Traductor :

jueves, 28 de febrero de 2013

La claque


Se cuenta que una ciudad muy importante y próspera, gracias a una claque, está perdiendo todas sus cualidades. Mataron unión, dignidad y coraje de sus habitantes, con la complejidad de supervivencia, ilegales ultrajes seriados e impunidad. Nadie se queja, ni se rebela, ni piensa ya, en la ciudad que está siendo encogida con manoseo, desfiguro y  violación.

Resiembran jardines, angostan amplias avenidas, y agrandan glorietas, para dificultar al máximo la libre circulación. Los parques, desde sus adoquines, si son cuadrados, los cambian por hexagonales, si son grises los cambian por color beige o ladrillo. Igual con las fachadas de edificios de gobierno; ya sea poniendo techos en el exterior, para que los empleados se fumen felices las jornadas, durante la extenuante espera del siguiente pago; o modificando detalles insignificantes de diseño, para dejarlos como vieron en los yunaites.

Arrasan igual con personas, establecimientos y empresas, no miembros de esa claque. Cobran, recaudan, multan y remultan a la población, porque el presupuesto no les alcanza para tantos caprichitos a costos estratosféricos. Derriban, remueven, cambian e intercambian piezas, monumentos, capillas y cualquier construcción, para aniquilar la memoria de la colectividad y de paso decorar las propiedades de don Peculado, con lo que se extravía en las maniobras.

Los encargados de cuidar lo antropológico e histórico, igual, permitiendo y progresando. La pobreza, que por ninguna parte se asome, pues desprestigia informes, versiones y promociones. Se removió a zonas más inefables, inaccesibles, donde apesta a incuria, a infamia, y a literal penumbra.

Cerraron con concreto, toda posibilidad de acercamiento de los infortunados a los nuevos escaparates y balcones que han ampliado, para que en los festines, todos los integrantes de la claque, puedan tomados de la mano, jadeantes y extáticos, otear a quienes tienen convertidos en una masa neutra, enferma y deforme, que asfixia su lamento prohibido, para solamente lanzar proyectiles de pensamientos y miradas del odio acumulado, antes de que exploté sus vísceras.


16 comentarios:

  1. La tarea de los "poderosos" incluso ha desfigurado a sus "lacayos" y la incomunicación que han llevaron a cabo hace tiempo que dio sus frutos.
    Hay que seguir denunciándolo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. a ese resultado se ha llegado. Gracias María Luisa, un fuerte abrazo!

      Eliminar
  2. Los caprichos apresurados de unos pocos creidos como iluminados, suelen hacer perder o deteriorar la esencia de la personalidad colectiva o la identidad de los pueblos que crecen afectados desde sus cimientos debido a la soberbia o ambiciones desmedidas. Muy buena descripción Sara!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Lao, se ha alcanzado una distorsión colectiva, de casi todo, a capricho...
      Fuerte abrazo.

      Eliminar
  3. El inmenso cúmulo de desatinos que se pueden realizar cuando se cree que el poder supone poder realizar aquello que uno quiera, es lo que provoca la pérdida de una sociedad igualitaria, pacífica y democrática.

    Un fuerte abrazo, querida Sara,

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Se pierde mucho, si no es que todo... Esas pérdidas deben servir para algo muy importante.
      Fuerte abrazo, querido Antonio.

      Eliminar
  4. Y uno se pregunta donde estan los de los derechos humnanos que parlotean y parlotean por donde no debe y permiten impunidades por otros lados.

    Creo que todo tiene sus tiempos, hoy se vive hechos como los que denuncias, pero como se pude comprobar historicamente, siempre se caen del pedestal.

    Cariños

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Los de derechos humanos... estaría bueno abordar el tema. Todos se caen del pedestal y a veces lo que están aguardando son peores, aunque en princiìo parezcan la solución.
      Fuerte abrazo.

      Eliminar
  5. La democracia está herida lo mismo que el estado de bienestar mientras los poderosos lo son porque nosotros los mantenemos con nuestro voto. Me parece indignante.

    Besicos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ana, es tan tenebroso lo de la democracia, que tendríamos que analizar si la tenemos, aun en donde se cree tener. Porque no solo es que valga el voto, sino las artes que se utilizaron para que votaramos por tal o cual, todo el circo que arman, los dueños de las caras que nos ponen frente a nosotros.
      Besos y un abrazo.

      Eliminar
  6. Ya esto es factor común en todo el mundo... la libertad está en coma...
    saludos
    carlos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bueno... la libertad, otro asunto muy complejo.
      Saludos

      Eliminar
  7. Este tipo de textos me llaman mucho la atención, me revuelven, me hacen pensar, Sara, en el mundo, la parte que nos queda oculta. Miro mucho esas zonas que son terribles y pregunto y expongo. Realidades.
    Gracias por un texto tremendo
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo que queda oculto, es lo más fuerte de todo en estos temas ¿verdad?
      Gracias!... y un beso.

      Eliminar
  8. Me imagino que te habrás inspirado en Argentina, principalmente en Buenos Aires, pocas veces vi que la describieran mejor.
    Ay esta puta América Latina, cómo se abusan de ella.
    Un beso.
    HD

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Se equivoca señor Dib... Es una ficción de lo que nunca hemos visto... como todo marcha tan bien, tenemos que inventar para escribir algo.

      Tanto la abusan, que ya parece que si le ha gustado y que cobra caro!

      Gracias, te dejo un en la mejilla derecha.

      SD

      Eliminar

¡Gracias por tu comentario y tu alegría!

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...