Traductor :

viernes, 28 de octubre de 2016

Todo se cree

Esa fase pegadita al despertar
es de una bondad única, en ella todo es posible. No trae los interrogatorios o intrigas de la conciencia,  que nos abre los ojos por la fuerza, gritando ¡No es cierto, no es cierto, no creas!

Hasta que uno tiene que aceptar de un sopetón, que no es cierto, con tal de que se calle, con la misma furia de quien quiere, que sí sea cierto que...

El día está tosigiento y anda renegando, camine y camine, alrededor de su fogata, encobijado hasta las orejas y bebiendo café, en su taza de peltre, a lo western.

Cambiaron la ventana, unos duendes anoche, por un cristal de alacena china, de esos opacos con luz detrás.  En vez del resplandor, entre la cortina blanca que hay.

Aicht, cómo adoran los chinos, las lamparitas en todo.

Y nos reímos (¿quiénes?) recordando a Don Miguel, el vidriero, con su cara de ¿juat?, cuando fue demandado por vender los cristales a aquellos chinos "nuevos ricos", para su cocina integral, con película opacante, en vez de pasarse las horas, echándoles arena fina con compresor, para el efecto. -como si no hubiera más trabajos que entregar ese día... como si no se vieran igualito, decía.

Ja ja, solo a Don Miguel se le ocurrió venderles piratería. Primera y última estafa suya a chinos. A la próxima compra de chinos, como si tuviera que cerrar el taller a los otros clientes por un mes... Pero, sin descuento de 10 a precio de 2 como estilan ellos. Nooo, bien cobrado y por "Adela"(ntado), si no, no.

Pero esto...  no va de chinos.
El día sigue tosiendo y luego
estornuda. Cada vez más escandaloso y cerca. Ya quiero hacerle un brebaje de yerbaníz y yerba de la víbora, frotarle los pies y el pecho con mentol -no digo Vick, porque no me pagan por publicidad.-

Pero al fin despierto y Guango es el que anda estornudando, harto de que no lo escuche rascar la puerta del patio. Cuando pensé ponerle su puertita de película gringa. Pero me dijo -y entonces, ¿para qué te tendría a ti?-

Así que me tuerzo una cobija encima, (¡Qué frío hace!) como la que traía el día y hago café, mientras que mi amito, regresa del patio.

52 comentarios:

  1. Que placer debe dar engañar a los chinos.
    Aunque me parece casi imposible.

    Besos.

    ResponderEliminar
  2. Como el placer que sentimos cuando vimos y vemos la película "el golpe" cuando sale el gordo del apostadero de carreras de caballos y creemos que también participamos. Jaja.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  3. Aquí los chinos con los negocios no ´se si se harán ricos, pero se están quedando con todas las tiendas de todo tipo.

    Besos.

    ResponderEliminar
  4. Estamos cargados de manías, los chinos se quedan con todo, se pasan la vida en el colmado, la tienda de todo a un euro, la tasca de toda la vida y la frutería que olía a rancio. Solo ellos aguantan vivos los locales de los barrios, no que no sé, es como.
    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Nadie como ellos para trabajar y ahorrar.
      Un abrazo.

      Eliminar
  5. Diria que un despertar caotico
    Me enacantar los despertadores musicales sin importar su procedencia
    Cariños

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A mi también me gustan los despertadores musicales, porque no me despiertan. Me arrullan.
      Un abrazo.

      Eliminar
  6. En España hay una expresión que dice "Le engañé como a un chino" claro que a mi juicio es más bien al revés.
    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. TOtalmente de acuerdo contigo. Quién los engaña, jaja.
      Un beso.

      Eliminar
  7. Los chinos están acaparando todo. Hay tiendas cerradas pero los locales de ellos siguen y siguen...

    Besitos y mis deseos de un excelente fin de semana.
    Mil gracias.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Perseverancia y sacrificio a prueba de todo.
      Nadie para trabajar tanto como ellos. Tan admirables como temibles para la competencia.
      A ti... Un beso.

