Traductor :

sábado, 3 de febrero de 2018

El pleito de las adivinas

(... continuación).
Nada de lo que hubiéramos podido imaginar mentes harrypotteras sucedió. Escobas y demás cursilerías,  quedaron en desuso, a la muerte de Disney... sino que:

1. Las echaron del Congreso.

2. Les retiraron todas sus acreditaciones.

3.  Y las boletinaron en todos los portales esotéricos para que nadie acudiera a ellas solicitando sus servicios.

4. Hasta las reservaciones de vuelos de regreso a sus lugares de origen, fueron canceladas.

Porque el par de adivinas,  en vez de atender a los ponentes y actividades, seguían enfrascados en su discusión que pasó a pleito y luego a declaratoria de duelo. Y ya nadie atendía al Congreso por estar atentos a ellas. Ya saben, esa disposición innata al chisme de la mayoría.   Pues, seguía apareciéndoles una gran traición por parte de mujer y la desconfianza aumentó más y más en ambas. Ya se sentían enemigas.

Enmedio de la selva de la paradisíaca isla, ya con la luna encima y los lobos ahuyando (malamente, porque los lobos son de bosque y no de selva, pero se oían, eso sí), tecolores y jicoteas expectantes. A donde no llegaron por gusto, sino porque les robaron en una discoteca donde se presentó Calle Trece, en la noche anterior todo su dinero y tarjetas.

Pero eso ya no tenía la mínima importancia. A punto de decidir cuál de las dos iniciaría el despliegue de maldiciones contra la otra, hasta destruirse, un gran relámpago abrió la tierra, los mares se desbordaron y los cielos se abrieron también. Y fueron a dar ante el gran mago, en territorio muy lejano de donde los daños por aquellas fuerzas no pudieran ser frenadas o irreparables. Pero cercano al quinto cielo más o menos, no lo preciso, porque son espacios a los que no puede entrar cualquier curioso y luego, luego, querrían ir a turistear y sacar fotos y selfies, los conozco.

Fueron custodiadas y  trasladadas ante el gran maestro, quien ya tenía a la mujer, a la traidora, a la que les aparecía en sus adivinaciones y que siendo ella, algo hábil para los manejos esotéricos, logró confundirlas con un ritual muy simple de santería, mal logrado. 

Se trataba de una de las organizadoras del Congreso. Quien no sé cómo, siendo que era una charlatana, logró ver sus auras blancas, doradas y a veces tornasoladas, impecables, expandidas y enlazadas entre sí.  Lo que le provocó gran temor de que se les echara a perder su negocio. Pues auras como las de ellas, sólo podían corresponder a verdaderas magas, hadas, bienhechoras de a deveras.

Solo que ellas lo ignoraban. Pues después de otra gran traición delatora en épocas pasadas, esas dos hermanas, así como lo leen, her-ma-nas, fueron incinerados vivas cuando la Inquisición. Y habrían de pasar siglos para reencontrarse y descubrir su don.

Allí se enteraron y fueron coronadas. Elevadas de adivinas a importantes seres de luz. Después de una gran ceremonia que tampoco voy a detallar, porque son misterios que nadie debe saber... tarde o temprano todo retorna a su lugar. Con lágrimas en los ojos, estábamos todos los presentes, hasta que...

Alguien gritó, "¡Corte!...  se queda la secuencia."


54 comentarios:

  1. Impresionante. Como por arte de magia, lo he leído del tirón y casi sin respirar. Enhorabuena, bruja Piruja.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajaja, si sabes lo que acá significa lo que me dijiste, ¿verdad?
      Besos.

      Eliminar
    2. Jajaja, yo creo que no lo sabe!

      Un beso Sara.
      (Llegué un poco tarde)

      Eliminar
    3. Tengo una amiga bloguera con ese nombre y me cuesta mucho decírselo. Opto siempre por Pilar o Pily. José yo creo que si lo sabe, pues viene constantemente a México y está muy compenetrado con nuestro hablar. Lo tomo a ¡Bárbara! de halago, jajaja. Y así no sufro.
      Besos, Alex.

      Eliminar
  2. Qué gran libreto, Sara! Menos mal que salí de Netflix, una nueva serie tiene demasiada violencia! Vine acá y encontré aire fresco!!!! Ahora me espera una novela de Isabel Allende, un abrazote!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Que bueno que te saliste de la violencia en pantalla. Promete mucho más Isabel Allende.
      Un abrazo, gracias.

      Eliminar
  3. Un sorprendente relato con final inesperado. Pero yo si afirmé que acabarían a escobazos y casi lo adivino.Besicos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, casi adivinaste, el pleito se veía venir.
      Besos.

      Eliminar
  4. Muy bueno,Sara, tienes una imaginación increíble.
    Besos, buen fin de semana 🌸🌸🌸

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias, amiga. Igualmente.
      Besos de anís 🌸

      Eliminar
  5. Estaba yo haciendo cuentas si podría ser una de las hermanas, o una amiga porque a veces... a veces pasan cosas cuando de repente me has dado un corte y entonces he constatado que eres una escritora de altura (no me refiero al vuelo con la escoba) que nos has tenido prendados y prendidos de tu historia como la gran guionista que eres. Abrazos de claqueta

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajaja. Muchas gracias. Qué cosas dices, que me ruborizas.
      Abrazos de escena entrañable.

