Traductor :

miércoles, 23 de noviembre de 2011

Champotón, Campeche, en México

Amanecer en Champotón
Atardecer en Champotón

Vivir Champotón

Sitio de pescadores, sin ningún atractivo para muchos. ¡Qué bueno! Porque si todos coincidieran con el adjetivo paraíso, con que lo denominan:  El sol, la luna, las estrellas, el mar, las gaviotas, las mejores especies de peces y mariscos, vientos, los viajeros en búsqueda de paz, quietud, soledad y naturaleza, al igual que yo; dejaría de serlo.

Con montaña y mar. En donde todo queda tan cerca, que todavía se puede llegar a pie o en bicicleta. Donde se puede vivir con un par de shorts y de playeras, sandalias o tenis... Algún vestido vaporosito, para alguna noche de plaza o festividad. Donde en cualquier momento, en que nos descuidemos, al asilenciarse un breve instante, las aves visitantes y nativas, que arman toda la algarabía diaria, podemos escuchar los latidos de nuestro corazón y voz interior.

Por supuesto: Es un lugar no apto para personas en desazón, o para quienes no soporten estar consigo mismos. Porque se corre el terrible riesgo de quedar obligados a aprender a conocerse y sentirse plenamente felices. O, lo que es más frecuente... salir huyendo despavoridos a un lugar vertiginoso y caótico, donde poder culpar al entorno de todo lo que suceda, antes que a sí mismos, al quedarse "tan con el alma desnuda". 

Champotón es mi sueño mexicano a alcanzar, para la vejez. Siempre y cuando no se sobrepoble para entonces, o lleguen supermercados, franquicias y demás contaminantes y destructores de paraísos... ¡Espérame Champotón, que llegarás a quererme tanto como yo te quiero a tí!

* Sé que me estoy pasando de ingenua, porque de estos tesoros, no debiera enterar a nadie. ¡Ni modo!, ya lo hice, porque hoy quisiera estar en Champotón. Preocupada por el pescado, que si me lo como: frito, al vapor, a las brasas o en ceviche... Que si les encargo un poco a los pescadores, o me levanto temprano para pescarlo yo, allí en la mera orilla, sin siquiera necesidad de adentrarme al mar, mientras me lleno de olor a sal y libertad...  por cortar el mejor aguacate y de qué la ensalada... si prefiero marañones, guayabas o nances de postre. Que si con una cervecita, sangría o limonada. Así, solo dedicada a vivir un día más. Día tras día. Claro, más lo que fuera saliendo.

24 comentarios:

  1. Ojalá que puedas cumplir tu sueño cielo!!! y ojalá que también yo pueda ir a visitarlo, que suena fantástico.
    Un fortísimo abrazo de todo corazón y gracias por el post cielo.

    ResponderEliminar
  2. Un paraíso deja de serlo cuando se contamina de ruido, de gentes, de hoteles, de civilización mal entendida...
    Te agradezco la visita y me quedo en este sitio que parece otro reino de los tomates verdes fritos.
    Un besazo.

    ResponderEliminar
  3. Me parece un sitio precioso. Siempre me han gustado las zonas de pescadores, quizás porque soy de una.
    Gracias por compartir este lugar.
    Besos

    ResponderEliminar
  4. Allí te espero cuando estemos viejitas Mari Carmen. En mi cabaña frente al mar, en una parte muy alta, lejitos de los efectos de los ciclones. Te encantará el lugar.

    ResponderEliminar
  5. Towanda, es otro reino de los Tomates verdes fritos, que recuerdo siempre que hago barbacoa, jejeje, cuando alguna amiga sufre, o que estoy a campo traviesa, o que me acuerdo de mi niñez y adolescencia. Como ves, muchas veces, jajaja.
    Eres bienvenida. Quédate, nos llevaremos muy bien.
    Besos.

    ResponderEliminar
  6. Mientras Leo. No lo dudes: Es un sitio precioso y con ese antecedente, te encantaría estar allí.
    Besos.

    ResponderEliminar
  7. Qué lugar más bello, Sara, parece el paraíso.

    Un beso.

