Traductor :

martes, 11 de octubre de 2016

Rebelión galletera

Ahora son las galletas, las que traen una indignación tremenda. Nunca faltan problemas, que nadie se queda a salvo. Aparecen ya por todo el mercado las galletas de jengibre, con más caché y a desplazar a todas las demás, que durante todo el año, trabajan incansablemente por satisfacer el gusto del público.

Se han articulado por primera vez en la historía, sin importar las marcas, nombres, ni clases,  para asestar un golpe definitivo a esas galleticas de formas humanoides, falsas actitudes y sonrisas, con las que atraen a los paladares, sin mayor contenido que ellas.

Ya bloquean las entradas a los supermercados, ya lanzan boletines anunciando supuestas epidemias a partir del jengibre, como saben que hacen con todo lo que quieren sacar del mercado. Usan sus cuentas de redes sociales, ya secuestran a los jefes de compras y realizan pláticas informativas con los consumidores. Igual que dan zancadillas a los colocadores de productos en los anaqueles... según. Han bloqueado todas las llegadas de transportistas para evitar el posicionamiento de esas petulantes y presumidas, que vienen año con año a desplazarlas en la temporada.

Cansadas de ser discriminadas, desde que tienen uso de razón, al fin decidieron rebelarse.... Seguiremos infromando...


48 comentarios:

  1. Nunca probé una de las dichosas galletas de gengibre, pero en honor a las otras, debo decir que siempre me parecieron perturbadoras.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Te llegará entrega a domicilio de todas las indignadas, en agradecimiento a tu apoyo.
      Un abrazo.

      Eliminar
  2. se han desplegado los antidisturbios lecheros

    se deshacen rápidamente, verás

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No, cómo crees... iniciaron su movimiento, pegando a esos individuos a techos y paredes con las etiquetas de maquinitas... atrapándolos entre los códigos de barras.
      Besos.

      Eliminar
  3. Parece el preludio de una revolución alimenticia.

    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Parece... seguiremos de cerca los acontecimientos.
      Un beso.

      Eliminar
  4. Pues voy a tomar las armas (vaso de leche, pan tostado, mantequilla y fruta) y me voy a blindar frente a la amenaza. Abrazucos

    ResponderEliminar
  5. No he probado nunca las galletas de jengibre, y no me llaman aunque es verdad que las propiedades de esta raiz son muchas, pero mientras haya otras formas de tomar galletas lo siento son tradicional.
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Las galletas tradicionales te quedan muy agradecidas, y que te diga que tu gusto es refinado.
      Un beso.

      Eliminar
  6. Respuestas
    1. Muchas gracias!!
      Un abrazo de chispas de chocolate.

      Eliminar
  7. Pues como se pongan de acuerdo otros alimentos en hacer lo mismo... Me temo que en el super están muy cerca unos de otros y esto podría ser el principio del fin. Ja, ja, ja...

    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, Paco, es muy grave... que vieron muy sospechosas a algunas frutas, pero al revisar las cámaras de vigilancia, transmiten la peli más aburrida del mundo, hasta que los agentes especiales, se han quedado dormidos. Los espaguetis, les han atado.
      Besos de anís.

      Eliminar
  8. Ni sabia que existían. No soy de galletitas ni bocadillos, yo prefiero un bolillo y si lleva queso mejor.


    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Qué bueno, mana... así no te expones a los peligros colaterales del movimiento galletero.
      Besos.

      Eliminar
  9. Me parece muy bien que defiendan su fuente de trabajo, si hasta las pusieron en películas a las famosas galletas de jengibre! Muy bueno Sara, un abrazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Imagínate... qué injusticia tan indignante para todas las demás.
      Gracias: ) un gran abrazo!

      Eliminar
  10. jajajaja Seguiremos escuchando y leyendo... :)
    Besos y salud

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, Genin... hay que estar al tanto, y ver de qué manera apoyamos... no sea que se prolongue el problema.
      Besos.
      *Jajaja.