      Eliminar
  8. Ya se llevó Google mi perfil...
    Jaja

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es que les gusta tu foto tan linda y la quieren para ellos en exclusiva.
      Pásalo muy feliz porfa.
      Un beso.

      Eliminar
  9. Te gustan los LOLING STON?

    A los chinos les encanta.

    ResponderEliminar
  10. Lo del "cuento chino " debe ser porque los chinos nos engañan con sus cuentos, aunque yo aún no los entiende. Pero los mejores locales, abiertos 20 horas al día son de ellos.
    Besos y feliz fin de semana

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues si trabajáramos como ellos, ahorráramos como ellos y hiciéramos como ellos, nos hacíamos ricos. Son campeones del sacrificio. Tú también, Pásalo muy feliz. Un abrazote.

      Eliminar
  11. Son diferentes, resisten horas trabajando, al principio viven en las tiendas que regentan, luego medran pero siguen trabajando las mismas horas, ya no solo tienen latiendadeloschinos, ahora abren otros negocios. A ellos es imposible engañarlos, no lo logran ni sus compatriotas. Un abrazo que ya he hablado mucho

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Por mi puedes seguir hablando mucho más, que siempre es un gusto charlar contigo, querida.
      Un beso de anís, preciosa.

      Eliminar
  12. Por aquí no hay muchos chinos más koreanos que otra cosa, bueno, que también son chinos por sus características físicas. Estos koreanos son explotadores ponen maquilas y no pagan bien ni tratan bien a los trabajadores. Creo que han desocupado un poco el asunto de las maquilas.

    Gusto leerte querida Sara.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Újule... eso sí que está muy mal. Acá no hay mucho coreano, pero chinos sí. COn sus tiendas y restaurantes. Pero están cerrando los restaurantes por el uso de carnes de procedencia dudosa, la gente dejó de consumir con ellos.
      Un abrazo, querida amiga.

      Eliminar
  13. Los chinos han invadido todo absolutamente, ¡qué horror! no me gustan sus artículos ni ellos. Los únicos chinos que me gustan son los de mi pelo.

    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Acá no hay muchos, a comparación de la capital. No creas que la han hecho... los chihuahuenses son muy cab... con los de fuera, incluso con los de la capital, lo has de saber. Además como hay tanta fáyuca, no creas que compiten mucho con artículos. Los restaurantes están vacíos. Desde que se descubrió que venden perros y ratas, como pollo y cerdo. Incluso han clausurado.
      Un abrazo, mana.

      Eliminar
    2. que horror no soy racista pero me asustan

      Eliminar
    3. Asusta su gran organización y capacidad para trabajar.

      Eliminar
  14. Por aca se han pasado de las tiendas de todo a cien a la compra de bares y cafeterias. La verdad es que son muy trabajadores, y solo gastan con sus propios compatriotas. Topdo les queda en la familia.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Son muy solidarios entre ellos, eso nos falta a otros.
      Un beso.

      Eliminar
  15. Aquí en mi bario hay un bar chino, y por supuesto hay más bares. Pues yo no se que los dan los chinos, que todo los día hay gente que están esperando que habrán el bar.
    A mi lo que me alucina es, los coches que tienen. Buen fin de semana!
    Besitos y abrazos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Uyuyuyuy les gustan los buenos coches!
      Abrazo.

      Eliminar
  16. Un texto muy interesante lleno de vida y tus ideas un abrazo

    ResponderEliminar
  17. Qué relato más fantástico, Sara, con sus vueltas alrededor del tema entrando y saliendo y metiendo a los chinos en medio! Yo les admiro la capacidad de adaptación, su inteligencia, algunos son más buenos que otros, tengo uno enfrente con quien nos apreciamos, pero no se les pasa una! Un abrazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias, María Cristina. Algo tienen los chinos que hasta en la lectura de la entrada acapararon foco y se quedó de lado el sueño, jaja.
      Un abrazo!

      Eliminar
  18. Eso me recuerda el dicho ese de, "Le engañó como a un chino" jajaja
    Besos y salud

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajaja... tal vez por eso aparecieron y acapararon, sin llamarlos.
      Un beso... Pásalo de maravilla.

