Traductor :

jueves, 26 de mayo de 2016

Sorpresas mixtas

El cielo
invariablemente
da sorpresas.

Como el arcoiris de ayer
que de tan gordo e intenso
parecía aurora boreal.

O las gotitas de sudor
de esa nube coqueta
que ondulaba
su vestido de organdí
en la pasarela de cielo.

Ah,  los pájaros, ellos
sí que dan sorpresas:
húmedas, tibias...
y tan cómicas, cuando
caen sobre otros.


62 comentarios:

  1. No había visto mejor manera de contar la caída de un excremento aéreo :)
    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Y tienen tan buena puntería esos bichitos, pero es de buena suerte.
      Un beso.

      Eliminar
  2. Lo que cae del cielo no hace mal...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Todas sin bendiciones, unas más tangibles que otras.
      Besos.

      Eliminar
  3. El cielo nos hace regalos, es la media altura la que nos ensucia el traje, el coche y las calles. Claro que como tu lo cuentas es hasta poético ¿y lo decoras con un velo de novia? Espero que ninguna reciba regalo de ave. Abrazos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es foto parcial de la falda de la nube... con lo que me gustan los parques, la cantidad de veces que he recibido esos regalitos, jaja.
      Besos.

      Eliminar
  4. También tú nos das hermosas sorpresas como una limpia mañana de primavera.
    Y sí los pájaros a veces .. sí ¡Y que bien lo sabes decir!
    Besos
    André

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias, André. Espero que hayas tenido una muy feliz mañana.
      Un beso.

      Eliminar
  5. Sara, acá en casa de mi hija, ella tiene la galería y la parrilla, algunos pájaros vienen a ver si quedó algo y luego le adornan mesas o sillas con sus regalitos ja ja ja, un abrazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajaja, son los invitados especiales y dejan su firma en el libro de asistentes.
      Besos.

      Eliminar
  6. Sorpresa final!!!!!. Pero, muy bien...ja, ja, ja...nos vas deleitando con esas imágenes preciosas y....la ginda con cambio de tuerca.
    Abrazo, Sara
    Fina

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hermosa, muchas gracias. Los pajaritos solos, se hicieron presentes, como acostumbran.
      Un beso.

      Eliminar
  7. Tú sí que me has paseado por la pasarela del Olimpo, de la mano de tus letras.

    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Eres súper generoso, muchas gracias, amigo.
      Un beso.

      Eliminar
  8. Pobre abono tibio
    que cae en mi calva
    y no crece el pelo...

    ResponderEliminar
  9. ...Y que mal te sienta cuando te ocurre a ti, jajaja
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hay que ser generosas, y ceder el turno a los demás, jaja.
      Besos.

      Eliminar
  10. me ha recordado a Tina Modotti tiene una foto llamada las rosas y es quizá similar aun sea un velo es bellisima
    tal como esa foto

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es buenísima esa foto que me dices, nada más de quién es mi niña, imagínate!

      Eliminar
  11. Que continúen las sorpresas, leerte es una bella sorpresa.
    Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias, Guillermo. Me alegras.
      Un abrazo.

      Eliminar
  12. Un día cruzando la plaza principal de mi ciudad,pasó una paloma,lo demás te lo imaginas,jajajajaja,besitos.

    ResponderEliminar
  13. Con un arcoiris asi dan ganas de ir a buscar, en su base, la vasija del gnomo, que contiene monedas de oro si????
    Cariños

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. De verdad que estaban maravilloso, debí fotografiarlo. Nunca había visto uno así en mi vida. Debió estar cargado de oro.
      Un beso.

      Eliminar
  14. Te leo y me dan ganas de mirar el cielo de aquí.
    Es bonito también.
    Azul mar de primavera.
    Y está muy limpio.

    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Nada como una buena vista de cielo. Disfrútalo!
      Un beso.

      Eliminar
  15. Las sorpresas son de todos los días, lo observo durante mi caminata matinal.

    Encantador texto.

    Un beso Sara.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es un privilegio poder disfrutarlas. Soy de las tuyas, Aída... una caminante también.
      Un beso.

      Eliminar
  16. Esas sorpresas pueden tener distintas medidas, si son de pajarillos pequeños pues no te molestan tantos, pero de paloma o peor de gaviota ya ni te cuento.
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Las gaviotas dan enormes sorpresas!! Jajaja.
      Un beso.

