Traductor :

miércoles, 8 de agosto de 2012

Antiques



Si hablamos de nuestros defectos ante los demás, ellos nunca los olvidarán, aunque sean más las cualidades.


Si comentamos nuestros problemas, mostramos incapacidad. 

En la sociedad "perfecta", sus integrantes están siempre bien, saben mucho, hacen lo que más les gusta, son muy felices, tienen muchos amigos, relaciones estupendas con sus parejas y familias, etcétera. ¿Auto-convenciéndose?


Qué difícil es para mí convivir con tanto primor, si estoy llena de defectos, deficiencias, conflictos y sinceridad.



28 comentarios:

  1. Muy bueno! Yo también prefiero la imperfección de lo natural

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo sé, desde tu primer post, dejas mucho de tu ADN en ellos.
      Un abrazo doble.

      Eliminar
  2. Querida Sara. Yo no pienso exactamente igual, o al menos en los mismo términos. Yo pienso que cuando reconocemos nuestros defectos ante los demás, si nos reímos de nosotros mismos antes que otros, al final quedan eclipsados. Yo confío más en una persona que se ríe de ellos, o que se vuelca en superarlos, a una persona políticamente perfecta. Mis defectos o limitaciones son muchas, por lo que mi camino siempre es aprendizaje y superación. Por supuesto que cuando hablo de ésto, no me refiero a traumas, inseguridades u obsesiones patológicas. Me refiero a todo aquello que me autolimita en mis posibilidades de crecimiento, y que puedo autosubsanar.

    Vaya, ...creo que me he extendido de más.

    Besos, mujer increíble.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me encnata que te hayas extendido así y todo el mensaje, que me hace sentirme muy acompañada en lo que siento al respecto.
      La increíble eres tú, porque sigues insistiéndole al mundo con toda tu ternura en cada verso, segura de que será posible lograr lo que visualizas.
      Un abrazo grande.

      Eliminar
  3. Si la sociedad "perfecta" es la que vivimos ahora en las llamadas "desarrolladas", personalmente prefiero cualquier otra en la que "se demuestre" en vez de "se muestre". Cualquiera que me diga que es perfecto le diré que es un mentiroso o un estúpido (porque hay algunos que se lo creen).
    Quien cuenta sus defectos es una persona que merece mi respeto, porque hay que tener coraje para reconocerlos como propios y valor para hacerlos públicos. Es como decir: "este soy yo, con mis virtudes y mis defectos, pero siempre busco ser mejor de lo que soy ahora".
    Mis defectos también son muchos pero los conozco y tengo la determinación de día a día mejorarlos, y se que muchas veces necesitaré ayuda en esta labor.
    Un abrazote.
    ibso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hay que tener coraje y más humildad... lo que no es bien entendido por ellos. Como "el león cree que todos son de su condición" creen que es cinismo, no sinceridad ni autenticidad.
      Un abrazo con demasiado anís.

      Eliminar
  4. Cada día avanzas, con paso decidido, hacia la misantropía. Empìezas a entender la necedad de "los demás", además de su hipocresía. Personalmente sólo me une el delgado hilo de la profesionalidad, en el momento en que se rompa... ¡libertad!
    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Más bien, ya vas conociéndome.
      Rómpelo tú, que para luego es tarde... La libertad vale todo lo que tengas que hacer por ella, te lo pruebo y te lo aseguro. Pues todo lo que pierdes en ese acto de liberaciòn, es justamente lo que más te estorba. Luego recuperas el dulce, lindo y amoroso que no te permite ese hilo letal.
      Besos.

      Eliminar
  5. Y de mucha humildad y sabiduría. Bsss.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ah claro! Muy importante, para cuando ya se alcanzó eso. antes no somos capaces de darnos cuenta de lo inmensamente defectuosos que somos.
      Besos, guapa y sabia!!!

      Eliminar
  6. Querida Sara, son muchas las veces en las que todos alguna vez nos hemos sentidos minimizados por el espejismo que ha provocado en nosotros esa gente surrealista, que alardean de que su vida es grandiosa en todos los aspectos y sin embargo viven vacíos, vacíos de espíritu, de credenciales, de esfuerzo por superarse a si mismos, de sentimientos, de sinceridad, y aún sin abrir la boca nos han vendido una vida magnífica y han intentado desvalorizar la nuestra, cuando en el fondo somos mejores que ellos. La imperfección que ellos pueden llegar a ver en nosotros no es más que un reflejo de lo que son ellos mismos y que no se atreven a aceptarlo.Prefieren vivir engañados.
    Este es un mensaje que llevo mucho tiempo intentando inculcar a mi hija, tiene muchos complejos, sobre todo de inferioridad respecto al ambiente en el que se mueve, cuando ella tiene muchas más dotes y cualidades de las que presumir, y sobre todo y lo más valioso para mí, un enorme corazón que siempre será su motor.

