Traductor :

lunes, 23 de mayo de 2016

Nadie se entera

Hay una perra, que en su casa la maltratan. Además, recibe todas las inclemencias climáticas, sin mayor resguardo que sus garrapatas y hedor.

Sobrevive a base del alimento y agua, que unos niños vecinos, enterados,  le arriman en secreto a su patio cárcel, con vista a la calle. Porque sus dueños, a los que temen, tampoco la alimentan.

La perra, en cuanto salen sus dueños, recibe a los niños de mil amores y si demoran, burla como sea la reja y va a buscarlos, para jugar... los cuida, los vigila, los libra de accidentes y de perros agresivos, que ya la han dejado moribunda. Cuando sucede, los niños la curan a su modo, o ella sola, lamiéndose, aunque transcurran semanas, para recuperarse, llorando solo cuando sus dueños no están, para no recibir golpes y gritos.

Al anochece, regresa a su cárcel patio, alfombrado con su mierda, que también es su alimento de emergencia y, los niños se dispersan, con la misma prisa y el mismo pánico que la perra, de ser descubiertos por los de esa casa.

Nadie más se ha dado cuenta. O, "es mentira", les dicen... Están solos, demasiado solos, tratando de sobrevivir, los niños y la perra.

Últimamente los adultos viven en un lugar muy lejos del mundo.

64 comentarios:

  1. Yo confío en esos niños, en todos lo niños, en la juventud. Ellos mejorarán la raza. Abrazos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo también confío en los niños, no confío en sus padres. En ambientes así, no se logran.
      Un beso.

      Eliminar
  2. Al menos hay niños en ti historia, que son motivo de esperanza.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si encuentran la mano que sea su soporte moral, si no, serán los próximos delincuentes.
      Besos.

      Eliminar
  3. Todos son seres indefensos, perra y niños, pero el tiempo pone todo en su sitio, hay que confiar en esto pues de lo contrario estamos perdidos.

    Genial relato, Sara. Eres muy comprometida y solidaria. Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ojalá así sea, Chelo. Los niños del mundo están recibiendo demasiada violencia e indiferencia, todos los segundos de su incipiente vida.
      Besos.

      Eliminar
  4. Dicen que el tiempo pone cada cosa en su lugar, y en este caso seguramente también, por que la llama del cariño es más fuerte que la del dolor y la frustración.
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Así sea, Ilesin, yo confío en quienes confían como tú. Gracias por dar esperanza.
      Un beso.

      Eliminar
  5. Seguro que de esos niños aprenderemos mucho.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ojalá que los niños lo logren. Existe demasiada apatía e indiferencia, por cobardía.
      Un abrazo.

      Eliminar
  6. Sara, hay que hacer la denuncia por mal trato, o quizás tengan temor por el tipo de gente de que se trata y puedan tomar represalias, en fin, es de esperar que un milagro cambie las cosas tan tristes, un abrazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Principalmente a eso va dirigido este relato, a cambiar lágrimas por entereza y valentía, para actuar, en casos así.
      Un abrazo!

      Eliminar
  7. Hace unos cuantos años, Sara, regresando de vacaciones, por no recuerdo que carretera nacional, vimos a una perrita con la cabeza gacha y el rabo entre las piernas caminando por el arcén, recuerdo que bajamos para recogerla, pero huyó, corriendo, por una ladera con bastante altura que daba a un prado. No pudimos llevárnosla. Pensamos en aquel momento, que sufrimientos, tal vez que palizas debía llevar a rastras para tener ese miedo a las personas. Nos dió mucha pena. No creo que sobreviviviese por aquellos lugares sola.
    Hoy tu entrada me lo ha hecho recordar. Existe tanta deshumanidad...


    Un abrazo grande

    Fina

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Demasiada crueldad que está reinando el mundo. Es muy triste. Esperemos que a esa perrita que me cuentas, alguien la haya amparado y le haya borrado su traumas con un trato cariñoso.
      Un beso.

      Eliminar
  8. Por favor, ¡no me hagas llorar de esta forma!, la ternura y tristeza de tu entrada,no se puede aguantar.
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo siento mucho, Julia. Pero hay temas para los que una necesita, por lo menos que alguien más se conduela para poder seguir caminando y afrontando tantos actos así.
      Un abrazo.

      Eliminar
  9. Una realidad a la que muchos volteamos la cara. Yo en estos casos, hago lo que puedo y sin embargo no hago demasiado y siempre me recrimino por ello. Siento admiración y respeto por quienes dan todo de si, para librar a niños y animalitos del sufrimiento. Yo no creo en eso de que el tiempo pone las cosas en su lugar, yo creo en la disponibilidad y voluntad de las personas para hacer que esto cambie.

