Traductor :

miércoles, 9 de abril de 2014

Fracaso



Y, es que...Yo fracaso seguido, muchas veces, podría decir que siempre. Pretendo encontrar amor en quienes yo amo, aceptación de quienes yo acepto. Correspondencia en ideas, imágenes, ideales, formas de ser o en los contenidos. 

Como si se tratara de ir cosiendo corazones, mentes y  conciencias ajenas, en un tapete extenso, a mi gusto, acorde a mi percepción  de estética, amor y sentido.

Me gusta mi libertad, pero tal vez no la libertad per se, para aceptar que la libertad ajena, puede ser diferente a la mía y punto.

Así entenderla y defenderla. Seguir amando aun al más contrario a mi estructura, de quien mucho tendría que aprender, sin espanto ni desgarro; precisamente por ser diferente, sin desear que se ajuste a mis anhelos, o al material con que yo estoy hecha. 

Por ejemplo, al fracasar, con estas cosas tan sencillas, soy oscura hacia lo que me parece oscuro, y he llegado a sentir odio hacia los que son odiables, a veces, hasta los veo monstruosos... sin detenerme a comprender las razones que los mueven a ser así. Sus necesidades no cubiertas.

Sé que es fracaso, porque es muy parecido a una punzada en el estómago, o un estorbo para el flujo normal de pensamientos lindos, algo que estalla en mis vísceras, las que debieran estar muy por debajo de mis ideales, más abajo de mi esencia, y dos escalones más abajo de mi conciencia. Es algo que me desgarba y obliga a mis manos a tocar el vacío.

Fracaso y me alejo del cielo, de lo que yo creo que es el cielo, no donde la noche cuelga las estrellitas para que las veamos, ni el sitio prometido si nos portamos bien.  Sino la sensación de satisfacción y plenitud, muy lejanas a mi pretensión y rebeldía, de que las cosas transcurran diferente. 

Mientras no ame lo odiable o no amable, para que no se oiga tan fuerte, seguiré fracasando. ¿Y, si lo que veo como odio en otros, en realidad es su forma de amar? ¿Si lo que para mí es negrura, es su claridad?. O, ¿si el sufrimiento en realidad es el gozo? ¿Le estarán haciendo falta unas gafas o muletas a mi zarandeado criterio?

72 comentarios:

  1. A reflexionar amiga,despues vuelvo,abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajaja! que linda eres Fiaris.
      Abrazo de anís.

      Eliminar
  2. No creo que puedas ver odio donde es amor, no no lo creo, ni lo contrario tampoco... :)
    Besos y salud

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ni yo Genín. Me gustaría poder amar de una manera más amplia, aun a quienes no hacen nada para merecer amor, eso es todo.
      Abrazo de anís.

      Eliminar
  3. Siempre se encuentran personas odiosas y no sólo odiosas. Que se hacen odiables.

    No dudo que te las hayas encontrado en tu camino y en lo que ves odio es odio simplemente.

    Saludos Sara. Interesante tu texto me gustó.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí mi amiga... gran tamaño espiritual tendríamos, si pudieramos amar a ellos también. El fracaso es no poder hacerlo.
      Besos de anís.

      Eliminar
  4. Tu lucha sería titánica y, a mi parecer, acabaría en un nuevo fracaso. ¿Por qué ver espejismos?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es verdad María Luisa, sería prácticamente imposible... No dispongo de tanta luz.
      Besos de anís.

      Eliminar
  5. Bonitos fracasos de un alma cándida, sigue buscando pero abre un poco mas los ojos, fracasar mucho nos vuelve desconfiados. Unos abrazos saltarines

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Desconfiada... eso no, creo mucho en la humanidad, a pesar de que hace falta más luz.
      Abrazos y anises saltarines.