      Eliminar
  17. Nunca mejor dicho...tan poeticamente descrito.

    Un cálido abrazo Sara

    ResponderEliminar
  18. jajajaja que bueno Sara. Me encantas. Esos invitados que nos dejan bellisimos regalitos aissss !!!! Recuerdo que una vez me dejo una paloma una regalito de esos en una chaqueta nueva, y bueno, no me vas a creer pero nunca se quito del todo la mancha. Y como dejes tu coche bajo un arbol, te lo bombardan de regalitos jajaja besos cielo..
    Isa

    Buenas noches

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es que algunos son encantadores crecuerdos indelebles, jajaja. El coraje que da en el momento.
      Un abrazo grande.

      Eliminar
  19. Del cielo caen y sin remedio "regalitos" que a veces son un problema, no sabes como limpiarte. Ja,ja, haces poesía hasta de las cacas imprevistas.
    Me has hechz sonreír y lo necesitaba.
    Un abrazo axul bien clarito.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegro mucho, Airblue. Es que de los pájaros solo cosas lindas de dicen, jajaja.
      Un abracito azul de anís.

      Eliminar
  20. Respuestas
    1. Jajaja. Hace falta reír, para seguir de pie.
      Un abrazo grande

      Eliminar
  21. Me gusta pensar
    un puñado de pájaros arrumado patas arriba
    pataleando...:))

    ResponderEliminar
  22. Cuidadín con las cigüeñas que dicen que las carga el diablo...

    Besines utópicos, Irma.-

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por la advertencia, porque tú sabes mucho de aves.
      Besos.

      Eliminar
  23. Hace unos días fuí victima de la última estrofa. Es cierto es gracioso cuando le pasa al otro. Maldita paloma.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es de buena suerte, es de buena suerte!! Jaja.

      Eliminar
  24. Me fastidia la lluvia que cae de sorpresa (claro, tengo el cabello rizado...jejejej!)
    Besos
    http://siempreseraprimavera.blogspot.com.ar/2016/05/mandalas.html

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La lluvia sabe que el cabello rizado es hermoso, por eso te lo deja natural.
      Un beso.

      Eliminar
  25. Y siempre ocurre en el momento oportuno. ...

    Un beso y muy feliz fin de senana.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si no, no sería sorpresa.
      Un beso, feliz fin de semana.

      Eliminar
  26. Es que los pájaros no quieren que las personas pierdan la capacidad de asombro.
    Muy original y ocurrente tu escrito
    un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Eso es, Marijose, ellos hacen su trabajo como mejor saben. Gracias.
      Un beso.

      Eliminar
  27. cómicas, cuando
    caen sobre otros.

    En eso los pájaron son sabios y libres, a cualquier hora y lugar.
    O como la sorpresa de ayer, un radiente sol y a dos pasos una buena rujada dejando empapados como sopas a los que andaban diez metros detrás de mi.
    La vida tiene sorpresas.
    Un abrazo.
    Ambar

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pobrecitos, les tocó a ellos. La vida tiene sorpresas a cada instante.
      Un beso. Feliz fin de semana.

      Eliminar
  28. Hoy nos muestras la primavera en todo su explendor, eres cono esa primavera.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias, icue. Gran halago. Un abrazo.

      Eliminar
  29. Tienes alma de poeta Sara. Lo he leído y releído porque me ha encantado.
    Abrazo gigante :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias, María Pilar. Qué hermoso comentario.
      Un abrazo extra grandòn.

      Eliminar
  30. Dicen las crónicas (bueno, esto es mentira, pues en realidad lo dicen la malas lenguas que lo único que tienen crónico es su manía de tergiversarlo todo) que por eso mismo se extinguieron los dragones: no fue por su fea costumbre de ir por ahí incendiando ciudades, o devorando vírgenes, sino por soltar "regalitos" de cincuenta kilos y encima burlarse a carcajadas del pobre desgraciado a quien le cayera encima. Y esto es verdad, te lo juro, que me lo contó un unicornio una noche en que bebí una cerveza que sabía sospechosamente extraña.

    ResponderEliminar
  31. Jajaja, imagínate! Qué horror. Lo bueno que tú sí tienes información de primera mano. Ay, qué risa. Me has hecho pasar un momento muy divertido. Gracias. Cuidado con esas cervezas raras, jajaja.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar

¡Gracias por tu comentario y tu alegría!

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...