los centinelas, registrándose bajas humanas muy significativas. 

El barullo del tumulto indeseado, opaca sus gritos de dolor al caer vencidos y limita el desarrollo de sus cruentas luchas. Retorcerse al recibir un certero espadazo, antes de morir, vencer o ser vencidos es muy deslucido.

… Así lo sintieron antes de reunirse en la casa del abuelo de Juan Camilo, para preparar una solución definitiva a la invasión turística. Definieron durante intensas horas su táctica defensiva ¡Ja!...

Compraron toda la pólvora necesaria con la cómplice aportación del abuelo (una bolsita de luces de bengala: palomitas, cohetes, buscapiés y tronadores) ¡Volaremos el puente levadizo!

Parten antes del amanecer, por única vez unidos piratas y defensores. Suben por el costado menos vigilado, con sogas, estacas, pólvora, lámparas, agua -y sus loncheras por si acaso- Con movimientos y respiración en sincronía, cualquier error sería fatal. La selva, la altura, la cañada, las rocas, los cocodrilos aún duermen, hay que apurarse y vencer todo, todo, antes que caer prisioneros por los vigilantes -que los echaron del lugar ayer, cuando llegaron los camiones de turismo-  Ser descubiertos ahora, sería una doble humillación que no están dispuestos a sufrir. 

Cae una tormenta, obligados, se repechan cerca de la base de una atalaya mientras que escampa… miran al cielo… saben que será pronto…


-Juan Camilo, Juan Camilo, ¡despierta, ya es hora! Que llegarás tarde a la escuela, ¡ya se acabaron las vacaciones! ¿Dormiste con la bolsa de dulces en la mano? ¡Ay, no puede ser! ¿qué haré contigo?

-¡No la toques mami, es muy peligroso! Pregúntale al abuelo, él sabe.

 
 * Campeche, México. Ciudad amurallada. Conserva este fuerte en perfecto estado, con gran afluencia de turismo todo el año. Alberga una interesante colección de vestigios mayas, dentro de la que se encuentra una máscara de jade que es de una belleza extraordinaria. Aquí puedes entrar a un sitio oficial.

44 comentarios:

  1. Que bonita es la imaginación, cuantos juegos podemos hacer con ella. Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es la mejor válvula de escape de realidades y tensiones, no hay que dejar que se nos perjudique.
      Besos.

      Eliminar
  2. Un cuento de piratas en medio de una paisaje real, bendito sueño de los niños, un abrazo Sara!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias... Los niños son maravillosos!!
      Besos, María Cristina.

      Eliminar
  3. Que lindo cuento y que lindo lugar! Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. gracias Di... es un lugar muy hermoso!!
      Un beso anisado.

      Eliminar
  4. La imaginación sigue siendo mi fuerte :)
    Besos y salud

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Qué bueno, me alegro! y la buena suerte Genín ese otro de tus fuertes. Ah! y la amistad, ya ves el revuelo que has armado....
      Mil besos, re-vivo. : )

      Eliminar
  5. Bello Campeche, Me imaginé Veracruz. Tienen algún parecido en su fuerte.

    Preciosas imágenes.

    Un gran abrazo Sara.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, en esas fotos se parecen, este no esta totalmente rodeado de agua como el otro, que supongo conociste : ) Cambié las fotitos porque estaban muy borrosonas las anteriores.
      Besos, Aída.

      Eliminar
  6. Me hiciste sentir niño otra vez.

    :)

    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegro Toro, así me sentí cuando conocí el lugar, para eso me gustó, jajaja!
      Besos.

      Eliminar
  7. Tu si que despiertas belleza e inquietudes con ese sencillo narrar que llega e invade los corazones y nos haces añorar otros tiempos
    ¡Precioso!
    Besos.
    André

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Gracias André!! Un gusto inducirte a soñar, y regresar a niño.
      Besos.

      Eliminar
  8. Conmovedora narracionque nos hace repensar.

    Cuantos sueños guardaran esas murallas!!!!
    Ancestros dignos de ser admirados

    Cariños

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Imagínate! eso lugares centenarios la de cosas qur tienen para contarnos.
      Muchos besitos, Abu.

      Eliminar
  9. Respuestas
    1. Pólvora de caramelos, súper letal, jajaja.
      Besos de domingo.