      Eliminar
  6. Una excelente entrada de lo más filosófica, pero sobre todo, me gusto el modo de abordar el tema, desde una perspectiva critica y constructiva. No va nada mal interiorizar en nuestras carencias y aprender a valorar a los demás con las suyas propias.
    Bien por ti y por invitarnos a reflexionar
    Abrazos, Dará
    Fina

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Fina, por leerlo con detenimiento, pues nada tiene que ver con algo sobre mis fracasos en sí, sino en los humanos. Tú supiste ver el sentido de esta entrada.
      Un abrazo muy muy fuerte, con anís.

      Eliminar
    2. Jajaja! Si se entiende de todas formas.
      Besos, Fina.

      Eliminar
  7. No esperes nada bueno de nadie, salvo de tus padres, si aún los tienes. Por lo demás, haz siempre lo que creas conveniente y no te preocupes nunca del qué dirán. Es imposible gustar a todo el mundo con nuestro proceder.

    El éxito y el fracaso son impostores en la vida de una persona.

    Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Favorablemente Juan Antonio, no se trata de mis asuntos inmediatos o personales, esta entrada es sobre algo mucho más allá de mi persona... Con todo aquello que no podemos mejorar como humanidad. De todas formas agradezco mucho tu interés por mi bienestar personal. Yo también deseo el tuyo.
      Un beso de anís.

      Eliminar
  8. En las manos de Dios hay que dejar nuestro destino, Él esl el verdadero camino.

    Abrazos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El nos dotó de todo, para que no llegaramos a los resultados que tenemos. Hay mucho sufrimiento en muchos seres, porque no hemos sabido amar verdaderamente. Así sea nuestro enemigo, somo tan inquisidores y tan poco amorosos.
      Abrazo de anís, Rafael.

      Eliminar
  9. No te fustigues todos tenemos fracasos.

    ResponderEliminar
  10. uyyy mi cuasipaisana ha amanecido muy filosofa... me dejó pensando esta reflexión... no amar lo odiable... pensaré al respecto.
    abrazos
    carlos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No, Carlos... al revés... ¿Podríamos ser tan grandes, como para lograr amar lo odiable?, no lograrlo es un fracaso. No mío, ni tuyo... del hombre.
      Besos de anís, filosóficos y divertidos, mi cuasi.

      Eliminar
    2. GRACIAS MI CUASI... YA ENTENDI
      BESOS
      CARLOS

      Eliminar
    3. ¡Jajaja! que no es fácil Carlos, que somos bien inquisidores, egoístas, convenencieros, hipócritas, mentirosos, interesados. Y que no sabemos a amar a quien no merece amor, y que mientras no lo logremos, seguimos siendo un fracaso. Si somos "taaaan iluminados" y fuéramos tantos los "iluminados" al que fuera oscuro le daría vergüenza, que los iluminados le quisieran también y tal vez cambiaría, quedaría autoexcluido, o se destruiría solito.
      Besos, mi cuasi.

      Eliminar
  11. Todos tenemos fracasos.

    La vida es complicada y lo que para unos es odioso, para otros es algo precioso.

    Sigue siendo como eres, porque, por lo que expresas siempre, estoy segura de que tienes un alma muy generosa.

    Un besito, pero grande.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Amalia... tú eres de alma generosa, estoy segura de que así eres. Lleva más allá de lo inmediato, mi reflexión.
      Besos de anís.

      Eliminar
  12. Mi querida Sara, te veo liada en estas cuestiones. Debemos amar, nunca odiar y siempre encontraremos personas que nos caen mejor que otras, pero nunca odiar y si fuese el caso que alguien te odiara, nunca responder con su moneda, es este el camino de vencer, porque sin amor, todos estamos condenados al fracaso.
    Un abrazo
    Sor.Cecilia

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me sorprendes mucho con tu comentario. Porque no tengo lío alguno, expuse algo que es muy claro. Y que está muy por encima de mí individualmente. Es una sublimación.
      Besos de anís, Sor Cecilia.

      Eliminar
  13. Siempre debemos luchar y de nuestros fracasos sacar la parte positiva de nuestras experiencias.

    un abrazo

    fus

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Por supuesto Fus, las malas excperiencias siemrpe dejan algo bueno. Estoy hablan do de algo más elevado.
      Besos de anís.