      Eliminar
  19. Lo tuyo sí ha sido un cuento chino...Un abrazo.

    ResponderEliminar
  20. Escucha, son muy trabajadores, su religión es el curro, montan un chiringuito y pronto lo convierten en un bazar enorme, pero nos están invadiendo, ¡socorro!, tiendas de fruta y de todo abiertas sin horario, hasta duermen en ellas.
    Arroz, mucho arroz azul con anís en lugar de Baijiu, o licor chino.
    Un gran abrazo Sara.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajaja, ¡auxiliooo!! Aloz, mucho aloz y licol azul.
      Qué sol eres, un abrazo, Ailecito azul.

      Eliminar
    2. Pues a mí una cosa que me gusta un montón, es jugar con los amigos entre risas unos vinos a los Chinos, preferiblemente Ribera del Duero jejejeje. https://es.wikipedia.org/wiki/Chinos


      Un cariño, Sara.

      Eliminar
  21. Deberías decirme el tipo de vino, para saber la cara del perdedor, que si se paga por un Vega Sicilia, o un Marqués de Valparaíso, es muy diferente la risa, y más diferente, la cara del que invita. Puede ir de juego de camaradas a deporte extremo, según. Jaja.
    Gracias, no conocía el juego, ni el vino.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  22. yo solo en dias frios es que me quedo bajo el edredón
    mejor que sea domingo


    :)

    ResponderEliminar
  23. A mí a querer y no, me levantan el par de tiranitos en cuanto amanece, así esté el sol o la nieve. No he podido enseñarles "hoy es domingo". Si sabes el truco, comparte porfa.
    Besos.

    ResponderEliminar
  24. En mi tierra hay muchos, claro ya sin negocios propios, aunque queda el famoso barrio chino, ubicado en la calle Zanja en Centro Habana, donde hay una cadena de restaurantes impresionantes.
    Gracias Sara por dejar tu preocupación en mi blog por mi hija, es algo lento que requiere fuerza y mucha fe, así que de la mano de Dios, vamos luchando, está animosa y estable y eso alimenta mi corazón de madre.
    Mi abrazo y también a tu amigo enfermo y su familia, todo mi apoyo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegra mucho saber que tu hija está en la lucha, con fuerza. Seguro que podrá superarlo... de la mano de Dios, que todo lo puede.
      Un nuevo abrazo y
      Gracias por tus buenos deseos a Lao.

      Eliminar
  25. Aqui los chinos siguen en aunmento. La mayoria tienen supermercados eso si, por la noche desconectan las heladeras y chau con la cadena fria. Y cuando te estan por conbrar maldita mania de hablar entre ellos chinezco. Y tu estas ahi parado pensando ( hablaran de mi?) Un buen texto

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. O tal vez son los únicos momentos que tienen para platicar. No seamos mal pensados.
      Gracias. Un abrazo.

      Eliminar
  26. Pues si, todos/as estamos preocupadísimos por la invasión China, yo la primera, pero más preocupuante me parece que la mayoría de las empresas textiles Españolas produzcan allí ( y en Bangladesh, y en Vietnam...)por que asumen unas condiciones laborales infrahumanas y reducen costes una barbaridad. Los chinos dan miedo si, pero deberían darnos pena también. Y deberíamos ser consciente de que si están es por que consumimos, es por que queremos tener más cosas por menos precio, y queremos comprar a cualquier hora del día...No nos olvidemos de nuestra responsabilidad.

    Por cierto, que envidia me das con tu frío y tu cobija...aquí no da llegado el otoño, y lo necesito yaaaaaa. Biquiños

    ResponderEliminar
  27. Es algo muy complejo. La globalización y los grandes capitales, la idiosincrasia. Son diferentes, piensan diferente, lo que se les respeta, incluso admira, fuera del miedo o la pena.
    Por acá estamos también con días cálidos todavía, pensando cómo podría ser en un caso dado.
    Un gran abrazo.

    ResponderEliminar

¡Gracias por tu comentario y tu alegría!

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...