Traductor :

martes, 15 de junio de 2021

Me dijo don Martín

Tuve la fortuna de conocer a un hombre feliz. Era una persona de quien todos hablaban bien, era el padre de una amiga... Fue un segundo papá para mí. A una cuadra de mi casa de niña, en donde yo pasé el 80% de mis tardes. 

Ante la rareza de sus magníficas relaciones interpersonales. Estando en mi plena adolescencia,  le pregunté la razón de su éxito social... Pues yo he sido muy antipática e insociable. Casi sociópata y anhelaba llegar a ser como él. 

-- Solamente tienes que aprender a discutir sin confrontarte y sin enojarte. Escuchar lo que te dicen y descubrir por qué te lo dicen.  Y aunque estén equivocados, dejarlos que crean que tienen la razón. 

-- Achis, achis... ¡No creo que solamente así y ya! Demasiado fácil ¿no?

--  Seguramente tienes razón, porque eres muy lista, me dijo con una amplia sonrisa. Puede ser que no sea tan fácil como te lo digo.  Inténtalo y verás cuánto mejoran tus relaciones. 

Han pasado décadas y apenas empiezo a comprender la complejidad de su respuesta breve y concreta. 

Pero él fue tan amoroso que, 

1. No me confrontó y yo me sentí ¡enorme! de haberle señalado que estaba equivocado. Jaja. 

2. Con su amabilidad natural, él sabía que no me sería nada fácil, conociendo mi temperamento. 

Todavía no he aprendido a ser como él. Pero siempre que discuto viene a mi mente. Aunque confieso que casi siempre después de consumada la discusión acalorada y consiguiente fracaso social. 

Espero ahora, tenerlo presente antes de discutir con quien sea y ponerlo en práctica. 


40 comentarios:

  1. Qué bueno que hayas tenido un ejemplo así en tu vida. Las cosas aparentemente fáciles son las más complejas de llevar a la práctica y se requiere mucha sabiduría para desenvolverse con soltura. Pero todavía eres joven y seguro que vas a lograr esa misma maestría.
    Un abrazo.

    ResponderBorrar
    Respuestas
    1. Tuve varios ejemplazos!! Los mayores de antes eran muy generosos. Pero pir una oreja me entraba y por otra me salía. Muy cabezona y muy pasional.
      Pero, ta me estoy amanzando, eso no es de sopetón. La madurez es cosa lenta.
      Besos.

      Borrar
  2. Antes de dicutir habría qu pensar hasta 10...ooooooommmmmmm! No siempre se puede.
    Besos Sara

    ResponderBorrar
    Respuestas
    1. Yo primero respondo y luego me arrepiento. Lo bueno es que lo hago de corazón y compenso. Entonces me perdonan.
      Besos.

      Borrar
  3. ¡Pues que quieres que te diga!

    ;)))))

    Abrazos.

    ResponderBorrar
    Respuestas
    1. Jajaja. El aprendizaje es Lento, pero seguro. Ahí la llevo poco a poco.
      Besos.

      Borrar
  4. Es bonito tener un buen "mentor" el consejo sirve para toda la vida, yo le añado el sentido del humor, nadie discute conmigo si lo hago con la voz del Pato Donald. Abrazucos

    ResponderBorrar
    Respuestas
    1. Jajaja... Conmigo no te funcionaría. No me lo vas a creer, pero detesto a Walt Disney y toda su creación. Fue un amargado explotador. Sin congruencia su obra para mí no cuenta. Te lo cuento aquí donde nadie me escucha. Aunque he estado en Disneylandia varias veces.
      Un beso.

      Borrar
  5. La vida siempre es una constante enseñanza, no quieras aprender todo de golpe. Esa persona te dio un consejo, debes de poner en práctica y analizar si te funciona o tal vez tu temperamento no te lo permita. Debes aprender también a controlar tus fuertes emociones, dos no discuten su uno no quiere.
    Un fuerte abrazo y buen resto de semana.

    ResponderBorrar
  6. Ahí la llevo. Son buenos los tropiezos. Voy aprendiendo poco a poco. Bloguear es muy enriquecedor en lo que a diplomacia se refiere. Me ha servido mucho. Después de unos 20 encontronazos, he ido cambiando mi manera de expresar que no estoy de acuerdo. O simplemente retirarme de donde no soy bienvenida.
    A una seguidora tuya, con la que siempre me cambiabas el nombre, Susana. me cansó su constante ataque al Papa y le dije: Tú contaminas mucho el ciberespacio. Cerró su blog. Abrió otro igual, pero no te creas... Me apenó mucho haberla presionado con mi comentario sincero, pero muy radical. Aunque ella es más radical, a mí no me correspondía decirle nada.
    Un abrazo.

    ResponderBorrar
  7. Mejor es aceptar las diferencias. No merece la pena discutir.
    Tú has tenido un gran ejemplo y guardas un buen recuerdo.
    Un fuerte abrazo.

    ResponderBorrar
    Respuestas
    1. A los acuerdos se llega mediante el diálogo o discusión. Entendiéndose como sinónimos. No como pleito. Sino como defensa de puntos de vista diferentes.
      Un abrazo grande.

      Borrar
  8. Sin dudas hay personas que nos enseñan con el ejemplo de su vida y de sus actitudes. La discusion rara vez conduce a buen puerto, ya que es muy dificil hacer cambiar el punto de vista de otro confrontando. Generalmente cuando modificamos un proceder, es porque la vida nos ha servido de aprendizaje. Fuete abrazo Sara y linda noche para vos.

    ResponderBorrar
    Respuestas
    1. Pienso que una buena discusión, también nos puede encaminar al aprendizaje, principalmente de que somos y pensamos diferente. Si sube el tono, entonces sí ya entramos a los terrenos de la confrontación o el pleito. Es positivo discutir. Mostrar nuestra opinión, claro... Sin tratar de cambiar al otro y con respeto.
      Un abrazo.