    Una vez le regalé el cuento de garbancito, en la pasta del cuento le puse unas palabras que siempre que se siente mal necesita leerlas.
    " Deseo que jamás te pierdas en tu vida como el protagonista de este cuento, aunque me gustaría que fueses echando esas miguitas de la persona que tu eres allá por donde pases, para que la gente que te conozca algún día se sientan orgullosas e importantes por el simple hecho de haberte conocido.
    Aquel que veas más grande que tú, sin duda será más pequeño.
    Solo en la gente que se siente pequeña, encontrarás gigantes de los que aprenderás lo que necesitas"
    Deberíamos de aplicárnoslo los demás de vez en cuando.

    Otro triplemegabrazo concentrado Sara.

    Te dejo el link a mi nuevo capítulo, el desenlace se aproxima, te espero si te apetece..
    http://eltinterodeunaescritoraamparodonaire.blogspot.com.es/2012/08/acordes-tu-lado-capitulo-viii.html

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Precioso tu generoso mensaje. Bellísimo que estés muy cercana a tu hija en su formación, para que nadie la hiera. Para enseñarle a defenderse también y que crezca muy libre y segura de si misma.
      Besos,
      p.d. Paso en la primera oportunidad.

      Eliminar
  7. Si algo saco en claro es que fingimos vivir en una sociedad perfecta poblada de personas perfectas. Qué suerte encontrar alguien sincero...
    Así nos va
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Así nos va. Mucho gusto!!! aquí tienes a una sincera muy defectuosa.
      Besos.

      Eliminar
  8. Gracias Sara por tu apoyo y dolor por lo que estamos haciendo con los niños.
    Muéstrate tal como eres, y si no les gusta, es que no te merecen.
    Hasta los santos tenían defectos, y no pocos...
    Mil gracias
    Con ternura te dejo un beso.
    Sor.Cecilia

    ResponderEliminar
  9. Gracias por tus palabras, ternura y tu beso.
    S.D.

    ResponderEliminar
  10. Qué cielo eres Sara, y que cerca me encuentro de tí. Tan lejos físicamente, tan cerquita las almas... algo mágico sin duda.
    Siempre he pensado que era algo muy sospechoso que los hijos de mis vecinos (y he cambiado muchas veces de domicilio), siempre han sido chicos perfectos, sin defectos: Ni malcontestones, ni trasnochadores, ni suspendedores, muy al contrario, sensibles, buenos lectores, amantes de la buena música, obedientes y correctos... Cuánta hipocresía chica¡¡¡ y los míos, son los tres tan librepensadores, tan diferentes entre ellos (hasta son de distinto color de piel) y tan imperfectos como yo. Y son una compañía magnífica, de veras.
    Besos, querida amiga.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Como es usual, me divierte, me conforta y me encanta lo que me dices, porque me identifico mucho, también yo lo pienso así.
      Muchos besos amiga con luz propia.

      Eliminar
  11. Imagínate si en las Olimpíadas se hiciera un concurso de defectos! Creo que todos ganaríamos alguna mención. Pienso que lo mejor es ser frontal, mostrarse como uno es. Francamente no le creo a la persona que todos lo aman por sus virtudes, si me das a elegir prefiero que me quieran por mis defectos. Muy buen planteo el que nos vienes a traer hoy. Saludos Sara!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es que hay defectos adorables. El hombre que más he amado hasta hoy, lo que más me ha gustado han sido sus defectos, precisamente, coincide con lo que dices que prefieres sobre ti.
      Saludos con anís Lao.

      Eliminar
  12. Sara, los defectos son fallos natos de la persona.Cuando se conocen los defectos de uno mismo, el arte de reparar una palabra mal dicha o una mirada fuera de sitio siempre ensenna algo bueno.
    Yo no tengo problemas de reirme de mi misma, creo que la gente respeta mas y te agradece la risa. Un abrazo siempre, Sara.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegro Noris, que no formes parte de los "perfectos" más todavía te valoro.
      Buen abrazo de aquí pa'lla!

      Eliminar
  13. Todos estamos llenos de:defectos, deficiencias, conflictos y sinceridad.
    Abrazo amiga.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Fiaris: Te creo, excepto lo último, la sinceridad no está muy generalizada, hay mucha mentira y apariencia. Se finge que todo está muy bien... Esa perfección que ironizo aquí.
      Besos amiga, de anís.

      Eliminar
  14. Me encantó este post. Si justamente son los defectos los que nos hacen especiales y diferentes!
    Te cuento que el final de mi muela fue que ya no está, me la tuvieron que sacar pues era una causa perdida. Ahora estoy aliviada y quizás con un poquito menos de juicio! jejeje

    Besotes!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Quizás mejor así, a veces hay poco lugar para las muelas del juicio. Así que andas desatada!!! jajaja.
      Besos.

      Eliminar
  15. Estoy de regreso Sara, y poniéndome al día :)

    Somos "perfectamente imperfectos", es voluntad de Dios que seamos nosotros mismos quienes nos trabajemos para alcanzar la perfección.

    Abrazos de bien-hallada :)

    ResponderEliminar
  16. Abrazos, querida Mariluz, es una alegría grande verte siempre. Es tu casa donde tienes una amiga que te quiere.

    ResponderEliminar

¡Gracias por tu comentario y tu alegría!

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...