Traductor :

miércoles, 30 de noviembre de 2011

La hora



La madrugada otra vez,
esa terca y desgraciada hora,
en que los recuerdos resurgen.

La secuencia de imágenes
de lo que ya no es… ni será,
imborrables, torturantes.

En estos casos,
no es agradable la memoria
de tanta dicha pasada.

Qué importuno allanamiento 
de ideas, en mi habitación
y  mi ser completo.

Más lágrimas, más…
Para olvidarte, para borrarte,
para desvanecerte… y
empezar a soñarte, más.

24 comentarios:

  1. No se si es personal lo que escribes o es algo imaginario pero en cualquiera de los casos esas horas son muy dificiles cuando se agolpan los recuerdos,
    un abrazote.

    ResponderEliminar
  2. Las lagrimas finalmente curan las heridas del alma.

    Abrazos cariñosos.

    ResponderEliminar
  3. Hola Fiaris, por ahora no me encuentro padeciendo de desamor, aunque sepa como se siente estar así. Gracias por tu preocupación y tu abrazote que guardaré para curarme, si llegó a estar mal.
    Besos.

    ResponderEliminar
  4. Rayén, las lágrimas son el único bálsamo que a mí me ha sido efectivo cuando los adioses.
    Gracias por tu cariño en abrazo, bien correspondido, con bastante anís.

    ResponderEliminar
  5. Me encanto esta frase:"Qué importuno allanamiento de ideas,en mi habitación y mi ser completo".
    En pocas palabras has hecho perfecta definicion de un recuerdo.
    Besitos de anis para vos.-

    ResponderEliminar
  6. En la serenidad de la noche, cuando el silencio nos inunda de recuerdos y no quieren alejarse el alma llora….para sanar las heridas del desamor.

    - Más lágrimas, más…para olvidarte, para borrarte, para desvanecerte… y empezar a soñarte, más -.

    Un fuerte abrazo Sara

    ResponderEliminar
  7. Por desgracia el mundo funciona al mismo tiempo con historias de amor y de desamor, que triste la madrugada que tu cuentas... un saludo.

    ResponderEliminar
  8. Malas son de por sí las pesadillas; quizá aún peores cuando son por desamor.
    Preciosos tus versos. Besos,
    Joker

    ResponderEliminar
  9. Sobre todo a las tres de la mañana. Infelízmente, si los fantasmas están en tu mente, también están en tu corazón.
    Un beso enorme.

    ResponderEliminar
  10. Bueno, como ya he leido por allí arriba que no es una fase de desamor trágico la que te ha inspierado (por lo menos actual), pues te diré que tienes mucha sonoridad en tus versos y que aunque tristes, son bien bonitos.

    Un abrazos

    ResponderEliminar
  11. La madrugada es traicionera, amiga, pero también fuente de hermosa inspiración...

    y a ti te ha inspirado a base de bien :)

    dos abrazos para guardar y encuentres si los necesitas

    ResponderEliminar
  12. Las horas se pueden hacer eternas cuando se está sufriendo, pero desahogarnos, llorar, nos limpia el alma. Gracias cielo por el escrito y me alegro que no sea el caso y no lo sufras.
    Un fortísimo abrazo y pasa un feliz finde Sara

    ResponderEliminar
  13. Lelçe, gracias por tu comentario y tus besitos de anis, que te correspondo, con el mismo cariño.

    ResponderEliminar
  14. Sneyder, de cuando se quiere olvidar, sin querer hacerlo.
    Cuando los desamores obligan al proceso de olvido, pero el corazón se opone a llevarlo a cabo.
    Gracias por ese fuerte abrazo tan bien correspondido de mi parte.

    ResponderEliminar
  15. Mamé, me alegra mucho haber trasmitido esa tristeza, que quise trasmitir con esas pocas letras.
    Un gran abrazo hasta Tomara con muchísimo anís.

    ResponderEliminar
  16. Fernando, que alegría que me visites... Son más pesadas las pesadillas estando despiertos ¿verdad?, a veces nos sucede que algu8ien deja de amarnos y nos aferramos a no olvidarlos.
    Te mando un gran abrazo lleno de anís.