      Borrar
  9. Uno cuando discutes a veces se deja dominar por el temperamento. Gracias por la entrada. Te mando un beso

    ResponderBorrar
    Respuestas
    1. Gracias a ti. Cuando ya nos conocemos bien a nosotros mismos, es muy difícil que los otros nos desestabilicen y nos enojemos. Si tienen razón, aceptamos. Si no tienen razón no nos molestamos.
      Un abrazo.

      Borrar
  10. ¡Qué difícil es ser como el papá de tu amiga, Sara! discutir sin enojarse y dejar que el otro crea que tiene la razón...oh no...eso no se hizo para mí. Aunque reconozco que la actitud de ese señor es de sabios. Un abrazo.

    ResponderBorrar
    Respuestas
    1. Ya lo creo. Lograr el dominio de nosotros mismos, es sabio. Dejar a los demás ser, también.
      Para exponer opiniones diferentes, no necesitamos enojarnos.
      Un abrazo.

      Borrar
  11. Creo que en la respuesta a Alexander diste en el clavo, cuando uno se siente seguro no necesita imponerse, sabe lo que piensa y puede aceptar opiniones diferentes, eso lo aprendo ahora de grande, un abrazote Sara!

    ResponderBorrar
    Respuestas
    1. Cierto, Aprendemos a ser, ya de grandecitos. Y vemos lo mucho que nos complicábamos de chicos. Jaja.
      Un gran abrazo.

      Borrar
  12. Dice el refrán que "dos no discuten si uno no quiere"...

    Creo que Don Martín daba buenos consejos y era un hombre de paz... y creo que la clave está en hablar sin enojarse... y en opinar sin imponer...

    Abrazo

    ResponderBorrar
    Respuestas
    1. Con esfuerzo y voluntad, podemos lograr hacer sentir bien a las personas, así como él y a la vez, nos hace sentir muy bien a nosotros.
      Un abrazo.

      Borrar
  13. Hay que ponerlo en práctica Sara, yo me apunto y quiero hacerlo, ya he dado la razón a alguna persona para no discutir y espero poder seguir haciéndolo y no perder la calma para luego arrepentirme....aunque me espera una situación dificilísima y me va a costar muchísimo mantener la boca cerrada pero quiero conseguirlo, cuando suceda esta situación ya te diré si lo logré.Besicos

    ResponderBorrar
    Respuestas
    1. Lo vas a lograr, porque eres muy fuerte y excepcional.
      Estaré contigo para celebrarlo cuando suceda.
      Un fuerte abrazo.

      Borrar
  14. Todos temos alguém como referência. Tentamos seguir os seus ensinamentos, mas nem sempre o conseguimos. Todavia, eu penso que o melhor mestre é o tempo. Com o passar dos anos, vamos colhendo os ensinamentos que a própria vida nos dá. Não é por acaso, que a nossa personalidade é formatada pelo tempo e pela capacidade que temos em reagir à adversidade!
    Gostei muito do teu texto Sara! :)

    Te deixo um forte abraço!

    ResponderBorrar
    Respuestas
    1. Es verdad, lo que más nos enseña son las experiencias vividas e ir superando adversidades. Así vamos enriqueciendo nuestra personalidad y puliendo el temperamento. Gracias.
      Un fuerte abrazo.

      Borrar
  15. Poco a poco aprendemos, pienso que todos
    hemos sido así, respondemos sin haber
    oído bien, ni entendido nada y hablamos
    equivocadamente, pero luego ya vas entendiendo.

    Besitos dulces

    Siby

    ResponderBorrar
    Respuestas
    1. Porque mientras más ignoramos, más creemos saber. Y de adolescentes "sabemos" todo.
      Un abrazo.

      Borrar
  16. Es difícil perder la serenidad cuando se discute. Lo importante es tener razones y poder confrontar con argumentos. Y si no vale la pena debatir con alguien porque es una perdida de tiempo pues adiós...
    Abrazo

    ResponderBorrar
    Respuestas
    1. El enojo llega casi siempre cuando faltan argumentos.
      Un abrazo.

      Borrar
  17. Siempre hay gente sabia que se cruza en nuestra vida y de la que aprendemos.
    Cuesta mantener un ánimo pacífico cuando se discute. Personalmente soy muy apasionada y me cuesta mantenerme serena, pero al final suelo ceder por no llegar a más y crear una situación difícil.
    Besos.

    ResponderBorrar
    Respuestas
    1. Haces bien. Si por tener la razón, vamos a terminar mal cob la gente, no tiene caso discutir. Podría ser que nos quedáramos solos.
      Un abrazo.

      Borrar
  18. A lo largo de los años que contemplo he tenido que morderme la lengua muchas veces por no discutir. Tengo un carácter tranquilo pero, mi niña, una cosa es ceder para evitar males y otra que te tomen por tonta. Ahí sí se equivocan.
    Besitos azules.

    ResponderBorrar
    Respuestas
    1. Está muy bien así. Tampoco se trata de tolerar todo. Hay límites.
      Un abrazo.

      Borrar
  19. Sabias palabras, a fin de cuentas quien es uno de andar cambiando la mentalidad de la gente, si son felices con sus ideas, hay que dejarlos, siempre y cuando no afecten a uno, lo demás es mani....
    Un fuerte abrazo
    Sigamonos cuidándonos...

    ResponderBorrar
    Respuestas
    1. Hay que dejar que cada quien piense lo que quiera, tal y como lo dices. Ni para qué discutir con personas aferradas.
      Claro, a seguir cuidándonos.
      ¡Un gran abrazo!

      Borrar

¡Gracias por tu comentario y tu alegría!