      Eliminar
  11. Yo lo que quiero es un café... con galletas

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A ello, Susy... que sean de las que están en lucha porfa.
      Besos.

      Eliminar
  12. Qué no me toquen las galletas, al menos que dejen las DIGESTIVE...por favor!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A defender y apoyar con todo su movimiento, entonces.
      Un abrazo.

      Eliminar
  13. Pues no las conozco, pero me figuro que la publicidad hace que uno pique en probarlas, un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Son muy ricas y bonitas. Aparecen para la época prenavideña.
      Un beso.

      Eliminar
  14. ¡¡¡¡¡SOCORROOOOOO SOCORROOOOO LAS GALLETAS QUIEREN DARME UNA GALLETAAAA SOCORROOOO SOCORROOOO!!!!! ¡¡¡¡QUE ME QUIEREN PEGARRRR!!!!!

    ResponderEliminar
  15. Ja ja la carne es debil pero preferimos echarle la culpa a la propaganda je je

    ResponderEliminar
  16. Ingeniosa y divertida Sara. Las galletas que nadie me las toque.
    Besos

    ResponderEliminar
  17. Habrá que atacar al jengibre en el lugar de origen e incrementar la producción de galletas de todo tipo, pasas, avena, virutas de chocolate, nueces... solamente así lograremos contrarrestar la invasión prevista que se nos avecina.
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Piden a través de sus vísceras, las galletas Marías, que seas tú su estratega de guerra. : )
      Un abrazo.

      Eliminar
    2. Me temo que perderíamos las batallas y la guerra, soy muy blando y demasiado trasparente.
      Un abrazo

      Eliminar
    3. Hum! No les sirves para sus fines.... necesitan a alguien retorcidón. Veré la forma de contratantes a algún político, jajaja.

      Eliminar
  18. ¡¡Muy bueno Sara!!

    Me he divertido con tu entrada, tienes humor. Nunca las he comido a las de jengibre, por aquí (Argentina) las hay pero son caras y aparecen cerca de navidad, el común de la gente no las consumimos y al jengibre sólo lo acepto en té.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, María Rosa. Sí son caras también por acá y lindas y muy sabrosas... por eso las galletas habituales se sienten acomplejadas cuando llegan para Navidad.
      Un abrazo!

      Eliminar
  19. No como nada que tenga cara, menos indignadas. Mejor dejarlas ahí, hasta que se les pase...
    Costumbres que no son nuestras. Mejor convidas con las que horneas y te salen tan ricas, Sara. Cuídate mucho. Abrazos, Vecina.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Y sí, mi vecina. Ya es tiempo de ponerme a hacer galletas, ¡qué rico!
      Un abrazo muy grande.

      Eliminar
  20. Me gusta hacerlas en casa, las de jengibre son muy ricas me encantan….Y las de cebada Digestive. Uf haciendo publicidad Ja ja

    Muy bueno Sara tu post


    Un cálido abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Riquísimas! Me encantan y hacer las también y todo lo que sea integral. Sí.... haciendo publicidad, jajaja.
      Un beso.

      Eliminar
  21. Pues están muy ricas y sanas!
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Claro que sí, Alfred. Cómo explicarlo a las otra galletas que se sienten desplazadas, cuando llegan las de jengibre.
      Un abrazo.

      Eliminar
  22. Dicen que el jengibre es muy sano y tiene muchas propiedades,

    Habrá que probarlas...

    Un beso,

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El jengibre nos aporta muchos beneficios, eso se dice. Sí hay que probarlas, mmm!
      Un abrazo.

      Eliminar
  23. Nunca probé el jenjibre, pero siempre estamos a tiempo.
    Abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es muy delicioso. En infusión fresco, o como especia. Para postres, pastelería o platillos salados también. Muy usado en la oriental.
      Un abrazo.

      Eliminar

¡Gracias por tu comentario y tu alegría!

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...