Traductor :

sábado, 1 de agosto de 2015

Adiós Cruz

Cuentan que hace muchos años, en este rancho grande, por el Cerro de La Cruz, un señor con muchos problemas, todos los días pasaba por allí, se arrodillaba y como el más humilde de todos los humildes, rezaba ante la Santa Cruz....

Muy pronto, todos sus problemas se le resolvieron y hasta se sacó la lotería.  

Después, pasaba en su vehículo nuevo y de lujo y sin detenerse siquiera, solo decía rápidamente. ¡Adiós cruz, adiós cruz!



¿Suena familiar?

"Ingrata...
no me digas que me quieres,
no me digas que me adoras....
porque no te creo nada"  (dice la vieja canción)

48 comentarios:

  1. Así de olvidadizos y desagradecidos somos los humanos

    ResponderBorrar
  2. Muy bueno! Cuando se consigue lo que se quieres a dios buenas, así somos los humanos. Hay un dicho que dice, "eso es ir a favor de obra", yo conozco a unos cuantos, que van siempre con esa actitud.
    Sara, buen fin de semana!
    Besos y abrazos.

    ResponderBorrar
    Respuestas
    1. Y se quejan amargamente cuando les va mal, creyéndose siempre merecedores.
      Muchos besos y un abrazo. Feliz fin de semana, Cristina.

      Borrar
  3. Como la vida misma....
    Somos ingratos.

    Besos.

    ResponderBorrar
  4. Muy familiar. Como dicen por ahi:
    Se acuerdan de Santa Barbara cuando truena.

    Que Dios tenga Misericordia de nosotros!


    ResponderBorrar
  5. Así somos, cuando necesitamos algo nos afanamos y cuando lo conseguimos, olvidamos el esfuerzo y la ayuda prestada...mal humano.
    Abrazos.

    ResponderBorrar
  6. Ingratitud, desagradecimiento. ¡Que pronto nos olvidamos de los favores recibidos!
    Besos con sabor a pacharán.

    ResponderBorrar
    Respuestas
    1. En cuanto recibimos el favor, cambiamos la actitud y llega el olvido.
      Qué ricos besos anisados, gracias Emilio. Igual para ti.

      Borrar
  7. Tal cual y lamentablemente así nos va.

    Besines utópicos, Irma.-

    ResponderBorrar
  8. Sara, cuando tenemos aquello que deseamos fervientemente, suele suceder que no sabemos agradecer, valoramos solo su falta, a veces tarde, un abrazo!

    ResponderBorrar
    Respuestas
    1. A veces demasiado tarde.
      Un gran abrazo, María Cristina.

      Borrar
  9. todo da vuelta, dar siempre las gracias y jamás olvidar las raíces...

    saludos!

    ResponderBorrar
    Respuestas
    1. Nuestras acciones son como el búmerang.
      Saludos con anís.

      Borrar
  10. Pues no está nada mal, por lo menos ahora saluda, hay muchos que ni eso... :)
    Besos y salud

    ResponderBorrar
  11. Creo que si estaba agradecido.
    Besos, buen finde, amiga

    ResponderBorrar
  12. Ingratitud, es de mal nacidos no.....

    muy buena Sara, muy buena


    Inmenso abrazo
    tRamos

    ResponderBorrar
  13. Me gustó mucho el relato.

    Quizá ya no se detuvo porque encontró mucho tránsito. JE.

    Besos Sara.

    ResponderBorrar
  14. Cuando nos va bien nos olvidamos de la Santa Cruz, un error humano del que pecamos la mayoría.
    Un feliz domingo.

    ResponderBorrar
    Respuestas
    1. Cuan do nos va bien creemos que es por mérito propio y cuando nos va mal culpamos al cielo.
      Feliz domingo, besos.

      Borrar
  15. Que tenga cuidado con las curvas!!!
    Buen domingo

    ResponderBorrar
  16. JAJAJAJAJAJAA. MUY IRÓNICO, PERO ASÍ ES.
    ABRAZOS

    ResponderBorrar
    Respuestas
    1. Jajaja, casos de la vida real.
      Abrazos.
      p.d. Y ¡Gracias, ReltiH! no vaya yo quedando peor de mal agradecida que el caso, jajajajaja.

      Borrar
  17. La suerte cada ve que cambia deberíamos agradecerla ... Mantener los pies en el piso y nuestra realidad

    ResponderBorrar
    Respuestas
    1. Es muy bello lo que dices, porque a veces nos cambia para mal y hay que agradecerlo porque siempre es "para algo", nos prepara para algo mejor.
      Un abrazo, Jo.

      Borrar
  18. Así hay muchos paisana, una vez obtenido lo querido, ni se acurdan cuando no tenían nada....triste realidad!

    saludos =)))

    ResponderBorrar
    Respuestas
    1. Como el que pide prestado que adora a quien le presta y luego ni lo recuerda o hasta se ofende si acaso le cobran.
      Besos, Liliana.

      Borrar
  19. Respuestas
    1. Jajajajaja, está bien es San Lunes, y se entiende la palabra y el san lunes, jajajaja.
      Más besos paisana.

      Borrar
  20. Respuestas
    1. Y luego dirá: el cielo no existe o qué mala suerte tengo.
      Besos.

      Borrar
  21. O sea, *el clásico "si te he visto, no me acuerdo" *!!! Es ingratitud monda y lironda...
    Besos

    ResponderBorrar
    Respuestas
    1. Y oronda, jajaja. Como el que pide prestado y no se deja ver jamás.
      Gracias P. MPilar.

      Borrar
  22. Ya regresará, la fortuna no es para siempre. Puede que cuando regrese, la cruz ya no esté y entonces puede que haya aprendido la lección o quizá puede también que busque otra cruz.

    Beso mana

    ResponderBorrar
    Respuestas
    1. Buscará otra cruz, tal vez. No aprenderá ninguna lección, regresará renegando de la mala suerte.
      Un beso, Flor.

      Borrar
  23. Así es la vida. No hay que olvidarse de quién nos echa una mano en los malos momentos. Hay que ser agradecidos.

    Un besito.

    ResponderBorrar
    Respuestas
    1. Cierto, además al agradecido le llueven bendiciones.
      Muchos besos, Amalia.

      Borrar

¡Gracias por tu comentario y tu alegría!