      Eliminar
  14. El primer paso es reconocerlo y aprender de esos fracasos que tantas tristezas o molestias nos generan y seguir adelante, intentando mejorar en distintos aspectos cada día, con la esperanza de ser más felices...muy buena tu reflexión, te sigo a partir de ahora, saludos!! n.n

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Dreamer, por llegar y por tu aportación. Te corresponderé en la primera oportunidad por tu blog.
      Un abrazo de anís.

      Eliminar
  15. Aishhhh es que esto es el mundo... con sus fracasos y penas, suertes y alegrías...
    Si yo te contará de odiosos..bueno de alguno-as ya sabes jajajaja.
    Besos Saldi

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El mundito de cabeza mi niña, con tanto sufrimiento humano y nosotros tan deshumanizados. Independientemente de la puerta de enseguida.
      Besos con harto anís.

      Eliminar
  16. Bueno es que pareciera que el mundo esta al revés o que nosotros lo sentimos así. Sabes? me ha encantado, me identifique porque también he tenido fracasos. El de ahora es el peor de mi vida, fracase y perdí a un gran hombre que me amaba y aceptaba así como era, y sabes porque? porque veo la vida al revés. Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo lamento mucho Jova... ojalá que aún sea tiempo de que no pierdan esa hermosa relación. Gracias por llegar. Esta es tu casa también. Regresa cuando lo desees.
      Muchos besos de anís.

      Eliminar
  17. El fracaso solo es un incentivo para mejorar, para aprender y crecer.
    Un abrazo exitoso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Dependiendo de la persona, el tipo de fracaso, el entorno y las herramientas de cada quien. En este tema yo reconozco que todavía soy un fracaso. Ojalá pudieras leerlo con más detenimiento, si nel bloqueo que provoca la palabra.
      Un abrazo humano... no sé que tan exitoso, pero si va con mucho cariño.

      Eliminar
    2. Me pregunté una vez: si Dios está en todas partes, si existe en todo, ¿cómo podría encontrarlo en seres tan mezquinos como Josef Stalin, Adolf Hitler o Slobodan Milošević?
      No podemos pretender ser más de lo que somos, solamente podemos creer que podemos serlo.
      Sara, cada día que paso en este mundo siento que fracaso en millones de cosas; siento miedo de ver, de comprender, de mirar la oscuridad que se extiende. Pero hay luces, ¡te juro que también hay millones de luces! Y son por ellas por las que nunca dejo que el sentimiento de haber fracasado me inmovilice, más bien el contrario.
      Todos somos portadores de luces y sombras (o eso creo desde mi miope óptica que casi nada comprende), por ello no me resigno a fracasar en la búsqueda de esas luces, aunque de partida solo vea oscuridad y no sepa siquiera cómo buscar.
      Un abrazo lleno de esperanza.
      Ibso
      Psd: Como me pediste, volví a leer tu reflexión. Espero haberla entendida un poco mejor ahora.

      Eliminar
    3. ¡Hermoso! Ibso, eso eres. Y solo me corresponde agradecer que hayas aceptado mi invitación a reflexionarlo a fondo, como realmente eres. Busquemos mucho, no dejemos de hacerlo.
      Y haces un precioso regalo a todos cuantos tengan la posibilidad de leer este comentario.... Uno de los más bellos desde que nos conocemos, que dejaré para siempre en mi corazón.
      Un gran abrazo!
      Ps: ¡Gracias! No solo mejor, superaste en mucho la entrada. Me complaces y trataré de aprender de ti. Además, has mostrado tu humildad y eso es elogiable, pues abunda en el mundo la soberbia, que al encontrar humildes es encontrar el más valioso tesoro de de su esencia.

      Eliminar
  18. De todo lo que nos ocurre, bueno o malo, se pueden sacar positivas conclusiones. Lo curioso es que solemos equivocarnos muy a menudo y nos cuesta rectificar.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Equivocamos... bueno yo, muy a menudo. Porque aprender a vivir cuesta despojarnos del deseo de recibir. Cuando aprendamos lo que es verdaderamente a dar, recibiremos más, sin esperarlo. Y hasta entonces podremos albergar la esperanza de que vamos buscando luz.
      Abrazo grande.

