Traductor :

lunes, 21 de enero de 2019

El monstruo

El monstruo, no es monstruo por gusto. Nadie elige ser monstruo. Requiere un muy largo proceso de abandono, maltrato, rechazo...

Si supiéramos su trayectoria, quizá sentiríamos más compasión hacia él, que rechazo y odio.

Si en realidad fuéramos amorosos, solidarios, sensibles, como decimos ser,  reaccionaríamos diferente ante el monstruo. Pero, el miedo, la inseguridad y la decepción, hacia otro ser humano, hacen que nos salgamos de nuestro centro. Es normal y muy frecuente.

Se dan hoy publicaciones virales, de gente monstruosa, en que inducen a odiarlos. Por lo general piden algo así: "Si eres consciente, valiente, sensible, blabla ve este video y denuncia a este monstruo de tal país." y muestran algún acto brutal.

Caen muchas personas en la trampa...  y desatan sobre alguien que ni conocen: molestia, coraje, ira, rechazo, repulsión, odio.

Hace unos días circuló un video de un mexicano, que mata a un perro. Con tanta fuerza eran los comentarios de odio en sitios de otros paises, que hasta yo, como mexicana que soy, sentí ese odio, vertido en mí. Me sentí mataperros, malnacida, moralmente inferior y todo lo que le decían.

Pronto hice mis ejercicios  "no lo tomes personal" y resolví mi sentir.

No permitamos ser utilizados para repartir odio.

Acá también exhiben actos monstruosos de otras razas... desatan por doquier un nacionalismo separatista, racista, muy enfermizo, para impedir que nos sintamos hermanos en la aldea global. "A destruir el amor."

¿Qué nos permitimos ver?
¿En qué participamos?
¿Es útil, construye, hace sentir bien, beneficiará a alguien? ¿A mí?.  Útiles filtros.

Claaaro, cada quien sabe lo que desea ver o difundir y cómo desea sentirse. Igual, como yo no debí entrar allí y tampoco sentirme insultada, sin ser hacia mí lo que decían. Pero, algo me atrajo a pesar de que soy muy selectiva y no miro basura.

Aquí en mi refugio, siempre encontrarás: ¡Peace and love!
Para guerrear, hay que estar cara a cara.

38 comentarios:

  1. Así es Sara, debemos quedarnos con lo bueno y desechar lo malo, si no me edifica ...no lo veo. Cada uno es libre de elegir y esos monstruos, como les llaman son productos tal como dices, de falta de amor. Un abrazo

    ResponderBorrar
  2. Los monstruos nacen ya preparados

    Besos

    ResponderBorrar
  3. No falta un monstruo en nuestra vida, forma parte de ella.
    Pero quedémonos con lo mejor de ella, y sigamos el camino.
    Feliz día Sara.
    Un beso

    ResponderBorrar
    Respuestas
    1. Gracias, igualmente. A incorporar lo que nos ayude a sentirnos bien.
      Un abrazo.

      Borrar
  4. Respuestas
    1. Durante épocas ha sido lo queda vende en los medios de comunicación.
      Un abrazo.

      Borrar
  5. Aquí nos sentimos muy a gusto.
    Besos.

    ResponderBorrar
    Respuestas
    1. Me alegra mucho que así sea, Alfred. Siempre sea así.
      Un fuerte abrazo.

      Borrar
  6. Muy de acuerdo, Sara, cadenas de odio solo sirven para más odio, no nos hagamos eco de la violencia, plantemos miradas compasivas hacia los que nos rodean, nadie sabe nada de lo ajeno, un abrazote solidario!

    ResponderBorrar
    Respuestas
    1. De a poco en poco, constante, se puede sembrar lo que sirva para el bienestar común.
      Un abrazo bien grande.

      Borrar
  7. Cierto, pienso como tu... :)
    Besos y salud

    ResponderBorrar
  8. La violencia engendra violencia dice el refrán......pero yo no me siento aludida jamás cuando llaman "monstruo" a quien ha hecho algún acto de maldad repulsivo y desgraciadamente "haberlos haylos".......claro que siempre hay gente maravillosa que se dedican a hacer el bien pero esto no suele ser noticia.Besicos

    ResponderBorrar
    Respuestas
    1. Nunca te sientas aludida, ni siquiera cuando te aludan, que nada fuera de uno es personal.
      Un abrazo.