    Mi humilde opinión, Sara.
    Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Esas cosas a mí me matan el alma... Y siempre me toca llegar a donde suceden y enterarme... y digo no voy a actuar, pero siempre, siempre terminó actuando. No tengo instinto de conservación, o no sé que me pasa, pero termino sola tomando los problemas de otros, porque tampoco sé mucho diferenciar entre otros y yo, no sé tomar distancia con los que sufren.
      Un abrazo.

      Eliminar
  10. No soporto que se maltrate a los niños y tampoco soporto que se maltrate a los animales, aunque si lo pienso bien, creo que lo que me pasa es que no soporto que se maltrate a nada ni a nadie.

    Un cariño, que siempre es mejor que un maltrato.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Estamos hechos de la misma pasta, Bipolar. Yo tampoco lo soporto y siempre termino involucrada hasta las orejas en problemas muy gruesos de otros.
      Un cariño para ti.

      Eliminar
  11. triste realidad en muchos hogares, desearía que solo fuera un cuento, pero en miles de varios de mi país ya es habitual, y el vecino prefiero estar viendo la telenovela d turno y viendo en tal reality si tal personaje se relaciona con tal otro, hacemos vista al lado, nos hemos "alienizados"

    saludos!
    buen lunes...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo también quisiera que estos cuentos fueran ficticios, pero aunque lloramos escribiéndolo y leyéndolo, la realidad es todavía peor. Por lo menos este año, acá se ha logrado suspender las peleas de perros pitbull, que se venían haciendo en una feria internacional, con perros que venían también de todo el mundo.
      Un abrazo

      Eliminar
  12. A mí me duelen mucho estos casos.
    Me gustan mucho los animales y creo se merecen todo el cariño.
    No puedo olvidar a mi mascotita, Nati, que murió el año pasado.

    No entiendo esta crueldad. Creo habría que denunciar.

    Un beso grande.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A mi también me duelen mucho esos casos. Y si hay que denunciar todo caso del que nos enteremos.
      Un abrazo fuerte.

      Eliminar
  13. Pues que rabia...
    Que vida mas perra... :(
    Besos y salud

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es terrible que llamen a weones no a pueden defender.
      Un abrazo, Genín.

      Eliminar
  14. Hola Sara, hace unos días intentando tomar unos apuntes para publicar en mi blog me excedí y logre un extenso testo que resulta muy largo para el blog. Es un tema al que soy sensible (o casualidad), que trata sobre esos perros desprotegidos y maltratados por humanos, no así por los niños…hasta que se hacen adultos y aprenden las maldades y crueldades de algunas persona.
    Te lo envío por email, me gustaría (si dispones de un tiempo) que lo leyeras.
    Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Esta tan bueno, José. Que tal vez sería bueno que lo publicarás por partes. Te aseguro que a muchas personas les gustará mucho leerlo.
      Te dejo un abrazo grande.

      Eliminar
  15. Hola Sara , Y digo yo por que nadie , llama a la protectora de animales y decuncia a esta familia , que maltrata al animal eh ? eso es cosa de la llamar a la policia o la protectora de animales , en cuanto a los niños , bastante hacen que le dan de comer y cuidan como pueden a la pobre perra , te deseo una feliz tarde besos de Flor.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Se ha perdido mucho el sentido humano, a muy pocas personas les interesa el bienestar común. Y los niños, siempre serán bondadosos, hasta que crezcan. Así está el mundo. Es lo que traté de plasmar en este escrito.
      Un abrazo!

      Eliminar
  16. Hace tres meses que mi hija mayor tomo un podenco de la protectora, que se ha convertido en un perro precioso y obediente, y no podemnos imaginar la de perros abandonados pero atados sin agua y comida que desalmados abandonan. Hay que tener malos instintos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Qué linda tu hija, que ha adoptado un perrito. Conforme pasan los días, van tomando confianza de nuevo y hasta cambian en su forma de ser. Ya se saben importantes dentro de la familia. Felicítala.
      Yo tampoco puedo asimilar esas crueldades, cárcel merecen.
      Un abrazo.

      Eliminar
  17. Pobres

    Aquellos q maltratan no son humanos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No son humanos, ratificó tus palabras.
      Un abrazo.

      Eliminar
  18. Niños y perros... Ahora sí que me has puesto el dedo en la llaga. Este relato me acaba de conmover hasta los cimientos, y no me importa reconocer que me has dejado un nudo en la garganta.

    Besos, amiga.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ya lo creo, es muy triste que sucedan cosas así.
      Un abrazo grande.

      Eliminar
  19. Demasiada crueldad hay en este mundo. No soporto que se maltraten a los animales y menos a niños. No entiendo el por que tener animales si es para maltratarlos. Mejor no tenerlos.
    Muy emocionante tu relato, no sé si es un caso real, pero si lo es, hay que denunciar no ??
    Un beso Sara, un placer venir a tu blog cielo
    Isa

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Isa. Parte y parte. Y claro que hay que denunciar y he denunciado casos así. No soporto tener un silencio cómplice.
      Besos.

