Traductor :

viernes, 13 de mayo de 2011

Anahí, para todas las indiecitas feas

Flor del Ceibo, Flor nacional de Uruguay y otros limítrofes: Abuela Cyber

Con especial dedicatoria, para todas las indiecitas feas, y también para todas las bonitas de América y del mundo, porque son el orgullo de los pueblos. 

Traído en cyber vuelo instantáneo, desde el espectacular blog "Abuela Cyber, acunando palabras", creación de una preciosa señora uruguaya, muy sabia y amorosa, que se ha ganado la admiración pública hasta hoy de 935 personas lindas de todo el mundo. 

Por sus cariños hechos palabras, que nos brinda tan espléndida día con día, con el único objetivo de ayudarnos a vivir lindo también, dentro de cada entorno y circunstancia. Atesorando hasta el momento de esta entrada, la cantidad de 162 455 visitas a su blog.

Gracias Abuela Cyber, ¡Cuánto te admiro! Replico la entrada que regalaste el 28 de septiembre de 2009, esperando que no tengas inconveniente en que lo publique aquí, para alegrarnos el corazón a todas las personas inditas y de todas las razas, con tu incluyente movimiento, ya muy reconocido: 

La Leyenda del Ceibo:


Y la canción, que es un clásico guaraní, de Paraguay:




* Regresando a lo que vale, consciente de que la diplomacia de estado no es lo mío, así me arranque el corazón y consuma mi alma en el empeño, los soñadores nunca hemos sido buenos para la política, jajaja.

4 comentarios:

  1. No sólo por sus entonaciones, mucho más delicadas que la española, sino por la cadencia de sus palabras y el uso de muchas de ellas con pureza, muchos de nosotros les identificamos como "Los del lindo hablar". Y lo mismo que a ustedes les choca nuestra brusquedad, que a veces toman por enfado, a nosotros nos choca su dulzura.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Esa cualidad "determinada, contundente" en su hablar, no sé porqué no se registró en nuestro ADN. Fue una falla en el mestizaje.
      A mí me agrada su tono en el hablar.
      Saludo, desde la calidez de una primavera que parece verano ya.

      Eliminar
    2. Creo que su ADN está bien como está y que a muchos españoles nos sobra un poco de orgullo, o de soberbia, o de moderación en los modales.
      Miguel de Cervantes escribió, hablando de un español porfiador:
      "...Y luego, incontinente,
      caló el chapeo, requirió la espada,
      miró al soslayo, fuese y no hubo nada."
      Cuando vienen acá hermanos de aquel lado del océano, se asustan en principio de nuestros modos y eso no me gusta. Somos secos y hablamos como si estuviéramos siempre en posesión de la verdad. En las conversaciones de barrio, de bar y de taberna, quien no nos conozca puede pensar que estamos de momento a punto de llegar a las manos. Si alguien prudentemente dice:
      -¿Pero, por qué discuten?
      Los de las voces se vuelven y le contestan sorprendidos:
      -¿Discutir nosotros? Pero, ¿de qué parte? Nosotros no discutimos nunca.

      Aquí el invierno ha venido con muchas nieves y parece que no está decidido a irse sin alguna nevada más. Ahora cae aguanieve tras de mi ventana.
      Un abrazo.

      Eliminar
  2. Fíjate que yo creo que los italianos les ganan en eso. No he conocido gente más brusca, déspota y soberbia, trabajé con algunos, conocí a muchos y de todos, nadie me demostró algo diferente. Conocí a muchos españoles y la verdad, dulces no fueron, tienes razón, pero sí, muy amables y sobre todo resolutivos y muy abiertos. El español culto, es muy cariñoso hacia el mexicano. Traen un alto sentimiento de culpa por la conquista. Pero yo ni conocí a Cortés, ni a La Malinche y de todas formas nos hubieran conquistado, por las buenas, sin destruir nuestros idolitos. A mí me han conquistado a través de estos años de blog. Además en el norte donde yo vivo, somos secos, gritones, mandones, muy discutidores, así que no van muy alejados a mi manera de ser.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar

¡Gracias por tu comentario y tu alegría!

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...