Traductor :

lunes, 22 de enero de 2018

Las ofensas y su bilateralidad

El ideal de la convivencia sería la cordialidad y la comprensión, sin embargo no siempre es así.

Las personas hieren cuando sienten: miedo, frustración, impotencia, infelicidad, inferioridad, por rechazo o por proyección, por enfermedad, maldad, etc.

Nos sentimos heridas cuando sentimos: miedo, frustración, impotencia, infelicidad, inferioridad, rechazo, proyección o enfermedad, debilidad... etc.

Recibir un insulto, incomoda, enoja, entristece, no somos de hule, ni masoquistas para disfrutarlo.

Si nos insulta un desconocido, lo procesamos rápido. Nunca lo vamos a volver a ver, lo ignoramos, lo evadimos o rechazamos con facilidad.

Pero si lo hace alguien que amamos o queremos, nos duele más. Porque deseamos  ser correspondidos. O si lo somos, ¿por qué nos insulta? Nos sentimos defraudados, decepcionados, burlados.  traicionados.

Hay que aceptar que no todas las personas a las que queremos, nos quieren. Duele, si duele... demasiado duele, pero esto sucede con mayor frecuencia de lo que imaginamos. Incluso en las familias. * * Hay que decirlo, porque en esta vida de perfectos y felices, obliga a esconder esos problemas, así haya una extensa lista de imperfectos e infelices.**

Duele más de los cercanos, porque son quienes conocen nuestros puntos débiles y sus palabras son como puñales o flechas envenenadas, que se ensartan en el centro de nuestros defectos y, que nos sangran con su certera puntería.

Si queremos crecer y fortalecer el músculo emocional y espiritual, es el momento de revisar ese defecto o defectos que dicen que tenemos y que nos ha dolido, porque los tenemos.

Si no queremos que nos duela más, trabajar hasta erradicarlo. Si es necesario con ayuda profesional.

Pero en caso de no ser así y de recibir insultos por el problema psicológico o emocional del otro. Hablar con esa persona cuando logremos tranquilizarnos para conciliar, o incluso ofrecerle ayuda. Pero si no lo permite o no es posible llegar a nada fructífero:

Poner límites, poner límites, poner límites!!!

Pues se acostumbran a la tolerancia y si lo permitimos, en vez de elevarnos a santos, nos convierten en su eterno cesto de basura, lo que resulta muy desagradable. Y si permitimos, además nos asumirán como imbéciles o como cínicos.

O, tomar distancia emocional, si es que no se puede tomar distancia física.

Aunque a veces el alejamiento fisico, es la única solución.

Siempre sirve arrepentirse y pedir perdón. Y ojo*** corregir, resarcir, compensar.  Siempre sirve aceptar y perdonar. Y ojo*** olvidar. Nunca estar a duro y dale utilizando el error para manipular. Eso es más perverso que lo que nos hizo el perverso.

64 comentarios:

  1. Si, tienes mucha razón, así debería no ser, y así debería ser, pero... :)
    Besos y salud

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo que sí, lo que no, jajaja.
      Besos y salud de alíviate, no de chin, chin.

      Eliminar
  2. uuuffff difícil tema, de como controlar las emociones, de que las palabras no sean filosos cuchillos que dejan heridas profundas ni que el tiempo puede sanar, pero muchas veces de las mismas palabra se logra cicatrizar lo herido.
    como consejo, jamás hablar en "caliente", esperar que la sangre baje, ya que de la rabia se pueden decir muchas que despues podremos lamentar...
    siempre mantener la calma, y si aquella calma no llega, es mejor hacerse un lado, irse, morderse la lengua si es necesario, no digo ser un monje budista ni mucho menos llegar al nirvana...

    pero el autocontrol en si, es lo primordial...

    besos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muy buenos consejos nos agregas.
      Fuerte abrazo y gracias.

      Eliminar
  3. el ser humano es pasional, por definición

    difícil controlar las pasiones

    besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Cierto... nos toma mucho tiempo y esfuerzo. Y las más de las veces, no lo logramos. A menos que nos intentemos en un monasterio.
      Besos.

      Eliminar
  4. Pienso sinceramente que en toda familia hay sus más y sus menos y a pesar de que duele muchísimo esta situación son escasas las veces que se buscan soluciones.......también es verdad que siempre hay dominantes que les gusta imponer siempre su voluntad y que cuando no se les "obedece" surgen serios problemas y claro siempre sale perdiendo el dominado.Besicos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Cierto!!! Hasta parece que describes a mi familia. Que tenemos a una hermana que es una generala, una dictadora. Difícil de desobedecer, porque arde Troya. Y nunca se presta al diálogo para arreglar las cosas.
      Besos.

