Traductor :

sábado, 23 de febrero de 2013

Ni yo

-Esta agua de jamaica… ¿es real?

-¡Sí hija, puedes beberla!  -ella sirvió en el  termo, me besó para despedirse y se esfumó de casa-

Fue la postdata que terminó de aclarar mi inexistencia, si así pudiérase llamar esto.  Tantas cosas que no comprendía hasta antes del sábado 16 de febrero, que me provocaban algo equiparable a la angustia, pero no como manifiestan las personas verdaderas al padecerla. Me sucedían sentimientos y emociones, pero hasta hoy comprendo porqué en mí era con menor intensidad, como si yo fuera insensible.

Gracias a la broma anterior, de rebote fue esclareciéndose mi naturaleza, con mucha ayuda a través de los comentarios y las suspicacias. "Se recibe lo que se da". Y para rematar con otro lugar común, "vemos en otros lo que somos".

Desde que recuerdo,  me había desgañitado por defender lo que me iban arrebatando sin piedad. Los amores, por ejemplo. Siempre ha surgido de la nada, otra mujer para ellos. Se iban tan felices con ellas en mis narices, mientras yo me quedaba de manos vacías, escribiendo versos hasta resolver mi estar. “Demasiado dramatismo”, llegó a decirme alguien. ¡Cómo no!, si estaba encenegada entre los renglones de aquellos papeles, desde donde solo podía relacionarme con invisibles de tú a tú.

Crucé muchos callejones de amistades fallidas, primero la curiosidad de intercambiar perfiles, trayectorias, similitudes, hasta llegar al “enter” que finalizaba todo sin marcha atrás, como quien alcanza el punto final de cualquier cuento. A partir de allí, cierta nostalgia tal vez, pero ningún apego, simplemente a lo que sigue.

En lo laboral, alguna vez estuve como pez en el agua, en una librería muy cuantiosa, donde me la pasaba realmente entretenida, sin notar el transcurrir de las horas. Un día llegó el dueño y con la mayor frialdad imaginable, me separó y me lanzó a la calle, gritando: Ni siquiera podría clasificarte, tienes un problema muy serio de personalidad y estructura. Esa vez, si sentí una gran punzada en el lomo. Pero seguí.

De una u otra forma se fue evidenciado que la mía no es existencia y que la existencia no es una secuencia infinita de metáforas. Saber que soy un personaje ficticio de HD, me libera y alegra, porque ya puedo dejar que fluya con naturalidad mi “no ser”, que desemboca en no ser escuchada, ni vista, ni sentida, ni nada. 

Ya podré hacer muchas más cosas a partir de aquí, sin ningún miedo, prácticamente lo que sea, bien segura de que no tendrá ninguna repercusión en los demás. Aunque... no deja de ser una forma de existencia, ¡ficticia!, pero existencia al fin.

Estamos en tiempos de diversidad, de mucha defensa por todos… entonces, seguiré sumándome nuevas particularidades a mi ficticio perfil, de tal suerte que lograré ser más entrañable de lo que imaginara mi buen inventor, quien aunque lo desee ya no me podrá remitir. Asumiré totalmente mi existencia ficticia, a la que yo no daba crédito, y había estado luchando inútilmente por vivir… creyendo que los obstáculos eran por rebeldía, cuando era tan simple como la verdad y la mentira. Existir o no existir. Punto. 

¡Sí hija, la jamaica es real!... ¿Cómo decirle que ni ella, ni yo?



34 comentarios:

  1. La vida querida Sara, a veces es muy dura. Unas cosas nos llegan, otras se nos van.
    Agradezco mucho tus palabras, eres un amor.
    Besos, buen finde

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mientras más difícil, más moralejas vienen en los sucesos. Hay que agradecer a las pérdidas. Vero, yo solo trato de devolverte algo de lo muchísimo que das, pero en el simple acto de toma y daca, sino porque me sale del corazón también decírtelo y acercarme a ti.
      Besos para dos.

      Eliminar
  2. La vida te va despojando de muchas cosas hasta de tu existencia, pasas a una existencia ficticia que bien mirado no está nada mal porque podrás hacer muchas cosas sin ningún miedo. ¡El optimismo al poder!
    Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si está muy buena tu reflexión, que no lo había visto de esa forma, ni con esa profundidad, sino continuando el juego que había empezado en la entrada anterior.
      Te dejo un abrazo muy de anís.

