Traductor :

viernes, 11 de mayo de 2018

Para un inconveniente

Guarde sus gestos lindos y palabras dulces...
Porque, ni soy lo que usted me dice [me conozco muy bien.
Ni es usted tan gentil [Ya lo he ido conociendo...
Su proceder hacia otras personas, cuando lo he observado, sin que usted lo percibiera, ha sido más elocuente, que todo lo que se esmera en demostrarme.
Usted no podría ser para mí, lo que no es para los demás, de manera natural.
Ni tampoco es cierto que aprecia en mí, lo que no ha apreciado en otras mujeres.
Muy pronto sería yo, tan indigna como dice que ellas han sido. ¿Cuál sería mi suerte, para ser tan diferente?
No me diga, no me trate, no me insista. Que para mí hubiera sido más seductor, descubrir su finura a través de su forma de relacionarse con los demás, que todo lo que se está esforzando en demostrarme.
El amor a mí no me funciona, cuando me endulzan el oído con tanta soltura, sin siquiera conocer mis virtudes, siendo que siempre voy con mis defectos por delante, como escudo anti facilidades.
Adelante, puede retirarse por el puente que le he construido con la palabra "usted", ya que mi tuteo es privilegio de personas de mi confianza.
Olvídeme, que yo de usted no me quedo ni su cara, ni su nombre...  si acaso tiene.

*Soñé que escribía una carta así. Pobre de amores ella, pero muy digna, o quizá por digna. Juzguen ustedes.  Jajaja.

38 comentarios:

  1. Juzgar es demasiado, pero opino que llegado el caso la carta está muy, pero que muy bien, que las cosas cuanto antes y de frente que siempre los hay que hablan lo que no sienten, aduladores innecesarios, nosotras ya tenemos un espejo. Abrazos preciosa Sara

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Con el espejo, más que suficiente. Te digo, que eres genial, jajaja.
      *Juzgar en la acepción no de juez, sino de opinión.
      Saltibrincos.

      Eliminar
  2. Muy bien explicado, y buen conocimiento de la persona en cuestión, no me gustan demasiados susurros al oido, prefiero mirar al corazón y sobre todo a los ojos.Me ha encantado esta carta,
    Feliz semana Sara.
    Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Cuando alguien nos dice maravillas, es momento de observar cómo es con los demás. Si hay incongruencia, oh, oh! El momento de encender las luces preventivas ha llegado. Jaja.
      Besos, Carmen.

      Eliminar
  3. Si una siente la necesidad de escribir algo así, sus razones tiene.
    Algunos sueños nos abren la mente.
    Y a simple vista no se sabe como una persona es, así que tanta adulación y sin conocer es para pensar mal.
    Besos 👏 👏 👏

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Más que todo... sugerencia hacia las jovencitas que se entusiasman con las adulaciones de patancillos.
      Yo hace tiempo que soy invisible para los conquistadores. Jeje.
      Besos y gracias.

      Eliminar
  4. Tu sueño destila sabiduría, Sara, adhiero a la protagonista, nunca me gustaron los halagos de los supuestos pretendientes para seducirme, ellos me perdieron y yo me salvé de los adulones! ja ja ja, un abrazote!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. También en eso coincidimos, amiga. A mí siempre me repateó que me adularan. Creo que hoy si lo hicieran, les pondría casa aparte ((broma) Jajaja.
      Besos, M.Cris.

      Eliminar
  5. Muy bueno, te aplaudo. ¡Ay! Si siempre actuáramos las mujeres con tanto juicio en cosas del amor, pero cuántas se dejan llevar porque les alegra que les calienten los oídos y después...
    Besos, Sara

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El problema es no conocernos, tener autoestima baja. Dos factores para ser presas fáciles.
      Besos, María Pilar.

      Eliminar
  6. Tampoco me agradan los halagos. Tanto adular no parece que sea muy sincero.

    Mi aplauso, Sara. Coincidimos.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Cuidado con eso... se encienden las alarmas.
      Un abrazo, Amalia.

      Eliminar
  7. Una carta escrita con mucho juicio sin dejarse llevar por falsas palabras bonitas pues "hechos son amores y no buenas razones".Besicos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Terminamos aprendiendo luego de varias experiencias.
      Un abrazo, Charo.

