Traductor :

domingo, 8 de mayo de 2016

La mala hierba

Son demasiados los demonios con los que tenemos que lidiar en cada jornada. Si dejamos libre a nuestra mente,  los hace crecer como la mala hierba, hasta invadirnos completamente.

Ni siquiera son los enemigos... para lastimarnos hondamente, podemos nosotros solos, con esos pensamientos nocivos, que luego convertimos en sentimientos.

Las puertas del infierno están cerradas, y las abrimos, en una obcecada autodestrucción incomprensible.

Siendo que también el cielo está: claro, enorme, azul, siempre diferente para recrearnos y dispuesto a cobijarnos. Nadie puede robarnos la posibilidad de permitirlo y, aunque estuviéramos en cautiverio, nos sentiríamos liberados.

¿Cuál es la utilidad de lanzarnos al abismo, si podemos elevarnos, o simplemente llorar al ras del suelo, con alguien de confianza, o solos?

Al carajo todos los delincuentes, rateros, políticos, timadores, tratantes, explotadores, terroristas, negociantes de carne,  sangre y muerte, o todos los egoístas que conocemos, cuando pretendan boicotear nuestro derecho inalienable a la felicidad.

Porque todos, absolutamente todos merecemos ser felices.

Y no se trata de sustituir lágrimas por jajases -fingir alegría es patético- Sino decidir no arrojarnos al abismo.

Serenarnos, después de desahogarnos y luego seguir con la fuerza que podamos, la fuerza que nos quede después de la derrota, aunque no haya motivos externos a las cuales asirnos.

La satisfacción de no vencernos ni abandonarnos a la desgracia, es suficiente razón para seguir viviendo y confiar, porque todo lo que nos sucede, nos sirve.

Aunque de momento, por el traumatismo, solo podamos soñar que volveremos a soñar. Con eso, ya ganamos esta jornada y mañana será otra la lucha, si acaso despertamos.

Y si despertamos,  será un privilegio enorme que agradecer y así comenzar el día, arrancando la nueva hierba mala, para impedir que nos destruya.

52 comentarios:

  1. Buenos consejos para aplicar a diario.
    Sí deberíamos arrancar de nuestras vidas todas esas malas hierbas que nos amargan la existencia.
    Intentar evitar su presencia en nuestro día a día.
    Seguro que nos sentiríamos mucho mejor.

    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Toro.
      No hay que dejar que nos hagan daño. Crecen muy rápido y acaban con nosotros.
      Un abrazo.


      Eliminar
  2. Verdades como puños, mi Chihuahua.
    Todo lo que sucede nos sirve, ya lo creo, como lo de fingir la alegría con el patetismo que conlleva. Lo mejor tras haberle visto la verdadera cara a esa mala hierba, es arrancarla y dejarla atrás, y allá ella/s. Y una vez resuelto y serenarnos, seguir caminando mientras amanezca, que hay mucho por lo que vivir y soñar, y hierba de la buena, buena... y la vida no espera.

    Besos, mi Chihuahua sabia.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias, Eva. Siempre queda camino por delante. Allí la vida nos espera.
      Un beso.

      Eliminar
  3. Muy bien razonado. La vida siempre es lucha con sus luces y sombras. que bien lo has contado.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias, Marcos. Tenemos muchas luchas internas por librar cada día.
      Un abrazo.

      Eliminar
  4. Muy buen consejo, Sara, las penas y los sinsabores tienen que pasar rápido de largo, una vez que hayamos llorado lo suficiente dar la cara a un nuevo comienzo, un abrazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, María Cristina. Pasan muy rápido cuando las afrontamos, cuando no las evadimos. La evasión lo prolonga.
      Un abrazo grande.

      Eliminar
  5. La felicidad es una conquista, Sara, y se ha de dominar al enemigo, y el primero somos nosotros mismos.
    Qué buena reflexión.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. También habrá que eliminar las malas hierbas que nos acechan como navajas en la sombra. Llevas toda la razón mi niña. Abre bien los ojos.

      Eliminar
    2. Es que la mente es capaz de creernos películas de terror su la dejamos sin control, hay que limpiarla todos los días y ponerla en orden.

      Eliminar
    3. Gracias, Tecla....extraer la mala hierba que no nos deja ver con claridad y nos enferma las emociones.
      Un fuerte abrazo

      Eliminar
  6. Todos tenemos derecho a ser felices y tanto que sí!
    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es el objetivo principal de nuestra vida. Pocos la logran.
      Un fuerte abrazo.