    ResponderEliminar
  8. Guauuu! De la manera que lo has descripto, YA! me dan ganas de conocerlo.
    Pero por suerte tambien aquí tenemos lugares bonitos como el tuyo(sin menospreciarlo) y los tenemos cerquita.
    Besos anisados.-

    ResponderEliminar
  9. Hola mi querida Sara, nos das a conocer un trocito de tu cielo y me gusta ciertamente, apetece un lugar sereno y lindo para entrar en amistad de uno mismo.
    Sabes...a pesar que tu oferta es tentadora, yo no me quedaría en este cielo , si tú no estuvieses allí presente, porque en ese cielo, faltaría prenderle una estrellita hermosa , que eres TÚ.
    Con ternura te dejo u beso
    Sor.Cecilia

    ResponderEliminar
  10. Hola María, es un lugar muy lindo, por lo pequeño y poca población. Otro para tí.

    ResponderEliminar
  11. Lelé, supongo que tendrán lugares hermosos. Me alegro mucho.
    Abrazo.

    ResponderEliminar
  12. Hola Sor Cecilia, pocas veces me han dicho algo tan bello. Me alegraste la mañana con tanta ternura y cariño.
    Muchos besitos.

    ResponderEliminar
  13. Mi querida Sara, sin duda has descrito el paraiso y me da mucha pero que mucha envidia....Te felicito por poder disfrutarlo y compartirlo con nosotros aunque más no sea en tan bonitas fotos.
    un beso muy grande

    ResponderEliminar
  14. ENTRE LA MANO Y EL TÍTERE


    En la ciudad,
    cárcel pegajosa.

    Entre las sombras
    la tempestad, los demonios,
    los monstruos milenarios
    como un animal arcaico
    con agujas en las venas
    deambula este corazón mutante,
    ángel de chatarra que busca el norte
    y extravió sus sueños.

    ResponderEliminar
  15. Hola Susana, que gusto verte por acá en mi casita... Con lo que tu ves a diario, creo que nada tienes que envidiarle a esto. Pero, gracias por tu amabilidad y cortesía, que te distinguen. Eres un amor.
    Besos.

    ResponderEliminar
  16. Hola Anuar, te doy la bienvenida a esta casita. Gracias por regalarnos algo de tu interesante poesía. Por allá pasaré a conocerte.

    ResponderEliminar
  17. Un hermoso lugar para llenar el alma de paz,
    que tengas un feliz fin de semana.
    un abrazo.

    ResponderEliminar
  18. Sara, no se si haces muy bien en darle publicidad a este sitio, como bien dices. Parece tan maravilloso que para cuando seas viejita y te quieras retirar (o si lo haces antes de que seas viejita), ya estará lleno de guiris (que es como llamamos por aquí a los turistas), jejeje.
    En serio, parece un lugar maravilloso donde perderse o ir a vivir en paz con uno mismo y con su entorno.
    Ójala y que lo consiguas y algún día nos escribas desde tu portatil mientras disfrutas de ese relajante ambiente.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  19. Jose Vicente, si sé que ha sido un ¡terrible error!, porque todavía falta uuuuuuh... ¡muchísimo! para mi vejez, jajaja. Y para cuando llegue, ya estará lleno. ¡Ni te creas tanto de mi! que si tengo una opción B, C, y D, que no comparto por nada, con NADIE... jajaja.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  20. Ricardo, Un precioso lugar donde pudieras escribir tus mejores versos. Anímate y ven a visitar. Abrazos.

    ResponderEliminar
  21. Que verguenza, pero no sabía de este lugar está hermoso y lo mejor, vírgen, para como dices vivir tranquila, lástima que luego hacen hoteles y acaban con todo. Abrazos

    ResponderEliminar
  22. ¡Hola Martha!, La "civilización" acaba con esos sitios paradisiacos. Ojalá que pronto te des tu vueltecita para que conozcas. Hay un solo hotel, tipo pensión, donde tienen una cocina exquisita. El pescado y marisco de Champotón, abastece a Cancún a toda la zona turística y Riviera Maya, ¡¡Así como lo ves!! No vayas en epocas de huracanes.
    Besos.

    ResponderEliminar
  23. Un lugar perfecto para vivir. Donde recuperar la paz del espíritu y olvidar las rivalidades y las cobardías de quienes no saben disfrutar de la vida

    Me encantaría recorrer esas playas junto a ti y los tuyos y escuchar bellas historias de tu pueblo primigenio

    dos abrazos

    ResponderEliminar
  24. Mariluz, ¿De verdad? ¡Pónle fecha! Qué gran alegría recibirte por acá amiga. Te aseguro que te robará el corazón México.
    Muchos abrazos y sonrisas.

    ResponderEliminar

¡Gracias por tu comentario y tu alegría!

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...