      Eliminar
  6. Muy bueno sobre todo el final es inesperado; me ha gustado.

    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegro mucho, Rafa. Porque eres hueso duro de roer.
      Besos.

      Eliminar
  7. Bueno, parece que la película termina bien...jajaja :)
    Besos y salud

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajaja, soy asidua a las películas de final feliz. Para drama el del día a día y es suficiente .
      Besos.

      Eliminar
  8. Que buen desenlace de la historia brujeríl! Casi ocasionan un cataclismo ese par de hermanitas.

    Besos y buen finde!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es que ignoraban quienes eran y ya te lo sabes : )
      Besos, igualmente. Disfruta.

      Eliminar
  9. Final inesperado y feliz, los que prefiero. Estupenda entrada, Sara.
    Buen domingo.
    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Mari Carmen. Yo también los prefiero felices. Así no arrastramos sentimientos de culpa. :)
      Besos.

      Eliminar
  10. Si, si, ¡Corten!... Pero no se dieron cuenta que ellas seguían a escobados entre bambalinas, por no dar su brazo a torcer y es que por mucha ficción que haya, la realidad suele ser mucho peor.
    Además como no tenían disponibles dos ambulancias, las metieron las dos en una y allí con jeringas, botes de suero, y aparatos médicos siguieron con su guerra particular, menos mal que ya en el hospital las pusieron en distinta habitación, pero aún así se levantaron y siguieron peleándose en los pasillos.
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajaja. Está muy bien tu final. Y queda realmente más sorpresivo y muy divertido.
      Besos.

      Eliminar
  11. Un perfecto final Sara, es muy interesante venir a leerte por tus relatos tan divertidos. Feliz semana.

    Abrazos de Espíritu sin Nombre.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias por tu amabilidad de venir y comentar, Conchi.
      Un Abrazo.

      Eliminar
  12. Cualquier connotacion con vidas reales es pura coincidencia
    Cariños y buenisima semana

    ResponderEliminar
  13. Sara, querida, me has tenido hasta el final con el alma en vilo. Que bien has llevado la historia a través de tu magnífico relato con un final inesperado.
    Genial!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegro, Maripaz. Muchas gracias.
      Fuerte abrazo.

      Eliminar
  14. Buena historia y brillante final ;)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Alfred! Eres un encanto de estimulante.
      Besos de anís

      Eliminar
  15. Ha sido una historia llena de suspense, con un gran final, enhorabuena por tu bien hacer.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas Gracias, Icue. Soy utópica y opto por los finales felices por lo general.
      Abrazo.

      Eliminar
  16. Cualquier se imaginaba el final, mi niña!, no es fácil mantener al lector intrigado y tú lo has conseguido, ja,ja,
    Abrazos y que sigan rodando, los Óscar están a la vuelta de la esquina.
    Estrellas de chocolate.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajaja. Gracias, siempre refrescante y agradable Airblue.
      Con lo apasionada del chocolate que soy, me caen de maravilla. Vienen en envoltura azul.
      Besos.

      Eliminar
  17. Pues sí, la imaginación de los cineastas da para todo... una historia muy bien narrada y brillantemente terminada.

    Abrazos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias, Rafael. Muy alentador comentario.
      Un abrazo grande.

      Eliminar
  18. Respuestas
    1. Teníamos que regresar al camino la historia...
      Besos, querida Amalia.

      Eliminar
  19. J. K. Rowling te queda corta, Sara. Eres una gran escritora; ya edita un libro, quizás y hasta sale una película como la de Harry Potter. :)

    Muy buen trabajo. ¡Felicidades! Un fuerte abrazo amiga.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ya me aprecias, María... pero aún estoy en pañales.
      Un fuerte abrazo de tu paisana.

      Eliminar
    2. ¿Cómo es eso de que ya me aprecias? ¿Pues cuando he dejado de quererte, o cuando he dicho que te odio? (estoy guiñando el ojo. eh!)

      Un abrazo como solo los sabemos dar, los de Chihuahua! :) Feliz inicio de semana. :)

      Eliminar
    3. Mi respuesta va con el significado de que tu precioso y estimulante comentario, obedece más por el cariño, que por lo bueno de la historia.
      Un abrazo de esos, francote, fuerte, sincero, entregado como los de Chihuahua... tú sabes como.
      Igualmente. Muchas gracias, hermosa.

      Eliminar
  20. Una vuelta de tuerca y sin varita magica :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Jo. Parece ser que sí quedó :)
      Besos.

      Eliminar
  21. Entre brujas y adivinas, un final mágico. felicitaciones Sara.

    mariarosa

    ResponderEliminar

¡Gracias por tu comentario y tu alegría!

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...