Traductor :

jueves, 5 de mayo de 2011

Dos silencios más

Carretera Cuernavaca-Cd. de México.

Hoy partió a las 8 de la mañana La Marcha por la Paz con Justicia y Dignidad, de la ciudad de Cuernavaca, Morelos, hacia la capital del país. Culminará en el Zócalo, frente a Palacio Nacional. Será del 5 al 8 de mayo, el lapso en que se recorra el trayecto.

 La encabeza Javier Sicilia, poeta al que le asesinaron a su hijo Juan recientemente. Hombre a quien  su  indignación le obliga a sobreponerse a su duelo, para solidarizarse con todas las familias víctimas, de la guerra contra el crimen organizado que ha acabado con la vida de tantos inocentes. Hasta hoy son 40 mil los muertos de esta guerra absurda y unilateral, siendo que son dos paises los involucrados.

Será una caminata multitudinaria en silencio... Porque el dolor de los mexicanos afectados e ignorados, que somos todos, ya no permite más palabras lanzadas al viento, sin encontrar oídos. Deseo que Dios les permita llegar íntegros y cimbrar las conciencias de quienes pueden resolver nuestra situación.

En Chihuahua tenemos otro luto, dentro de todos los lutos diarios, ahora por el adiós,  parece ser que por enfermedad, del intenso luchador social Luis K. Fong, quien entre muchas batallas por el bien común, lideraba en los últimos meses, el movimiento Kaminata contra la Muerte, por las principales calles del centro de Chihuahua, culminando en el Palacio de Gobierno.

Durante todos los sábados, en resistencia pacífica (por las mismas causas, que hoy motivan a la Marcha desde Cuernavaca).  Sobreponiéndose al miedo, las presiones y las represiones, Así como la indiferencia de las autoridades y de los vecinos que no están sensibilizados, obstáculos más fuertes que su secuela de polio, que nunca le impidió recorrer kilómetros y kilómetros. 

La mayoría de personas, acostumbran actuar hasta que los problemas les tocan las puertas de su casa, no antes. Muy pocos son como Fong, para actuar por amor al prójimo,  para abrazar a los demás, sin importar las consecuencias y pasar todas las incomodidades personales, en esa lucha constante, con la vista muy firme en el objetivo de sus ideales. 

Un hueco muy grande deja este enorme hombre. Qué su familia encuentre consuelo y que él descanse en paz. Pero a su usanza, le dedico una de sus consignas:

¡Fong vive vive, La lucha sigue sigue!


Dos adioses más, dos silencios más, muchas razones más; dentro de nuestra desgracia nacional, para seguir sumando voluntades, hasta lograr el ¡YA BASTA!

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

¡Gracias por tu comentario y tu alegría!

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...