Traductor :

jueves, 8 de mayo de 2014

De hormigas


-¿Qué hacen con la azucarera en el jardín? –Interrumpiendo las “labores” de los niños-

-Ah! Le estamos ayudando a una hormiga muy linda.

-¿A qué le ayudan?

-Dio con la azucarera… En cuanto probó lo rica que está, vino a compartir la noticia con todas. Todas quisieron ayudarla y ella les dijo que sí, que sola no podría, ¡jamás!

Vimos que les quedaba lejísimos la cocina y por eso…

-Y… ¿A aquella hormiga, grandota, que lleva esos pedazos de ramitas sola, no piensan ayudarla?

-Veremos que deciden las hormigas… Mmm… yo creo que la vamos a apedrear.

-Pero, por qué, si está trabajando mucho… y se ve tan fuerte.

-Por eso.

-¿Por eso?

-Sí… por egoísta y envidiosa.

-¿Por egoísta y envidiosa?

-Sí, ¡por eso!... Ni pidió ayuda, ni avisó que encontró esos materiales a nadie…  está haciendo su casa para ella sola…  Ni siquiera se ofreció para ayudar a las chiquitas en su problemón de cargar tanta azúcar, desde la cocina. Además, bien se ve como es de presumida y burlona. Vela… Fíjate bien, acércate para que le veas la cara que pone, muy superior, mira por encima  a todas... ¡pobrecitas!

A ésa, al rato la apedreamos… 



60 comentarios:

  1. Respuestas
    1. Tú tranquila, parece que tuvieron piedad hacia la soberbia y no la apedrearon :S
      Besos.

      Eliminar
  2. ¿Hasta ese punto han cambiado los valores?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ni las hormigas se salvan de sus cositas especiales. ¿Los niños? Ah, esos hacen justicia sin rodeos.
      Besos.

      Eliminar
  3. Como la vida misma. no mejoramos y la culpa es nuestra. Un abrazuco

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No mejoramos :( parece que la inteligencia estorba al ser humano, pues las hormigas parecen ser más humanas.
      Besos.

      Eliminar
  4. Ya ni las hormigas jo...
    Oju que mundo.
    Besos mana

    ResponderEliminar
  5. jajaja Cada mente es un mundo :)
    Besos y salud

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajajaja! sin duda! maravillada como tú, ante la diversidad. A veces lo más visible no podemos verlo.
      Besos con salud y anís.

      Eliminar
  6. Que se me hace que no era hormiga. Debe de haber sido zompopo.

    Besos Sara.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Zompopo! ese sería el nombre exacto, por su especialidad, solo que este en especial, fue muy poco compartido, y en el pasaje hasta me opacó e hizo invisibles a tola una comunidad de amorosas humildes y solidarias. Jejeje. Gracias por tu gran aportación. Bueno... igual que en la humanidad.
      Besos, Aída!!

      Eliminar
  7. De qué me sonará a mi eso... ah si, de ayer mismo y posiblemente me vaya a sonar también de hoy...
    Y así nos va,
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El egoísmo tiene sus grandes consecuencias, a veces se tarda en llegar la justicia, pero ya ves que los niños si son más expeditos en la aplicación. Ojalá aprendiéramos de la solidaridad hormiguesca.
      Besos.

      Eliminar
  8. La idea de justicia en los niños es truculenta pero se entiende la metamorfosis.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A menudo nos dan muy gratas sorpresas, con su alta capacidad de análisis de situaciones. Nos atrofiamos mucho conforme crecemos.
      Besos.

      Eliminar
  9. Cuanto simbolismo en este texto.
    un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Eso deseo, Karin, desde la simpleza.. ¡Muchas gracias!
      Besos.

      Eliminar
  10. No lo has podido reflejar mejor es, como la vida misma.
    Sara, buen fin de semana!
    Abrazos Luminosos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Universo, un fuerte abrazo de hormiga de las buenas de esta historia.

      Eliminar
  11. Esta fábula es un reflejo de la sociedad. No sé si somos así de burros o lo que nos pasa sucede por fijarnos demasiado en el mundo animal del que el egoísmo no nos deja distanciarnos.
    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Qué bueno sería que aprendiéramos de las de la azucarera, que lograron lo imposible al unirse sin protagonismos ni codicias personales.
      Besos.

      Eliminar
  12. Los niños siempre reflejan lo que ven! es que no aprendemos, pobre hormiga. Un saludo cariñoso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Quizá una hormiga menos, pero millones más... felices y más fuertes juntas.
      Besos.

      Eliminar
  13. Una hermosa fabula. Siempre hay alguien que trabaja menos y vive de los demas... hasta en las hormigas. APEDREALA JAJAJAJA
    BESOS
    Carlos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. En este caso estaba trabajando mucho más, solo que para ella sola, sin importarle las demás y la reacción no se hizo esperar.
      Besos, Carlos.

      Eliminar
  14. Me encantan tus historias Sara!! Rebosan creatividad!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ni me digas ese tipo de cosas, porque luego sigo escribiendo puras sonsadas como esta, jajaja!
      Besos.

      Eliminar
  15. jeje
    Ni las hormigas se salvan de ser vanidosas, egoístas, etc., y ya sabemos el cuento...
    Encantadora reflexión.

    Un abrazo Sara querida:)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hasta las hormigas supongo... habrá unas lindas y otras egoístas. Creo que son más las lindas.
      Gracias, querida Cecy. Un abrazo también.

      Eliminar
  16. Hay que tener cuidado cuando se imparte justicia. Las apariencias engañan!
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajaja, sí, porque a veces el justiciero es más maldito que el malo.
      Abrazo.