      Eliminar
  3. HD, no es fácil ser parte de la imaginación de otro, pero al menos si lo persiguen será a él, que asuma las consecuencias...
    Eso por "imaginador", vecina.
    No temas, creo que siempre se puede decir la verdad, lo que sientes, quienes sabemos leerte, lo hacemos.
    Pero cambia un poco el agua al bebedero de los pájaros que se están "enlocurando".
    Cuidate mucho. Tremendo abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ay vecina, aparte de HD, tú eres otra artista a quien hay que estudiar muy detenidamente. Pues si él es cuento, tú eres poema... quiero escribirte un poema, pero todavía no me siento capaz de lograr algo aceptable, pues cómo hacerlo si tú te vas escribiendo a ti misma, verso a verso, que no vienen siendo más que tus suspiros, tu respirar, tu latir, tu pensar, tu vivir. Tu eres poesía, vives de poesía y sudas poesía y lo sabes... Por eso te vale madre si te plagian, porque sabes que los versos que te copiaron fue lo que tu alma generó cuando lo hizo y que hoy está generando otros nuevos para tu hoy. Eres increíble poetisa y sabes que eres también... una pésima vecina!!, porque siempre me pones en evidencia de mis descuidos, en vez de hacerte cargo, como por ejemplo hoy de mis pájaros, jajajajaja! Y espero que hables de los pájaros de alas y no de ideas, porque también eres metáfora y muy frecuentemente no te entiendo.
      Abrazo muy igual a ese... bueno, lo más que pueda parecérsele.
      p.d. hijos de su madre... y que diablos es enlocurando? la rae está dándose de topes contra la pared, que inventas cada cosa y a un velocidad, que no se dan a vasto.

      Eliminar
    2. A punto de "locurarse" eso es enlocurarse, me dejas tan, tan asombrada con tu respuesta.
      Como colorada y algo más.
      Los pájaros, los que beben de tu fuente, que son muchos, más de los que crees, porque te levantas tardes y no los ves.
      Perdón... olvidé que me pedías que no ande ventilando tus descuidos, prometo hacer todo lo posible, pero tampoco te confíes, tengo tan débil mi memoria. Acaricias mi alma, esta tarde de domingo, al leerte. Creo que a vos es a quien hay que dedicarte poesías. Admiro tu valentía, tu manera de pararte en la vida.
      Gracias por tanto, querida vecina.

      Eliminar
    3. Sinónimo de enloquecer, jajaja! estaba segura de que tu respuesta iba a ser por el estilo. Oye pues entonces voy a cambiar pajarracos por gallinas de doble pechuga, como la que cenamos el domingo en mole, como ves, así no tengo que andarlas robando. No creas eso de la valentía y lo que piensas, que más bien soy de lo más pendeja que puedas creer. Hace falta que vengas a casa para "echarnos el chal completo" (platicar). Mira como yo si sor relinda y te traduzco, jajaja!
      Gracias por ser mi amiga.

      Eliminar
  4. Ni idea de quien sea HD, quizás lo tengo enfrente pero con mi simpleza no lo descubriría podría ser una adivinanza.

    Tu texto me parece interesante. Me recuerda un cuento que leí algún día pero tampoco recuerdo el nombre del escritor, muy bueno por cierto.

    Tu texto me gustó bastante, sobre todo el cierre.

    Saludos cariñosos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es que no estuviste en la anterior entrada dedicada a Humberto Dib y cometí el error de creer que debías estar al tanto, como para identificar sus iniciales.
      Me gusta mucho que vengas y me motiva bastante que te guste, porque tu eres una gran lectora y sincera... sé que sí me dirías, si no te gustara.
      Te correspondo con mi cariño.

      Eliminar
  5. Yo creo que a HD Pluma Roja lo tiene -literalmente- detrás, ésa es una de sus virtudes, aunque muchos digan que no saben quién es (y sin embargo a veces la han visto por su morada, la memoria es muy frágil y adecuada). Qué puedo decir yo de ese HD: Maldigo su odiosa cara que no puedo dejar de amar al recordarla...

    Yo creo, mi querida (e inexistente) Sara que has dado un gran paso, cuando nos despojamos de los ropajes del Ser y de todas las identificaciones erróneas y mortíferas que vienen anexadas a ese Ser, entonces aparece la Libertad de la inexistencia. Qué mejor que no existir para poder ser lo que deseemos.

    La Literatura es liberadora, la amistad también lo es. Ambas cosas se unieron en un momento mágico y hoy disfrutamos de no tener más miedos... entre otras cosas.
    Un beso enorme.
    HD

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Fíjate mi amigo, que ayer le leí a alguien ese relato de "maldigo..." y no pude dejar de llorar otra vez al leerlo y trasmitir las ganas de llorar a quien me estaba escuchado... Bueno toda la historia fue repercutiendo hasta en los perros, los sillones, las sillas se fueron declavando de trsiteza y nostalgia, el bordado del mantel, todo. menos mal que terminé de leerlo, a punto de quedarnos a la intemperie. Ese es uno de tus ases blogueros bajo la manga... es lo que más te ha venido salvando del patíbulo todo este tiempo. Tu tercer párrafo de comentario es precioso y es real, desde tú inexistencia... porque solamente no existiendo podría alcanzarse esa magia. Y síii, Pluma Roja, aquí se entera de que la adoras y le lees siempre!!! quizá ponga cara de interrogación... pero así es!
      Beso simple.

      Eliminar
  6. Éste te quedó redondo también.
    Tal vez ninguno existamos, después de todo, sólo reflejamos la que queremos, no la totalidad. Un jueguito literario excelente! Besos, Sara!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es que a veces somos como un párrafo nomás, otras una cuartilla, otras veces un cuentecillo, pero otras veces ni eso.
      Gracias, majísima!!!
      Un beso de anís.