      Eliminar
  8. Yo creo que es una actitud que algunos tildarían de "fría, desagradable..." yo lo llamaría "realismo" porque las palabras, al ser gratis, son fáciles de usar.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Creo que a ningún hombre le gustaría que le dijeran algo así. Objetividad e instinto de conservación.
      Besos, Manuela. ¿dónde has estado?
      Un abrazo.

      Eliminar
  9. Dejarse engatusar nunca jamás, pero mira siempre hay gente que cae en las redes, y sobre todo mujeres con lo listas que sois y la vista que tenéis para esos asuntos.

    Besos Sara.

    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Rafa, cuando nos enamoramos, no pensamos mucho, allí el problema. Desconocimiento propio o soledad. Según.
      Besos.

      Eliminar
  10. La verdad amiga es para pensar,abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Para mucho pensar. Hay que abrir los ojos cuando llega alguien así.
      Un abrazo.

      Eliminar
  11. Impecable, por desgracia hay personas que solo parecen gustar de decir cosas bonitas pero sus hechos no se corresponden. Facta non verba. Pero me parece que el destinatario de esa carta sería incapaz de reconocerse Sara.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  12. Gracias, Conxita. Además de que ya no escribimos cartas. Fue un sueño muy extraño.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  13. Escribir cartas llenas de sentimientos e inteligentes es como un arte y tú lo tienes. Ahora lo que está de moda es el whatsapp, y sirve para cosas puntuales, pero no para llegar al alma...
    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Las cartas ya serán reliquias, si acaso alguien las conserva. Ha cambiado mucho la comunicación y la manera de relacionarnos.
      Besos.

      Eliminar
  14. Una carta preciosa, claro que quizás esos sentimientos que profiere el individuo, sean simplemente producto de la palabrería, más que del buen hacer.
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Cuando nos dicen algo lindo sobre lo que no somos, nos ponemos en guardia. No supe a quién le dirigía en el sueño esa carta. A ver si después sueño el desenlace, jajaja.
      Besos, Jubi.

      Eliminar
  15. Un sueño que no está muy lejos de la realidad, hay personas así por todos lados.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Personas a las que nos gustaría decirles; Calla, que tus palabras no me permiten conocerte.
      Un abrazo, Rafael.

      Eliminar
  16. Está de moda disfrazarse...Saludos.

    ResponderEliminar
  17. Una moda antigua que sigue presente.
    Abrazo.

    ResponderEliminar
  18. En otra entrada te dije que nadie mejor que una misma para conocerse. Agranda las orejas cuando viene alguien a decirte maravillas, a mí al menos me ensombrece el alma, porque el alma es lo único que no se ve.

    Suelto una nueva paloma con violetas en el pico.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Llegó la paloma hasta donde me encuentro en el jardín y me entregó las violetas, en ellas el mensaje: abre tu blog que tienes un comentario alguirn de ojos azules de ultramar.
      Qué sorpresa! :)
      Cariño de anís, Airblue.

      Eliminar
  19. Hola Amiga, te diré como dice el dicho cuando el río sueña agua trae, fantástica tu respuesta, un gran sueño también se aprecia.
    Abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Raramente recuerdo los sueños al despertar, pero hay algunos muy curiosos. Por eso lo compartí. Ni siquiera corresponde a nada existente. ¡¿?!
      Un abrazo.

      Eliminar
  20. ¡Qué buen humor, Sara querida!
    Esa es una historia que muchas personas (de todo género), pueden haber vivido. Gente que endulce el oído hay mucha, que sea franca, leal y con principios, pocas.
    Deseo que pases una semana colmada de buena salud y alegría
    Un gran abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pocas veces alguien me ha pretendido, no dejó llegar a quien no me interesa. Pero fue un sueño extraño. Pensándolo, si existiera una situación así creo que cortaría la posiblidad.
      Un abrazo.

      Eliminar
  21. No podemos esperar que quien se comporta de cierta manera con los demás sea diferente con nosotros. A lo sumo, podrá mantener el engaño durante un tiempo. Igualmente, las lisonjas son como joyas que no pueden ser llevadas todo el tiempo. Están para las ocasiones especiales, porque de lo contrario pierden su brillo y esplendor.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Así es... agregar a lo que has dicho, sería redundante. Es muy claro el concepto.
      Besos.

      Eliminar

¡Gracias por tu comentario y tu alegría!

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...