Traductor :

sábado, 8 de abril de 2017

El negociador

-¡Mamaaá!, llega el niño con sangre en la boca.
La madre lo revisa,  lo tranquiliza.
-Ya se te va a caer otro diente, ven a enjuagarte...  ¡Listo!... ¡Ya! No vayas a estar tocándolo, ni moviéndolo.
El niño asiente mustio y se va. Pero regresa al rato en las mismas.
Después de esto, la madre lo espía y lo encuentra removiendo su diente con los dedos. El niño corre a enjuagarse de nuevo y regresa, sin dar oportunidad de regañarlo.
-Oye Mamá... Mmm... ¿Tú crees que el ratoncito quiera darme algún anticipo esta noche? Necesito un dinero y este diente nada que se me quiere caer.


*Feliz fin de semana, amigos.

38 comentarios:

  1. Ahora me explico por qué mi nieta está dale que dale a los dientes flojos! El vil dinero! Un abrazo Sara!

    ResponderEliminar
  2. jajajaja será un buen inversionista...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A lo mejor, que también podría llegar a ser un derrochador.
      Saludo.

      Eliminar
  3. Es que el dinero es un buen acicate a cualquier edad ;)
    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Nos echan a perder desde muy chicos, con esas cosas,jajaja.
      Besos.

      Eliminar
  4. Si tontos no son.
    Cuando a una de mis peques se le cayó su primer diente, a petición del papá, el ratón le dejó cincuenta dólares bajo la almohada.
    Después no cesaba de tocarse los demás a pesar de las reprendas. Cuando se cayó el segundo recibió cinco, está vez intervino mamá.
    Después de, perdió el interés en los dientes. :)


    Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A 50 usd!! como para ir por unas pinzas, jajaja. Hiciste muy bien en bajar la cantidad.
      Besos.

      Eliminar
  5. Os deseo:
    Buena Semana Santa a todos!!!, que viváis de acuerdo a vuestros sentires y que los días sean de bien... estar.
    .
    Nos vemos el domingo de Pascuas!!!!!!!
    .
    Y... hasta ese momento que Dios los tenga en la palma de su mano!!!!
    .
    Abu

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias, Abu!!! Yo también te deseo de todo corazón lo mejor para ti y todos los tuyos.
      Un fuerte abrazo.

      Eliminar
  6. En mi familia el ratoncito no deja dinero, deja alguna cosita pequeña, juguete, libreta, pulseras... Así que nada de pedir adelantos jajaja. Abrazos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Está mejor asi, nadie tiene esas tentaciones de enriquecer súbitamente. Jajaja.
      Besos.

      Eliminar
  7. Me ha gustado el relato. Pero quizás no conozcas la historia del Ratoncito Pérez.
    Es completamente real y la puedes leer si lo deseas en este enlace.
    Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Voy rauda y veloz a leerla, muchas gracias, Jubi.
      Un abrazo.

      Eliminar
  8. Ja,ja, estos niños.
    Besos 🌹 buen finde

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajaja. Ocurrentes. Me los imagino haciendo sus planes con el dinero.
      Besos.

      Eliminar
  9. AHHHH ESTOS CHIQUITINES...!!! JAJAJAJA.
    ABRAZOS

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajaja. Son fascinantes sus ocurrencias.
      Abrazos.

      Eliminar
  10. jajajaja Yo también ayudaba un poco para poder poner el diente debajo de la almohada cuanto antes... :)
    Besos y salud

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajaja... ay, Genín. Te imagino en esas gestiones y me llenas de ternura.
      Besos.

      Eliminar
  11. En ocasiones todos necesitamos anticipar la felicidad. La felicidad gusta de hacerse la remolona. Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajaja, y los niños poco saben de esperas largas. Para ellos todo es ya.
      Un abrazo.

      Eliminar
  12. Quién no ha hecho eso alguna vez esperando ese anticipo de ilusión bajo la almohada?
    Muy tierno.
    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Claaaro... es parte importante de nuestras supuestas primeras hazañas, jajaja.
      Besos.

      Eliminar
  13. Un relato muy real. La inocencia de un niño es tan bonita, que el dinero no tendría que estropearla. Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es verdad, tienes razón, Pero también se ilusionan con lo que harán con el dinero que les deje el ratoncito a cambio.
      Un abrazo.

      Eliminar
  14. En España es famoso el ratóncito Pérez. Deja un regalito cuando a un niño se le cae un diente.

    La impaciencia del regalo se hace notar.

    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Los niños no saben mucho de esperar. Jajaja.
      Besos, Amalia.

      Eliminar
  15. Respuestas
    1. Claro... nada más no te vayas a cambiar el nombre, jajaja.
      Un abrazo.

      Eliminar
  16. Que se ande con cuidado, que después cuesta ponerlos

    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Que no se le haga costumbre, jajaja.
      Besos.

      Eliminar
  17. Qué ocurrencia. Niño tenía que ser.

    Saludos Sara.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¿Serán más que las niñas? Me dejas pensando.
      Fuerte abrazo.

      Eliminar
  18. Hola Sara, jeje con el niño, quería dinerito y no sabia como:)

    Besos.

    ResponderEliminar
  19. Muy chiquitos le toman el gusto al dinero, jajaja,
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  20. jeeeeee...en mi familia nos dejaban lápices de colores para dibujar, plastilina para jugar, una diadema para los peinados pero, sobre todo, una pequeña libreta para las notitas de interés para que no se nos olvidaran las cositas que teníamos que hacer: "cole", casa, deporte, etc...chuches y dinerillo, jamás...
    Simpática entrada, me encanta.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  21. Fíjate que de niña nos ponían una sola moneda y algún regalito. Era más interesante la historia que nos hacían los papás del ratoncito, nos hacían soñar. Yo también así le hice.
    Pero hoy no sé cómo sea la cosa. Espero que les sigan manteniendo esa ilusión los padres de hoy. Esto, se me ocurrió. Gracias.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar

¡Gracias por tu comentario y tu alegría!

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...