Traductor :

viernes, 7 de enero de 2011

El silencio de los medios


Me gustaría tanto que los medios dejaran de informar todo lo rojo y lo negro. No quiere decir que esté deseando pintarme un mundito color de rosa, estamos muy alejados de ello. Pero sí podríamos vetar lo criminal y delictuoso. Cancelar la nota roja. 

Sería tan provechoso que en verdad se aplicara la ley, sin publicidad. ¡Pero no!, se publica para cansar,  para  no hacer justicia. De tal forma que hasta agradecemos cuando ya no se sabe más de los casos; quedando impunes.

A los funcionarios públicos que cometan delitos, debe cesárseles de inmediato,  para ser procesados igual que cualquier persona. Qué si tienen fuero, lo pierdan automáticamente, sin largos procesos. Qué mayor  sustento que el delito por sí mismo.

En los casos de robos y malos manejos de los recursos públicos. Qué restituyan lo robado, con una multa adicional, equivalente a intereses. Por supuesto cárcel y la imposibilidad de volver a ejercer cargos públicos de por vida y cargos privados de cierta jerarquía. Tan igual como cualquiera con antecedentes penales. Así robe poquito o mucho, que el acto es el mismo.

Si los medios sirvieran para divertir, aprender o entretener.  Las notas escandalosas a ocho columnas serían: "Equis o Zeta"... ¡No! Rectifico en el instante: "Equis o Ka", son los más productivos, los más cultos, los más sanos, los más...

Tendríamos periódicos de menos páginas. O,  quizá cualquier persona podría tener  acceso a la cultura, por unos cuantos pesos. Gratísimo sería, que las fotos fueran paisajes espectaculares, caras muy sonrientes, de gente viva, valiosa, con algo que aportar.

Al ignorar los medios a los delincuentes, ya no disfrutarían tanto sus actos, cuya razón principal es el protagonismo que nunca pudieron tener. Y, lo más importante, se evitaría seguir enfermando irreversiblemente a tantos niños. Además, mucho sufrimiento se evitaría a las familias de  víctimas. Se sabrían protegidos, comprendidos y reconfortados, si tuvieran justicia, en vez de publicaciones.

Cansa bastante, tanto morbo y chisme, sin resultados. Tanta permisividad e impunidad para los culpables, localizables muy pronto, si existiera intención de encontrarlos.

¡Harta! tanta hipocresía, y que los más responsables de los crímenes, estén libres, dándose vida de reyes, o como Reyes. Los medios no están sirviendo ni siquiera como presión. Porque ya nos acostumbramos al escándalo y el escándalo ya no avergüenza ni atemoriza. 

Mientras...en ese camino, se han ido perdiendo muy buenos periódicos, cuyos objetivos iniciales parecían otros. Para mejorar, urge cortar consciente y deliberadamente con la constante, con la tendencia.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

¡Gracias por tu comentario y tu alegría!

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...