Traductor :

domingo, 9 de septiembre de 2012

La forma de querer tú




La forma de querer tú
es dejarme que te quiera.
El sí con que te me rindes
es el silencio. Tus besos
son ofrecerme los labios
para que los bese yo.
Jamás palabras, abrazos,
me dirán que tú existías,
que me quisiste: Jamás.
Me lo dicen hojas blancas,
mapas, augurios, teléfonos;
tú, no.
Y estoy abrazado a ti
sin preguntarte, de miedo
a que no sea verdad
que tú vives y me quieres.
Y estoy abrazado a ti
sin mirar y sin tocarte.
No vaya a ser que descubra
con preguntas, con caricias,
esa soledad inmensa
de quererte sólo yo.

6 comentarios:

  1. Hermoso poema para empezar el día.
    A veces actuamos como avestruces por miedo a la verdad...Bueno o malo que más da...

    Y, Sara, claro que dejo el comentario. Siempre lo hago porque cuando llegan a mi espacio me parece una suerte enorme pero, si además comentan lo aprecio como un tesorito.

    Feliz domingo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Un comentario, como tu lo has dicho es un tesorito para quienes tenemos un blog, gracias por el tuyo.
      Feliz comienzo de semana, que empieces por todo lo alto, como tu avatar.

      Eliminar
  2. Un excelente poema de Salinas. Posiblemente los versos son tan elocuentes como la terrible verdad de la pasividad. Dejarse querer sin demostrar a su vez que se ama de igual forma es dejarse arrastrar hasta el infinito por caminos desconocidos pero que se saben seguros. De vez en cuando, la seguridad es vencida y...

    Un fuerte abrazo, Sara.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Híjole, Antonio. No sabemos si es pasividad o ese dejarse querer con premeditación, alevosía y ventaja, de quien se sabe con la ventaja en su mano. Pero cuando la seguridad es vencida, quiza ya se esté en posibilidades de una correspondencia... o gran complicación, jajaja!
      Abrazo anisado.

      Eliminar
  3. Querida amiga. Hasta la piel se me ha puesto escarchada, cuando he recordado este poema.
    Gracias por traerlo de nuevo a la memoria.

    Besos grandes.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es el suspenso de no saber que pasará, de un dar deseando un resultado, pero seguros de que no será. Duele ¿verdad?.
      Besos alegría de mucho anís.

      Eliminar

¡Gracias por tu comentario y tu alegría!

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...