      Eliminar
  7. Hola Sara, todos tenemos el poder para cambiar falsas creencias, ellas son como muletas para muchos humanos, por eso no hay que quitárselas de golpe, pero si demostrarnos que todos podemos andar sin ellas. El hombre está y vive programado para creer en todo y en todos..., menos en el mismo. Creer en nosotros mismos, es lo único que nos permitirá comprendernos y comprender la razón de la existencia...
    Que tengas un lindo día de Domingo!
    Un grande abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias, Cristina. Es verdad, sin ello quedamos con toda nuestra capacidad desnuda y no podemos tan ligeros y sin a quién echarle la culpa. Nos hacemos adictos al drama.
      Un abrazo grande.

      Eliminar
  8. No has dejado títere con cabeza. Todo sea por nuestra libertad.

    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Paco. Me brotó el demonio tajante, debo trabajar en eso mucho más, es un enemigo que allí tengo todavía.
      Un abrazo de anís.

      Eliminar
  9. Siempre hay que examinarnos a diario de nuestros hechos.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ya lo creo, que ninguno somos blancas palomitas, a la hora de esa revisión. Gracias, Mari Pi.
      Un abrazo grande.

      Eliminar
  10. La libertad de abrazar es lo primero

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es lo máximo, sí! Muchas gracias y yo te abrazo grandemente.

      Eliminar
  11. Las acciones de los malos no triunfarían sin la indiferencia, tibieza, egoísmo y cobardía de los 'buenos'.

    Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Una máxima siempre digna de ser considerada.
      Un gran abrazo y te agradezco muchísimo, te prometo domar mis demonios, porque me has hecho mucha falta.

      Eliminar

  12. ES habitual culpar a los demás de todo lo negativo que nos pasa, pero sin embargo, pienso que somos nosotros mismos los culpables en gran manera de la mayoría de las cosas que nos pasan, sobre todo de esas cosas que nos afectan el interior. Nos dejamos llevar muy a menudo por esos " demonios" que nos acechan, y nos dañan la psiquis. Es cuestión de equilibrar esa balanza interior o más que equilibrar poner el peso mayor en el lado que nos hace ser mejores y más felices..
    Es demagogia pura, lo se, porque a la hora de actuar, a todos nos cuesta mucho hacerlo.

    Un abrazo, Sara, y linda tarde de domingo

    Fina

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sobre todo en hechos sorpresivos, nos gana el instinto, es muy honesto y cierto tu comentario.
      Muchas gracias, Fina... Igual para ti feliz resto de domingo.
      Un abrazo grande.

      Eliminar
  13. Tu texto me recuerda a una canción sobre la seguridad en si mismo. Se titula la ciudad interior, de mi grupo favorito: Radio Futura. Es esta.


    Pura inquietud
    más veloz que la luz.
    Recorriendo la ciudad.

    Tu seguridad depende tan sólo de ti
    perdona, no tiene importancia
    te he clavado mi navaja
    estoy acostumbrado a morir.
    Sortea los fantasmas.
    Pura inquietud
    más veloz que la luz.
    Recorriendo la ciudad.
    Tu seguridad depende tan sólo de ti
    perdona, no tiene importancia
    te he clavado mi navaja
    estoy acostumbrado a morir.

    Perdona, no tiene importancia
    te he clavado mi navaja
    estoy acostumbrado a morir
    acostumbrado a morir
    acostumbrado a morir.
    Perdona, no tiene importancia
    te he clavado mi navaja
    estoy acostumbrado a morir
    acostumbrado a morir
    acostumbrado a morir.

    Radio Futura.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí llega el momento en que nos acostumbramos a morir matando. Somos tan trágicos!¡ Muchas gracias por dármela a conocer y te abrazo en domingo.

      Eliminar
  14. Hay un tiempo para cada cosa, al menos es lo que creo, y que todos luego de un buen aprendizaje sabemos valorar lo que tenemos y lo que es en realidad la felicidad
    A la mitad de nuestra vida se nos presenta la oportunidad de transitar por varios senderos, en nosotros esta la eleccion
    Pero es mas facil culpar a los otros, a todo el mundo
    Pero..... somos humanos por eso estamos aca, viviendo lo que nos corresponde-
    Cariños Sara y buen domingo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Abu. Es muy importante e interesante tu comentario, la vida es un constante aprendizaje y me agrada mucho saber que los has ido viviendo muy adecuadamente para convertirte en la mujer plena y sabía que eres.
      Un abrazo grande.