      Eliminar
  19. Igual te exijes demasiado y por eso sientes esos fracasos, o eres demasiado sensible. Creo que los fracasos son inevitables y es una forma de aprender y de madurar. El odio, la mayoría de las veces son rabietas. Al menos yo no lo he conocido aún. Si me han odiado ni cuenta me di, :)
    Para ser feliz, es mi opinión, no hay que reflexionar tanto, no ser muy exigentes ni con uno ni con los demás. En una palabra: flexibidad y adaptación.
    Un fuerte abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es verdad Ohma, voy a seguir tu táctica: flexibilidad y adaptación. ¡Muchas gracias!
      Besos.

      Eliminar
  20. No se.
    Me recordaste un blog que leí hace poco en el que la dueña de este escribió in post sobre la búsqueda de un amigo y las condiciones que requería para que fuese un amigo verdadero. Obvio decir que muchos levantaron la mano para decir "Aquí esta el amigo que buscas", "También busco un amigo así" y bla bla bla. Entonces pensé: ah caray, Si pone condiciones para que sean sus amigos entonces no los acepta como son. Los esta condicionando. No se si me explique -creo que no jaja-. Pero no me gusto que pusiera condiciones, esta en su derecho pero mmta creo que si sigue buscando de esa forma no va a encontrar nada, a menos que sean hipócritas y digan que son lo que no son para ser aceptados.

    Mira SaraO, lo mas duro del ser humano -creo yo- es la aceptación. Que te acepten con tus logros y tus yerros esta cabron máxime porque siempre estamos -me incluyo- prestos a criticar. Nunca nos preguntamos por que esa persona es así y tal, sino que luego luego vamos a regodearnos con sus errores sin ver los nuestros.

    Y bueno, ya me hice bolas, pero así es.
    Aceptación digo yo, aceptarte tal como eres y que me aceptes como soy es un gran logro mana, difícil, ¿No?

    Beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mucho de eso, mi mana... que queremos que los otros sean para nosotros, como nosotros no somos capaces de ser hacia ellos. Que nos quieran, como nosotros queremos, etc. etc. todo condicionadito, si no, las cosas no funcionan.Porque Ah! nosotros somos "súper perfectos, intocables"

      Por otra parte... la mitad del texto hacia el final. Que de iluminados no tenemos nada. Amar a quienes son amables, no tiene ninguna pizca de iluminación.

      El día que amemos al nefasto, al odioso, al criminal, al ratero, al violador, al corrupto, al pederasta, al tratante, a la madame, al padrote, a los polleros, a los explotadores.... a los políticos (por decir un ejemplo en que casi todos coincidimos en que nos revuelven las tripas con sus cosas) ese día podríamos creer que somos iluminados. Mientras, somos un piche fracaso.

      Eso mí malque. Que pregunté antes que es la oscuridad y resulta que nadie la conoce... entonces, qué es todo eso que menciono si no oscuridad.

      Y la luz, si es prodigada de iluminado a iluminado, pa' qué carajos sirve? cuando podamos dar luz en la oscuridad, ese día, que chingones seremos.

      Desde el sofá todos somos linmdísimos y amorosos, con quienes también lo seanl!

      Eliminar
  21. Guau!! Intenso! Me has dejado pensativa...

    ;o)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pos ojalá, Marilyn... Que esa era mi intención con esta entrada, hacer pensar. Un: ¿Qué haces hombre, qué haces mujer, qué estamos haciendo? ¿Sabemos amar? Y yo ya 'taba y me iba a ir de esta entrada, triste, triste... de que le hayan sacado la vuelta al tema, cuando ha sido algo muy lo más profundo.
      Besos.