      Eliminar
  17. Muy bueno, Sara! Con un "encanto inocente" te mandas un texto que tiene una profundidad tremenda. Hay tantas reflexiones para hacer! Me gusta mucho este estilo. Lo bordas, guapa!
    Un beso grande!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajaja! ¡Gracias Bee! Espero que te haya ido de maravilla en la expo, con su libro, te vi hermosa en las fotos con HD! ¡Qué gusto!
      Besos.

      Eliminar
  18. Sara, por desgracia esta sociedad puede verse reflejada en esas hormigas. Muy bien relatado y con gran mensaje. Un abrazo y buen fin de semana amiga.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Nos reflejamos en todo nuestro entorno y a menudo no deseamos saber lo que somos.
      Un gran abrazo, Pepe!

      Eliminar
  19. UN CUENTO INFANTIL CON TINTE MUY SOCIAL.
    UN ABRAZO

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me gusta mucho aprender de los niños.
      Besos, ReltiH

      Eliminar
  20. jajajajajajajaja, la bella inocencia....

    paz

    Isaac

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bella edad, sin complicaciones ni rodeos.
      Besos, Isaac.

      Eliminar
  21. El cuento nos hace ver la excepción en las hormigas, que son un ejemplo de trabajo en grupo, muy diferente a los humanos que la excepción es el trabajo y la vida en cooperación, por el contrario, prima el individualismo por regla general. Quizás los niños lo entienden y nos podrían apedrear.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí merecemos que los niños nos apedreen... nacemos con un corazón enorme y con las experiencias malas, en vez de pulir cualidades, adquirimos muchos defectos.
      Un fuerte abrazo, José amigo.

      Eliminar
  22. ¿Por que apedrearla si por ahora no necesita la ayuda de nadie? Tal vez mas adelante la requiera pero si la apedrean no le darán oportunidad de nada. No entiendo.


    Besos SaraO

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Por egoísta Malque, por luchar únicamente por ella, por sus intereses y no por su comunidad. Los niños lo entienden bien.
      Besos.

      Eliminar
  23. Uno no puede dejar de tomar partido o sentirse hormiga, a veces... Otras de las que apedrean.
    Así somos, querida. Por eso nos elegimos.
    Abrazos, Vecina.
    Igual, en tu ex rancho dejaste muchas hormigas que visitan mi jardín...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Peculiaridad que compartimos, Alicia!
      Híjole es cierto! ya estarán haciendo sus comelitonas de tus hortensias, jazmines, nardos, violetas y camelias, pero luego paso por ellas, cuídalas mucho, que igual, son seres vivos. Ymm! es que estoy preparando las condiciones en este otro terreno para hacerles un buen ambiente :S

      Eliminar
  24. Mana feliz día de las mamis que sé que hoy es ahí.
    Besosssss y pásalo requetebiennn

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Gracias Inma! Hoy es día de la madre. Los comerciantes regaleros y los floristas adoran este día. Es su gran día!!! Para mí es un día igual de lindo que ayer y antier y mañana, si vivo para disfrutarlo (mañana) Las institucionalizaciones me dan alergia fuerte fuerte!!! Jajaja.
      Pero tu cariño es una alegría grande, sea día de la madre o de Pancho Villa. Para mí, los días son míos todos.

      Eliminar
  25. Esfuerzo colectivo o individualización del trabajo.El egoísmo y la solidaridad...Como la Vida misma.
    Muy buen relato que hace reflexionar en esta fábula maravillosa.
    Abrazos y Besines.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, elevas mucho una pequeña reflexión.
      Besos de anís, Pedro.

      Eliminar
  26. Bueno bueno... nos saquemos conclusiones apresuradas, niños, dediquen más tiempo a observarla, quizá no pidió ayuda porque puede hacerlo sola, y se dirige a un hormiguero donde le agradecerán esas ramitas que lleva...

    Un abrazo Sara! :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Que tal si avisoró una tormenta y como todas andaban embulladas en la energética comilona, esta grande, se puso a construir un refugio para todas, con almacén más grande y todo!!
      Abrazo de un anís gigante!!

      Eliminar
  27. Muy bonito el mensaje para reflexionar. Es muy importante la solidaridad.

    Besitos con cariño. Feliz dia.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Y considerar lo que dice Ximo... cómo nos quedaríamos, si en realidad la otra lo que quiere es protegerlas y en la emergencia, no trae buena cara.
      Besitos, Amalia, de anís dulce. Feliz semana.

      Eliminar
  28. Una forma de hacer justicia, aunque da un poquito de pena :)

    Beso, tienes un premio en mi blog los caprichos de princesa.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Pamela, por allá paso. ; - )
      Besitos y estrellitas.

      Eliminar
  29. Dicen que los niños aprenden de lo que ven en los mayores más de lo que se les dice que hagan. Buen análisis al juzgarla hasta que le aplican la sanción: apedrearla, ya aprenderán a que hay otros caminos para rectificar en la vida.
    Un beso Sara

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es verdad... y... el apedreado aprende mucho. Aprende a no intervenir donde puede haber pedradas (esto no importa) e incomprensión (esto si importa), aunque se supera, así quedemos mancillados.
      Un abrazo, María Pilar.

      Eliminar
  30. Cuánto nos parecemos a las hormigas Sara, y qué fuertes nos hacemos "solas" algunas hormigas, aún apedreadas, sobre todo apedreadas. Ojalá muchos se animasen a alejarse un poco del hormiguero para ver la individualidad hermosa.
    Muchos besitos!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ojalá Raquel...la individualidad hermosa y el colectivo armónico por otro lado. Los animales nos enseñan mucho... solo que no queremos mirar sus mensajes, porque encierran muchas verdades.
      Besos con mucho anís y estrellas.

      Eliminar

¡Gracias por tu comentario y tu alegría!

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...