      Eliminar
  5. Sara querida
    Me ha encantado tu entrada, genial. Lo primero que debemos enseñar a los hijos es a controlar las emociones.Las ofensas no deberían existir, pero, al parecer, hay gente que no puede vivir en paz, bien sea por enfermedad, por envidia o desamor. Quien llena de agravios a otra persona sencillamente es un ser sin afecto. Como bien dices, si quien insulta es alguien a quien amamos nos sentimos verdaderamente traicionadas pues pone de manifiesto que no somos correspondidas.
    Si quien insultara fuese pareja del insultado, ni lo quiere, ni lo considera, ni es persona digna de confianza; alguien así no es más que un maltratador. Cuando se trata de algún espécimen de esa naturaleza, no hay quien lo haga entrar en razón, va a terminar echándote la culpa hasta de la infidelidad de su pareja anterior.
    Lo mejor en esos casos, es concentrarnos en asuntos positivos, oírlo sin escucharlo; lo que llamas hábilmente “distancia emocional”; enviar los asuntos feos a la tierra del olvido; borrón y cuenta nueva. Mientras más tranquilas nos portemos, el otro quedará mirando un chispero y poco a poco insultará menos. Sonreír, no cuesta, es un arma infalible.
    Salud, alegría y un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por tu comentario extenso y muy generoso, de lo que podemos extraer muchas cosas útiles. Sobre todo aquellos que estén criando y educando chiquitines.
      La gente que busca la manera de amargar a los demas, no es feliz. El feliz, reparte alegría y bienestar a los que lo rodean.
      Y qué bien que nos aconsejas cómo neutralizar ofensas. Me parece perfecto.
      Un abrazo.

      Eliminar
  6. Algún desengaño me he llevado, por omisión mas que por insulto, soy fuerte y como dices si vienen de gente que no me importa paso página al momento pero si es de alguien a quien quieres duele y no se olvida rápidamente, si puedo lo hablo aunque no siempre se puede remendar un roto. Para mi lo mas importante es no ser yo quien cause el daño. Abrazos preciosa

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A mí me han insultado a través de mi vida propios y extraños. Me dolía, me entristecía, me enojaba, me enganchaba. Hasta que un día llegué a esta conclusión que les he compartido, para aquellos que aún no sepan que hacer en estos casos.
      ¿Recuerdas lo que te dije hace poco en tu entrada de enemigos?. A mi los enemigos me destruyeron y luego de la destrucción me reconstruí, ya sin vanidad, ni arrogancia, que eso atrae muchísimo al enemigo. Y eran defectos terribles que yo tenia. Por ahí me llegaban sus ataques. Tengo muchos otros, pero esos ya no. Iré trabajándolos. El sábado una familiar me dejó temblando con algo que me dijo y sabes, Ester. Me dolió mucho, porque es cierto lo que me dijo, jajaja.
      Lo de los rotos, a esos hay que ponerles límites y también no pretender que cambien. Alejarnos emocionalmente. Verlos en perspectiva.
      Abrazo, ¿yo?, ¡preciosa tú!!

      Eliminar
  7. A veces una persona puede hacer daño, por impulsiva y por tener un carácter fuerte, pero si sabes que en el fondo no es mala persona, se le puede perdonar ese mal gesto o insulto. Ahora si son de estos que las matan a la chita callando, y hacen daño, porque detrás de una, te viene otra, lo mejor que hay es cantarles las cuarenta o darles puertas, y da lo mismo que sea amigo o familia pero lo que no se puede consentir es que te amarguen la existencia.

    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Más claro, ni el agua. Jaja. Podemos perdonar, porque tampoco somos perfectos y todos nos podemos equivocar. Pero si como dices, no hay un cambio y tras una, viene la otra. Y así infinito. Huir y ponernos a salvo, será lo mejor. Que tampoco nos vamos a vivir arrastrándonos por no perder a alguien, eso es horrible, es muy destructivo.
      Besos.

      Eliminar
  8. A veces lo que más nos molesta es que nos digan nuestras verdades.
    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Seguro. Nos molesta mucho que den en el clavo. Lo primero que hacemos es ponernos a la defensiva. Pero qué bueno es que nos digan verdades. Nos ayudan a mejorar.
      Besos.

      Eliminar
  9. Respuestas
    1. Un tema que nos da para mucho. Sin duda. Las relaciones humanas son lo más complicado y con los más cercanos, mucho más.
      Abrazo.

      Eliminar
  10. Unas recomendaciones muy acertadas.