      Eliminar
  22. Hubo un tiempo en que yo pensaba como tú. Reconozco que me he endurecido. Sí hay seres lamentables que hacen cosas horribles. Y comprender eso, me cuesta. Sin embargo, te honra tu sentimiento. No fracasas, qué va, o al menos fracasas menos que muchos de nosotros. Un besito.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Fedora... cuesta comprenderlo, cuesta perdonarlo, cuesta mucho no odiar a quien provoca el sufrimiento a los mismos de su especie humana. Claro que para seguir viviendo, vamos creando anticuerpos y se nos hace una costra que luego cicatriza. Sigues siendo así, solo que estás muy cerca del sufrimiento todos los días y tienes que vivir. Y en la medida de tus posibilidades, contribuyes a resarcir los daños.
      Besos.

      Eliminar
  23. No vale querer sino poder y, a veces en la naturaleza humana hay quien no se deja querer y así no se puede. Pero eso no es fracasar, eso es un inconveniente.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Espero, José, que aprendamos a defendernos, por la vía pacífica, de quienes quieran a hacernos daño, no permitirlo jamás... pero que también como seres humanos aprendamos a perdonar. Amando también a quien no merezca amor. Mientras eso no suceda, la humanidad está inmersa en la oscuridad.
      Un abrazo.

      Eliminar
  24. Fracaso a fracaso hay personas hacen el mundo un poco más amable. Un saludo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Natalia... es el método más didáctico. Tratar, caer, levantarnos. Me gustaría que aprendiéramos en lo seguro y blando. Pero por lo general en la felicidad gozamos y en el dolor aprendemos. Ignoro por qué no aprendemos tanto en lo lindo. Pero bueno, lo importante es ir aprendiendo.
      Besos Natalia.

      Eliminar
  25. Las palabras tienen un sentido profundo y otro superficial, después tienen otros mil...

    En su sentido más profundo, real, el fracaso no existe. Por poner un ejemplo tendríamos el “fracaso” escolar de un niño. Quien si no alcanza cierta nota, fracasa en ese estudio o curso determinado. En una primera lectura, superficial y hasta simplista, es lo que deduciríamos. Y no andaríamos desencaminados. Sólo que eso lo veríamos desde nuestro propio plano superficial y simplista: el humano. Que como bien sabes Sara, es! Pero no lo es todo.

    Ese aparente fracaso en el estudio no es más que eso, apariencia. Pues no sabemos lo que ese hecho en sí provocará en la vida real de ese niño, hoy. Adulto mañana. Por vida real me refiero a la que vivirá su alma, su verdadera esencia en este mundo disfrazada de niño o adulto. Y es en ese plano, real, donde tiene validez el hecho del denominado “fracaso” y su consecuencias. Siendo éste la causa de múltiples efectos, reales, en la auténtica vida del ser.

    No hay fracaso en nuestras vidas Sara, y menos en la tuya. Lo que tratas de expresar en este texto, una esencia profunda que sientes y vives, es algo que el juego de las palabras no consigue. Y eso es bueno...

    Un gran abrazo amiga.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ernesto, muchas gracias por esta reflexión tan detallada y rica en elementos. Pues agregas, lo que marca de manera más importante, el ritmo de comportamiento humano: El niño-adulto. Lo que merecería que nos hiciéramos una serie de cuestionamientos al respecto. Pues ni el niño es tan niño, ni el adulto es tan adulto, en sus procesos internos. Por ejemplo, si recordamos algunos pensamientos importantes de cuando fuimos niños, lo pensábamos tan adultos como hoy. Como también hoy, nuestro niño interno es quien nos mantiene a salvo cuando llegamso a tropezar, es ese niño quien nos dice: Inténtalo de nuevo, tú puedes, levántate, insiste. Pero cuando no vivivos la niñez en la niñez, se nos desmorona la adultez.
      ¿Qué pasa con el niño que es explotado, maltratado? Si en esa etapa lo que necesita es aceptación, inclusión, protección, amor. Entonces crece con unas carencias que deberà afrontar en su adultez. Unos lo logran y construyen personalidades muy amorosas, otros llegan a ser como Hitler.
      ¿Qué es el malvado? alguien con su niño muy herido... Cuando lo comprendemos, es más fácil perdonar las lesiones que provocaron con sus actos, cuando con el poder en sus manos, pudieron desquitarse de lo que recibieron injustamente cuando fueron indefensos.
      Un fuerte abrazo Ernesto, gracias!!!
      .

