Traductor :

sábado, 17 de diciembre de 2011

Amores de campeonato


No pudo retenerlo. Él le dijo que siempre si la cambiaría por la Barbie (apodo con que ella bautizó a la otra mujer, no por bella, sino porque había que ser bárbara, para soportar a alguien como él).

…Se preparó para el adiós con todo el dramatismo posible, una despedida lenta y bien estudiada como su táctica “X”. Pero él, con la arrogancia de quien está consciente de que otra lo está esperando, mantuvo su decisión.

Entonces ella, utilizó su táctica “Y”, en una combinación de “Dolores del Río” y “María Félix”, enjugó con violencia sus últimas lágrimas (de ese día) elevando la ceja derecha, con duro semblante y voz muy aguardentosa (no porque hubiese bebido, sino por el llanto) y  pronunció:

 “Nunca encontrarás a ninguna otra mujer, que te ame… ni más, ni mejor que yo… ¡Sábetelo!, grábatelo muy bien, yo por ti sería capaz de dar la vida, si fuera preciso, sería capaz de todo. Mujeres tan… así… como yo, ya no hay”.

Como si escuchase: “Ojalá que te vaya bonito”, él avanzó hacia la salida.

Ella,  se aproximó y lo abrazó. Él la esquiva con rapidez. Ella, al estilo “actor de doblaje” en película barata, se auto lanzó con mucha fuerza, para simular brusquedad, tratando de chantajearlo… La ignoró, pero se arrastró por el piso, como soldado con camuflaje en la selva y le tomó de un pie, después, logró asirle de las dos piernas… Él se liberó nuevamente y salió de su casa.

Ella, utiliza su recurso “Z”, gritarle, no supe qué, pero por lógica, algo debió gritarle.

Transcurren años y más años. Ella arranca muchas hojas del calendario y otras se caen solas, incluso algunos calendarios,  pues desde que se fue el hombre, ni siquiera un buen martillo quiso conservar, para no recordarlo…

A él, le duró esa Barbie muy poco. Y, para no dejarse abatir, empezó a vagar frenéticamente en el mundo de todas las Barbies. Entre una y otra, surgían aquellas palabras, que le retumbaban en sus noches de insomnio, junto con la escena de despedida y muchos pasajes que con toda la abnegación Maclovia (así se llamaba)  tan linda, antes de que se hiciera tan teatrera, le dejó grabados.

Pero (él) siguió cerciorándose de que no existiera otra que lo amará más y mejor, hasta que por fin se convence y presuroso, decide volver con Maclovia… 20 años después (bueno, no tan presuroso, aunque 20 años no sea nada).

Maclovia con la ayuda de su gente, terapias, el tiempo y muchas canciones: baladas, boleros y rancheras, logró bajar de la montaña rusa emocional, para instalarse de planta en la felicidad.


26 comentarios:

  1. Tu escrito me ha recordado a la canción "Un año de amor", que Luz Casal cantó en una película de Almodóvar en una escena muy parecida a la que tú describes tan bien. Estoy de acuerdo contigo. Pero, fíjate, a pesar del patetismo de la última escena, fue él el que realmente no la olvidó.

    ResponderEliminar
  2. Una historia original por como está narrada, muy bien por cierto. Un amor loco y sin condiciones el de esa mujer, abnegada y abandonada, pero que el tiempo. que como bien se sabe pone las cosas en su sitio, hizo que ella olvidara y el se arrastrara.
    Me han gustado las referencias a Dolores del Rio y María Félix.

    Soberbio Sara

    Un fuerte abrazo

    ResponderEliminar
  3. Qué buena inspiración has tenido amiga mía!En alguna parte del escrito me me vi retratada(sólo un poquito jeje)UN gran abrazo y un besito de anis.

    ResponderEliminar
  4. Creo que cuando se ama y la persona amada no nos corresponde lo mejor es dejar marchar. Nadie es nuestro por mucho que lo amemos, y justo porque se ama, se ha de respetar la decisión que tome.
    Un fuerte abrazo mi preciosa Sara. Que pases un felicísimo día cielo

    ResponderEliminar
  5. ¡Genial, querida amiga! Arrastras, suplicando afecto nunca. El afecto se regala, no se puede improvisar, ni retener, ni obligar. Haces un retrato casi perfecto de muchas vidas dobladas, y de algunas mujeres que al final han sabido caminar solas y en paz con la vida.

    Besos grandes

    ResponderEliminar
  6. Muy buen relato amiga,abrazo,buen finde.

    ResponderEliminar
  7. Preciosa entrada. ¡Que bien escribes Sara!. tienes un don para expresar sentimientos. Besos

    ResponderEliminar
  8. Mi querida Sara, ¡cuántas historias parecidas ( no escritas de esta manera tan original como la tuya, que conste) se habrán producido en esta vida. Esto de los desamores duele, ¿verdad? por fortuna hay más una mujer inteligente que sabe salir adelante.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  9. Tu historia es muy buena a la vez que realista. Se puede sufrir tanto por amor o por desamor y se puede vivir todo ese tiempo de maneras tan distintas...
    Inmejorable y original.
    Felices fiestas amiga mejicana.
    Joker

    ResponderEliminar
  10. Buena historia Sara,
    estos días tan señalados deseo
    pases unas felices navidades.
    ¡felices fiestas!.
    un abrazo.

    ResponderEliminar
  11. Ada, si conozco la canción que refieres... tal vez la peli, ¿quién olvida ser el más querido de los dos.
    Jajajaja. ¡Cuánta ridiculez cuando se trata de retener a alguien por todos los medios!
    Te mando un beso, con algún reno que pase rumbo a tu casa, con un buen de cosas dulces: Chocolates, dulces, caramelos, turrones, ¡todo! y el deseo de que todo lo que te propongas lograr, se te cumpla el próximo año.