    ResponderEliminar
  11. Muy sabia publicación, Sara, podría hacerse un largo debate sobre este tema. Besos 🌹🍀

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La comunicación y las emociones son de lo más complicado que hay en la vida. Nunca dejamos de aprender.
      Besos.

      Eliminar
  12. Saber aceptar a las personas tal como son lleva su tiempo
    Primero debemos conocernos nosotros y nuestros defectos y virtudes
    Y aprender el verbo amar en todas sus conjugaciones
    Grato leerte
    Que tengas una buenisima semana Sara
    Cariños

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Precioso comentario, Martha. Autoconocimiento es básico para relacionarnos adecuadamente.
      Igual tú, disfruta. Gran abrazo.

      Eliminar
  13. La convivencia a veces es imposible. Un beso.

    ResponderEliminar
  14. No imaginás cuánto atinaste con tu post de hoy, Sara, gracias por ayudarme a reflexionar, comprender y cuando pueda, perdonar, gracias, un abrazo grande!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Verás que sí, María Cristina. Tú eres muy ágil en los procesos emocionales y lo lograrás pronto.
      Que sea muy grande nuestro abrazo.

      Eliminar
  15. No es fácil a veces manejar las emociones.
    En un momento dado, puedes ofender a una persona y después darte cuenta de tu error. Me refiero a casos puntuales y no a , por norma, actuar de esa forma.

    Muy buenas tus letras.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es muy importante aclararlo, disculparnos, disculpar. No quedarnos resentidos. A veces ofendemos sin querer.
      Un abrazo.

      Eliminar
  16. Mi lema siempre es " no hagas lo que no quieras que te hagan " y lo del insulto me parece tan , tan feo , pero siempre hay personas que les encanta ofender de esa forma , perdono , pero me cuesta mucho olvidar
    besinos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es que es desagradable. No es fácil olvidar. Algo no vuelve a ser igual. Pero si se perdona el tiempo se encarga de borrarlo.
      Abrazo.

      Eliminar
  17. Sabios consejos para una buena convivencia. Como dices, poner límites es necesario.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si no ponemos limites, llega a desbordarse el agua de la presa.
      Un abrazo.

      Eliminar
  18. Los insultos siempre duelen, ya vengan de desconocidos o de conocidos, el alma es sensible a ellos y a los que insultan les cuesta mucho pedir perdón. Devolverlos no conducen a nada y rebajan nuestra dignidad.
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tienes razón, no debemos responderlos. pero tampoco quedarnos a recibirlos, no somos máquinas de reciclaje, sino seres con sentimientos. Entonces, poner distancia.
      Besos.

      Eliminar
  19. La convivencia a veces es muy difícil pero la solución nunca será los insultos y la falta de respeto, pero sobretodo creo que hay que saber pedir disculpas y perdonar o que nos perdonen, si no da resultado lo mejor es poner límites. Una entrada muy buena para reflexionar.

    Besos de Espíritu sin Nombre.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Conchi, me alegra que lo aprecies. Porque lo comparto para que no lleven un proceso tan largo y amargo, aquellos que se encuentren en relaciones de conflicto. Toma muchos años asimilarlo y luego otros tantos, llevarlo a cabo.
      Un abrazo.

      Eliminar
  20. El insulto siempre es feo, es una agresión verbal que el único fin que tiene es la ofensa. Por defendernos muchas veces caemos en él, eso aún puedo pasarlo, pero por mofa, burla e incluso por ira, no tiene justificación. Tendríamos que aprender de los animales, ellos nunca ofenden, ni critican.
    Y es verdad que no ofende quien quiere, sino quien puede. A palabras necias... oídos sordos.
    Un beso preciosa.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Los animales son más civilizados, conforme se va deteriorando la moral humana.
      Besos, linda.

      Eliminar
  21. Hola Sara en una relación lo principal s el respeto entre las dos partes , ya que hay días en que las cosas no salen bien , y en algún momento se nos puede ir la boca , pero de eso a insultar siempre y no tenerse respeto mutua mente ,así no creo que se resuelva el problema , lo importante es que haya dialogo entre las dos partes , muy buena reflexión amiga mía besos de Flor.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Y tu comentario... está regio, preciosa Flor. Eres un encanto.
      Muchos, muchos besos de anís, para mi amiga Flor🌻

      Eliminar
  22. Los insultos duelen, las malas caras también, por supuesto pasa lo mismo con la indiferencia, en ocasiones no hablar claramente puede llevarnos a uno de estos estados y si antes de contestar airadamente preguntamos el motivo de este insulto, seguro que en muchas ocasiones obtendríamos el resultado apetecido y volveríamos a darnos la mano en señal de paz.
    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Así es, Jubi. Si la persona que recibe la ofensa, serenamente busca diálogo, muchos pleitos se pueden resolver. Y sobre todo, no sentirse agredido... nada es personal, aunque venga directo contra uno. Es desajuste del otro y hay que tenerlo muy claro.
      Besos.