      Eliminar
  26. FULLL PLANTEAMIENTO. PARA PENSAR.
    UN ABRAZO

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Adolfo... Hasta hoy leo ReltiH al reves. Me gustaría saber tus motivos, ojalá pudieras compartírmelo, porque de seguro serán muy interesantes y dignos de saberlos. Pues eres muy amable y amoroso. Supongo, que es por voltear la moneda, pero no es bueno suponer, me gustaría saberlo por ti.
      Un Abrazo fuerte!

      Eliminar
  27. Las cartas de Giralda, Sara, es un entrañable relato de alguien que sabe escribir y expresar muy bien. Jugar con uno de esos mil sentidos que tienen las palabras... Y en ello amiga mía eres magistral. Nada de: ¡Guau! qué profundo, filosófico, etc, etc. jajajajajajajaja... Sencillamente natural.

    http://saboranisestrella.blogspot.mx/2011/04/las-cartas-de-giralda.html

    En cuanto al post: http://saboranisestrella.blogspot.mx/2013/11/mutuo.html Qué decir. ¿Arte con las palabras? Me quedo con esta respuesta tuya que resume lo excepcional de tu forma de narrar: Ay! gracias Genín, entonces tú si lo leíste...Ya iba mejor a dedicarme a la carpintería, me regresaste el alma al cuerpo!

    De nuevo un abrazo Sara. Sin olvidar que el éxito de este último trabajo tuyo no sería igual sin el concurso de algunos comentarios.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ernesto, me gusta mucho invitar a que lean Las cartas de Giralda, porque es un cuento disfruté al máximo conforme iba fluyendo. Fue mi niño interiorm quien salió a dictármelo, jajaja! La desaparición del correo, gracias a la tecnología, para mí es un hecho lamentable, ya que viví con mucho agrado la experiencia de enviar y recibir cartas, siempre. Para mí tenía una magia fascinate. Era muy emocionante escuchar al cartero y llegar con su paquete de cartas, así como acudir a la oficina a depositar las mías. Además que eran unos edificios muy bellos y acogedores, cuántas veces allí mismo redactábamos las cartas, porque había el espacio para ello. Por eso quise hacerle mi homenaje y que quede como cosa perdida, porque las siguientes generaciones, no sabrán qué cosa fue.

      Hoy, el correo en mi ciudad es un museo y sala cultural. Con grandes dimensiones, tenía allí mismo las oficinas de telégrafo. El telégrafo, otro instrumento. La de noticias que recibíamos por telegrama. Cobros, pagos, esquelas, felicitaciones. Cuando estudiaba fuera de mi ciudad, por telégrafo me envíaban mis padres, mis mesadas, jajaja. Parece que tengo 100 años!!!

      Y mutuo... fue una entrada en la que también disfruté mucho, por los comentarios. Yo lancé unas escasas palabras y fue el lector quien hizo la mayor y mejor parte.

      Tu lo concluyes. El concurso de comentarios ha sido en esta entrada fascinante.

      Y... yo no tengo ninguna manera excepcional de narrar... La verdad es que HE TENIDO LA SUERTE, de contar con las visitas de LECTORES EXCEPCIONALES, con quienes estoy PROFUNDAMENTE AGRADECIDA!!!

      Un abrazo fuerte, Ernesto.

