Traductor :

martes, 5 de diciembre de 2017

Nuestra casa

Es fascinante tener una casa
perfecta, diferente, única,
durante toda una vida.

Desde la cual apreciamos
soles y lunas,
tan diferentes
cada vez. Según nuestra
particular manera
de movernos, pensar,
sentir, comunicarnos.

Agradezco profundamente
por la casa
en que habitamos,
desde donde existimos:  Nuestro cuerpo.


44 comentarios:

  1. No me esperaba el final, pero si, nuestro cuerpo es nuestra mejor morada y hay que amarlo y cuidarlo.

    Besos.

    ResponderBorrar
    Respuestas
    1. Muchas gracias, Maribel. Una gran alegría por verte otra vez.
      Besos de anís.

      Borrar
  2. Hola Sara, es nuestra mejor propiedad y por eso debemos cuidarlo lo mejor posible, si no lo hacemos nosotros quien lo va hacer verdad?.

    Besos.

    ResponderBorrar
    Respuestas
    1. Hay que cuidarlo con el alma... aquí cabe la expresión. 😉
      Besos

      Borrar
  3. No lo apreciamos hasta que nos falla. Unbeso

    ResponderBorrar
    Respuestas
    1. Merece todo nuestro cuidado y enseñar a otros desde bebés a cuidarlo.
      Un beso.

      Borrar
  4. Y olvidamos mantenerla limpia y ordenada, aprendamos que es la "casa" que nos tiene que cobijar toda la vida. Precioso Sara, como siempre. Saltibrincos

    ResponderBorrar
    Respuestas
    1. Nunca olvidemos hacer esos deberes.
      Un abrazo saltibrincando mientras sigamos ágiles.

      Borrar
  5. Si, desde luego, aunque a la mia hay que darle mucho mantenimiento para que no se oxide, desconche, pierda la pintura, le salga goteras, crujan los engranajes, la presión amenace con estallar las tuberías, la calabaza tenga terror a que la visite el alemán HDP, la bomba falle en cualquier momento, o incluso colapse aquejada por todos esos males y muchos otros no citados, a la vez, la verdad es que no me quejo, le doy un mantenimiento amoroso y ahí sigue funcionando razonablemente bien...jajaja
    Besos y salud

    ResponderBorrar
    Respuestas
    1. Sigue con ese mantenimiento amoroso, que yo te quiero ver tan bien como estás por siempre.
      Besazo.

      Borrar
  6. Respuestas
    1. No le demos problemas, para que él no nos los dé a nosotros.
      Besos, Óscar.

      Borrar
  7. jajaja, iba a contestar y vi que tenemos cosas en común por ahí arriba, nuestras casas andan necesitando reparaciones a veces!!! Lo bueno es que lo tomamos con humor, hay que aceptar el paso del tiempo y vivir con alegría cuidándolo lo más posible, un abrazo Sara!

    ResponderBorrar
    Respuestas
    1. Eso sí, mientras más vivimos, más cuidados necesita nuestro cuerpo. Así que a la obra.
      Besos.

      Borrar
  8. Hola Sara, es una bella reflexión hacia nuestro cuerpo. Amarse a uno mismo es un pilar fundamental para una buena salud, y también es necesario que nuestros cuerpos estén bien cuidados y mantener una actitud positiva ante la vida, y préstale atención el te da las pauta a seguir.
    Un calido abrazo!

    ResponderBorrar
    Respuestas
    1. A cuidar el hostal de nuestra preciada alma. Para que no enfermé. Pues enferma el alma, nos enferma el cuerpo en un tris.
      Besos.

      Borrar
  9. Cuidemos pues de esta maravillosa casa que todos poseemos.Besicos

    ResponderBorrar
    Respuestas
    1. Sí por favor... Es de gran importancia.
      Un abrazo saludable.

      Borrar
  10. Mi casa cuerpo está hecha un cascajo. Saludos.

    ResponderBorrar
    Respuestas
    1. Por lo que más quieras, Cuídate! Estás joven. Nada deberías tener mal.
      Un abrazo.

      Borrar
  11. Nuestra casa es nuestro refugio en el que estamos a salvo de todo y de todos.
    Un beso, Sara.

    ResponderBorrar
    Respuestas
    1. Así es, Chelo. Debemos cuidarlo muchísimo, que es lo más importante, vivir sanos.
      Un abrazo.