      Eliminar
  15. Desde luego que todos tenemos derecho a la felicidad, por mucho que algunos se empeñen en arruinarnos la vida, vale la pena luchar por ella con uñas y dientes-
    Abrazos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Nunca dejes de luchar por mantenerla, Julia. Muchas gracias por tu comentario.
      Un abrazo fuerte.

      Eliminar
  16. Me ha encantado tu relato tan lleno de matices muy interesantes.
    Yo, me agarro con enorme fuerza a ese deseo de felicidad al que tengo derecho como muy bien tu dices.
    Y aunque haya muchos demonios sueltos, les voy sorteando como buenamente puedo, porque amo la vida apasionadamente.
    Un beso, querida Sara.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Maripaz. Es una gran bendición poder vivir y hay que aprovechar al máximo cada momento para que sea de la mejor manera posible. Así que nunca te sueltes a tu deseo de felicidad, que yo creo que eres feliz.
      Un abrazo grande.

      Eliminar
  17. Gracias Sara por tu entrada que acaricia el alma por su contenido... hacen pensar y es muy cierto que nos dejamos invadir por las malas hierbas en momentos de dolor o soledad, pero como tu dices, al carajo, vivamos el presente que es lo único que tenemos.

    Mi cariño con un abrazo.
    Ángeles

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Qué linda Ángeles. No permitas nunca que te invada. Has limpieza todo lo necesario, para mantenerte feliz.
      Un grande abrazo, también lleno de cariño.

      Eliminar
  18. Me ha gustado mucho esta entrada. Me parece muy profunda y hermosa.
    La felicidad es privilegio de todos, sin duda.
    Besitos y muy feliz semana,

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias, Amalia. Que siempre tengas felicidad!
      Un gran abrazo, feliz semana.

      Eliminar
  19. Bueno, menos mal que nosotros somos mucho mas poderosos que las malas hierbas y nunca podrán con nosotros, eso seguro...
    Besos y salud

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Nunca podrán, porque sabemos muy bien lo que queremos para el resto de nuestras vidas.
      Un abrazo grande!

      Eliminar
  20. A veces vivimos en una jungla de mala hierbas que no no dejan ver con claridad todo lo que existe a nuestro alrededor, por ello de vez en cuando hay que pasar la podadora.
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Ilesin, estoy segura de que tú tienes un interior muy limpio de hierba mala. Y que has sabido encontrar la belleza de la vida.
      Un abrazo muy grande!

      Eliminar
  21. Lo has clavado, amiga Sara. Y es que no nos queda otra. No podemos permitir que la mala hierba nos seque la sonrisa, porque va a seguir saliendo cada día. Hoy la arrancamos y mañana volverá a estar ahí nuevamente. Sólo nos queda seguir arrancándola día tras día para que no inunde nuestros campos, pero sin que eso, como tú muy bien has dicho, no nos robe ni un ápice de nuestro derecho a ser felices.

    Bravo, mi aplauso más enfervorecido por un texto tan lúcido.

    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias, Alfredo! Sabes qué me encanta de tí? Lo expresivo y emotivo que eres. No cambies, eso te hace vivir con intensidad (creo yo).
      Beso de lunes.

      Eliminar
  22. es entrada me gusto mucho , te mando un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias, mde alegro.... abrazo recibido y correspondido.

      Eliminar
  23. Muy buena entrada. Es así , es corazón o mente. Usemos para sentir el primero y que la segunda se use para lo que sirve. Para crear.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Claudio, muchas gracias por tu comentario tan preciso y bien dirigido.
      Un abrazo.

      Eliminar
  24. Muy bella entrada Sara. Siempre me llevo bellas sorpresas con tu blog.
    Creo que llego a tiempo para arrancar la mala hierba.. que crece cada vez mas rapido. jajaja
    La mala hierba nunca dejara de crecer, a nosotros de saber luchar conel corazon abierto para que no nos puedan destrozar nuestra felicidad. Y si es unido mejor..
    Un beso preciosa.
    Isa

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Isa, qué milagro que te dejas ver. Espero que te encuentres muy bien. Claro que llegas a tiempo, nunca es tarde para ponerse a trabajar en eso. Te deseo buenos resultados.
      Un abrazo grande!

      Eliminar
  25. Quitemos la mala hierba según va pasando la vida. La felicidad, dice Kant, es un deber y, como tal, una obligación.
    Tenemos derecho a ser felices y a tener aspiraciones, aunque la necesidad sea pequeña.
    Un abrazo contento.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias, Airblue! Qué bien que citas a Kant.
      Un abrazo también contento.

      Eliminar

¡Gracias por tu comentario y tu alegría!

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...