      Eliminar
  23. Que cierto lo que dices...
    Saludos ^_^

    ResponderEliminar
  24. hola sarita mi niña guapa ya llego en esta tarde que hace frio con ganas hay veces que podemos herir sin querer hacer eso y lo malo es lo que se suele hacer, yo creo que hablando de eso se acalran las cosas para que vuelvan a su cauce, en fin que este mundo hay mucho de hipocresia y en fin mi niña muy buena entrada gracias tesoro por haberme dejado tu huella besitosssssssssss

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, Embrujo. El diálogo oportuno ¿verdad?
      Acá también está muy frío.
      Besitos.

      Eliminar
  25. Totalmente de acuerdo contigo mientras más lejos te encuentres de las personas que faltan el respeto sería mejor, besos bella Sara :*

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, es muy desagradable ser su blanco.
      Besos, Patty. Muchas gracias.

      Eliminar
  26. Complejo es salir de esos avatares
    peor es cuando se recibe de quien uno se la ha jugado
    y ha creído en su amor...
    Pasa uno por diferentes estados antes de llegar al perdón
    pero al final hay que soltar lo dañino sino más duele

    estes bien después de todo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí que es muy complejo, cuando llegan por parte de personas cercanas. Pero todo tiene solución, si uno realmente desea encontrarla.
      Besos.

      Eliminar
  27. Es muy cierto lo que dices y a veces recibimos respuestas agresivas y sin motivo, eso es lo que más duele. Amamos a nuestros hijos y muchas veces son ellos y sus problemas personales los que se vuelcan contra nosotros, sin motivo, simplemente para desahogar sus broncas.

    mariarosa

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hay que hacer prueba de paciencia a cada rato. Que las relaciones humanas son de lo más complicado que existe.
      Abrazo.

      Eliminar
  28. Si algo queremos solucionar y aclarar, no hay nada mejor que entablar un diálogo buscando el momento oportuno y con la mayor calma del mundo.
    En ocasiones, por quedarnos callados y no aclarar las cosas al momento, de un grano de arena vamos haciendo una montaña y se sufre mucho más.
    Cariños.
    Kasioles

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, Kasioles. Eso que propones es algo muy prudente y acertado, cuando se trata de alguien muy cercano. Para resolver el conflicto.
      Un abrazo.

      Eliminar
  29. Nada queda por decir tu sabes decirlo cabalmente, la vida tiene de todo, y esto también esta incluido, solo nosotros podemos cambiar algo de todo ello si queremos, realmente una reflexión que nos ayuda a saber vivir a poder vivir , gracias.
    Abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias, Rosario. Ojalá que pueda servir a alguien.
      Un abrazo.

      Eliminar
  30. MERCE CARDONA. Dice, gracias por tu visita. besosssssssssssssssssssss

    ResponderEliminar
  31. Hola Sara, cada frase, encierra una verdad filosófica que te hace reflesionar, la que más me ha impactadp es la que se hace por hacer daño gratuito y más siendo familiares, esta el la que más se clava en el alma.
    Tú dices"Duele más de los cercanos, porque son quienes conocen nuestros puntos débiles y sus palabras son como puñales o flechas envenenadas" y así es la vida, creo que lo único importante que podemos dar y que nos den es el amor, el amor es la luz del alma, y con la luz, no caminas en tinieblas.

    Un abrazo con cariño.
    Ángeles

    ResponderEliminar
  32. Poner tierra por medio y ya, sin más miramiento. De lo contrario se cae en un pozo del que es muy difícil salir.
    Muy buena reflexión, Sara.
    Besos, amiga.

    ResponderEliminar
  33. Alejarnos de lo que nos hace daño, sensato. Aunque a veces eso también implique alejarnos de lo que nos hace "feliz".

    P.D. Un pelín masoquista, sí que soy.

    ResponderEliminar
  34. Menudo y delicado tema el que compartes hoy. Las ofensas de alguien cercano duelen fiero. Yo antes era de las que callaba y llevaba la procesión por dentro, y cómo dolía.
    Probé con la distancia emocional que en algo ayuda y protege, pero es incómodo vivir cerrado y a la defensiva. Ahora intento esperar que las aguas se calmen y hablar, y exponer lo que siento y lo que no me parece.
    No es fácil pero vale la pena el intento.

    Besos!!!

    ResponderEliminar

¡Gracias por tu comentario y tu alegría!

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...