    ResponderEliminar
  12. Jose Vicente, Si escucharas el tono en que podría contártelo, no podrías dejar de carcajearte.
    Estaba preparada para un ¿qué te pasa Sara, que ya no tienes historias? La pre-navidad te pone generoso, jajajaja. Me puse a jugar con lo que el orgullo herido y la nula autoestima son capaces de hacer, con tal de no perder. Ese de Maclovia ya no es amor.
    Abrazo en carcajada... Y, mi deseo de que el próximo año te colme de las cosas buenas que te tiene ya en puerta. ¡Ten fe!

    ResponderEliminar
  13. Lelé, cualquiera a quien alguna vez alguien le haya dejado por otra persona. Unos más exagerados, otro más medidos, pero por ahí va.
    Chiquilla linda, deseo que la pases muy bien en las fiestas, m¡uy acompañada y querida y que el año que llega te cumpla todos tus anhelos.

    ResponderEliminar
  14. Mari Carmen:
    En esto resumes todo el drama mexicano que me inventé, jajaja: "Nadie es nuestro por mucho que lo amemos, y justo porque se ama, se ha de respetar la decisión que tome"...
    Yo pienso que quien ama de verdad, debe sentirse inmensamente feliz de ver a esa persona feliz... aunque sea con otra pareja. Si no, es amor propio herido, pero no amor.
    Ojalá que todo te siga fluyendo como hasta ahora y mejor, el próximo tendrás muchos éxitos y bendiciones, etoy segura.

    ResponderEliminar
  15. Ana, es que nos encanta la complicación y el culebrón cuando las relaciones llegan a ese término. Muy sabias palabras.
    Oye amiga, que todo lo que desees lo logres con sobrada solvencia, en todos los ámbitos, te lo deseo de todo corazón.

    ResponderEliminar
  16. Fiaris, deseo con toda la fuerza que ya te estés reponiendo... ¡Cuídate! pero no te auto compadezcas... Un abrazo sanador y mi comprensión total. Escríbeme a mi correo.

    ResponderEliminar
  17. Chus, gracias por tu hermosísimo mensaje que me has mandado. Yo te deseo todo lo mejor de lo mejor, pues lo has pagado con creces por adentando ¡guapa! Todo el amor, la salud, la estabilidad en todos los sentidos de tu vida. Que el próximo año sea espectacular, lleno de bendiciones.

    ResponderEliminar
  18. Susana, quizá sin tanto "artisteaje" pero sucede y finalmente nadie se muere de desamor ajeno, solo del propio. Y, con amor propio todo tiene solución. Espero haberte divertido un poco, con mi tragicomedia, jajaja.
    Ya sabes lo que pienso sobre estas fiestas y fechas, pero también sabes el tamaño de mi aprecio, así que te mando un abrazo muy cariñoso y todos los buenos deseos.

    ResponderEliminar
  19. Fernando, ¡Aaaay! el amor ¿verdad? pero todo pasa, favorablemente. Quñe te diviertas como un chiquillo, que el año que entra dibujes y pintes mejor y mucha cantidad y que se traduzca en mucho $. Pero principalmente: Salud, amor y armonía con tu familia. Gracias amigo español.
    Maclovia, jajaja.

    ResponderEliminar
  20. Ricardo:
    ¡Felices fiestas! diviértete como un chaval... y que la alegría sea la constante de tu felicidad ¡Siempre! estás obligado a hacerlo. Para eso vinimos al mundo.
    Abrazo.

    ResponderEliminar
  21. Qué buen guión has montado, chica :) y sí, tienes razón, a gente así (ellos y ellas) lo mejor es olvidarlo con la primera hoja de calendario caída (y si es posible, al primer cuarto de hora).

    abrazos para ti y todos los tuyos en estas fiestas que vienen ¿vale?

    ResponderEliminar
  22. Mariluz, lo que cuesta cuando nos instalamos en el empecinamiento... más todo pasa. Luego, escribimos historias, jajaja.
    Pues ¡Vale! a disfrutar ¡A lo grande!
    Mi cariño en abrazos... Tu también ve haciendo tu almacén, por si llegaran a hacerte falta ¿OK?

    ResponderEliminar
  23. mmm Sara querida, quien no ha caído en el afán!!! jaja, yo recién estoy saliendo de un viejo afán, y no se si sale,el que ama. Lo cierto es que estando en Perú hace muy poquito alguien me dijo: "debes extrañar a alguien solo hasta que lo pierdas de vista". Está bueno eh! y solo pensarlo da resultado, jaja: Besos, me encanta andar otra vez por aquí!

    ResponderEliminar
  24. Olga, por eso al decir adiós, hay que mudarse, de casa, de ciudad o de planeta y se olvida con facilidad, jajajaja.
    Encantada de verte, no me abandones. Besos.

    ResponderEliminar
  25. HOLA SARA: ME ENCANTO LA HISTORIA DE ESE AMOR SHAKESPEARIANO.-
    TE DESEO PARA ESTAS FIESTAS UN NUMEROSO LOGRO DE ILUSIONES.-
    CON TODO CARIÑO

    ResponderEliminar
  26. Thony, yo también a tí. Qué sea la buena oportunidad de convivir con tus seres más queridos y de pasar momentos muy agradables.
    Un abrazo de felicitación con cariño.

    ResponderEliminar

¡Gracias por tu comentario y tu alegría!

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...