      Eliminar
  10. Qué divertido tu relato Sara, creo que todos deberíamos volvernos niños en muchas situaciones, eso sí, con abuelo mucho mejor jajajajaja
    ¡¡¡Un abrazo inmenso mi querida Sara!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Ay! qué maravilla sería tener a los abuelitos para solapar nuestras hazañas....
      Besos, mi dulce amiga.

      Eliminar
  11. Me había entusiasmado con el relato, al final también me desperté.
    Besos Sara

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si te vi, escalando... adelande de todos esos niños... jajaja.
      Besos, querida M. Pilar.

      Eliminar
  12. Un cuento fantástico, y en lo mejor lo despierta la madre...
    Bonito lugar.
    Besos amiga

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Con lo que molesta despertar o que nos despierten en esa parte cumbre... Quizá fue bueno para que no se enteraran que se les había mojado toda su pólvora, jejeje.
      Besos, querida amiga Vero. : )

      Eliminar
  13. Nada más incómodo para los bucaneros, piratas y otros lobos de mar que los niños, correteando y dando más guerra que los barcos de la Armada...
    Dulcibesos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajaja, Nada más molesto pa' los niños que jugar enmedio de un gentío de visitantes.
      Abranises, Swett Pitt.

      Eliminar
  14. Hola Sara, muy bonita historia y las fotos que las acompañas son muy interesantes. Gracias por tu visita. Besos Y Feliz Inicio De Semana ♥

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias a ti Arcoiris por tu visita, correspondiendo a la mía.
      Besos.

      Eliminar
  15. Encantadora historia y maravillosas fotos. Un deleite leerte. Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias S.A.D.E. muchas gracias por venir.
      Un abrazo grande.

      Eliminar
  16. Vaya, relato tan original, y muy bien recreado en un hermoso lugar como lo es la ciudad de Campeche. Se me perece a Cartagena, Colombia.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Rafael. Me gusta lo de ese parecido : ) algún día lo constataré.
      Un abrazo.


      Eliminar
  17. Que bonito cuento que acompañado de tan hermosas imágenes hacen del post un encanto que te transporta a la niñez.
    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Josefa, eso deseo, no dejar de evocar la niñez.
      Un beso anisado.

      Eliminar
  18. Maravilloso ser niño y aún más maravilloso no dejar de serlo nunca del todo, Sara.
    Un abrazo mediterráneo para tí.

    PD.
    No se si este comentario saldrá repetido, porque no me funcionaba bien internet

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Nunca dejes de serlo. Gracias!.... está inconsistente, estamos batallando para subir, para comentar : ( Paciencia.
      Abrazo anisado.

      Eliminar
  19. MUY BONITO CUENTOSUEÑO. ME GUSTA.
    BESOS

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sigue a tu niño soñador siempre ReltiH
      Un beso de anís.

      Eliminar
  20. Hoy, con tu bonito relato, me has llevado a los tiempos en que era una niña y disfrutaba de las historias que me contaban antes de dormirme. Gracias por haberme trasladado a un tiempo maravilloso.
    Mis entradas siguen sin actualizarse, lo siento.
    Te dejo mis cariños en un fuerte abrazo.
    Kasioles

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias a ti Kasioles, porque a pesar de dificultades has venido a verme : ) Ten paciencia, que al rato sse compone....
      Muchos besitos de anís.

      Eliminar
  21. Un bello relato. Me ha gustado mucho.

    Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Amalia... eres un verdadero sol = ), no dejes de serlo.
      Besitos de anís.

      Eliminar
  22. Sabes una cosa Linda Sara, que tu narración me dio que pensar… Las guerras y conflictos reales, se debería solucionar de idéntica manera que en ese sueño imaginario, con abundantes “bolsitas de luces de bengala, palomitas, cohetes, buscapiés y tronadores” cañones de chocolate y, dulces, muchos duces hasta que el enemigo caiga empalagado.
    Un dulce abrazo para la muy amable y atenta Sara.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo soñamos, lo imaginamos, lo deseamos, pero los odiadores odiosos, simplemente no nos toman en cuenta = ( No obstante, esperemos esperanzados y no permitamos que nos amarguen y nos congelen el corazón a quienes todavía nos late.
      Un fuerte abrazo, vacacionista de regreso!!!

      Eliminar

¡Gracias por tu comentario y tu alegría!

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...