Traductor :

sábado, 21 de noviembre de 2015

Señorita Soledad

En mi caminata por el parque, la vi tan elegante, fina y antigua, leyendo sentada en una banca; que con impertinente curiosidad la interrumpí con una vaguedad. Muy amable, me invitó a sentarme con ella, guardó el libro y me ofreció de un estuchito metálico dulces de especias. Tomé uno gustosa y ella otro. 

-Lo leí en la secundaria -dije del libro-  

-Sí lo recuerdo -respondió, y escondió en su sombrero un rizo que jugaba en su cara- 

-¿Cómo sabes? ¿Tú estabas? -sorprendida-

-Sí, siempre. Pero no me habías querido ver, porq...

Rebatí sin mirarla, un tanto abochornada porque mentía. Pero ella se sacó uno de sus guantes, y me levantó la cara con maternal calidez.

-No importa, no te preocupes... Si no lo hago yo, que soy la mismísima soledad... Y nadie desea mi compañía... me temen, me ofenden, me evitan y rehuyen todos los días...¡sola e inmaculada por siempre! -sonrió muy iluminada y divertida- -Pero... Me entretengo de mil formas, disfruto mucho, créeme ¡Vivo!

-Pgrjgñg... es q... 

-¡Shh!... Si me aceptaran, nunca estarían solos. 

Luego cantó algo sin expresar palabras, era una canción muy suave y fraternal, que salía de su corazón... hasta que me abrazó la paz deliciosamente, que me trajo el primer recuerdo de ella niña. 



60 comentarios:

  1. Una forma de valorar a la soledad en su justa medida de que a veces es necesaria, aunque todos la rechacemos en nuestro fuero interno, a veces estar o querer estar sólo, está mal visto, que cosas.
    Bss.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Alfred. Queremos estar solos, siempre y cuando no lo estemos. O estamos muy solos cuando menos lo estamos.
      Un beso.

      Eliminar
  2. Alguna vez he dicho que la soledad me acompaña, yo si la quiero y la respeto, la valoro y casi la persigo. Muy bonita manera de decirlo. Saltos y brincos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Ester. La soledad nos brinda los mejores diálogos. Quien no les teme los disfruta.
      Un beso.

      Eliminar
  3. No siempre ha de ser mala, si es la propia elección del individuo. Decía Arthur Schopenhauer, "la soledad es la suerte de todos los espíritus excelentes.».

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Marcos... Una maravillosa frase, motivadora y certera.
      Un beso.

      Eliminar
  4. Este relato es de una ternura conmovedora.

    Besos solitarios.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Toro. Hay que mimarla mucho cuando se tenga, si queremos que nos dé lo mejor de ella.
      Un beso.

      Eliminar
  5. En ocasiones la echamos en falta y en otras por el contrario no querríamos quedarnos solos ni un momento.
    Bonito relato.
    Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Cierto, Emilio, gracias : )
      Es según si traemos dentro melodía o ruido.
      Un beso.

      Eliminar
  6. Cuando acompañas a la soledad, ni la soledad ni tú estás sola. ¡Muy bonito!

    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tiene si belleza especial, que es grato disfrutarla.
      Un beso, Paco. Gracias!

      Eliminar
  7. Soledad y silencio, se acompañan y pueden formar un dúo tan extraordinario como tú bonito relato.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¿Qué más podríamos desear, no es cierto?
      Un beso, Armando. Gracias!

      Eliminar
  8. Respuestas
    1. Chiquillo... Gracias por tu alegría, me encanta verte reír. Te doy un beso.

      Eliminar
  9. Creo y vivo que la soledad se la puede acompañar de hermosos matices, libros, musica, sabores.
    Y tiempo para dedicarlo a los demas
    Cariños Sara y buen fin de semana, a pesar de este mundo tan alocado

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es muy hermosa. Sobre todo cuando es optativa, y puedes convivir con los demás cuando quieras, como lo expresas.
      Un beso.

      Eliminar
  10. Paisana le entendí, le entendí!!! Jejeje

    Tierno, delicado y dulce tu relato....me gusta la soledad, aunque a veces estando rodeada de gente la sientes más.....

    Besitos ❤

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La soledad en compañía a veces duele. La soledad neta, pué jer padre. Depende.
      Besito. Paisana.

      Eliminar
  11. Ahhh! Es señorita la soledad?????
    Eso no lo había notado.......!

    Jajajaja :P

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No la has observado bien. Cómo podría ser soledad y no serlo?
      Beso.

      Eliminar
    2. Pues cómo más va ser? Por medio del espíritu Santo mujer!!!