      Eliminar
  28. Son criterios que marcan nuestra vida y, también, a nuestro entorno.
    Tenemos una personalidad perfilada que es muy difícil de cambiar.
    Es cierto; a lo mejor nuestros criterios y convicciones no son del todo correctas, pero en amoldarse a las circunstancias también forma parte de la Vida.
    Muy buena Entrada.
    Abrazos y Besines.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Haces una espléndida conclusión Pedro. Las circunstancias. Así como nos limitan, otras veces son las que propician o empujan. Y en la capacidad de respuesta, en ese amoldarse, es como vamos desafiando los retos más fuertes, y modelando la grandeza de ser humanos. Siempre habrá claroscuros, siempre habrá pros y contras, negro y blanco, por nuestra libertad de elección, es la bendición más grande. Ojalá que elijamos más a menudo los que nos haga sentir bien internamente y haga sentir bien a nuestros prójimos. Sanar, sanear... tantas heridas ancestrales, históricas y recientes, en lo personal y en lo general.
      Un abrazo fuerte, Pedro Luis.

      Eliminar
  29. Un relato muy profundo que nos lleva a la reflexión. Un cariñoso saludo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Gracias, Inés! me alegra mucho que lo hagas.
      Muchos besitos de anís.

      Eliminar
  30. Estimada Sara, dicen que a partir del fracaso se empieza a aprender. De modo que tanto tú, como yo, y millones de seres humanos estamos continuamente aprendiendo a base de un fracaso tras otro.
    Ahora sí. Me ha encantado tu sinceridad y sobre todo una cosa, que no dejas de explorarte y estudiarte y aunque te critiques, eso nunca podrá ser malo, sino que te aportará mucha más sabiduría.
    Solo es un parecer de un humano. No creas que lo que digo es acertado. a lo mejor me equivoco de medio a medio pero, así es la vida: tantear, explorar y avanzar, muchas veces, con los ojos cerrados...

    Un fuerte abrazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tu parecer, el de un humano muy humano (sensible) que agradezco muchísimo. Esa es la vida, nunca dejamos de aprender, a veces de manera más sencilla, otras veces con gran dolor. Soportar el dolor cuando así sucede, ya es en sí un gran acto de valor y fortaleza. Después transformarlo en ayuda a nuestros semejantes, que puedan estar viviendo lo que uno ya superó, nos pone muy en paz. La humildad Moderato, con que has abordado, te engrandece enormemente ¡Gracias! también desde la simpleza de mi humanidad, vulnerable, errónea y con grandes debilidades. Deseando mejorar.
      Un gran abrazo!

      Eliminar
  31. Mi querida Sara...eres humana!!! Te has dado cuenta de la imperfeccion tan perfecta que nos invade: el amor-odio que van de la mano.Te han contestado muchas cosas, y tu lo tienes muy claro. Solo decirte que sigas así Sara querida, tu forma de ser no es un fracaso.
    Besitos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mi Susana: Hace 4 años que nos conocemos... Siempre has sido la misma mujer de una sola pieza, muy definida y en una sola línea, muy sincera, sin rodeos; te distingue mucho tu gran nivel de respeto y amor hacia los demás. Es un gran honor el haberte conocido, es por eso que me haces mucha falta cuando te ocupas en otras cosas y dejas de estar en tu blog. Nunca cambies por favor. Personas como tú, siempre hacen falta en el mundo.
      Muchos besos.

      Eliminar
  32. Tremendo texto, Sara. Lo he leído un par de veces y siento que describe nuestras humanas contradicciones. Yo creo que la mayoría de las personas aspiramos a ser mejores. El tema es que nuestra naturaleza es ese constante duelo entre lo que se es y lo que se debe. Con los años aprendí que uno "es". Que se pueden mejorar muchas cosas, pero hay otras tantas muy difíciles de cambiar. Creo que amar "lo odiable" es una capacidad muy especial. Muy pocas personas pueden lograrlo. Te dejo un abrazo enorme, guapa!

    ResponderEliminar
  33. ¡Qué difícil! Siendo tan perfectos, qué lejos estamos de ejercer esa perfección ¿No es cierto, mi Bee? Podemos... pero no lo hacemos.
    Recibe mi abrazo con mucho cariño.

    ResponderEliminar

¡Gracias por tu comentario y tu alegría!

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...