      Eliminar
  20. Qué entrada más dura Sara, pero qué triste realidad. La crueldad es terrible siempre, pero es inhumana cuando se trata de inocentes que no se pueden defender.
    Hay corazones de oro que se apiadan del que sufre, confiemos en ellos.
    Un abrazo Sara.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues sí, es postre de la realidad de hoy en día. La crueldad hacia los animales y la indiferencia habías los niños.
      Un abrazo grande.

      Eliminar
  21. Es muy cierto y pregúntame ¿En dónde andarán?

    Triste.

    Saudos Sara.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. En dónde andarán esos padres, Aída. Me desgarran muchos problemas de la vida cotidiana de hoy.
      Un abrazo.

      Eliminar
  22. De tan real, duele.
    Los adultos están dominados hoy por un egoísmo intrínseco.
    No deberíamos de crecer jamás...
    Besos, mi Chihuahua.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Así es, Eva. Y ti tu sabes que me he quedado respecto a la realidad.
      Un abrazo.

      Eliminar
  23. Es muy duro y triste Sara, pero sabemos bien que es real, y lo peor, que hay muchos casos así.
    Vivimos tan ajenos del mundo que nos perdemos el camino a la esperanza alimentado por el alma de esos niños. Como bien han dicho, albergo una gran esperanza en un mundo mejor de la mano de los niños, pero tenemos que entregarles un buen testigo.
    Un abrazo infinito, mi bella hermana.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Los niños muy rápido son echados a perder. Porque no tienen soporte moral de nadie.
      Pobrecitos. Me duele mucho su circunstancia.
      Un abrazo, hermana querida.

      Eliminar
  24. Es una pena pero es una triste realidad, los humano como tu dices."Últimamente los adultos viven en un lugar muy lejos del mundo!. No es solo eso, es que parecen sonámbulos, eso es lo más fácil mirar para otro lado, como si nada pasara a tu alrededor.
    Sara, besitos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pasan cosas tan graves, Cristina, que aunque no queramos, nos asalta la pena, muy a menudo, cuando vemos cositas así.
      Un abrazo grande.

      Eliminar
  25. Todo está triste y desolado, Sara, todo está ahora lejos, del mundo, de la vida de nosotros mismos.
    Muy espiritual y sensible tu relato.

    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias, Tecla. Yo soy muy sensible y espiritual, luego de cuando lo subí, quise arrepentirme, por no afligirlos, pero bueno, esas cosas también pasan y hay que tratar de arreglarlas cuando se pueda. Siempre podemos ayudar a que así sea.
      Un beso.

      Eliminar
  26. Se me rompe el corazón pensando en su sufrimiento, en el de cualquier animal que sea tratado así,¡qué impotencia tan grande!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, Marga, a mi también, no soporto verlos sufrir, porque no se pueden defender.
      Un abrazo.

      Eliminar
  27. esto es ficción? ....

    odio que nadie haga algo

    ResponderEliminar
  28. Digámosle ficción, a partir de la realidad tan generalizada.
    Besos.

    ResponderEliminar
  29. Buff...Sara, que duro tu relato de hoy. Siempre los más vulnerables, salen perdiendo, en ese mundo de adultos deshumanizado.
    Hay que denunciar semejante atropello.
    Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Claro que sí, eso siempre hay que denunciarlo!
      Un beso.

      Eliminar
  30. Respuestas
    1. Ah, es que los niños no tienen límites para amar.
      Un beso.

      Eliminar
  31. La falta de amor es silenciosa la mayoría de las veces. Pasamos mudos ante la barbarie si no nos llaman la atención; como una alarma que nos dice eh¡¡¡ oiga¡¡¡ ¿no ve esta injusticia? y en tonces a veces, solo a veces, nos ponemos en acción...Es una lástima pero la gran mayoría de las ocasiones somos asi...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Somos más perros que los perros y ellos son más humanos que los humanos.
      Un beso.

      Eliminar
  32. UNA VIL REALIDAD. DESAFORTUNADAMENTE HAY MUCHA GENTE ASÍ, MASCOTAS QUE VIVEN ASÍ, PERO AFORTUNADAMENTE HAY MUCH@S NIÑ@S COMO TÚ.
    ABRAZOS

    ResponderEliminar
  33. Hay seres que de su bondad nacen aventajados
    y de esa maravilla aún se nutre el universo...
    ojalá que ellos a través de ese gesto de amor
    aprendan a valorizar la vida de todo ser vivo en esta Tierra
    tal así cuando sean mayores...

    bss.

    ResponderEliminar
  34. Siempre he dicho que los que llamamos animales suelen ser más nobles y leales que los humanos, si no quieren obliciones que no los cojan, pero hacerlos sufrir, no lo veo justo.
    Esos niños son ejemplo de que siempre da y ayuda el que menos puede.
    Un abrazo.
    Ambar

    ResponderEliminar

¡Gracias por tu comentario y tu alegría!

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...