      :P

      Eliminar
  12. Qué belleza Sara, que forma tan hermosa de hablar de algo que nos ocupa a diario y tanto nos cuesta digerir.
    El encuentro con uno mismo siempre es la más fascinante de las emociones, y es cierto, nunca estamos solos de verdad.
    Un abrazo inmenso mi preciosa hermana.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mi gran Raquel. Es que nos gusta y cuando la encontramos, a veces quisiéramos no haberla encontrado. Somos medio complicados y contradictorios. Gracias, hermana.
      Un beso

      Eliminar
  13. Si abrazáramos ala soledad, siempre tendríamos una amiga.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Cierto, Tracy. Y muy auténtica y veraz. No nos diría lo que no ve en nosotros. Gracias, un beso.

      Eliminar
  14. Hola Sara! Acá estoy de vuelta. La soledad es una compañera tranquila si la sabemos llevar, no nos tenemos que resistir, así sola se retira para que sigamos viviendo en compañía cuando sea el momento, un abrazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegro, amiga. Ya nos contarás cómo te fue.
      Hay que darle libertad de llegar y retirarse como ella quiera, para que sea disfrutable.
      Gracias. Un abrazo.

      Eliminar
  15. Que bonito lo dices y creo que lo importante es saber que no se está solo se está en soledad que son dos cosas distintas. Yo nunca estoy sola siempre estoy en soledad. Me encanta.

    Saludos Sara.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Y sacas mucho provecho de lograrlo... Creas maravillas con tu mente inquieta y brillante.
      Gracias, un beso.

      Eliminar
  16. Amigas. Desde siempre. Dulce como la lluvia en verano, esperada para algunos, inevitables y odiada para otros. Abrazos, querida Vecina.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Quienes más la buscan, menos la encuentran. Quienes más la eligen, más la tienen.
      Gracias, vecina querida.
      Un beso.

      Eliminar
  17. No es lo mismo estar solo que sentirse solo, y viceversa.
    Nunca me ha gustado sentirme solo pero, a veces, me gusta e estar solo.
    Un abrazote.
    ibso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Todo con medida. Es necesaria para muchas búsquedas e inspecciones.
      Gracias, Ibso. Un abrazo.

      Eliminar
  18. Es una ternura de relato.
    La soledad es muy triste cuando no se sabe vivir con ella, por eso siempre hay que buscarse ciertas ocupaciones para huir de ella.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  19. Gracias, Mari Pi. Puede ser muy aterradora, si no tenemos paz.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  20. Un relato bello, dulce y emotivo.
    Besitos. Feliz domingo

    ResponderEliminar
  21. Emotivo relato, Sara. La soledad, a veces es muy necesaria para encontrarnos con nosorros mismos.

    Linda semana para ti

    Un abrazo

    Fina

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Y es un gran hallazgo, sin duda!
      Gracias, Fina, igualmente para ti. Un fuerte abrazo.

      Eliminar
  22. a veces me he apeado de ella. he confiado mis mas grandes y pequeños secretos o desvarios, a veces me ha contagiado mucha tristeza y otras hasta me ha salvado...



    besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tienes mucha razón, según como andemos, a veces nos es muy disfrutable y otras no.
      Un beso. Jo.

      Eliminar
  23. Mucha ternura Sara,de soledades no se mucho amiga,abrazos miles.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegra mucho, Fiaris. Te deseo que siempre estés muy bien acompañada en tu camino por está vida.
      Besos.

      Eliminar
  24. Estar en soledad es a veces necesario, para encontrarnos con nuestro propio ser y recordar cosas ya casi olvidadas.

    Abrazos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Claro que sí, Rafa. Tiene sus grandes funciones bien aprovechada.
      Abrazos.

      Eliminar
  25. Olá Sara.
    Gostei deste conto, um relato sensível sobre a solidão.
    Uma boa semana.
    Abraços.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias, Pedro. Me das alegría con tus palabras.
      Abrazos.

      Eliminar
  26. Muy buen relato.
    Me gusta estar sola en mi abitación sabiendo qwue hay alguien en casa que me acompaña.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Disfrutar de momentos especiales para ti. Eso está muy bien.
      Un abrazo grande.

      Eliminar
  27. La soledad a veces es necesaria, pero cuando te abruma y te invade puede ser terrible.

    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Cierto Rafa.... es una arma de dos filos.
      Un beso de anís.

      Eliminar
  28. LA SOLEDAD NO NOS DEJA SOLOS NUNCA.
    ABRAZOS

    ResponderEliminar
  29. Es una compañía dulce y muy alegre, disfrutèmosla cuando esté a nuestro lado.
    Abrazos, ReltiH.

    ResponderEliminar
  30. Es curioso creo que son etapas, y cuanto más va pasando el tiempo, más no sé si ella quien nos busca a nosotros o nosotros a ella...
    Dulce y cruel compañera, según qué momentos.

    Besos acompañaditos, mi chihuahua.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo creo que vamos buscándola, porque ya no nos tenemos miedo, ya nos conocemos y aprendemos a convivir con nuestro yo.
      Besos acompañaditos, jajaja.eres un sol.

      Eliminar

¡Gracias por tu comentario y tu alegría!

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...