      Eliminar
  7. "Se recibe lo que se da", no siempre Sara, a veces no recibimos ni la cuarta parte de lo que somos capaces de dar, aunque existe ese mañana donde están nuestras esperanzas de encontrarlo.
    "Vemos en los demás lo que somos" yo diría que vemos en los demás lo que queremos ser olvidándonos de lo que realmente somos, porque lo somos todo.
    Tenemos la mala costumbre de ver en nosotros esa parte rara, sub-realista cuando lo que hacemos o decimos no es entendido por los demás ni aceptado. Tal vez la gente irreal e inexistente sean ellos, no nosotros.
    Sin duda es un texto para analizar minuciosamente.

    Un triplemegabrazo Sara

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hermosa, ¿sabes lo que más me gusta de ti? que eres tan analítica, tan profunda, siempre buscas la manera de llegar a la esencia de las cosas. Quizá nunca te lo había dicho antes, me ha nacido hacerlo ahora.
      Es muy raro recibir la reciprocidad exacta de quienes reciben, pero siempre se recibe de quien menos imaginamos. Y, en desacuerdo... Se recibe mucho más de lo que damos. La segunda parte: ¡es para enmarcarlo!:

      "Vemos en los demás lo que somos" yo diría que vemos en los demás lo que queremos ser olvidándonos de lo que realmente somos, porque lo somos todo.

      Un abrazo también así de lindo!

      Eliminar
  8. dicen que lo que importa es la libertad interior pero no creo que sea suficiente. Lo exterior también cuenta. A partir de allí los demás que te vean como quieran. Muchos saludos Sara! Muy interesante!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Cierto, Lao! quien mejor que tú para decirlo. Me fascina lo concreto y objetivo que eres, siempre enseñas y es un verdadero placer estar cerca de tus pensamientos... ojalá que algún día pueda llegar a tu claridad.
      Gracias... Un fuerte abrazo.

      Eliminar
  9. No se Sara si es el dia lluviozo o los problemas sociales pero mis tres neuronitas parece empastadas.
    Te he leido repetidamente

    Te dire que creo y siento que una cosa es la vida real y otra esta nueva forma de cohexistencia a traves de la web,

    Tanto en la vida real como en este medio se debe sacar lo bueno de la cizaña.

    LLeva tiempo pero se logra tener un grupo de personas "creibles", las otras son de paso o toman esto para diversion de sus egos inflados y que en la vida real en realidad poco aportan al bienestar comun

    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Abu, es más literal de lo que crees, no busques trasfondo, un simple juego a partir de la ficción que le inventé a Humberto Dib en la entrada anterior, hubo quien pensó que el personaje de ficción era yo. De esa inexistencia hablo, ni estoy filosofando, ni podría...
      Un abrazo mayor que los otros.

      Eliminar
  10. El desprecio actual a las personas es generalizado, Sara. No es a la protagonista de este relato a quien la tratan mal o desprecian desde su belleza hasta su interés por el saber. Claro, es posible que el reducto de quedar en la sombra sea un medio para quitarse de encima a inoportunos seres que buscan lo supérfluo, lo fácil, lo permisivo.
    Es muy importante que la apreciación de uno mismo sea tan grande que neutralice estos actos deplorables que sólo logran identificar a quienes no saben valorar la valía personal.

    Un fuerte abrazo, querida Sara.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí Antonio, hay que reforzar la personalidad a partir de los fracasos y los rechazos.

      No tengo sentimiento de inexistencia, ni me siento lastimada por nadie, tú me conoces bien. Aquí hablo de una existencia ficticia... jugando, a partir de la entrada anterior.

      Un abrazo igual de bonito!!

      Eliminar
  11. Pase a visitarte y a desarte una semana con buenos logros.

    Cariños

    Frase de la semana:
    "Todos deseamos mejorar el mundo, y todos podemos hacelo con solo empezar por nosotros mismos."
    (anónimo)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí... hoy voy a proponerme de verdad, mejorar.
      Besos y muchasgracias por tan importante recordatorio.

      Eliminar
  12. Sara, gracias por pasar por mis blog, seguirlos y dejar tu comentario.
    Te regreso la gentileza y me sumo a los seguidores y lectores de tus buenos escritos.
    un gran saludo
    Carlos

    ResponderEliminar
  13. Muchas veces vivir es simplemente vivir...

    ResponderEliminar
  14. Cuando la realidad angustia, escapar a la ficción es un placebo pero la mayor parte de los personajes no son tan valientes como tú para denunciar lo real.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Que el personaje no ceje, entonces. No cejará.
      Gracias, muy estimulante, gran maestra!
      Todos los abrazos.

      Eliminar
  15. Diriamos que el personaje se ha empoderado de la realidad. Me encantó el relato, muy creativo.
    Abrazos linda.

    ResponderEliminar
  16. Gracias Rayén... sí, algo así sucedió con este relato, jajaja!
    Besitos.

    ResponderEliminar

¡Gracias por tu comentario y tu alegría!

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...