      Borrar
  9. trato de leer y ver cosas bonitas,que me eriquezcan el alma,la mente y evito de mirar y leer cosas violentas,es una menra de cuidar mi mente y mis emosiones,porque me hace mal ver violencia y mucho mas ante indefensos animales o niños,ancianos,mujeres y hombres.
    seamos mas hermanos entre todos y aprendamos a mirarnos con amor y respeto.
    un gusto pasar a visitarte y leerte Sara,un abrazo enorme y feliz semana!!!!!!!

    ResponderBorrar
    Respuestas
    1. Sony, muchas gracias por tu generosidad. Haces sentir muy bien.
      Un gran abrazo. Igualmente, felices días.

      Borrar
  10. Monstruos hay en cualquier lugar del universo. Con la llegada de las nuevas tecnologías todo se magnifica y es incontrolable.
    Besos, Sara.

    ResponderBorrar
    Respuestas
    1. Es algo muy fuerte. Quisiera fuera mentira.
      Besos, Maripaz.

      Borrar
  11. las redes sociales se prestan para que cualquiera pueda crear monstruos a través de publicaciones tendenciosas y mal intencionadas, no debemos dejarnos manipular.

    Un abrazo.

    ResponderBorrar
  12. Fabuloso, Sara. Escribes de un tema que me preocupa mucho y lo haces en la línea que creo que es correcta. Leyendo "Identidades asesinas" de Amin Maalouf vi como nuestra convivencia con musulmanes no funciona como debería, sino que parece enardecer la distancia entre ambas culturas. Algo que parece que fomentan unos pocos.
    Aquí, ahora, no dejan de surgir ideologías de odio y se está empezando a practicar un terrorismo de baja intensidad contra el que piensa diferente. Horrible.
    Y es cierto que a veces la corriente de comentaarios nos lleva.
    Ojalá logremos mantener la mente fría y los criterios firmes.
    Perdona la extensión de mi comentario, pero es que es un asunto que me interesa mucho.
    Un abrazo.

    ResponderBorrar
    Respuestas
    1. Es que si es un tema que deberíamos tomar muy en serio, porque polariza, divide.
      Un abrazo.

      Borrar
  13. Las redes sociales emanan odio desde el anonimato. Mejor mantenerse alejada de ellas.
    Besos Sara

    ResponderBorrar
  14. Cada día hay mas monstruos, no se acabaran......No hay que creer mucho en lo que dicen las redes sociales....saludos

    ResponderBorrar
    Respuestas
    1. Los blogs, también son redes sociales... de bajo impacto, pero impacto al fin.
      Besos.

      Borrar
  15. Buen post, Sara. Pero alabo tu actitud de hacer "tus ejercicios". Mejor nos andaría si cada uno hiciese los suyos, garantizado.
    Un beso y un placer leerte.

    ResponderBorrar
    Respuestas
    1. Practicalo, es muy sano. Solo lo que nosotros nos hagamos sentir, es personal. Y a veces nos adjudicamos cosas ajenas, que hay que desechar de inmediato.
      Un abrazo.

      Borrar
  16. Hay una cierta curiosidad por esos temas, sobre todo cuando se trata de maltrato animal o de niños. Internet está lleno de monstruos,como dices, pero hay que tener cuidado, hay mucha manipulación a veces hasta con intereses económicos.
    Prefiero ver monstruos de la música que los hay muy buenos y no enganchan a nadie.
    Coco, el monstruo de las galletas, es azul. Quizá lo conoces.
    Besos enormes.

    ResponderBorrar
    Respuestas
    1. Súbele al volumen y bailamos como poseidas con algún monstruo musical, hasta el agotamiento. Jajaja.
      Besos a brincos.

      Borrar
  17. Nadie nace monstruo.

    me gusto mucho esta mirada!
    Besos!

    ResponderBorrar
    Respuestas
    1. Me gusta tu nombre, de una humildad o un realismo!! que de no ir a verificar a tu casa, si me admites. En realidad, creo serás buena para muchas cosas.
      Un abrazo.

      Borrar
  18. Bien por no seguir la locura que nos quieren imponer, bien por saber mirar como es el camino del amor y la paz, si vamos al caso los monstruos son lo que incitan a la violencia para el plan de ellos.
    Abrazo

    ResponderBorrar
    Respuestas
    1. Es que para monstruos tengo conmigo misma, que a veces... uno hace cada cosa... digno de un monstruo. :)
      Besos.

      Borrar
  19. Respuestas
    1. Te felicito, porque no necesitas poder nada con ellos, Ignorarlos y seguir tu vida feliz es lo correcto. ¿Qué caso participar en lo que no te corresponde arreglar?
      Un abrazo.

      Borrar

¡Gracias por tu comentario y tu alegría!