    ResponderEliminar
  17. Roymel, Tu si que sabes de fantasmas, esos acostumbran aparecer a las 3 de la mañana puntualmente. ¡Cierto! Los que están en la mente están en el corazón.
    Feliz me haces con ese beso enorme, que te correspondo con bastante cariño y harto aroma y sabor de anís ¡Paisa!

    ResponderEliminar
  18. Jose Vicente, Si... Siendo benevolente, para que lo sea yo con tus versos que publicarás de hoy en adelante, "estas negociando una buena crítica de aquí para allá" jajajaja (te bromeo, tu lo mismo escribirás estupendo en verso que como lo haces en prosa.
    Muchos abrazos, con gran cariño, mi amigo.

    ResponderEliminar
  19. Mariluz, fíjate que si los voy a guardar, porque cuando menos lo imaginamos necesitamos urgentemente un abrazo entrañable.
    La madrugada es lo máximo amiga, es cuando llega lo mejor y lo peor. Tu lo has de saber bien.
    Nomeabandones, aunque seas la más socialita de toda España y lugares conexos. No porque escriba simplezas, dejes de venir a alegrarme con tu presencia. Besos muy anisados.

    ResponderEliminar
  20. Mari Carmen, gracias por tanta dulzura que me obsequias siempre tan generosamente. Tu sabes bien que las lágrimas son el agua y jabón para despojarnos de cualquier resentimiento, cuando fracasamos. Es como el Alka-Seltzer de la indigestión de frustración con los desamores. Jajaja.
    ¡Feliz finde! y un gran abrazo.

    ResponderEliminar
  21. ¡Hola!
    A veces, solo a veces, la vida es rueda y rueda...

    Saludos de J.M. Ojeda.
    Buen fin de semana

    ResponderEliminar
  22. las lagrimas querida y dulce poetisa sirven a nuestra alma para liberarla del dolor y tristeza que la vida a veces hace anidar en ella, Besinos miles e infinitas gracias por regalarnos tan bellos versos.

    ResponderEliminar
  23. Estimad@ amig@, como cada año y ya son dos mil doce los que hace que nuestro Señor Jesucristo llego al mundo para asumir y cargar con nuestros pecados, El que quiso ser hombre y nacer tal, pero el hombre apenas lo acepto, y aun mas, lo crucifiquemos, lo lamento de todo corazón. Hoy me dirijo a ti con la sana intención de desearte desde mi punto de vista cristiano una feliz Navidad llena de Paz, Amor y Felicidad, que Dios Niño te colme de vienes, esos vienes que sean de salud y amor, amor hacia uno mismo y los demás, que la pobreza y la enfermedad se vallan erradicando y poco a poco desaparezcan, que no hallan tantos niños muriendo de enfermedades, hambre y miseria que tengamos un poco de nuestro corazón puesto en ellos, que nuestros mayores sean atendidos, puesto que mañana nosotros seremos los nuevos mayores, en fin, se quedan tantas cosas en el tintero, que solo me queda dejarte un pequeño poema y desearte una muy feliz Navidad.

    Blanca luna

    Pronto llega la luz del alba
    Anunciando lo nuevo acontecido
    Sendero nevado, bien venido
    Sueño que alumbra lo prometido.

    Al alba soñaba la blanca luna
    Viendo temblar al pobre José,
    Que sintió un escalofrío
    Al hacerse la Virgen río.

    Llorando quedó la noche
    Entre pastores y suspiros,
    Que deja en un pesebre metido
    Al niño Dios recién nacido.

    Cayendo quedó la nieve
    Sobre el alba de Belén,
    Que sintió sobre sí, el bien
    Del amor divino florecido

    ResponderEliminar
  24. J.M. Ojeda... Gracias por tu comentario. La vida en realidad es maravillosa, hay que aprovecharla siempre.
    Saludos y feliz semana.

    ResponderEliminar

¡Gracias por tu comentario y tu alegría!

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...