      Borrar
  12. ¡Sara!
    Esa es la casa más apreciada del universo, y, si hubiéramos tenido la suerte que ella posea los cinco sentidos, suficiente materia gris, salud mental y física es muy probable que ella fuera el blanco de los envidiosos :)
    Sigue con tu optimismo y alegría, un abrazo

    ResponderBorrar
    Respuestas
    1. Gracias, Rud. La alegría y el optimismo, nos aportan salud. Así que debemos ser muy cuidadosos con lo que pensamos y sentimos.
      Un abrazo.

      Borrar
  13. Mens sana in corpore sano. Sabes Sara, por desgracia no sabemos mantener nuestra casa, grandes comidas, alcohol, grasas, sedentarismo y solo cuando algo falla, cuando se derrumba o se cae uno de los pilares, la cuidamos y a veces es demasiado tarde.
    Me ha gustado tu planteamiento.
    Abrazos con sabor a anís.

    ResponderBorrar
    Respuestas
    1. A la frase, le agregaría; y viceversa. Pues si pensamos positivamente y armonizamos emociones, no enfermamos o no tanto.
      Mucho cuidado con lo que ingerimos.
      Besos de estrellas azules.

      Borrar
  14. Nuestro cuerpo de por si ,es el vehiculo que necesitamos para mil cosas. Agradecer estemos bien es algo generoso. Un abrazo enorme

    ResponderBorrar
    Respuestas
    1. Sí. Demian. Es lo mínimo que merece nuestro cuerpo, con todo lo que nos da, agradecerle.
      Un abrazo grande.

      Borrar
  15. Me ha gustado el final, sinceramente me esperaba otra casa mucho más grande, a la que desgraciadamente cada vez se la cuida menos y desgraciadamente la estamos maltratado, es la Casa donde todos vivimos.
    Para algunos será nuestra amada Tierra, la que hay que conservar para futuras generaciones, para otros pensando que es de todos no le tienen ningún respeto y no cuidan de ella.
    Pese a todo tienes razón hay que empezar cuidando nuestro cuerpo, ya que tiene fecha de caducidad, tratando de vivir lo más dignamente posible y con la mejor ¡calidad de vida.
    Un abrazo.

    ResponderBorrar
    Respuestas
    1. Bueno, sí... de nuestra casita, pasamos a la casota.
      Un abrazo de universo.

      Borrar
  16. Nuestra casa la aconvertimos en hogar, porque el hogar está donde está el corazón.
    Me gusta tu poema.
    Besos

    ResponderBorrar
    Respuestas
    1. Asimismo, Julia. Teniendo esa casa en buenas condiciones, todo lo demás lo conseguimos como sea.
      Un abrazo grande.

      Borrar
  17. Hay que cuidarla tantoooooooooooooooo!!!! es la única que tenemos en realidad...besitos preciosa gracias por compartir :*

    ResponderBorrar
    Respuestas
    1. Gracias a ti, que siempre me haces sentir alegre.
      Un abrazo bien grande.

      Borrar
  18. Muy bueno Sara. Y a veces no lo cuidamos tanto como debiéramos.

    mariarosa

    ResponderBorrar
    Respuestas
    1. Gracias, María Rosa. Debemos cuidarlo mucho. Sin él no vivimos más.
      Besos.

      Borrar
  19. Pues si la casa hay que sobretodo protegerla
    en ella están todas las vivencias de nuestra vida
    preocuparse de ella es preocuparse de uno mismo.

    ResponderBorrar
    Respuestas
    1. Gracias, Magdeli. Nuestro cuerpo hay que cuidarlo para que siga siendo nuestra morada, por el mayor tiempo en buenas condiciones.
      Un abrazo.

      Borrar
  20. Tan solo mirar el cielo y ver lo que nos ofrece cada día uno se puede sentir feliz.
    Un bonito pensamiento, besos.

    ResponderBorrar
    Respuestas
    1. Sí, con contemplar un poco el cielo, a la naturaleza, es más que suficiente para revivir,
      Un abrazo.

      Borrar
  21. Casa de lujo la que tenemos. Hay que cuidarla con cariño y esmero para que nos acompañe buen tiempo.
    Un abrazo!!

    ResponderBorrar
  22. Así como lo has dicho... de lujo!!
    Un fuerte abrazo.

    ResponderBorrar
  23. La casa es parte de nosotros mismos. A mi me gusta me inviten a conocer la casa porque conoces la parte mas intima de las personas. No la casa museo recién creada, sino la ya vivida.

    ResponderBorrar
  24. Bueno, Marcos. Aquí en realidad hablo de el cuerpo, como casa de nuestra alma. No de la de paredes y techo.
    Un beso.

    ResponderBorrar

¡Gracias por tu comentario y tu alegría!